5 de julio de 2016

Vampire Knight, el niño del globo de sangre y el dedo en el gatillo

Vampiros niños. Adorables. Fuente.
Nunca fui un chico que viese anime en la adolescencia, salvando contadas series como podían ser Pokémon, Digimon, Dragon Ball… Eran series de dibujos que veía, porque las echaban en la tele y ni siquiera sabía qué era un anime. Luego, crecí y, en el instituto, aunque podía verme algún capítulo de Paranoia Agent, jamás me consideré un experto. Ni de lejos. Es más, como muchos de mis amigos dejaron el cómic americano por el manga y yo me quedé solo leyendo el cómic americano y europeo, me alejé lo máximo posible del manga (gran venganza... patética). Más tarde, he leído algún manga y he visto algunas películas como Akira o Ghost in the Shell, entre otras. Y sí, este es un post sobre influencias y ponerse al día.

Pero el tiempo se acaba recuperando y ahora que estoy un poco cansado de la repetición actual de las series, he decidido empezar a ver algunos animes con los que pasar el rato y tomar notas para escribir. Y he empezado por Vampire Knight, una historia de adolescentes, vampiros y colegios, una de esas que me llaman porque me recuerdan a una de mis novelas (sí, La Historia, lo habéis adivinado... Os merecéis un no premio). Y me está gustando. Lo bueno del anime no es solo que la estética te acaba gustando, sino que sus cortos capítulos hacen que la serie se vuelva adictiva con facilidad y quieras ver más.


Zero y los vampiros.
En serio, no me he vuelto loco.
Fuente.

El niño del globo rojo


Centrándome en el argumento… A ver, confesaré que Vampire Knight no es una serie para todos los públicos. No por el gore, sexo o algo así, sino por algo más simple: su mezcla de humor y ese aire adolescente enloquecido puede hacer que algunos se aparten y la miren con gesto asqueado (yo mismo lo hubiese hecho hace unos ocho años). Sin embargo, si le dais una oportunidad, por encima del hedor a hormonas revolucionadas, puede que lejos de los amoríos de turno y el melodramatismo vampírico, de algunos temas de guion (como qué hacen los vampiros en un internado o cómo Zero ha ocultado su condición tanto tiempo), me quedo sobre todo con una escena de uno de los primeros capítulos.

Que conste que, a partir de aquí, vienen spoilers. (Y os pongo el cierre por si os da por cantar, que nunca se sabe).


En el tercer episodio (uno de esos que arrancan de un modo extrañamente optimista – receta de comida incluida ), acaba como el Rosario de la Aurora. En ese episodio, la joven delegada, la humana Yūki, visita la ciudad colindante al internado donde estudia. Como guardiana, decide investigar, mientras se pregunta por el destino de su amigo, Zero, que odia a los vampiros (cosa de que uno matase a tu familia), y por el chupasangre que la salvó a ella de niña, Kaname Kuran. Y, de pronto, se encuentra con un niño con el rostro encapuchado, de espaldas, frente a un árbol, con un globo rojo (como el payaso de It). El renacuajo, que en verano está cubierto con anorak y un gorro, está solo. Ella se acerca para ver si le ha pasado algo. Al niño se le escapa el globo rojo. Ella decide recuperárselo y entregárselo, pero el crío empieza a correr…

En serio, pese a esto, la escena no está nada mal. Fuente.
Yūki  es admiradora de los monstruos (y, por tanto, se nota que el cine de terror lo ve para diversión, más que como guía de supervivencia, a diferencia de los hermanos Frogg de Jóvenes ocultos con sus cómics). Por su afición a que le caigan bien unos asesinos sedientos de sangre, decide ir detrás del crío para entregarle su globo, sin sospechar en ningún momento que el pequeñajo sea algo más. La sorpresa (más para ella que, tal vez, para nosotros) será cuando se lo tienda y el niño le atrape la mano, revelando entonces un rostro monstruoso, de amplia mandíbula y colmillos. Yūki intenta escapar (menos mal), pero, detrás, le aguarda la que bien podría ser la madre del crío, una mujer de cabellos oscuros que le ocultan su horripilante faz. Madre e hijo son vampiros y, como buena familia, permanecen unidos y comen unidos. Son chupsangre de clase E, bestias encarnadas que han olvidado su parte humana y está sedientos de sangre... Y la niña que hace años sobrevivió al ataque de un vampiro, Yūki, puede que no escape esta vez.

En medio de una breve pelea, con huida por la antigua ciudad (con la risa diabólica del crío como banda sonora), aparece el personaje del gruñón Zero para ayudarla. Portando su pistola, la madre vampiro se queda mirándole y Zero tiembla cuando escucha a la chupasangre. La mujer debe llevar años sin hablar, solo prisionera de su sed, pero algo la obliga a articular palabra y es para  llamar a Zero, entre tartamudeos, «amigo». Al mismo tiempo, cuando Zero ve al niño vampiro, cree verse a sí mismo, ¿o a su hermano? Y es que Zero, ese chaval que quiere ser cazador de vampiros y odia a todos esos bebedores de sangre por aquel que mató a sus padres y su hermano gemelo, en realidad, está infectado desde su niñez y, aunque lo esconde, es un vampiro. Y en ese instante, odiándose a sí mismo, aprieta el gatillo del arma.

Vale, lector. No es una telenovela. No son vampiros con purpurinas ni ese rollo. Son otra cosa, ¿vale?

Cosplay
Cosplayers de Vampire Knight. Fuente.
La situación me parece lo suficientemente dramática para que me llame la atención, igual que la conclusión del episodio (de la que no diré nada, porque tampoco voy a hacer labor de la Wikipedia en este punto). Y es que, si algo he aprendido, es que la curiosidad nos lleva a ver obras que pueden llenarnos de preguntas que reformular en las propias. No debemos temer el hecho de conocer formar estilísticas distintas a las que encontramos habitualmente. Todo nos inspira. Todas las historias nos aportan algo. Todo, incluso un anime un poco de quinceañeros (no es despectivo) y vampiros con sus propias guerras.

Y es que el arte es como ese niño del globo, nos conduce hasta su trampa…, pero, a veces, nos dejamos morder. Y lo disfrutamos.

Protagonista de Vampire Knight
Ojos de vampiro. Fuente.

16 comentarios:

  1. Salvi (a través de las RRSS)5 de julio de 2016, 17:48

    Ehhh unos de los animes de mi adolescencia xD la banda sonora es de lo mejorcito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy viviendo mi adolescencia con veinticuatro años, xD Por ahora, me gustan algunas de sus ideas. Otras las pasó porque vaya, quizás no doy su público objetivo, pero... Poco a poco XD

      Eliminar
  2. ¡Ah, qué tiempos! Empecé a leer vampire Knight sin entusiasmo. Me regalaron los primeros tomos del manga y no me termina de enganchar, es demasiado shojo para mí, aunque por ahí, alguna escena o capítulo interesante había, no lo suficiente como para mantenerme en vilo realmente. Aunque me spolie el final como para saber cómo acababa xD.

    Me gustan más los vampiros más... No sé cómo decirlo realmente. En anime, hasta ahora mi favorito es Vampire hunter D. Las novelas son maravillosas y el manga es con un dibujo más oscuro y escenas tan grotescas como hermosas. Tiene anime, aunque es un tantito viejo ya, creo que del noventa o algo así es.

    ¡Cuidate!

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Personalmente, la estoy viendo más por curiosidad que por otra cosa. Por cada escena interesante, hay cuarenta que no me dicen nada porque ya no estoy en la edad, pero no deja de ser un entretenimiento para pasar el rato.

      Me apunto Vampire Hunter D. He escuchado buenas críticas de esa obra. Intentaré ponerme también con ella. Y bueno, los noventa no es tan viejito. Nací en el '91, más me vale que no. xD

      Muchas gracias por tu comentario, ya te comentaré si me animo con la otra. ^^

      Eliminar
  3. Yo lo siento, pero con el anime cada vez puedo menos. De chico si que me tiraba a cualquier cosa, pero con los años se me ha ido creando no se si una inmunidad o una alergia al anime que me hace mirarlo con ojos muy muy pero que muy lejanos.

    Por cierto, el titulo me ha hecho recordar una serie de vampiros canadiense que seguía yo hace ya un montón bastante gordo de años FOREVER KNIGHT, que también trataba la temática vampirica en sus episodios.


    Un fuerte abrazo, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, a veces se hace difícil pasar por algunos animes que, por desgracia, caen en algunos estereotipos o no terminan de enganchar. A mí también me ha pasado.

      Apunto Forever Knight, creo que en su día la encontré buscando cosas sobre fantasía urbana. Ya te comentaré si me animo con ella. Muchas gracias por la recomendación y el comentario.

      Un abrazo, compañero

      Eliminar
  4. Hoy en día tengo aborrecido el mundo del manga (aunque por razones diferentes); pero animación japonesa si he seguido viendo. Paranoia Agent la vi hace algunos meses y me gustó mucho.

    Ya que estoy (y como soy un plasta) ¿llegaste a ver FLCL?

    Y como se ve que te ha dado por ver animes e historias con vampiros, Monogatari podría interesarte; pero no sé si recomendar esto, aunque tiene ideas e historias interesantes, también tiene defectos importantes (de hecho me estoy sintiendo mal por hablarte de esta serie xD, hubo un capítulo que me dio arcadas literalmente...). Pero también tengo que decir que después de empezar bastante bien y luego pegar un bajón ha mejorado en lo último que he visto de serie. En resumen, es una historia con dioses, demonios y criaturas varias (esas cosas que nos gustan a nosotros vaya).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me comentarás algún día por qué lo tienes aborrecido. En principio, como verás, nunca he sido muy de animes, pero... Paraonia Agent molaba, tenía un punto de locura bastante interesante. Y vaya, desde entonces, veo a los críos con patines de otra manera.

      En cuanto a FLCL la tengo desde que me dijiste en su momento. Estoy a la espera de ir terminando con algunas cosas y animarme con ella, que si la has recomendado es por algo, es corta y tiene buenas críticas.

      Sobre Monogatari, aún no la he visto, pero sí me ha salido varias veces recomendada cuando he buscado sobre animes y vampiros. No sé cómo estará, aunque voy advertido con lo que me dices, pero como incluye esas cosas que nos gustan a nosotros... Ay, acabaré picando.

      Un saludo enorme y gracias por las recomendaciones.

      Eliminar
  5. Patrycja (a través de RRSS)5 de julio de 2016, 23:53

    Odio ese anime, es decir, me estaba gustando hasta que vi el final XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo acabo de comenzar, así que no descarto unirme a ti cuando me ponga al día con el anime, jejeje

      Eliminar
    2. Patrycja (a través de RRSS)6 de julio de 2016, 11:07

      Al parecer el manga es más largo y un poco mejor, pero el final del anime es horrible (para mí) :P

      Eliminar
    3. Ya te comentaré. Al menos, voy advertido, por si acaso, jejeje. ^^

      Eliminar
  6. Lynx (a través de RRSS)5 de julio de 2016, 23:55

    Me estaba gustando (hacía el manga cuando lo estrenaron) y Zero era sin duda "el personaje" ...pero hubo muchas cosas que me llamaron la atención que sentí que no se cerraban, como si de pronto la autora lo hubiese olvidado. Me desencanté y la abandoné...pero como no me gusta dejar los mangas a medias la acabaré aunque sólo sea por mis herederos literarios. 😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que veo también en los comentarios, el tema de que no se cierren tramas o lo hagan mal es un pensamiento bastante común entre los que ya han visto este anime... Yo lo terminaré, pero advertido voy. Sobre el manga, aún no me he puesto (tengo el mundo del cómic un poco abandonado), pero te entiendo en cuanto a completar algunas series por el mero hecho de tenerlas para futuros herederos. Me temo que yo lo hecho también. xD

      Eliminar
    2. Lynx (a través de RRSS)6 de julio de 2016, 23:41

      Es nuestra cruz.

      Eliminar
    3. nunca mejor dicho, hablando de vampiros

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.