27 de julio de 2016

Stranger Things: no tiene por qué gustarte lo que le gusta a todo el mundo

Título de Stranger Things. // Fuente.

Es interesante: el arte puede recordarnos aquello que no hemos olvidado, pero que tampoco evocamos todos los días, porque lo damos por hecho.

Este verano, la plataforma Netflix estrenó los ocho capítulos de ese homenaje a los ’80 que es Stranger Things, un híbrido entre libro de Stephen King y películas de los ochenta de directores como Steven Spielberg, con claros referentes como It (Eso) o E.T., entre otros. La miniserie recupera la estética, la temática, la música y el espíritu de aquellos mitificados años y lo hace con acierto.

Pero este no es un post sobre la serie en sí, no es la crítica (que espero llegar a hacerla algún día antes de que el sol se apague), solo es un comentario sobre un momento. Espero que lo otro acabe llegando, pera también quería dedicarle un espacio a una de esas escenas que parecen pequeñas, pero que a mí me encantaron y que transcurre en el segundo capítulo.

La secuencia de la que hablo es el diálogo entre los hermanos Byers, el mayor Jonathan y el pequeño Will. Hablan sobre ser raros, con ese hermano mayor escuchando a The Clash y recomendando una cinta musical con grandes como David Bowie o Joy Division («música que te cambiará»), mientras los padres discuten y ellos hallan en la música una escapatoria. «Quiere que te gusten cosas normales. No debe gustarte algo porque otros te digan que debe gustarte», dice Jonathan.

Es decir, no está mal que te guste lo que no le gusta a todo el mundo. Esa es una defensa de la personalidad que nos llega a muchos, a aquellos que siempre hemos batallado para no tener que sentir vergüenza al decir lo que nos gustaba. Ahora es más fácil ser raro, casi que está de moda con tanto Star Wars o Marvel, pero recuerdo aquella época en la que no lo era a menos que encontrases a una pandilla de amigos raros que tuviesen tus mismos gustos. Hoy, encuentras camisetas de superhéroes en cualquier tienda; antes, como alguien te escuchase hablar de X-Men, podían reírse de ti y llamarte monstruo de feria.


Hasta que no he visto la serie, casi ni me acordaba de esa época en la que alguien se podía reír de ti por llevar una mochila de El Señor de los Anillos al instituto. Casi había olvidado lo que significaba decir: «me da igual. Me gusta esto. Si no te gusta y crees que te puedes reír de mi por ello, que te jodan». Eso lo descubrí en mi adolescencia, me lo he tragado con los años y dudaba de haberme podido olvidar de tal cosa hasta ahora.

Con los años, aprendes algo valioso: que te guste lo que te dé la gana y nadie puede decirte lo contrario. Así de simple. Y ahí es cuando te das cuenta de que la personalidad no tiene que ser un estándar (algo que la contradice por definición), sino que puede ser propia y que no tienes que copiar a nadie. Y si te lo recuerdan mientras suena el Should I stary or Should I go de The Clash. Y ya solo por recordárnoslo, ver Stranger Things vale la pena.

17 comentarios:

  1. Star Wars ha sido popular desde sus inicios. Y precisamente por cosas como esa la gente debería replantearse el uso de palabras como "raro" o "friki". No creo que hoy en día sea más fácil ser raro, creo que algunas cosas se han vuelto populares o actualmente se encuentran en auge, pero no todas. Fijáte en el impacto de Pokémon Go.

    No he visto Stranger Things, pero me pica la curiosidad desde que empecé a saber de ella, y hoy que he visto el trailer... Creo que hoy empezaré a verla (aunque puede darse el caso de que la vea entera).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, desde luego existe tal vez más, el prejuicio siguiente: es género fantástico, es para niños, es un asco, es absurdo, la gente adulta no ve esas cosas... Recuerdo que muchos piensan que son adultos por no consumir fantasía y, en la adolescencia, muchos chavales intentan ir de adultos con esa imagen de nada de fantasía, juguetes, ficción... Nunca fui de ellos. Lo siento.

      En cuanto a Stranger Things... Pues creo que podría gustarte, aunque ya me comentarás si la empiezas a ver. Tiene muy buenas críticas y para mí es muy disfrutable. Me faltan tres capítulos para acabarla (y tres también para acabar Death Note).

      Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
    2. Acabo de ver el primer capítulo y he pensado "el resto me parece que lo voy a ver hoy". Con eso lo digo todo xDDD.

      Eliminar
    3. Yo he intentado dosificarla para no quedarme con el "mono" hasta que la sigan, pero vaya, yo también pensé lo mismo, jeje. Ya me comentarás qué te va pareciendo. Espero terminarla esta semana y dedicarle algún post más aunque sea a su genial banda sonora.

      Gracias por el comentario, un saludo.

      Eliminar
  2. Yo no quiero ser como otros. Hasta he elegido el modo más extraño que pude encontrar para identificarme con eso. Mis gustos musicales incluyen algo merecidamente masivo como Pink Floyd. Y no tan masivo como No lo soporto. Incluye combinaciones tan disimiles como Pink Floyd, Roxette y No lo soporto.
    Star Wars fue una rareza, que por circunstancias favorables se convirtió en masivo. Tanto como se hicieron comunes las adaptaciones de películas de superheroes que agradezco. Algo que me satisface.
    Así que es mejor seguir en lo raro, en lo minoritario.
    Interesante planteo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ser normal consiste en ser una persona incapaz de soñar, imaginar o fantasear, no me gusta ser normal.

      Si ser normal consiste en que te guste la música machacona de turno (si es que se la puede considerar música), aprecio no ser normal.

      Y así, una larga lista, Demiurgo, con lo cual, creo que podemos sentirnos identificados en este punto, desde luego.

      Muchísimas gracias por tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  3. Luego de comentar, recordé una canción que representa de elegir lo minoritario que es innovador, por sobre lo que escuchan todos. Y es lo que ha elegido El Otro yo, un grupo que de puro hacer lo elegido por sobre lo masivo, llegó a tener una interesante repercusión.

    https://www.youtube.com/watch?v=YZwQoLv9Z3w

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarme la canción, Demiurgo. Siempre es genial cómo podemos llegar a sentirnos identificados con la música que escuchamos y las canciones que parecen reflejarnos. Es genial.

      Muchas gracias por tu comentario y la canción. Un saludo cordial.

      Eliminar
  4. ¡Hola! Buena reflexión. ¡Y qué gran serie! Una de las mejores series que he visto nunca del género. Serie de culto a partir de ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Todavía me faltan por ver tres capítulos, pero me gusta ir comentado cosillas desde ya. Por ahora, me está gustando bastante y la banda sonora es genial, contiene alguna de mis debilidades, como Joy Division. Muchas gracias por tu comentario. ¡Un saludo!

      Eliminar
  5. ¡Hola! Que genial reflexión que sacaste de esa escena, especialmente cuando comentas que casi está de moda el "ser diferente". Creo que el tema en realidad es la tolerancia que la gente debería tener frente a la libertad de expresarnos como queremos.
    Espero que termines de ver la serie y te animes a criticarla. ¡Está genial! Trataré de hacer lo mismo en mi blog (tenebrisoficial.wordpress.com) por la temática. ¡Saludos!
    PD: ¡Tienes una gran blog!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Que genial reflexión que sacaste de esa escena, especialmente cuando comentas que casi está de moda el "ser diferente". Creo que el tema en realidad es la tolerancia que la gente debería tener frente a la libertad de expresarnos como queremos.
    Espero que termines de ver la serie y te animes a criticarla. ¡Está genial! Trataré de hacer lo mismo en mi blog (tenebrisoficial.wordpress.com) por la temática. ¡Saludos!
    PD: ¡Tienes una gran blog!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! Que genial reflexión que sacaste de esa escena, especialmente cuando comentas que casi está de moda el "ser diferente". Creo que el tema en realidad es la tolerancia que la gente debería tener frente a la libertad de expresarnos como queremos.
    Espero que termines de ver la serie y te animes a criticarla. ¡Está genial! Trataré de hacer lo mismo en mi blog (tenebrisoficial.wordpress.com) por la temática. ¡Saludos!
    PD: ¡Tienes una gran blog!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Que buena reflexión sobre esa escena, especialmente cuando dices que está casi de moda "ser diferente". Creo que el tema en realidad es la tolerancia que la gente debería tener frente a la libertad de expresarnos como queremos.
    Espero que termines de ver la serie y te animes a criticarla. ¡Está genial!
    Trataré de hacer lo mismo en mi blog (tenebrisoficial.wordpress.com) por la temática. ¡Saludos!
    PD: ¡Tienes un gran blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hey! Muchas gracias por comentarme y por compartir tu blog, me ha gustado mucho que sea de literatura gótica y ya estoy leyendo los post. Voy a seguirlo sin falta, que me ha llamado el post de los vampiros.

      La terminé de ver el viernes pasado y voy a ver si saco tiempo durante esta semana para comentarla por el blog, que vistos los comentarios, ha llamado bastante a los lectores, por aquí. ^^

      ¡Muchas gracias por tu comentario y por la recomendación de tu blog!

      Eliminar
  9. Vale, sabía que de seguro la habrías visto ya, jejeje :D y en cuanto al post, ditto, hermano, es así, algo se ha avanzado y sí, con lo de Star Wars ya no nos miran mal, pero con lo de jugar al rol, creo que no hemos evolucionado mucho ;)
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mara, por aquí hablé un poco más de la serie en clave de crítica: http://elantrodelosvampirosyotrosmonstruos.blogspot.com.es/2016/08/critica-de-la-serie-stranger-things-la.html, por aquí hablé más como una reflexión y sí, creo que algunas cosas han cambiado, aunque el rol sigue teniendo cierto estigma. Esperemos que cambie. La creatividad jamás debería ser mal vista.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario! ^^

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.