sábado, 18 de junio de 2016

El Reto del Juntaletras: una protagonista fuerte en la fantasía (o cómo huir del manido romance con el monstruo)

Cuando leo un libro con una protagonista sin carácter y el romance paranormal metido a calzador. Fuente.

Devon Crawford y los Guardianes del Infinito está a punto de salir al mercado y eso hace que, como autor, algunas cosas que diste por hecho tomen otro valor cuando descubres que hay algunos lectores (por suerte, no muchos) que no pueden unir dos ideas: tener una protagonista femenina y que no viva el rallante amor hacia un hombre.

Algunos enarcaréis una ceja, sin entender demasiado, pero es (hasta cierto punto) interesante leer a personas que esperaban que la protagonista, por ser una chica, tuviese que amar a un tipo mágico o a dos tipos y jugar con ellos, como tantas otras tramas románticas que se han vendido bajo la etiqueta de fantasía en los últimos años.


La portada de Devon Crawford y los Guardianes del Infinito.


Devon lo deja claro desde uno de los primeros párrafos:

“Si esperas que esta sea la historia de una quinceañera que se enamora de un chico malo con poderes como el cambio de carácter inesperado y que entra en el mágico universo de la anulación de la personalidad o alguna cosa de este estilo, como una huérfana que descubre que es la elegida por una profecía salida de una galletita de la suerte, he de pedirte que te marches y busques otro libro, porque este no es el que estás buscando”.

Narré esta obra desde el punto de vista de una chica porque hacía mucho tiempo que deseaba escribir sobre una joven. Y lo hice en primera persona porque me parecía un buen reto. Y quería demostrar que una chica puede tener carácter (¡como todas las que conozco en la vida real!) y no tiene que ser la prisionera de un romance típico. Por eso, sentí que no debía haber ninguna trama amorosa metida a calzador que robase espacio a toda la trama. El problema es que mucha gente pensaba que sí y lo encuentran como un defecto: “¿novela de fantasía narrada desde el punto de vista de una chica? Hay romance fijo”. Y no, no lo hay. Por suerte, no. No toda la fantasía tiene que ser un estereotipo (es más, por el concepto debe intentar ir más allá de eso).

¿Un buen resumen? Fuente.


El problema del mundo fantástico y el romance forzado


En los últimos años, con demasiada frecuencia, cada vez que he leído una saga donde la protagonista es una mujer ha surgido el problema (no el hilo argumental) de que pronto, la saga deja de tratar sobre una historia para convertirse solo (SOLO) en una trama romántica. Y ocurre en las trilogías de género fantástico. De pronto, la chica conoce a un maltratador en potencia, un atormentado con algún poder, y el mundo de la chica gira en torno a él (ni familia ni amigos ni nada) y, si es una novela de fantasía, la chica se enamora y salvar el mundo parece casi secundario. Es como la justificación perfecta: si tienes a una chica, tiene que amar a alguien sí o sí, tiene que buscarse un novio, y eso es primordial para que la trama se desarrolle. Es de cajón.

A mí, eso, no me gusta. Me resulta ya cansino. He conocido a muchas mujeres fuertes a lo largo de mi vida, que no tienen que abrazar la idea de buscar un hombre (curioso que pocas veces sea buscar a otra mujer…) para estar completas. Se puede salvar el mundo o buscar sentido a la vida sin la necesidad de problemas amorosos, muchas veces resumidos en manidos triángulos amorosos de “chico malo, chico buena, chica” o la trama espeluznante (que creo que solo funcionó bien en Star Wars hace más de treinta años -y porque no era la trama principal-): la historia de quiero a un chico, pero tengo que querer al otro, porque resulta que el primero podría ser mi hermano. Sí, la novela fantástica vista como un culebrón desarmado.

Y hay más que solo romance. Fuente.

No obstante, también considero que se peca en demasía de construir a mujeres sin carácter que protagonizan las novelas. ¿Cuáles son sus verdaderos toques de carácter? ¿Son humanas? ¿Por qué son seres lineales, como lienzos en blancos sobre los que se puede escribir cualquier cosa? ¿Por qué no se equivocan? ¿Por qué jamás cuentan un chiste? ¿Por qué su mayor preocupación es gustarle a un hombre o la ropa que llevan puesta? ¿No es triste resumir todo a estereotipos banales? Yo creo que no todas las mujeres quieren leer a esos seres apagados y sin vida que algunos escritores (y escritoras) llaman “protagonista femenina” (o sí, ¿qué sabré yo?).

¿Quiere esto decir que hay que eliminar todas las tramas románticas de las novelas protagonizadas por mujeres? No, ni de lejos. Lo que digo es que no tiene por qué resumirse toda la historia a ello, no tiene por qué ser el eje principal, no tiene por qué convertirse en el agujero negro de una historia… Y eso siempre depende del escritor. Pienso que hay autores que pueden coger elementos muy vistos y hacer obras de arte y otros puede tomar elementos que pocos conocen y hacer birrias o viceversa. Los elementos son material que el autor debe modelar.

Cuando leo ciertas sinopsis. Fuente.
Un ejemplo de una saga de fantasía con una protagonista femenina es Skulduggery Pleasant. Su protagonista es una cría llamada Valquiria que va creciendo a lo largo de los libros y, en los primeros volúmenes, el amor no es un elemento importante, no tiene novio, no quiere un novio, ¿para qué? Tiene que aprender magia y salvar el mundo. Y aún así, quiere: a sus padres, su tío, a Skulduggery, a Tanith… Y a partir del cuarto libro, empiezan a surgir tramas amorosas, pero no son las principales, no anulan a Valquiria y no la convierten en un guiñapo cuya mayor decisión de su vida es elegir.

Otro ejemplo: ¿os imagináis que todo Harry Potter hubiese ido sobre si Harry elegía a Cho o Ginny en vez de sobre tantos otros temas como la amistad, el valor…? ¿A qué hubiera sido triste? Para mí, al menos, sí.

Por suerte, no. Fuente.
El gran problema de todo esto es que algunas de esas obras, donde se vende que un hombre puede disponer de una mujer sin consideración o que una mujer puede manipular a dos hombres por despecho, se venden a adolescentes y algunos de estos jóvenes se acaban creyendo esos patrones (no todos, pero hay muchas personas, en sus primeros días, que no tienen aún una personalidad marcada). Opino que ya hemos tenido demasiada literatura donde la protagonista debe ser una esclava de sus amoríos sin personalidad. Y si no todo el mundo lo piensa (cosa legítima, por supuesto), sí, considero que está bien tener una protagonista diferente. Me siento feliz con Devon y, cada vez que alguien diga algo de la trama romántica, sonreiré sabiendo que no he danzado en esa pista tan quemada.

En conclusión, para ir cerrando esto antes de que me quedé sonriendo como un tonto todo el día por pensar en mi Devon, opino que las chicas se merecen algo más cuando son las protagonistas de un libro. Y considero que podemos dárselo.

P.D.: Si estáis hartos del romance con bicho raro de por medio y de las protagonistas sin personalidad, aquí podéis leer a Devon y compañía.

12 comentarios:

  1. Hola!

    Voy a intentar resumir el asunto. 1) esa chica tiene un problema, y no se da cuenta: es machista. Exigir que la protagonista femenina se enamore es como gritar en voz en grito, eso de 'oh, sí, patriarcado, dame una patada en el culo y quítame los derechos'.
    2) es una falta de respeto hacia el trabajo del escritor: escribes tú y por lo tanto puedes crear la historia que a ti te salga de las narices y los demás no son quién para criticarla con un argumento pueril y vanal como este.

    3) Este tipo de gente, es lo que son en sí mismo un impedimento para conseguir la igualdad de género, igualdad por cierto, de la cual también va a disfrutar ella. De paso le recuerdo que si ha podido estudiar es gracias al feminismo y a esas protagonistas que no se dieron al amor como planteamiento del éxito en su vida y cúspide como mujer.

    4) para decir gilipolleces, ya tenemos a los políticos.

    5) En el mercado editorial hay mierda de a la que a ella le gusta a montones. Fotocopia de la fotocopia de la fotocopia con la que se puede hartar hasta vomitar.

    Yo también estoy hasta las narices de que se plantee siempre lo mismo, mujer conoce a tío traumado y gracias a ella él se redime, porqué ella es dulce, simpática y lo ama con todas sus fuerzas aunque el sujeto sea un maltratador. Y eso te lo venden como amor las editoriales y muchos blogs. A mi me dan ganas de echar la pota del asco. A toda esa gente, no le iría mal leer Introducción al feminismo' para paliar su ignorancia.

    Un abrazo!

    PS: las mujeres que conozco también son fuertes, tienen un par de ovarios y están hasta éstos de que les digan en qué han de basar su vida.

    PS2: el problema también viene por la normalización de el amor heterosexual, todavía estoy esperando alguna historia romántica juvenil que sea mujer-mujer u hombre-hombre, ya no entremos en un protagonista trans, inter, bi o queer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      Y antes que nada, muchas gracias por tu comentario. Fantástico leerlo.

      1. Además de delimitar mucho el terreno de la ficción. "Toda novela de fantasía urbana debe tener un romance". No, maldita sea, no. No me pongas cargas y límites que no quiero... Eso es lo que pienso.

      2. Lo es, es un insulto, pero me he acostumbrado. También me pasó con Hollow Hallows, mi anterior novela, por no incluir nada amoroso. Triste, pero ya sé cómo asumir estas cosas.

      3. Ni que lo digas. No puedo estar más de acuerdo.

      4. Sí y, por desgracia, hay más gente aparte de políticos con sus chorradas.

      5. Las hay, en demasía, y por culpa de que la gente lo compra, las editoriales no arriesgan a cosas diferentes y yo me doy a la autopublicación, pero... Por eso pienso que los escritores que no queremos pasar por el aro, tenemos en la autopublicación una buena opción de escapar de todo esto.

      Me complace saber que no soy el único que esta asqueado de ese tipo de historia de: chico malo, chico bueno, chica que cree que el amor redime... No me gustaría meterme en un tema tan serio como el de los malos tratos, pero muchas veces, muchas chicas sé que han soportado a tíos que se comportan como monstruos porque se les vende que es lo que tienen que hacer, que el amor todo lo puede... Y eso no es así. El amor no va de tratar mal a una persona ni de destrozarla. Eso debería estar más que claro y a muchos se les debería caer la cara de vergüenza por vender (porque en el fondo son libros) esas historias.

      Muchísimas gracias por tu acertado comentario. ¡Un placer leerlo y poder hablar sobre el tema!

      PS1: Me alegro de que no sea el único que percibe que las mujeres no sois seres dependientes, que viven de la búsqueda del amor de un tío, incluso cuando este las trata como trapos. Sé que las mujeres en la realidad no son así, pero sé también de muchos escritores y escritoras que no lo saben.

      PS2: Tienes razón. Tengo otra historia en que hay una chica lesbiana de dieciséis años, pero es uno de los motivos por los que varias editoriales han pasado de su publicación. ¿Cómo te quedas? :/

      Eliminar
    2. Hola, he de decir que me he sentido totalmente identificada con tu comentario, pienso que el mayor problema para superar el machismo, es que muchas mujeres lo aceptan como normal y de esa forma piensan que el problema son ellas y no él.
      Pero a parte de eso, a mi no me desagrada el romance de esos ''complicados'' o entre ''enemigos'', pero de verdad que me he cruzado con pocos que esten bien hechos, todos terminan o al final la mujer aguantando a un cabr**n, o el hombre que cambia magicamente por el porder del amor (mas graficamente es como si le tirases una piedra y puum sacrifica todos sus ideales por ella(o viceversa)) En fin XD... en resumen, en mi opionion si vas a escribir un romance escribelo bien, o no lo escribas.

      PD: Si conoceis algun libro protagonizado por una chica de caracter fuerte (y que este decente) me lo podeis decir porfa, ultimamente los libros que me he leido me han dejado mal sabor de boca (poco originales y personajes mal planteados o lineales)

      PD2:He encontrado este blog de casualidad y me ha gustado la trama de su libro Carlos, ya lo tengo en pendientes para leer XD

      Eliminar
    3. Hola, Axcer99

      Me alegro de que haya más gente que piense como nosotros, que opine que la fantasía no debería limitarse a cosas como un romance a calzador sí o sí. El machismo es algo que jamás debería aceptarse y menos ponerlo como algo bueno, como ocurre en algunas novelas muy populares.

      Sobre el romance, como he comentado, no tengo nada en contra de ellos si están bien escritos y los elementos bien llevados. Sin embargo, sí estoy en contra de que te obliguen a introducirlos sí o sí en tu novela, como si fuera una obligación, y a meter conductas machistas que a mí no me gustan. Así que estamos de acuerdo en lo de que si alguien va a escribir un romance, que lo haga bien o no lo haga.

      PD: Hay uno llamado Devon Crawford y los Guardianes del Infinito de un chico muy majo que... No, en serio, perdona la broma xD Hay algunos muy buenos. Personalmente, Skulduggery Pleasant, por ejemplo, es una novela fantástica, la protagonista es Valquiria y va creciendo sin hacerse una "petarda" como otras protagonistas de otras conocidas sagas. Los libros son una mezcla de magia, fantasía y todo eso que nos gusta. Es de lo primeros que me vienen a la cabeza. Lo califican, eso sí, de infantil o juvenil, pero el otro protagonista es un esqueleto de un mago al que se le arrancó la piel a tiras durante la guerra, por lo que de infantil o juvenil... Ya me dirás.

      PD2: Muchas gracias por visitar el blog. Me alegro mucho de que te haya gustado y te haya llamado la atención la trama de mi libro. ^^ ¡Espero seguir leyéndote por aquí! Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Hay algunos temas que son los mismos que se cuentan desde hace miles de años. Como la muerte, el romance.
    Tenés La Odisea, en que la fascinante Circe, Calipso y tal vez Nausicaa se enamoran de Odiseo, un personaje no exento de crueldad. Y es uno de los clásicos universales.
    Buffy la cazavampiros se enamoró de dos vampiros atormentados. Y es la heróina de la más logradas series.
    Hasta en Doctor Who hubo algún romance, entre Rose Tyler y El Doctor, que se concretó en una forma especial, con el duplicado humano de El Doctor. Incluso El día del doctor muestra un romance de El Señor del tiempo.

    En cuanto a la obra de Asimov, la protagonista de Nemesis no tiene ningún romance, si su madre. La trama amorosa es clave en El fin de la Eternidad.

    Pero tal vez la clave de lo que planteas está en el romance metido con calzador, no te referís a lo que es parte de la trama.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero que el amor y el romance pueden surgir en una historia. Creo que casi cualquier historia tiene algo de amor, el problema es cómo se mete a calzador, como bien he dicho, y cómo la moda ha hecho que muchas novelas románticas sean novelas de fantasía por el mero hecho de "pintar" un poco sobre lo ya conocido.

      No encuentro nada malo sobre el romance y quien escriba sobre ello, allá cada uno, el problema es que si escribes fantasía, haya lectores que, incapaces de leer algo distinto, te exijan sí o sí un romance.

      Muchas gracias por tu comentario, un saludo.

      Eliminar
  3. Podría comentar tantas cosas sobre esto..., que creo que podría hacer un libro (de hecho quiero hacer un libro sobre temas que me ponen de mala ostia xD). Yo también quiero escribir de chicas diferentes y evadir las tramas amorosas. Y también estoy harto de cierta "literatura" de amor cutre que supuestamente tiene terror y fantasía (pero en realidad tienen poco o nada). No sé cuantas historias hay así, pero creo que muchas más de las que conozco, y eso sí que es aterrador...

    Las historias de amor las tiene que hacer gente que sepa, y creo que muchos no saben. Pero a veces te encuentras con cosas como Scott Pilgrim, que la vi hace una o dos semanas y me gustó (y me obsesioné con Ramona...), y aún habiendo romance, ni es cursi ni omnipresente (de hecho es más como una aventura extraña, un día tengo que leer el cómic...).

    P.D: Ese párrafo de Devon tiene cierto aire a Lemony Snicket; y lo de la profecía en una galleta suena bien para una historia (aunque parezca una tontería xD).

    P.D.2: vi la portada del relato de tu saga y me gusta más que la del libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tuviese el botón de aplausos, ya lo habría quemado por tu primer párrafo. ¿Por qué parece que hay esa necesidad de que todo personaje femenino dependa de un hombre? Por favor, ¿de qué mundo viene esta gente?

      Mírate el final alternativo de la película para que te rías de cómo Edgar Wright fue capaz de pensar en algo que fuese no solo contra el espíritu del cómic sino de la película.

      Mi problema no es con el romance, ya lo he dicho. El problema es con la exigencia de que siempre deba haber uno.

      Que no, que ya somos mayorcitos, oiga.

      Gracias por el comentario, ¡un saludo!

      P.D.: Nope, pero gracias por el halago.

      P.D.2: Te haré llegar un magnífico No Premio como los que regalaba Stan Lee.

      Eliminar
    2. Vaya, espero que el ácido del Aplausómetro no te haya hecho daño... (espero que hayas visto ese capítulo, si no esto no tiene gracia).

      La verdad es que ese final alternativo queda muy mal con el resto de la película...

      Te digo que la galleta es una buena idea; y si no ya te la copio yo (?). Y estaré esperando ese fabuloso No Premio.

      Eliminar
    3. Menos mal que no pusieron ese final alternativo y lo dejaron en el DVD para así reírnos de Edgar Wright y sus idas de bola.

      El ácido... Ñeee... Me coges espeso.

      Y sobre la galleta, pues adelante.

      ¡Gracias por el comentario!

      Eliminar
  4. Muy buen post! Las novelas de fantasía deberían centrarse en eso: lo fantástico, no? Si la trama se vuelve en torno al romance, entonces la novela migra al género romántico. En este último en es donde las protagonistas femeninas son más idiotas (ni hablar de la moda de la novela erótica). A mí me gusta incluir un toque de romance en mis historias de fantasía urbana, pero evito el exceso porque no habría nada más insulso que una protagonista cuyo único conflicto es con quién se lía.
    En "La hora sexta" incluyo un poco de romance (y pienso hacerlo durante toda la saga) porque lo veo como un elemento que se puede aprovechar y que puede enriquecer la historia, pero que JAMÁS debería ser el único. Tampoco digo que siempre deba existir este, no. Creo que en la fantasía, la ausencia o presencia de romance no va a cambiar nada en la historia. A lo sumo puede, como dije, enriquecerla si se usa bien o empobrecerla si se usa mal.
    En fin, tu post plantea un tema muy interesante para conversar.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kramer. Y estoy de acuerdo contigo. No descarto incluir con el tiempo algo romántico, pero no me apetecía que la novela fuera solo sobre ese tema, como bien indicas, ni que la gente me lo exija. Por favor, ¡es fantasía! Podemos contar cualquier cosa, disfrutemos de ello.

      Por tanto, me parece que tu enfoque, de tener algo de romance sin que eclipse lo demás, es algo acertadísimo y te felicito por ello, por no caer en las modas imperantes. Hay que cambiar un par de mentes y este es un buen primer paso.

      Muchas gracias, me alegro de que te haya gustado el tema, ¡un saludo enorme!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...