lunes, 11 de abril de 2016

The Magicians: Thirty-Nine graves y la cuarta dimensión

¿Y si nada empieza ni acaba? Fuente.
La vida como un ciclo de eterno retorno, como algo infinito que empieza, se desarrolla, termina y vuelve a comenzar, como las historias, como todo. En el penúltimo capítulo de la primera temporada de The Magicians: Thirty-Nine Graves se ha derribado la puerta de la cuarta dimensión y hemos visto qué supone un ciclo que se repite sin fin.

Uno de mis cómics favoritos es From Hell de Alan Moore y Eddie Campbell. Siguiendo las huellas del funesto Jack el Destripador, Moore y Campbell realizan una autopsia al siglo XIX y XX, además de a cualquier ser humano. Se sirven de un acto tan atroz como el asesinato para indagar en cientos y cientos de temas, a la vez que cualquier lector se percata del interés creciente de Alan Moore por temas como la magia o la cuarta dimensión. 

Esa cuarta dimensión supone hablar del tiempo y autores como Moore piensan que el tiempo coexiste, que el pasado, presente y futuro siguen vigentes, interactúan entre sí, que mientras ocurre esto ahora, también ocurre algo en el pasado y futuro, a la vez. Es un concepto apasionante y os recomiendo From Hell y la obra de Moore en parte por descubrir cosas tan geniales como esta. En una entrevista, Moore afirmaría lo siguiente:
He llegado a pensar que el universo es un sitio de cuatro dimensiones en el que nada está cambiando y nada se mueve. Lo único que se mueve a lo largo del eje de tiempo es nuestra conciencia. El pasado está todavía allí, el futuro siempre ha estado aquí. Cada momento que ha existido o existirá jamás... Todo es parte de este gigante hipermomento del espaciotiempo.

¿Qué es la cuarta dimensión? Viñetas de From Hell. Fuente.
¿A qué viene esta introducción de la cuarta dimensión? Por el episodio de The Magicians. A cierta distancia del magnífico capítulo Heaven Sent de la penúltima temporada de Doctor Who (aunque tratando algo similar) y abarcando también sobre esos círculos que nunca acaban, The Magicians indaga en la magia sobre el tiempo y en qué supone entrar en un bucle del que nunca se escapa. 

Así descubrimos que no es la primera vez que Q y compañía se enfrentan a la Bestia, pero como si de una partida de videojuego se tratase, la magia de Jane (una de las niñas que viajó a Fillory), ha hecho que vuelvan una y otra vez a ese enfrentamiento, cambiando piezas y aguardando que esa vez fuese la victoria. Pero Jane ya no existe y ya no queda más magia temporal para volver, esta es la batalla final y la última pieza que se movió fue que Julia jamás entrase en la escuela de magia.

El Doctor enfrentándose al ciclo en esa pesadilla maravillosa que fue Heaven Sent. Fuente.

El eterno ciclo del héroe se ha tratado muchas veces en muchas historias, quizás una de las más célebres aparece concentrada en aquella escena de Matrix Reloaded, donde descubríamos que Neo no era el primer Neo que había llegado tan lejos en esa larga conversación final que planteaba más enigmas (y confusión) que respuestas.

Neo descubre la verdad de sus versiones pasadas. Fuente.

Por no mencionar la primera temporada de True Detective, donde el personaje de Rust Cohle hacía un acertado discurso sobre la cuarta dimensión y sobre cómo los ciclos estaban condenados a repetirse. La influencia de From Hell era más que clara en esta serie.

Rust Cohle enfrentaod al círculo infinito. Fuente.
Cuando era un crío, pensaba que morir significaba volver a empezar tu propia vida. Así, siempre, intentando corregir tus errores pasados, como si cada uno hiciéramos un remake de algo que ya fuimos (de ahí los déjà vu). Ahora, quizás piense que todo es fruto de la magia, de nuestro esfuerzo, de nuestra lucha, de nosotros, de nuestros sueños, de nuestras esperanzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...