10 de marzo de 2016

La muerte en la realidad y en las historias, según Patrick Rothfuss

Auri, personaje de las historias de Rothfuss, según Marc Simonetti. Fuente.

"Lo más probable era que Graham no hiciera ningún otro comentario sobre la muerte de un hombre al que había conocido toda la vida. Aquella gente lo sabía todo de la muerte. Sacrificaban ellos mismos sus animales. Morían de fiebres, de caídas o de fracturas que se complicaban. La muerte era como un vecino desagradable: no hablabas de él por temor a que te oyera y decidiera pasar a hacerte una visita. 
Excepto en las historias, por supuesto. Los relatos de reyes envenenados, de duelos y guerras antiguas no causaban ningún problema; vestían a la muerte con ropajes exóticos y la alejaban de tu puerta. El crup o una chimenea que se incendiaba podían resultar aterradores; el juicio de Gibea o el asedio de Enfast, en cambio, eran diferentes. Las historias eran como oraciones, como conjuros musitados a altas horas de la noche cuando caminabas solo en la oscuridad. Eran como amuletos de medio penique que le comprabas a un mercachifle por lo que pudiera pasar". 
PATRICK ROTHFUSS, 
El temor de un hombre sabio.

Ya sabéis lo que pienso de El nombre del viento (una historia bien contada con un final anticlimático) y de algunos comentarios de Patrick Rothfuss (es lo malo de que te creas tu propio personaje), pero como recuerdo con cariño la lectura de la primera parte, estoy intentando leerme ahora la segunda, El temor de un hombre sabio.

Si de algo es capaz Rothfuss es de hacer algunos buenos fragmentos como el que recojo en esta cita que he querido compartir con todos vosotros. La muerte en las historias, a veces, es diferente a la muerte en la realidad, incluso cuando hablamos de ella y es que las historias albergan secretos en los cuales confiamos.
Y como seguiremos muriendo, sigamos leyendo y contando historias.

6 comentarios:

  1. Que me digan a mí que la muerte en realidad es como la que pintan en los libros y les corto una mano y me corto la contraria.
    Eso sí, reconozcamos bajito y susurrando que la muerte real hace crecer grandes historias en corazones de los grandes contadores de historias, y que por desgracias privadas tenemos un gran arte para todos en forma de papel y tinta, mezclados con gran atino.

    Besos.

    (Y no te metas con la crónica del asesino de reyes que me he levantado con ganas de cortar manos. Habrase visto.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La muerte es terrible. En algunas historias, se puede adornar y se puede llenar de épica, pero en la vida real, solo suele ser desoladora. Al menos, las pérdidas que yo he sufrido. Y me ha gustado la reflexión que hace Rothfuss de todo ello, que, como bien dices, también es algo que se nutre de la realidad.

      Eso sí, si guardase auténtico odio a la Crónica del Asesino de Reyes, no me estaría leyendo El temor de un hombre sabio, pero debía admitir que mi crítica sobre el primer libro era la que era (aunque si la veo fríamente es bastante positiva) y algunos comentarios de Rothfuss no me terminan de convencer (aunque una cosa es el autor y otra su obra, por supuesto). Así que deje mis manos, que ya me las corto yo a mordiscos. jeje

      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Mira, justo el martes tuve la oportunidad de conocer en persona a la traductora de "El temor de un hombre sabio", Gemma Rovira, una mujer encantadora que se nota que ama lo que hace. No sé si lo sabes, pero también ha traducido los tres últimos de "Harry Potter" y "El niño con el pijama de rayas".

    Es que en Salamanca todos los años tiene lugar un evento en la Facultad de Traducción y Documentación llamado ECAN. Yo no me lo pierdo, ya llevo dos y la verdad es que es genial. Conoces a un montón de autores, ilustradores, traductores y editores...

    Me encantó cómo Gemma hablaba de la belleza que hay en la prosa de Rothfuss, tus citas desde luego contribuyen a admirar la prosa del autor :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suena mucho el nombre de Gemma Rovira (soy de esa gente que lee hasta quién traduce los libros, la fuente utilizada y demás jajaja). Genial lo que me cuentas, ese coloquio tiene que ser una experiencia asombrosa. Ojalá se organice algo así por aquí y tengan ponentes de su altura. Recuerdo que se comentó en su día que Rothfuss ayudaba bastante a los traductores de su obra.

      Creo que no has leído aún El nombre del viento. Si puedes, hazlo. Creo que es uno de esos libros que te gustarían bastante.

      Como curiosidad o broma, destacar que Terry Pratchett comentaba que había gente que le decía que uno de sus libros, traducido a otro idioma (creo que al alemán), era mejor que el original. Puede que fuera una broma, pero ya que hablamos de traducciones jejeje

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario!

      Eliminar
    2. Sí, él ayudaba a los traductores. Gemma Rovira nos contó que creó un foro para todos y allí podían hacerle preguntas. Dice que estaba especialmente contento con la traducción al español porque ella no dejaba de preguntarle cosas y parece ser que a los demás les daba apuro o algo así. También nos contó que lo conoció cuando vino la primera vez a España en el aeropuerto y que era un hombre genial en persona.

      Sí, ojalá allí organicen algo parecido. Si te sirve de consuelo en Zamora no hay gran cosa, siempre tengo que ir fuera.

      Eliminar
    3. No sabía lo del foro, pero me ha gustado saberlo. Es genial que los autores se impliquen tanto con sus obras. Una lástima que, en España, muchas editoriales jamás suelan intentar que las obras peguen el salto a otros idiomas (ni siquiera a otros países de habla española).

      Por aquí suelen organizarse algunos eventos interesantes que, por mucho que sea Azkaban, el sol suele llamar a los autores (y yo, en cambio, intentando librarme de los mortífagos y escapar).

      Muchísimas gracias por tu comentario y me alegro de que hayas disfrutado del evento y tener la experiencia de conocer a Gemma Rovira :)

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.