18 de febrero de 2016

¿Necesitan las películas de superhéroes ser para mayores de edad?

Esto sí es un karaoke. Fuente.

Mañana se estrena en los cines de España Deadpool (Masacre, para quien lo prefiera), tras su estreno la semana pasada en Estados Unidos. Y si bien muchos podías suponer que la cinta fuese un fracaso por ser de superhéroes y para mayores (nos olvidamos de Blade, aunque ahí el “superhéroes” esté cogido por los pelos), en la realidad Deadpool se ha convertido un taquillazo impresionante que ha barrido varios récords.


Deadpool no es un superhéroe, ni siquiera podríamos catalogarlo de antihéroe. Es... Un maldito lunático con un arsenal y una moralidad de dibujo animado. El Mercenario Bocazas es Spider-Man y sus chistes sin que exista ningún tipo de control, donde puede hacer mil referencias, mil bromas y ser un auténtico macarra. En esta época de los memes de Internet, las viñetas fuera de cómic que circulan por todos lados y los cosplayers, no es raro que Deadpool haya adquirido una fama inesperada que ha hecho que se le dé varias cabeceras cuando en su día, Rob Liefeld lo dibujó como una especie de Deathstroke al que Fabian Nicieza (os recuerdo esta entrevista) tuvo que darle un carácter socarrón.

Deadpool en el cine


Cuando en su día apareció Wade Wilson en la película X-Men Origins: Wolverine, muchos esperamos ver a aquel Deadpool bromista y lunático de los cómics (ay, pobre de nosotros), pero solo tuvimos a Ryan Reynolds soltando un par de chistes y, al final, tuvimos… Tuvimos… Otra cosa. El Mercenario Bocazas se convertía en la Cosa Sin Boca y esa línea temporal se borró, tanto para los fans como para los propios creadores, que la eliminaron con X-Men Días del Futuro Pasado. Sí, se cargaron varias líneas argumentales que, bueno, eran tan lamentables como que la Fox les diese luz verde para hacerlas en su momento.

"Esto" era Deadpool. Fuente.

Así que Deadpool se quedó durmiendo el sueño de los justos mientras en los cómics, los videojuegos, las series de televisión y demás vivía una época de oro, porque sabía que nunca debía tomarse en serio a sí mismo. 

Sin embargo, en 2013, se filtró una escena de lo que podría ser la película de Deadpool si Fox le daba luz verde. La escena tuvo un gran éxito en Internet, donde los propios creadores del personaje lo compartieron sin cesar y se hicieron peticiones para que Fox diese la luz verde. No se sabe quién lo filtró (se ha dicho que el director, que el propio Ryan Reynolds), pero el estudio finalmente dijo sí, casi de sorpresa, y la película comenzó su andadura.

Ahora, una semana después del estreno del film, tras una campaña de publicidad antológica donde se ha tirado del carácter macarra del personaje y la mala leche, Deadpool llega a las pantallas siendo un éxito, que ha hecho que la industria se replantee si las películas basadas en un cómic o directamente “de superhéroes” deben ser siempre para todos los públicos.

A lo que Deadpool dice: ¡Hola! Fuente.

Más superhéroes “adultos”


Esta circunstancia ha hecho que algunos comentarios hayan salido esta semana, en los cuales se afirma que la tercera película de Wolverine (Lobezno) sería para mayores de edad. Eso viniendo de una franquicia donde el personaje, pese a tener cuchillas en las manos, le hemos visto derramar poca sangre, como si el adamantium la absorbiese (o, mejor dicho, la presión de ser para todos los públicos). Si es cierto y sabiendo del éxito de Mad Max, no nos extrañaría que, con considerables cambios, la película que llegase a nuestra pantalla fuese una adaptación del Viejo Logan, el gran cómic de Mark Millar y Steve McNiven.

Hubo bastante rojo en ese cómic. Fuente.

Pero no nos extrañaría que esta cinta y otras propuestas similares sufriesen los ataques que ha sufrido Deadpool, desde madres airadas en Twitter que clamaban que los superhéroes no fueron hechos para el sexo hasta colectivos que pedían que la Fox eliminase la película o crease una versión para todos los públicos. Y eso cuando muchos fans han luchado por una película que se tomase en serio al personaje que adaptan (uno que, irónicamente, no se toma nada en serio).

Esto me lleva a pensar que el debate existe sobre todo para los productores, el mundo del cine, los padres y similares; no para el lector de cómics. Nosotros estamos acostumbrados a que haya cómics para mayores de dieciocho años, para nosotros no es ninguna novedad y consideramos que los tebeos pueden contar historias serias y oscuras, el problema es para la gente para la que no, los que creen que los cómics son solo para niños.

En esa parte, el director de Guardianes de la Galaxia, James Gunn, ha afirmado en su perfil en cierta red social, con motivo del éxito de Masacre, la necesidad de revitalizarse y ampliarse de este tipo de cine que adapta cómics. No puedo estar más de acuerdo. Es necesario ver cosas nuevas, no comer siempre lo mismo. Ahí tenemos la genial y oscura Daredevil de Netflix o el humor de Guardianes de la Galaxia.

Exactamente. Fuente.

¿Debemos hacer SOLO películas adultas de superhéroes?


Me aficioné a los cómics de superhéroes viendo las series de dibujos de mi infancia. Luego pasé a los tebeos, pero esas adaptaciones funcionaron para mí y para mucha gente. Algunas tenían tramas algo oscuras (o al menos así las recuerdo), pero no todo puede ser arcoíris, azúcar y cosas bonitas. Esa no es la vida ni ese es el arte. La vida no te respeta ni se porta bien contigo porque tengas cierta edad. Necesitamos pensar y ese tipo de tramas, como las de Venom, me encantaban. Aun así, está bien que se puedan hacer películas como Los Vengadores y la pueda ver todo el mundo. Yo mismo, trabajando en un sitio donde se vendían películas estas Navidades, recuerdo ver a un crío de seis años pidiendo el Batman de Nolan, porque, le guste o no a Nolan, al final Batman, por muy “realista” que lo quieras hacer, al final sigue siendo un tipo disfrazado de murciélago…

Pero ¿adónde quiero ir con esto? A una cosa básica:

¿Deberían todas las películas de superhéroes ser para mayores de dieciocho, como piden algunos ávidos de sexo, violencia, palabrotas…? No, creo que no. Considero que hay personajes que sí piden un tratamiento oscuro en su propuesta, como Punisher, pero ¿recordáis War Zone? Esa película tenía mucha sangre, no tuvo éxito y no era una gran película. ¿Qué es lo importante entonces? El guion, como siempre. Hay que contar una buena historia y después se verá si es “apta” o no para todos los públicos, sin presiones externas. Al menos, es lo que yo hago cuando escribo. Nunca pienso en para qué edad está dirigido, pienso en la historia.

Y os habla alguien que considera que realmente pensamos que los chavales se traumatizan cuando en realidad lo pasan bien con ciertas cosas. Por ejemplo, me pasé mi infancia viendo cine de ficción y terror; en mi adolescencia me veía películas como Saw y las disfrutaba. Después, cuando me he vuelto algo más adulto, ha sido cuando he visto sangre de verdad cuando he tenido que apartar la mirada. Sea como sea, es ficción y son historias, cada uno debería valorar dentro de sus posibilidades. Eso sí, abstenerse de meter a bebés o niños muy pequeños, no por los traumas, sino porque no entenderán nada (creo); y no exagero, recuerdo una pareja que metió a su bebé a ver Watchmen (imagino que ahora hay un pequeño de siete años a lo Rorschach por el mundo).

En definitiva, mi opinión es que la historia es lo principal y no debemos traicionar la esencia de personajes como Deadpool y lo que los creadores querían contar. No sé qué pensaréis vosotros, pero sí lo que pensaría Deadpool:

Pues eso mismo. Fuente.

6 comentarios:

  1. Gustavo (a través de RRSS)18 de febrero de 2016, 15:23

    Pues como el material de origen, comics para público infantil, adolescente, adulto. Y sí, tenemos que quitar el estigma de "dibujo=niños" tan arraigado en los padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni que lo digas, aunque no deja de ser divertido cuando viene un padre diciendo que no quiere nada de manga porque es violento y luego te viene el chiquillo que se ha visto más gore que el asesino de Saw en las siete películas.

      Eliminar
  2. Narciso (a través de las RRSS)18 de febrero de 2016, 16:57

    El cine de superhéroes, debido a sus grandes presupuestos, se ve obligado a llegar al mayor número posible de espectadores. Es lógico. Pero sin duda se agradecen títulos como Deadpool o la serie de Daredevil. Es NECESARIO que entre tanto producto para todos los públicos haya algunos exclusivos para adultos, como también son imprescindibles cositas como Guardianes de la Galaxia o Ant-Man, que pese a estar dentro de lo apto para todas las edades, se alejan de la oscuridad, el drama, la seriedad y la rectitud de títulos más "gordos" y pretenciosos como Batman Vs Superman o Civil War, ofreciendo un entretenimiento ligero, eficaz y sabroso.

    Ya que el mercado está saturado de superhéroes, lo mínimo que pueden hacer las productoras es variar el tono de vez en cuando. Es la única forma de romper la monotonía y no cansarse, porque hasta de helado se puede uno empachar si nunca cambia de sabor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en lo que dices con romper la monotonía, Narciso. Una vez vista la película, lo que más agradezco de ella es su carácter paródico, capaz de burlarse de un género cuyo destino es siempre hibridar con otros géneros si no quiere terminar aburriendo.

      Eliminar
  3. Creo que no como digo no a excluir el tono adulto de las películas de superheroes.
    Vi la película de Deadpool y me sorprendió, habiendo visto su aparición en Wolverine Origenes. Acá el personaje se destaca. Incluso es mejor que historias fallidas como Deadpool mata al universo Marvel, que por suerte está afuera de la continuidad.
    Es un hallazgo ese personaje burlón, aun en los momentos más adversos. Es un hallazgo la novia, diferente a otras novias de superheroes. Y es un hallazgo todo eso, mezclado con lentos.
    Ah, hubo un corte de luz, que interrumpió la escena de cuando intima con esa mujer tan provocativa. Hubo quejas de cortar la mejor escena, pero lo solucionaron.
    Un hallazgo la burla a ese personaje con la boca cocida, del que aperece un muñeco. Y referencias a Ryan Reynolds. Como el pedido de que el traje no sea verde y animado.

    Tiene sentido que las películas de Batman sean para adultos, como lo sería una versión de Killig Joke. O como lo es Wathcmen.
    Pero no tendría sentido para una película de Los 4 Fantásticos. La serie The Flash se las arregla bastante bien, ´para incluir tragedias sin esa calificación.

    No estaría mal una película que adaptara El cazador acecha, saga de Green Arrow.

    Me gustó Deadpool.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con lo que dices. La película está bien, es lo que es: una parodia divertida. Yo estoy algo mayor para los chistes de humor más simple, pero hay otros chistes que sí me han gustado y está bastante bien la sátira que se hace de un género cada vez más extenuado.

      En cuanto al tema de las historias, se necesita ser fieles a ellas y pensar un poco menos en la rentabilidad, por duro que sea todo este tema, que lo reconozco.

      En cuanto a la saga de Green Arrow, tal vez como película animada. Ahora DC se ha puesto a hacer La broma asesina así que...

      ¡Gracias por el comentario! ¡Un saludo!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.