miércoles, 10 de febrero de 2016

La Primera Ley. Libro 1: La voz de las espadas de Joe Abercrombie, entre monstruos, oscuridad y magia

Portada de La voz de las espadas. Fuente
“El peligro y la oportunidad suelen ir de la mano”.
Joe Abercrombie. 

 Imaginad lo mucho que me ha gustado descubrir a Joe Abercrombie que yo, que soy lento leyendo (de pasarme meses con libros de cuatrocientas páginas), devoré a principios de este año Medio Rey (de unas trescientas) y después La voz de las espadas (unas setecientas cuarenta aproximadamente). Abercrombie apasiona y engancha y ya con esas cualidades, se transforma en uno de esos escritores que quieres leer y el comienzo de la saga de la Primera Ley lo confirma.

Monstruos 



La voz de las espadas (The blade itself) comienza con sangre y lucha, dos elementos que aparecen a lo largo de la obra, en un mundo de fantasía oscura donde se vive por el acero o se muere por él. No hay piedad. 

A lo largo de sus capítulos, el escritor inglés nos presenta a personajes tan dispares como el siniestro veterano de guerra metido a sumo inquisidor Glokta, al militar de rancio abolengo que es una garrapata social Jezal dan Luthar, al guerrero bárbaro Logen Nuevededos y a la esclava fugada Ferro. Alrededor de ellos, una constelación de personas: inquisidores, capitanes, proscritos, magos… Muchos pensaréis que es la típica partida de rol, que tenemos a varios guerreros de diferente tipo en un mundo fantástico, pero si esto fuera rol, terminaría en una absoluta masacre, porque Abercrombie demuestra una vez más su talento con los personajes y las tramas.

Imagen de la adaptación al cómic. Fuente.
Uno de los grandes problemas de la fantasía épica, desde mi punto de vista, es que muchas veces se centra en el escenario y en los elementos, pero no en lo que la hace humana, en la que la hace llevadera y fascinante: los personajes. Es como hacer un coche despampanante, pero que luego no arranca. Simplemente, se necesita un equilibrio o, incluso, que la balanza se tercie hacia unos personajes interesantes. Abercrombie lo sabe y de ahí que Glokta sea un hombre caído en desgracia, que odia el mundo como leemos en sus siniestros pensamientos, discapacitado tras sobrevivir a una grave tortura; un ser caído buscando el poder, aunque ya no pueda ejercerlo. Y ahí está Jezal, un niñato malcriado al que al final se le comprende un poco cuando se enamora de una mujer inesperada, pese a que a él lo único que le importa (más o menos) es ganar un campeonato de esgrima para escalar en los estamentos sociales. Mientras, con Logen conocemos a un bárbaro alejado de los clichés de brutos e incultos, para toparnos con algo más cercano a un mortífero montaraz, que está roto, vencido, ha sufrido graves derrotas y, hablando con los espíritus, halla una meta: encontrar al Mago de los Tiempos. El libro aprovecha también para dejar caer al Sabueso, Dov el Negro, al Flojo y el resto de la antigua compañía de Logen, todos ellos tipos interesantes incluso cuando toman medidas tan siniestras como aplicar la ley de la espada con los más débiles. Y con Ferro, ya en la segunda parte del libro uno, descubrimos la magia y cómo los hechiceros manipulan y dominan este vasto mundo. 

Como veis, no son meras marionetas que pululan de un lado para otro. Abercrombie se encarga de ello con una buena caracterización e historia. Eso hay que tenerlo en cuenta. 

Mapa de La Primera Ley. Fuente.

El mundo y su destino 


Los escenarios del primer tomo de la trilogía de La Primera Ley son variados: acantilados, desiertos, colosales ciudades... Y todos están llenos de muerte, forajidos, reyes incapaces de reinar, emperadores que buscan el poder, magos que manipulan a su antojo, un inquisidor que busca más fuerza destruyendo a sus enemigos, torturas en los muelles, héroes pretendiendo serlo cuando nunca lo han sido… Y eso demuestra que es un mundo vivo. Sucio y oscuro, sí, pero vivo, con tradiciones, momentos cruciales, luchas por el poder. Se agradece. 

Abercrombie nos enseña todo esto con su talento para narrar. Me explico: cuando la primera parte de una saga de fantasía épica tiene unas setecientas páginas, me espero una saga interminable, con clichés y multitud de elementos que me desagraden. Sin embargo, no ha sido así en el caso de La voz de las espadas, porque Abercrombie tiene talento, es un buen escritor y no va a lo tonto con sus tramas. Quiere mostrar un mundo decadente y lo hace. 

Esto nos aporta desde vibrantes combates en la espesura hasta duelos de espada entre espadachines que anhelan el poder social, desde conversaciones entre inquisidores que conspiran hasta los pensamientos de veteranos rotos, desde el poder de unos magos manipuladores al estilo del clásico Merlín (aunque en su versión más humanizada) hasta un mundo pendiente del estallido de una nueva guerra. También hay magia (que apenas llegamos a atender debido a su misterio), una mitología secreta, un viaje hacia una antigua torre sellada, criaturas maléficas como los Devoradores… Y además hay unos lectores fascinados que somos nosotros mismos. 

¿Y qué queréis que os diga? Un libro si es bueno, como en el caso de La voz de las espadas, es bueno, aunque tenga cien, trescientas o, como en este caso, setecientas páginas y sea del género que sea. 

Cómic que adapta La Primera Ley. Fuente.

Presentando un mundo… Y ya 


¿El principal defecto del libro? La voz de las espadas es una presentación de un mundo. Ya sé que me diréis: “tío, pero tú sabías que era el comienzo de una saga”, pero yo os responderé que, todavía así, podría haber sido ciertamente independiente, quiero decir: podría haber cierta sensación de final antes de comenzar el siguiente volumen. 

No estoy diciendo que la sensación del desenlace de La voz de las espadas sea de interrupción, como lo era en El nombre del viento de Patrick Rothfuss (que, además, resultaba frustrante), sino que Abercrombie nos deja ver un escenario, una situación política y social además de diversos personajes que terminan colisionando, reunidos por el poderoso Mago de los Viejos Tiempos y… Se acaba. 

Quizás, si se hubiera incluido el motivo por el que estos héroes se reúnen, hubiéramos tenido una sensación de cierre más adecuada y hubiese quedado definida a la perfección la relación de los arcos de evolución de los personajes, que, por suerte, los hay ya que ninguno de ellos termina el libro como lo empezó. Pero, vaya, esto ya es sacarle un defecto muy personal y puede que sea fruto de que ahora tenga ganas de leerme las continuaciones sin parar y me haya quedado sin ellas. 

El comienzo de la saga. Fuente.

El destino en sus manos 


Como os daréis cuenta, Joe Abercrombie puede que os recuerde a ese titán de la fantasía oscura que es George R.R. Martin, solo que, si queréis calmaros un poco, Abercrombie es más prolífico en estos momentos, no para de escribir libros, sacar sagas y ¿qué queréis que os diga? Mientras uno espera a Martin y descubre a otros autores, Abercrombie entrega un par de buenos libros para superar la espera y esta primera entrega de la trilogía de La Primera Ley lo es. 

En los últimos capítulos de La voz de las espadas, Abercrombie coloca las piezas para la continuación, obligándonos a ir a la librería o la biblioteca para leer el siguiente volumen de la que se está convirtiendo en una de las trilogías de fantasía más famosas y laureadas de nuestro tiempo. Y con ello Joe Abercrombie se convierte en símbolo de algo muy importante: cualquier género, con una buena historia y unos buenos personajes, nos puede enganchar y devolvernos la fe en que la literatura, con buenos y arriesgados autores, siempre pueden mostrarnos algo nuevo y disfrutable. Eso es fantástico. Nunca mejor dicho.


“Para tener valor, antes hay que haber tenido miedo”
Joe Abercrombie. 

2 comentarios:

  1. Hola!! Acabo de ver tu blog y me he hecho seguidora ^^ Me encanta!!
    Desde hace poco tiempo formo parte de una iniciativa que se llama "seamos seguidores". Sirve para aumentar los lectores y ayudarnos entre bloggers, no sé si ya la conocías. Te dejo abajo la dirección de mi blog por si pudieras seguirme, si te parece bien. Muchas gracias!!
    Un saludo.

    LosCuentosdeVaho:
    www.loscuentosdevaho.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Giny

      ¡Genial poder leerte aquí! Leí hace poco un texto que habías escrito sobre greenpunk. Sigo tu blog desde hace unos días, gracias por informarme de la iniciativa, porque en este tiempo de efímeras redes sociales, sigo prefiriendo los blogs, así que buscaré más información de la iniciativa.

      Un saludo y muchas gracias por tu comentario :)

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...