17 de febrero de 2016

4 comentarios:

  1. Por alguna razón, recordé la escena de La Momia, con Brendan Fraser, donde la protagonista quiere cambiar un libro de lugar. Y para no bajarse, correr la escalera, y volver a subir, se estira y queda haciendo equilibrio en el medio. Y se cae para un costado y hace un efecto domino con la vasta biblioteca.

    Tal vez no tenga que ver con lo que planteas.
    Entiendo lo que decís. Una variante puede ser un provisto negocio en que vendan comics.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey, me acuerdo de esa escena. Así que sí, más o menos.

      Gracias por tu comentario, un saludo :)

      Eliminar
  2. Ains, que eso de tener libros cerca... es como una droga. ¿Quién es capaz de resistirse llevando dinero encima? ¿Eh? ¿Quién?

    ¡Abrazos! :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si como en mi caso, no tienes dinero, la tentación existe, pero el pecado queda ausente jajaja

      Muchísimas gracias por tu comentario.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.