10 de enero de 2016

Sherlock: La Novia Abominable y la belleza de los finales


Después de una larga espera desde la tercera temporada, los seguidores de la serie británica Sherlock pudimos reencontrarnos con nuestro detective favorito y su incombustible ayudante y cronista, el doctor John Watson, en el capítulo especial de este 2016: La Novia Abominable

The Abominable Bride gif
La temible Novia Abominable del especial. FUENTE.
Cuando alguien es fan de esta serie, acepta una cosa: que las temporadas serán cortas y a saber cuándo tendremos una nueva entrega. En seis años, Sherlock ha conseguido la cifra de diez capítulos (tres temporadas de tres capítulos más el especial navideño), eso sí, a su favor se podría decir que los episodios tienen una duración de más de una hora, siendo más bien películas que capítulos típicos de series (mejor dicho, miniserie).

Estos retrasos no solo se han debido a que los creadores de la serie (Mark Gatiss y Steven Moffat) también se dediquen a otras series (como Doctor Who), sino porque sus dos protagonistas de la serie se han convertido en estrellas que han hecho múltiples películas de gran éxito como Star Trek, en la oscuridad en el caso de Benedict Cumberbatch o El Hobbit en el caso de ambos (Martin Freeman como el hobbit Bilbo Bolsón y Cumberbatch como el dragón Smaug).

Pero, dejemos las lamentaciones, al fin nos hemos reencontrado con el excéntrico Sherlock Holmes encarnado por Cumberbatch y el doctor John Watson de Freeman, entre otros personajes. Y, a su vez, en La Novia Abominable, los creadores de la serie encuentran la excusa perfecta para hacer que sus modernizaciones de Sherlock y Watson se reencuentren con su época clásica, con aquella de la que provienen de los relatos y novelas del autor sir Arthur Conan Doyle.


Regreso al pasado


De ahí que pasemos de los mensajes en pantalla a los telegramas o viajemos de las grises calles del Londres actual a las oscuras callejuelas del Londres de finales de 1800. Jugando con la idea de volver al personaje en sus orígenes, no solo asistimos a un preludio que es una adaptación perfecta de la fabulosa novela Estudio en escarlata (quizás una de las más fieles), sino que también hallamos (o creemos hallar) respuesta a por qué “viajamos al pasado” (como el Doctor), se da respuesta a uno de los enigmas de la serie (¿ha podido sobrevivir el gran villano en la sombra, James Moriarty?) y, por el camino, obtenemos uno de esos casos que rozan lo extraordinario y lo oscuro: la Novia Abominable, una moribunda villana que se venga de todos los hombres que han hecho daño a las mujeres; todo un símbolo que tiene toda la fuerza mágica del Sabueso de los Baskerville, ese cuento gótico que enloquece a todos los seguidores de Holmes.

¿Ha sobrevivido Moriarty? FUENTE.

Y si durante este viaje tenemos todos esos guiños (como el Club Diógenes, con un fantástico Mycroft), también tenemos homenajes cómicos (que la casera de Sherlock apenas hable en los relatos, el sombrero de cazador…) y otros más serios (la adicción de Sherlock a las drogas), sin obviar el momento épico en que viajamos al desenlace de las Cataratas de Reichenbach donde Sherlock y Moriarty se enfrentaron en La solución final y donde tenemos otro duelo más de esos titanes magnéticos que son Cumberbatch y el maléfico Andrew Scott. 

Sherlock-The-Abominable-Bride
Sherlock y Watson regresan a las raíces en The Abominable Bride. FUENTE.

¿El último adiós?


Pero aparte del ritmo, la música, la ambientación, las interpretaciones, el guion y todo lo que hace de Sherlock una de las propuestas más atractivas de la actualidad, me quedo con ese desenlace donde no solo está la puerta abierta para una cuarta temporada u otro especial (¿allá por 2018 quizás…?), sino que hay un epílogo que me ha hecho escribir este post y que es un motivo para que aquel que no haya visto el capítulo, lo vea: el momento en que Sherlock sueña con el mundo del futuro y se lo relata a un Watson que se encarga en convertirlo en el Sherlock de su presente, ese pasado que todos los lectores hemos leído. En otras palabras, un hermoso momento donde un personaje del pasado sueña que es un personaje del futuro, que debe ser interpretado como un personaje del pasado y que al final, y lejos del trabalenguas, como él mismo dice, es solo un hombre fuera de su tiempo. Ya solo por ese halo poético y por esa sinergia entre aventura y cariño de fan, La Novia Abominable es un capítulo perfecto de Sherlock y un capítulo que es perfecto para cualquier lector del detective de Baker Street. 

Este desenlace bien podría ser el mejor final de la serie, pero esperemos que haya suerte y sigamos obteniendo nuevas aventuras de este antihéroe y su compañía. O como los fans, cuando el personaje murió en las novelas, deberemos portar, como símbolo de homenaje, un brazalete negro por la mente más brillante que ha dado la ficción.

¿Quieres descubrir el misterio bajo el velo de la Novia Abominable? FUENTE.

6 comentarios:

  1. Si he de ser honesta, con todo es el capitulo que menos me ha gustado de todos, bueno sin llegar a brillante, o le piensan mucho la conti o que lo deje Moffat y cia. Aun cuando guardo esperanza que Moffat deje ya DW y pueda adentrarse en Sherlock en los libretos aun cuando sabrá cuando pueda grabar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo contigo en que la hora de Moffat en Doctor Who pasó hace tiempo y eso ha dañado la serie del Señor del Tiempo de una forma muy grave. Creo que debería centrarse en Sherlock o en crear otra serie.

      En cuanto al capítulo, a mí sí me ha gustado, aunque si pienso fríamente en la serie, los segundos capítulos de cada temporada me siguen pareciendo débiles.

      Gracias por tu comentario, por compartir tu opinión y por pasarte por El Antro, ¡un saludo!

      Eliminar
  2. Alberto (a través de RRSS)12 de enero de 2016, 13:26

    Tanto Sherlock como sus allegados me han gustado infinitamente más en la época victoriana que en su versión moderna. Comprendo que es más difícil de llevar a cabo, principalmente por la ambientación, vestuario, decorados, etc, pero este capítulo me gustó más que el resto de la serie. Moriarty sigue sin agradarme del todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cabe decir que Moffat, el cocreador de la serie, ya había hecho en su momento otra actualización de otro personaje de época como fue el Doctor Jekyll, así que puede que sea una debilidad suya: modernizar los clásicos.

      Sea como sea, a mí me gusta Sherlock y me hace pensar que Moffat debería haberse ido hace mucho de Doctor Who para centrarse en el detective.

      En cuanto a lo que dices de Moriarty, no me extraña, es un psicópata excéntrico e histriónico y tampoco puede caer bien. Aún así, me parece loable su trabajo como Napoleón del crimen.

      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. Creo que de todas las adaptaciones de Sherlock a la pantalla, esta es una de las mejores, por no decir la mejor.
    Lo malo es que, como tú bien comentas, entre temporada y temporada pueden pasar años. Aún así, hacen un trabajo excelente por el que merece la pena esperar todo ese tiempo.

    Aún no he podido ver la tercera temporada, pero ya tengo los capítulos preparados para sentarme y deleitarme con un Sherlock ambientado en la época en la que fue escrita.
    ¡Seguro que me gusta!

    No sé si al resto de seguidores les habrás convencido, pero a mí, que me puede el entusiasmo y todas esas cosas, me ha llegado el discurso de Sherlock.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahí se han escuchado rumores de que la cuarta temporada podría llegar en 2017, esperemos que sea verdad. Lo que es cierto es que Steven Moffat, el cocreador, va a dejar pronto de ser showrunner de Doctor Who, así que puede que se centre más en Sherlock.

      Te recomiendo verte los tres capítulos de la tercera (mi favorito es el último, tiene un villano que es simplemente magistral) y este especial navideño que tiene algunas de esas cosas que me encantan: la ambientación, un personaje de aspecto sobrenatural que es macabro, humor un poco cínico, la cercanía a la obra de Doyle... Ya verás, seguro que te gusta. Ya me comentas cuando lo veas.

      Por último, decir que sí, que esta es para mí también una de las mejores adaptaciones que he visto de Sherlock Holmes. Esperemos que dure mucho más. :)

      Gracias por tu comentario, un saludo.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.