16 de septiembre de 2015

Escritores que me han influenciado: Derek Landy

Desde hace un tiempo buscaba algún tipo de post que poder usar en más de una ocasión (algo así como una sección... Vaya, la palabra se me escondió). También que me lo pasase bien haciéndolo (no quiero que parezca una obligación) y que variase un poco los temas de los que suelo hablar en El Antro. Ayer, mientras actualizaba mi ficha en Goodreads (seguidla si queréis, para estar al tanto de las novedades), me fijé en el tema de las influencias literarias y... ¡Eureka! Una nueva idea: quería dedicarles un poco de espacio por el blog a esas fuentes que han convergido en mí. Y tras esta justificación innecesaria (y más larga de lo esperado, los paréntesis ayudan a ese objetivo... Ups), paso a hablar del primer autor de esta serie de entradas (no periódicas, me temo) que me ha marcado a la hora de escribir...



Os he hablado en muchas ocasiones de Alan Moore, Neil Gaiman, Stephen King, J.K. Rowling, Terry Pratchett y otros grandes autores que siento que han influenciado mi modo de escribir, por lo que, para no repetirme (o no tan seguidamente), quería dedicar este primer texto a un escritor del que os he hablado relativamente poco: Derek Landy y del que necesito comentaros algo más que podría resumirse en: leedlo. No sabéis lo insoportable que es seguir una saga y no tener a mucha gente con la que comentarla. Os lo aseguro.


La saga. Fuente.
Derek Landy es un guionista y escritor irlandés conocido por la serie de libros de Skulduggery Pleasant, aunque recientemente ha publicado la novela Demon Road (y que deseo que se traduzca y publique muy pronto por aquí). Si queréis leer cómo se describe en tercera persona a sí mismo en las solapas de sus libros (o en su web) o cómo aprovecha las dedicatorias para gastar siempre una buena broma, coged uno de sus libros o echadles un vistazo a los primeros capítulos disponibles en la web de la editorial SM.

Confieso que lo primero que me llamó la atención de la saga (titulada en España Skulduggery Pleasant, el detective esqueleto), fue el arte de Tom Percival que hay en sus ediciones, pero temí (erróneamente) que me decepcionase como otras obras supuestamente macabras y divertidas que al final no terminaron de gustarme. Pero ahí estuvo, años esperándome en las estanterías, echándole un ojo de vez en cuando, hasta que Elsbeth (ella siempre me regala lo que vale la pena, como latidos frente a un abismo inexorable), tras leer por internet en la web oficial los primeros capítulos, terminó comprándose el primer libro porque yo seguía sin saber si pillarloo no (ella me dijo: "lo compro yo y pruebo... Ya está"). Al final, ella se lo leyó de una sentada, muy emocionada, y luego yo. Para entonces, ya éramos fans del detective esqueleto.
Esto me hace pensar que me gustaría mucho ver una buena película de Skulduggery,
escrita por el propio Derek Landy. Fuente.

Algo más que una novela infantil o juvenil


Skulduggery Pleasant, preparado para la
acción. Fuente.
Pero si regresamos a ese "amor a primera vista" que supuso ver el libro o su primera lectura, no sueles encontrarte con libros supuestamente "infantiles" con un esqueleto enfundado en un traje de detective bastante sofisticado, mientras practica la magia acompañado de una joven de pelo y ojos oscuros (una oscurilla, como quien dice). Pero es que Skulduggery Pleasant no suelen ser el tipo de libro que te venden como una obra infantil. Por suerte. Tú no te esperas que en un libro "infantil" te encuentres con un esqueleto viviente (con buen gusto para la moda, eso sí), investigador de lo paranormal y mago, resucitado por fuerzas oscuras, que hace frente a vampiros, zombis, psicópatas, nigromantes... Y que ya en la primera página empieza por un asesinato (y hay docenas y docenas de muertes en la saga, por cierto). 

Pero eso son elementos. Lo macabro se suele unir con la infancia, a veces, sin que nos demos cuenta. Cuando somos pequeños, nos da bastante igual, pero cuando crecemos tememos "traumatizar" a los críos, como si estos fueran tan fácilmente "traumatizables". Por ejemplo, recuerdo que uno de mis juegos favoritos de la infancia era coger un viejo estuche de unas gafas para usarlo de ataúd de mis muñecos (diseñaba cementerios a pequeña escala, otro hobby). ¿Por qué deberíamos temer "traumatizar" a un chaval que seguramente juega a descuartizar a sus juguetes sin miedo alguno? La muerte no se puede separar de la vida. De ahí que surjan películas como Pesadilla antes de Navidad o series como Las macabras aventuras de Billy y Mandy, espectáculos donde hay esqueletos, zombis y cosas terroríficas que no asustan (o no del todo), sino que entretienen y acercan al público a un género tan estigmatizado (injustamente) como el terror.

Una breve explicación del nombre
de Skulduggery Pleasant. Fuente.

A pocos esqueletos les sienta tan bien el traje. Fuente.
Por ese motivo aprecio también que Skulduggery Pleasant sepa cómo utilizar los típicos elementos del terror y la magia (a lo Buffy Cazavampiros, a veces), combinados con el estilo detectivesco, sin olvidar ese aire a lo Doctor Who que lo envuelve todo de vez en cuando. Y no me parece infantil o juvenil porque su coprotagonista, Valquiria Caín, tenga, cuando empieza la saga, doce años. Eso es muy simple. Es como creer que El exorcista es infantil porque su protagonista es una adolescente (aunque sería divertido ver a un pequeñajo viendo esa película). Y si es infantil o juvenil, pese a todo, con lo bien que me lo he pasado leyendo los tres primeros vólumenes, podría decir que no me cansaré nunca de esta saga y seguiré adelante con ella.

No quiero dar la falsa impresión de que es una obra entretenida y ya está. No, Skulduggery Pleasant se toma en serio. Son grandes aventuras con momentos mágicos y fascinantes, además de alguno escalofriante, en torno a misterios, guerras secretas, geniales personajes, originales diálogos y temática variada, desde la importancia de ser un chaval hasta el lado oscuro de los héroes, por solo mencionar algunos de los detalles que me encantan de la saga.

Skulduggery te salva la vida


Este fin de semana ha sido uno de los más horribles de mi vida. Nunca estás preparado para que las personas que supuestamente deberían quererte, se comporten contigo como las peores criaturas del mundo. Hay gente, por llamarles de alguna manera, que piensan que pueden gobernar con sus actos al resto de las personas, que las existencias de los otros están a su merced por el simple hecho de que sus propias vidas están tan vacías que necesitan amargar a los de otros bajo falsos propósitos... No se dan cuenta que el dinero (o los vínculos sanguíneos) no generan ninguna cadena con la que atar y maltratar a nadie, pero no pienso dedicarle más de un párrafo a estos hechos, porque estos libros y este autor de los que hablo merecen más la pena que a la cosa a la que me refiero aquí. Lo que queda claro es que han sido días horribles, pero me alegro de haberme sumergido en la lectura como forma de escapar (si os fijáis en mi Goodreads, veréis que estoy en modo bookworm últimamente).

Skulduggery Pleasant haciendo algo de magia. Fuente.
Os contaré que empecé a leer Skulduggery Pleasant a principios de este año por puras casualidades, como os comenté (y gracias a Elsbeth). Coincidió con mis idas y venidas en autobús al curso de inglés, pero también con la enfermedad que se llevó a mi padre. Durante todos esos momentos oscuros, podía alejarme un poco de mi realidad soñando con ese mundo donde un detective esqueleto salva el mundo, mientras fuerzas oscuras intentan traer a monstruos como los Sin Rostro. Esa etapa se saldó con la lectura del primer volumen y el segundo, Jugando con fuego

Ahora que mi vida ha vuelto poco a poco a internarse en esas tinieblas, donde mi consuelo ha sido pasarme horas y horas leyendo varios libros en la biblioteca, he sentido la necesidad de volver al mundo de Pleasant, al principio con los relatos cortos de los que os hablé en esta columna del Juntaletras contra el Mundo, y también su siguiente novela; de ahí que en un par de horas devorase el tercer volumen, Los Sin Rostro

En estos momentos, me encuentro en la apasionante lectura del cuarto, Días oscuros. Me encantan leer cómo las tramas confluyen, los diálogos, el humor negro, los instantes de muy mala uva (como quien dice), los nuevos personajes, la forma en la que engancha al lector, cómo sobrepasa esos límites que algunos marcan en la literatura juvenil, cómo consigue que nos involucremos en esta realidad de magia y aventuras... Me encanta y me ha influido a la hora de escribir obras como Las Chicas Steampunk, que espero que algún día vea la luz (por ahora la editorial no me ha dicho nada, pero tengo varios planes, así que a esperar queda...). 

Skulduggery Pleasant en varias ilustraciones,
junto a Valquiria. Fuente.
Amén, señor Landy. Fuente.
Creedme: agradezco a Derek Landy que haya escrito esta saga. Imaginaos si lo agradezco tanto que he pensado en que, cuando vaya a Irlanda (mi hermana vive allí), me gustaría ir a alguna de sus firmas de libros y decirle algo de todo esto que se acabará resumiendo en un par de palabras mal pronunciadas en inglés entre muchos "eh... ah... ugh... Thank you... eh... Hurm... Eh... No soy tan idiota como parezco. Trust me... And... Hurm... Hello, I am the Doctor, maybe". Las dotes de la oratoria innatas en mí, basadas en las series que veo en inglés, me delatan.

Lo que querré decir con toda esa cháchara es que le doy gracias porque ha conseguido no solo enseñarme algunos trucos como escritor o mostrarme aspiraciones como el enganchar y embrujar al público, sino también porque, como lector, me ha alejado de esas horas insomnes, esos pensamientos oscuros y esa sensación de pérdida. Le doy gracias también a Elsbeth por acompañarme en este viaje y por prestarme estos libros; además, sin ella la vida no es que fuera peor, es que directamente no sería vida.

Fanart de Skulduggery Pleasant (y Valquiria). Fuente.
Así que aquí está mi pequeño homenaje a Derek Landy. Me quedan varios libros más de la saga, además de la novela dedicada al personaje de Tanith Low (la genial Tanith Low) y los relatos cortos, sin mencionar las otras obras del autor (como la novela corta dedicada al décimo Doctor, ¡qué ganas le tengo!). Mientras, seguiré deambulando por ese mundo oscuro, mientras conjuro los míos, pero siempre le agradeceré esto a Landy, el hecho de ayudarme. Y aprovecho para recomendaros a todos que os acerquéis también a la obra de este autor. Merece que se le reconozca más, mucho más. Al fin y al cabo, necesitamos más magia en nuestras vidas y Derek Landy nos la da con sus libros.

10 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Siempre que hablamos sobre los libro de Derek Landy nos sorprende saber que con lo geniales que son los libros no haya más gente que los lea o los conozca.

    Creo que tiene razón y estos son unos libros que dar a conocer ya que tienen personajes e historias increíbles.

    Y eso de que es novela infantil juvenil, he leído libros para adultos más suaves que Skulduggery Pleasant.

    A mi me encanta y me alegro de que también te gusten y te hagan pasar un buen rato y olvidarte de todo lo malo.

    Son unos libros geniales así que la gente debe leerlos, están bien escritos, tienen buenas historias, buenos personajes, qué más se puede pedir.

    Pues eso, que espero que sigas descubriendo la saga y que disfrutes mucho de ellos^^

    Elsbeth =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Elsbeth!

      ¡Sí! He llegado a tramar planes sórdidos como crear un club de fans de Skulduggery Pleasant o algo para hacer que más personas sepan de la calidad de esta saga. Al final he optado por este post y espero que alguien, gracias a él, termine picando y así tengamos a alguien más con quien hablar de estos libros (si no, ellos se lo pierden).

      En cuanto a librarse de los prejuicios de la literatura infantil y juvenil, así es. He leído libros para adultos más simples y aburridos, con menos fuerza que Skulduggery y eso sin hablar de los elementos más "oscuros" de la historia.

      Ahora mismo, como sabes, estoy con la lectura del cuarto libro y, como ya te he comentado, me temo que pronto acabará cayendo el cinco para así poder seguir explorando las aventuras de este gran mago que es Skulduggery y las aventuras de personajes como Valquiria... En el último capítulo que acabo de corregir, acaba de pasar una cosa... No puedo decirte más, pero creo que se nota una evolución entre los primeros libros y el cuarto (a mejor, si cabe).

      Ya seguiremos hablando de esta saga. Muchas gracias por compartir tu opinión y por hacer así que más gente se acerque a Pleasant. Y gracias por haber probado tú con este libro y así haberme descubierto esta saga tan fantástica (en todos los sentidos). ¡Gracias infinitas!

      Eliminar
  2. Tengo aborrecida las sagas juveniles desde hace tiempo [está moda que hay, como que me toca mucho los bemoles, de hecho tengo un par de libros sin leer, y creo que en parte es por este aborrecimiento (me ha dado por paréntesis a mi también)]; pero estás consiguiendo que estos libros me llamen la atención. Hoy en una librería de segunda mano lo miré un momento y pensé "eh, no, hay otras cosas que tienen prioridad".

    Al final después de mucho pensarlo, compré Mort y Buenos Presagios. A ver si voy leyendo más... Espero haber avanzado para cuando salga Neverwhere...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si alguna vez lo hablamos o si me has comentado que la biblioteca más cercana la tienes muy lejos, pero de no ser así, puede que haya algún ejemplar de esta saga en tu biblioteca más próxima. No obstante, yo dudé bastante si leerlo o no (años) hasta que al final picamos mi pareja y yo y ahora me considero un fan de esta saga.

      Si te sirve de consuelo, yo también estoy muy cansado de sagas juveniles y demás, pero de vez en cuando se encuentran auténticas joyas que pueden ser disfrutadas por lectores de cualquier edad y esos son los libros en los que me pierdo últimamente.

      En cuanto a Mort, recuerdo que lo disfruté bastante en su momento y Buenos Presagios..., ya sabes mi opinión, se convirtió en uno de mis libros favoritos. Ya me contarás cuando te los vayas leyendo qué te van pareciendo.

      Y sí, si tengo pasta de aquí a que salga Neverwhere, me temo que acabaré picando, ¿qué le vamos a hacer? En su día, empecé el cómic y me gustó, aunque me gustaría ver la serie (al menos por ver a Capaldi) y, si tuviese un buen nivel de inglés, escuchar la audionovela, que contó con actores como Christopher Lee, James McAvoy, Benedict Cumberbatch... Una pasada...

      Muchísimas gracias por tu comentario y por compartir estos datos, ¡disfruta de la lectura!

      Eliminar
    2. Aquí al lado de casa hay una biblioteca, así que supongo que me estás confundiendo con otra persona. Acabo de mirar el catálogo en su web, y tienen unos poco libros de Skulduggery, así que a lo mejor algún día... De hecho en esa biblioteca hay un puñado de cosas interesantes. Pero son tantas cosas las que tengo pendientes...

      Eliminar
    3. Te entiendo. Este verano, huyendo de casa (como siempre), trabajé bastante en la biblioteca municipal de por aquí y tienen un montón de obras interesantes. He decidido que primero reduciré mi montaña de pendientes para luego ir sacando algunas de esas joyitas. No obstante, es un placer ver que las bibliotecas apuestan por este contenido.

      Muchas gracias por tu comentario, un saludo.

      Eliminar
  3. Ya era una saga que me llamaba muchísimo la atención, pero después de leer esta entrada con tus reflexiones y pedacitos de lo que podemos encontrar... aish. Vamos, que al final caerá ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que soy malvado, pero si te sirve, desde que escribí esta entrada, ya he terminado el cuarto libro y he empezado el quinto. Conociendo mi velocidad de lectura (comparable a la de un caracol petrificado), creo que dice bastante de la calidad de estos libros.

      Espero que te gusten, ya me contarás. No conozco a nadie que se los esté leyendo salvo mi pareja y yo, así que siempre espero "convertir" a alguien, como he hecho a muchos amigos whovians jejeje

      Muchísimas gracias por tu comentario, un saludo :)

      Eliminar
  4. No sé si este post seguirá activo, pero dejo este comentario por aquí para deciros, que en el día de hoy, la saga de Skulduggery va de maravilloso a increíble. Estoy esperando con ansias el décimo libro pues el noveno me dejó con mono...En fin, esta saga es mi favorita, y no por su complejidad ni "calidad", sino por lo divertidísimo que es de leer. Los recomiendo concienzudamente, la cosa va mejorando a medida que vas leyendo el siguiente libro.
    Pd:De infantil-juvenil no tiene nada, sólo quizás que son extremadamente fáciles de leer, pero la verdad es que hay momentos bastantes violentos y sangrientos para un niño de 12-13 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hey! ¡Me alegro de conocer a otra persona que es fan de la saga! ¡Gracias a este post conocí también a Adrián, que es un pedazo de fan, y se ha pasado por otros posts de la saga!

      Este verano, cuando me libre de algunas cargas, espero volver a ponerme a escribir sobre Skulduggery y lo mucho que me gusta esta saga. :)

      Solo comentaría que son divertidos, pero también complejos y de gran calidad. Una cosa no riñe con la otra desde mi punto de vista. ;) Landy me ha influido mucho y es algo que quise reflejar también en mis novelas, ya que me encanta el género y mientras corregía el primer volumen de mi saga, leí el primero de la obra de Landy.

      Sobre infantil y juvenil, bueno, en el propio post digo que si lo fuera, me siento orgulloso de leerla. Estoy muy de acuerdo contigo en que no son los típicos libros de la sección juvenil donde los suelo ver cuando voy a librerías y demás. ¡Por favor, que hablamos de un esqueleto de un mago torturado, entre otras cosas!

      En definitiva, ¡genial conocer a otro fan y te invito a seguir las otras entradas que he escrito sobre él en el blog y demás! ¡Un saludo enorme!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.