domingo, 15 de febrero de 2015

Terminando Hollow Hallows y empezando dos nuevos proyectos

Fuente.
Lo siento. Sí, he estado desaparecido, pero ha sido por varios e importantes motivos. Uno de ellos es que creo que si eres escritor, debes dedicarte a escribir aunque suponga desaparecer un poco de la red. ¿Qué hay de malo en eso? Siempre he preferido que mis escritores favoritos escriban grandes obras a que pierdan el tiempo todo el día haciendo tweets ingeniosos o estados para ganar "Me gusta". ¿De qué me serviría, por ejemplo, un Neil Gaiman compartiendo cosas irrelevantes si a cambio no escribe una de mis novelas recientes favoritas: El océano al final del camino? Ya el propio Gaiman (que sí publica cosas interesantes en la red) reconocía el valor de desenchufar, poder aburrirse y hacer arte en vez de pregonar por las redes sociales y bla, bla, bla... Hagamos caso, pero antes, hablemos un poco.

Hollow Hallows, acercándose el final


Quería comentaros que, aparte de mi curso de Inglés y movidas varias, he retomado la conclusión de Hollow Hallows. Hay escritores que dicen que el primer borrador de tu novela, por larga que sea, debe ser escrito en tres meses (sí, te miro a ti, Stephen King), pero digamos que entre corrección y corrección, parón y parón, escritura y escritura, yo llevo bastante más. Quizás me conforme si la termino antes de julio.

Volviendo a Hollow Hallows, ha sido muy complicado unir ciertas piezas y, a la vez, muy fácil. Me explico. Pensándolo fríamente, no sabía si era lógico, pero dejando que los personajes hablasen, ellos mismos han encontrado una posible solución para ser conducidos hasta el momento oportuno en que todo terminará. Quedan capítulos muy oscuros por delante y revelaciones que creo que no esperáis.

Ayer pude publicar un nuevo capítulo (el 29, ¿cómo que no lo habéis leído? Pincha) y también escribí uno más por la noche donde comprendo una vez más la importancia de liberar a los personajes. Sé que autores como Patrick Rothfuss (El nombre del viento, El temor de un hombre sabio) están en contra de que los personajes literarios decidan su destino y muevan la novela a su antojo (pone el ejemplo de que los escritores deben ser padres responsables que no dejan que sus hijos, los personajes, hagan lo que quieran en un restaurante), pero yo no soy de ese tipo de juntaletras. A lo largo de mi experiencia, me ha gustado más ver cómo esos simulacros de vida toman sus propias decisiones, que obligarles a que hagan lo que yo diga. Mis mejores historias sé que son aquellas donde los personajes deciden lo que quieren hacer y yo soy el cronista que les sigue en ese viaje. Es donde me lo paso mejor y considero que el lector también. Entonces, ¿por qué ponerle trabas?

Dawn Hownland por Merche Ondi.
Sea como sea, me lo he pasado muy bien escribiendo Hollow Hallows y, aunque aún queda, quería aprovechar para daros las gracias, como siempre, por leerla, comentarla, compartirla... Debido a vuestro entusiasmo, he aprendido que mis historias son valoradas y que no debo coartarme, que debo contar la historia que quiero contar, sin límites. Este es uno de esos consejos literarios que no se suelen dar, ¡estamos acostumbrados a ver la literatura como marketing y no tienen nada que ver para mí! Sí, sé que hay escritores que crean productos para que sean vendibles de una manera sencilla, pero yo no me paso tantos meses escribiendo (o buscando historias) para luego "cortar" lo que no sea comercial. No, eso se deja para gente poco atrevida, gente tímida que decide no meter a un psicópata de verdad por temor a no poder vender su novela a todos los públicos, para gente que es incapaz de meter una palabrota incluso cuando el personaje se lo pide... Eso se deja para autores que no son aquellos que utilizo de ejemplo. Porque Hollow Hallows solo la podré escribir una vez, ¿por qué escribirla como si no fuese yo, como si no tuviese toda la libertad que desease? 

Así que a seguir tecleando mientras se acerca el final, pero esperad un segundo, quiero hablaros de algo más...

Vermillion, venganza más allá de las estrellas


¡Y hay nuevos proyectos literarios en marcha! Os basta con ir al apartado Proyectos para daros cuenta de que hay dos nuevas obras en marcha, pero empezaré por hablaros de una de ellas.

Aparte de escribir el final de Hollow Hallows, he estado trabajando en dos nuevos proyectos junto a Elsbeth, que es alguien así como... mi todo (sí, suena cursi, pero es lo que es: diseñadora, lectora de pruebas, consejera...). Por ahora, he titulado a estas dos obras, de forma provisional, como Vermillion y Ad Infinitum. No son los nombres que barajo como definitivos, pero son nombres para referirme a los proyectos sin problemas, como cuando se ruedan películas con falsos títulos para no llamar la atención (El retorno del Jedi era Blue Harvest, ¿no?).

Hasta hace poco pensaba que había que centrarse en una sola obra y luego ya pensarías en la siguiente, ahora me he dado cuenta de que se puede trabajar en varias cosas a la vez y no es el fin del mundo. No quiero decir que he empezado dos novelas mientras tengo que terminar una, lo que sí puedo decir es que estoy acabando una novela y he esbozado otras dos con ayuda, por supuesto, de Elsbeth.

La canción que inspiró el título. Fuente.
Escuchad esta canción... Vale la pena. Fuente.
Vermillion es la novela que cuenta un disco estilo Awesome Mix que hicimos Elsbeth y yo con canciones de nuestra época adolescente, temas como Getting Away With The Murder, Desert Song o Why Cry? Vale, voy a explicarme. Íbamos escuchando el disco en su coche y empezamos a hablar de la historia que podían esbozar aquellas canciones, con sus sentimientos, letras, significado... Concluimos el disco de veinte canciones con un esbozo de veinte capítulos, al menos, con forma de borrador en nuestras mentes. 

¿De qué va Vermillion? Quizás podría definirse como un thriller con dosis de terror en un entorno de space opera donde fuerzas más grandes que el multiverso mismo planean iniciar la batalla que termine todas las batallas (bélico), sin olvidar que es la vida de unos personajes dispuestos a aceptar una aventura que quizás no superen.

Durante las últimas semanas de diciembre de 2014 y las primeras de enero de 2015, trabajamos hablando en los personajes, en la trama y nos ha convencido tanto que puedo decir que Vermillion está dentro de los planes futuros como una novela (o dos, aún no le he decidido del todo).

Y sí, se llama Vermillion por la segunda parte de la canción de Slipknot, como os adelantaba en los pies de foto. ¿No la habéis escuchado? ¿A qué estáis esperando? ¡Es impresionante!



Ad infinitum, porque hay más mundos que este


Supervillanos, ¿por qué no? Fuente.
¿Y de dónde surge Ad Infinitum, más allá de una locución en latín que significa "hasta el infinito" (y no, no "más allá" como Buzz Lightyear)? Rebuscando entre sus archivos antiguos, Elsbeth encontró los apuntes que hizo en 2010 para una historia que había soñado, una mezcla de novela de fantasía con notas de aventura que nos hubiera gustado leer a ambos en su momento. Le propuse que la escribiera.

Estuvimos revisando las notas sobre personajes, mundos, subtramas, diálogos... Lo ordené para ayudarla en un resumen sin explorar en profundidad lo que ocurriría después (hay muchos escritores que no desean planear su obra completamente, porque entonces se aburren y la dejan por el camino, entre ellos Stephen King y George R.R. Martin).

Y hablamos del proceso creativo: hacer una playlist, buscar imágenes que podían inspirar la historia, charlamos sobre los personajes, buscamos nombres, encontramos historias... 

Y, al final, llegamos al acuerdo de que tendríamos que escribirla entre los dos en el futuro, como tantas obras escritas entre dos, como la reciente La Prueba de Hierro de Cassandra Clare y Holly Black (que aún no he podido leer, pero Elsbeth está en ello) o Buenos presagios de Terry Pratchett y Neil Gaiman (aunque ellos siempre digan que la escribieron antes de ser Terry Pratchett y Neil Gaiman), la cual sí leí en su momento y me gustó bastante por el estilo desenfadado de ambos autores en "una divertida comedia sobre el fin del mundo y cómo vamos a morir todos". Esta colaboración, por cierto, es algo que me recuerda a cuando Gaiman decía que no sentía que pudiese escribir con su esposa y cantante Amanda Palmer, a la vez que ella pensaba que no podría cantar nada serio con Gaiman debido a que ambos estaban obsesionados con sus disciplinas artísticas y que podrían acabar discutiendo. Elsbeth y yo nos arriesgamos. ¡Esperemos que llegue a buen puerto!

Sí, Valkiria de El Detective EsqueletoFuente.
Ad Infinitum pretende ser una novela que parte de las bases de las típicas historias Young Adult para modificarlas y entrar en otro terreno. No pretendemos caer en los lugares comunes ni cortarnos pensando: "¿lo entenderá el lector más joven?". No, escribiremos para un lector de cualquier edad que tenga algo en la cabeza, que esté dispuesto a emprender un gran viaje más allá de esta realidad y que pueda aceptar la parte más oscura de una historia que parece ser fantasía con algo de ciencia ficción, pero que va más lejos de eso al plantear una premisa que es... Eh, no, no os lo podemos decir todavía. ¡Lo sentimos! Muy pronto.
Siempre tengo que darle las gracias a Elsbeth, por muchísimas cosas, infinitas cosas. Es difícil comprender todo este viaje que llevamos desde hace siete años si no fuese por su inmensa bondad. Hemos pasado por muchos momentos, no todos buenos, pero aquí seguimos y ella sigue dándome sentido de más maneras de las que nadie haya sido capaz nunca. Ahora, me sigue haciendo soñar con contar historias con su inestimable ayuda e imaginación. No obstante, nosotros unimos nuestras historias allá por 2008 y aquí continuamos, ¿por qué no crear otra, literaria, con la que soñar y realizar ambos? Es algo complicado, pero muchas más cosas de las que imaginamos lo son y Elsbeth siempre será la persona que tendré a mi lado para intentar seguir viendo el mundo sin que caiga sobre mí. Por eso, muchísimas gracias como siempre. Agradezco que nunca hayas dejado que me pierda.

Y así va escribir y soñar. Acabas una cosa, empiezas otras. La vida es así en muchos términos. Por ahora hay que afrontar también lo que ocurre más allá de nuestras letras y aguardar que todo vaya bien. Espero pronto poder contar todas esas historias y recordar que un escritor es un soñador que persevera, no alguien que tiene solo una buena idea y le dice adiós, sino alguien dispuesto a volver a ese sueño una y otra vez hasta hacerlo realidad tecleando sobre la página en blanco. Aquí estoy, tecleando.

P.D.: ¡Maverick se acerca! ¡Un nuevo relato! Muy pronto. La echaba de menos.


4 comentarios:

  1. Planteaste una idea interesante. Una idea que planteó Miguel de Unamuno en Niebla. En la novela el personaje se enamora de una mujer irracional, que da clase de pianos pero odia la música. Lo termina abandonando por su ex novio, entonces el protagonista piensa en suicidarlo, no sin antes consultarlo con...Unamuno, que le revela que conoce la historia, porque es un personaje imaginado por él. El personaje plantea la idea de la autonomía de los personajes e insinua matar al autor, que reacciona muy mal y le dice que va a morir, lo que sucede.

    Garric Odell parece estar pasando por eso, salvo que con personajes más siniestros. Aunque tiene a su lado a Dawn, un gran personaje, admirable a pesar del entorno que le ha tocado. Es realmente especial.
    De la novela, sigue sin gustarme el episodio del sepulturero. Cae en la misma exageración que a veces cae Stephen King. En lo demás, es una notable novela.

    Me interesan los proyectos que anuncias. Vermillon es una idea interesante, como eso de inspirarse en canciones. Ad infinitum despierta mi curiosidad.
    Muy afortunado en tener una socia creativa.

    Estoy descubriendo o redescubriendo mi admiración por Robin Wood, guionista de historietas, creador de Gilgamesh el inmortal, Mark, Pepe Sanches (paradia de espias), y otros personajes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Demiurgo

      Conozco la obra de Niebla de mi época en la Universidad y, aunque siempre ha sido una obra que me he propuesto leer, aún la tengo a la espera. Sé que es la precursora de la mezcla de ficción y realidad a estos niveles, con debates entre los personajes y los creadores. Me encanta. No hay que ir muy lejos para encontrar también el mítico cruce entre Animal Man y el propio Grant Morrison en el final de la etapa de este personaje que escribió el guionista de Arkham Asylum. Te lo recomiendo.

      Garric tiene decisiones muy complicadas que tomar, pero al fin y al cabo es su destino el que está escribiendo y... Queramos o no, todos escribimos nuestro destino con cada uno de nuestros actos, incluso Dawn con su nihilismo y sus ganas de escapar de lo que le rodea, que creo que son sentimientos muy humanos o, al menos, sentimientos que muchos hemos sentido.

      En cuanto al tema del sepulturero, espero que a medida que avance la parte final, se explique mejor su inclusión. No obstante, cometer un error que comete King para mí es casi un halago. Gracias por tu opinión sobre ese aspecto.

      Me alegro de que te llamen la atención tanto Vermillion como Ad Infinitum, espero que todo salga bien y tanto Elsbeth como yo os las podamos entregar algún día.

      En cuanto a Robin Wood, yo también debo descubrirlo, porque es uno de mis pendientes, junto a grandes autores como Alex Toth.

      Como siempre, muchísimas gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  2. Espero que me dé tiempo a ponerme al día con Hollow Hallows antes de que llegues al final. Aish, entre todo lo que tengo que escribir, estudiar y las lecturas pendientes no doy a basto... :(

    Vermillion es una de mis canciones preferidas de Slipknot, con sus tres partes o versiones, como gustes ;)

    He leído la información sobre tus dos nuevos proyectos y la verdad es que como poco intriga la cosa. Te deseo mucha suerte con todos ellos, seguro que crearás mundos fabulosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana

      No te preocupes, prometo solemnemente no hacer ningún tipo de spoiler (ni siquiera cuando haya publicado el final). O advertiré mucho de que voy a hacerlo. Entiendo que todos vamos cogidos de tiempo y no tenemos ni un momento para aburrirnos, pero bueno, así es la vida, y si consiste en escribir, leer, estudiar... creo que vale la pena :)

      Vermillion es una canción genial, aunque confieso que no descubrí hasta hace poco la parte 2. Me gusta Slipknot, pero sobre todo en su vertiente "tranquila" como en "Circle" o esta canción.

      Muchas gracias, espero que todo salga bien y ambas historias vean la luz. Aprovecho para desearte a ti también mucho ánimo con todos tus proyectos, ya que necesitamos más historias en este mundo.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...