31 de diciembre de 2013

Mi 2013: Lo que terminó.


¡2013! ¿Los números traen mala suerte o son las personas y los sucesos que nos acontecen? Aún no sé si he estado ante un buen año... Muchísimas cosas malas han pasado, algunas buenas, pero… aquí sigo. ¡Supongo que será cuestión de perspectiva! 
Este año ha visto, para empezar, cómo hacía las prácticas en la radio, presentaba mi TFG y terminaba definitivamente la carrera de periodismo con la orla. 
La radio fue una experiencia que recordaré durante muchísimo tiempo; incluso hice algún que otro amigo y amiga, además de aprender mucho. Algún día, os contaré algunas de esas experiencias que viví por allí, seguro. 
Sobre mi Trabajo de Fin de Grado, fue calificado con la máxima nota (es lo que tenemos los Slytherin) y mi tutor me dijo que siguiera adelante y me doctorase, cosa que quizás haga solo para hacer el chiste Doctor Who? Cosas mías. 


En cuanto a la orla, recuerdo que tuve a quien quise a mi lado (algo más importante de lo que podéis pensar), que recibí algún que otro espectacular regalo (camisa de Los Rolling, cómic de Alan Moore, un Silencio de DW)… Ah, y una buena cena (esto es… fabuloso). 
Al mismo tiempo, he dicho adiós a mis compañeros de clase, entre ellos a muchos amigos. Tres de mis amigas de carrera se fueron de la isla donde habito, La Roca, a finales de verano para seguir con sus estudios y proyectos fuera. Mi mejor amigo de estos años sigue por aquí, estando a mil cosas como siempre y emprendiendo nuevos proyectos. Otros camaradas se han convertido en colaboradores del portal cultural que llevo junto a otros compañeros… No sé, creo que la gente con la que mejor me lo pasé no está del todo lejos y si alguno lo está, ¡ya sabremos dónde encontrarnos! 
También he concluido mi periplo por varias webs de periodismo, por mi incapacidad para cumplir con las fechas señaladas o mi deseo de vivir nuevas experiencias y alejarme de algunas cosas que no me agradaban. Ha sido un placer. 
Mientras tanto, ¿qué tal me ha ido como escritor? He terminado varios relatos para Ánima Barda, alguno para Action Tales (menos de los deseados, por desgracia) y en líneas generales he reescrito la mastodóntica novela de tres actos que llamo La Historia. ¿Qué decir al respecto? Sigo escribiendo. ¡Eso es bueno!
Con respecto a los libros y cómics leídos este año, han sido menos de los deseados. Espero que el próximo pueda continuar con buen (o mejor) pie (de hobbit). Mis libros favoritos han sido Las ventajas de ser  un marginado (que me gustó tanto como la película), un compendio de Cine de Terror de una famosa editorial (fantástico es poco), el genial y emotivo Marvel Comics: La Historia Jamás Contada (¿cómo un libro aparentemente teórico puede ser tan emocionante como un tebeo?) y Zen en el Arte de Escribir  (de mi admirado Ray Bradbury, y a juntar con el fantástico Mientras escribo de Stephen King). 
En cuanto a tebeos, me quedo con La Liga de los Hombres Extraordinarios 2009 (el mejor final de Harry Potter que ha habido), Batman. El Hombre Que Ríe (el cual he vuelto a leer este año), Triunfo y tormento (una de las mejores historia de Victor Von Muerte), The Private Eye (la fantástica iniciativa de K. Vaughan y Marcos Martin), Jupiter Legacy (Millar me ha gustado en su inicio, a ver cómo sigue), Born Again (la historia de Daredevil que NO DEBÉIS DEJAR DE LEER), la magistral Estela Plateada: Parábola (Stan Lee escribió uno de sus mejores cómics aunándose al estilo único de Moebius), Días del futuro pasado (historia fundamental de los X-Men), Marshal Law (mucha mala leche, algo que me encanta, y una reflexión estupenda sobre los superhéroes), Marvel: La Era de los Prodigios (un estupendo regalo de cumpleaños que se ha convertido en un imprescindible), A.I.D.P. (¿encantado con este spin off de Hellboy? Es decir poco)…
Mención de honor para Marvel NOW! que ha sabido refrescar personajes sin tener que cargarse la continuidad. Destacaría toda la trama de Vengadores de Hickman que está llegando a su esplendor en Infinito, y la serie de Jóvenes Vengadores de Guillen, que es simplemente estupenda. Sin olvidarme de X-Factor de Peter David, que no es muy NOW!, pero me encanta y es de Marvel. Por ahora, solo me ha decepcionado Guardianes de la Galaxia… Ay, Bendis. 
Si omitiese Saga 2 estaría cometiendo una injusticia para uno de los mejores cómics actuales. Lo mismo que si no dijese nada de mi relectura del volumen primero y segundo de The Umbrella Academy. Deciros que me encanta buscar en ellos esa fuente de ideas continua que desborda en cada página. Recomendaros ambos cómics si aún no los tenéis.
Ah, y he comenzado a leer manga, como se puede ver con la emotiva El perro enamorado de las estrellas, la buenrrollera Bakuman, la onírica Miyukichan in the Wondeland o la magistral Pluto. Como algunos sabéis, siempre he tenido bastante reticencia hacia el manga, pero ahora parece que estoy descubriendo un mundo nuevo y rebosante de ideas (algo que he aprendido a apreciar cada vez más con los años). ¡Espero que se me contagien algunas!

Sobre series, ahora de televisión, no puedo dejar de mencionar la continuación de Doctor Who en su cincuenta aniversario y os recomiendo el visionado de An adventure in space and time, fantástica recreación de cómo fue hacer el primer capítulo y dar comienzo a la aventuras. También he empezado a ver The Wire, Twin Peaks (la recuerdo de mi infancia, no preguntéis por qué), Agentes de SHIELD y Breaking Bad. Y he vuelto a catar ese delirio, a veces mejor y en otras ocasiones peor, que es Masters of horror (mi favorito sigue siendo El fin del mundo en 35 mm).
En cuanto a película, podría dividir mis favoritas vistas por primera vez o de nuevo, en:
  • Grandes películas: Gravity, Tenemos que hablar de Kevin, Velvet Goldmine, The Devil´s Carnival, Pacific Rim, Balada triste de trompeta, Solo Dios perdona, Las ventajas de ser un marginado, Stoker, Drive, En la casa, El dilema, La sombra del vampiro, L.A. Confidential, El precio de la verdad, El desafío: Frost contra Nixon, El reportero de la Calle 42, Desaparecido y Radio Encubierta. 
  •  Cine de Superhéroes: Thor: El Mundo Oscuro, El regreso del Caballero Oscuro (Parte 1 y 2), La Liga de la Justicia: Crisis en dos tierras, Iron Man 3, Super y El Hombre de Acero. 
  •  Comedias buenrolleras o dramáticas: Annie Hall, Stuck in love, Desmontando a Harry, Manhattan, La púrpura Rosa del Cairo, Toma el dinero y corre, Ruby Sparks, 50 / 50, Una historia casi divertida y Dos en la carretera. 
  •  Clásicos míticos o pelis míticas: Vértigo, Senderos de Gloria, El último atardecer, El Increíble Hombre Menguante, La Matanza de Texas, Psicosis, Alien, Cinema Paradiso, El verdugo, Mad Max, Evil dead, Tumba Abierta, Trainspotting y Dark City. 
  •  Cine de animación: Fantasía, Wall•E, ¡Piratas!, Pocahontas y El origen de los guardianes 
  •  Películas asiáticas: Ghost in the Shell, Confessions, Battle Royale, Akira o La Princesa Mononoke. 
  • Documentales: Grant Morrison: Talking with gods, Foo Fighters: back and forth, Comic Con. New Hope, Corazones en las tinieblas y Searching for a Sugar Man.

Aparte de todo esto, supongo que también una parte de mí ha terminado. He de confesar que me he convertido en una persona bastante obsesiva, que si piensa que hace algo malo el destino se lo va a devolver a base de golpes. Por eso intento tender la mano aunque me la corten. Pienso que hay algún tipo de fuerza que decide si castigarnos o no y no quiero más castigos. Y no, no son mis editores. Puede que sea una idiotez, una superchería sin sentido, pero al menos me permite ser una persona medianamente decente aunque por el camino no deje de equivocarme. Al menos, ahora sé pedir perdón.
Sea como sea, la vida te machaca por algo, eso es lo que he decidido pensar.
Y es que 2013 ha sido un año nostálgico. Hace seis años que empecé bachiller, cinco años que llevo con mi parienta (pronto seis), cuatro años casi desde que empecé la carrera… Son cifras pequeñas, pero, a veces, parecen tan grandes...
Sabéis lo que detesto la nostalgia, pero suelo tirar de ella y a veces ella me tira, me derriba y me entierra a mí, pero…
Hasta aquí las cosas que terminaron.
No puedo convertir este texto en una oda a la melancolía con sabor a muerte y decadencia. Tengo veintidós años, ¿qué clase de cretino me he creído, que pienso que veo el final de mis días cuando estos aún no han amanecido? Vaya, ¡qué poético me ha quedado!
Mañana, las cosas que empezaron... Y las que empiezan... 
Será un año nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.