Seguidores

Hollow Hallows, ya disponible.

miércoles, 30 de mayo de 2012

Tim Burton y la música.


Diario de rodaje "No quiero verte ni muerta": Día 4.



La historia de un parque y de una pareja que no quiere verse ni muerta
Tras dos semanas sin rodar, conseguimos la cámara, los micrófonos y demás casi de casualidad. Era lunes 30 de abril y ese tiempo había servido para tomar conciencia de nuevas cosas. Por ejemplo, vi “Los Juegos del Hambre” y me pareció que estaba rodada muy mal. ¿Dónde estaba lo de respetar el aire? ¿Buscar el plano ideal para transmitir algo? No lo sé. Cosas que te mosquean cuando tú tienes que repetir diez veces la misma escena para no cortar una cabeza ni cosas así.
Considero que este corto me ha servido para juzgar mejor lo que veo. Hasta “Persiguiendo a Amy” me parece mal dirigida, aunque no tan mal escrita. Lo siento Kevin Smith (aunque tú mismo lo has reconocido). Ahora, pese a que no soy un director ni un cámara cualificado, sí juzgo de otra manera las pelis o series que veo.
En definitiva, que el lunes volvimos a rodar. Las escenas eran todas con nuestros protagonistas: Daniel y Elena. Pensé que todo estaba controlado, que seríamos puntuales, que nos iría genial…
Y, de repente, nos damos cuenta de que no tenemos a la maquilladora. Yo tampoco lo había pensado. Lydia no podía venir. Menos mal que estaba Els para ayudar con el maquillaje y el rodaje. Una vez más, muchas gracias.
Cualquier parecido con alguna saga ñoña... No es casualidad.
Foto realizada por Els.
-Parques, jardines y prados ñoños
El Campus Guajara fue una buena localización. Teníamos su largo paseo. Lo único malo era el viento, la luz cambiante y toda la gente que pasaba y se quedaba mirando. En serio, esto en las superproducciones no pasa.
Tras todos esos planos fuimos a parar a una plazoleta dentro del campus, aunque no lo parezca tanto... Rodamos otra escena donde a mí me pareció costar encontrar los planos. Los diálogos salieron bien, hice algún plano artístico (ya me conocéis).
Luego, llegó la escena del prado… Bueno, prado que realmente era un jardín. Creo que saqué los suficientes planos y conseguimos entre todo el dinamismo de una gente que se odia. Lo malo era tener la música machacona de una de esas sagas cursis en la cabeza. Ay…
Los personajes metiéndose en su papel.
Foto realizada por Els.
Pasamos después a una escena de uno de los protagonistas corriendo. Cuando alguien corre y no tienes medios, tienes que pedirle que corra despacio si quieres que la cámara lo alcance lo suficientemente rápido. Cosas mías.
Terminamos, tras ir a cargar la cámara y vaciar la tarjeta, en la plaza de la Facultad de Historia (que se mezcla con la de Psicología y Filología). Me gusta el monumento metalizado pese a sus formas extrañas. Ya os imaginaréis qué hice: muchos planos artísticos.
Tras esa última conversación, habíamos concluido el cuarto día de rodaje, sin graves incidentes ni problemas, todo más controlado y puntual.
Buff, quedaba menos.
Sólo dos días.
Pero temía esos dos días.
Eran los peores.
Eran los más complicados.
Pero todo llega a su fin.
Menos mal que el martes era fiesta y podíamos descansar un poco.

Daniel, que es cámara, hablando de la zona
que era mejor para rodar.
Elena y yo escuchando.
Foto realizada por Els.

Boceto de"No quiero verte ni muerta": Un pequeño dibujo.


¡Saludos a todos, monstruos!
¿Cómo? ¿Que más bocetos? Sí, ya sé que había prometido que no os horrorizaría más con mis dibujos diseños de los personajes… Pero uno es malvado y quiere daros un último vistazo a nuestro corto.
Hoy os dejo con la representación gráfica del título: “No quiero verte ni muerta”… O más bien, un juego visual sobre ese título y nuestro corto. Espero que os guste.

Porque, a veces, no es buena idea cruzar océanos de tiempo para encontrar a alguien.

Boceto de "No quiero verte ni muerta": Vampiro


¡Hola, monstruos!
Llegamos al último personaje que os presentaré sobre el corto “No quiero verte ni muerta”. ¿Y por qué el último? Por tres motivos: ya no quedan más diseños (aunque puede que sí una sorpresilla), este es el último personaje y es el protagonista.
Allá vamos…

Ser un vampiro te hace tener una perspectiva diferente de las cosas. 
Puedes pasarte toda la inmortalidad solo o mal acompañado (¿qué más da? No puedes morir)… 
Sin embargo, nuestro chupasangre va a aceptar una apuesta que hará que desee estar muerto (de verdad de la buena) .
Este es el vampiro de “No quiero verte ni muerta”.

martes, 29 de mayo de 2012

Diario de rodaje de "No quiero verte ni muerta": Día 3.



Después de nuestra visita al bosque, llegamos al jueves 17 de abril. Tras una noche desvelado, pensando en el corto, me desperté dispuesto a rodar.

-Habitaciones fáciles
Elsbeth nos ayudó no sólo llevándonos a por el material desde las 8 de la mañana (cámara, trípode y demás), sino también prestándonos su habitación.
Sí, en nuestro corto hay una escena de cama.
No os pongáis “calentulientos”.
O sí.
Bueno, todo dependerá de cuando veías el corto. Ya me diréis.
Gracias desde ya a Els, una vez más.
La escena transcurrió bien, intentando esquivar los espejos para no reflejar cámara, buscando un buen ángulo… Creo que fue una escena fácil dentro de lo que cabe de rodar. Eso sí, saqué como cinco tomas de la única frase de la escena.
Cosas mías.
Estoy loco.
Preparando la escena.
Foto realizada por Els.
-Cafetería e insultos
Tras el rodaje en la habitación, fuimos a mi facultad. La gente de la cafetería nos ayudó mucho sin ponernos ninguna pega por hacernos con su zona “chill out”. Muchas gracias desde aquí.
Yo me puse a hacer mis planos artísticos con la ventana rota, el taburete con forma de mano, unas mariposas metálicas y un sol metálico. En medio, Daniel y Elena hablando sobre la comida de los vampiros. Sí, ellos también eran cruciales, pero yo estaba con mis habituales idas de olla.
Conseguimos el cabreo de la escena con Elena gracias a los métodos de interpretación de Daniel: insultar a Elena.
La escena de la cafetería.
Foto realizada por Els.
-Lugares perdidos
Terminamos la escena y almorzamos. Después, nos tocaba el local de Daniel para grabar una especie de bar donde se reúnen los monstruos. Todo fue demasiado improvisado, tardamos mucho en las caracterizaciones y no di todo lo que podía dar de mí. Esas escenas de la tarde solo quedaron como posible recurso. Queríamos volver a grabar ahí, al final no pudimos.
Al menos, encontramos otro refugio para los monstruos.
En definitiva, sacamos dos escenas ese día y nos faltaban un gran trecho, pero bueno, no había que perder la esperanza.
El lugar de reunión de los monstruos toma forma.
Foto realizada por Els.
-El cumpleaños de Elena
De forma imprevista, me enteré de que era el cumpleaños de nuestra protagonista Elena. Creo que un rodaje con un cumpleaños nos acerca más a Peter Jackson y el rodaje de El Señor de los Anillos, donde varios actores cumplieron años a lo largo del arduo rodaje. Nosotros sólo llevábamos tres días, pero ¿qué queréis? Me mola Peter Jackson.
Desde aquí, felicidades a Elena. Ya atrasadas, pero vaya, cosas de escribir un diario de rodaje con cierta tardanza.
Elena cumplía años.
Foto realizada por Els.
-Y continuamos…
Teníamos una semana libre de por medio. Al menos, libre del corto, otra cuestión era todos los trabajos con los que nos han acosado este cuatrimestre. La semana sin rodaje no fue premeditada, básicamente las cámaras estaban cogidas. Un pequeño desastre, pero que vi como una oportunidad: empollar algo más de cine, coordinar mejor el rodaje y todo eso.
Hurm… Aún así, las cosas nunca son fáciles cuando tienes por medio una cámara. Menos si es la Cámara de los Secretos. En fin, cambio y corto.


Boceto de "No quiero verte ni muerta": Lunática.


¡Hola, monstruos!
Llegamos al penúltimo personaje que presentaremos sobre el corto “No quiero verte ni muerta”. Es alguien bastante importante en la trama y ya me contaréis qué os parece cuando veáis el corto.
Por ahora, tenéis su diseño…

Ella es una chica que le gusta los vampiros.
Bueno, antes le gustaba la música pop precocinada y vestía de rosa, pero como eso ya no está de moda, ha decidido que lo mejor es ser gótica, tomar la tristeza y el negro como una moda y leer libros de “romance paranormal”.
Su vida cambiará cuando se da cuenta de que aquellos seres que adora, criaturas tormentosas (pero enamoradizas) existen.
Ella es nuestra Lunática de “No quiero verte ni muerta”.

Porque Vengador se nace, no se hace...


Los Simpson Vengadores


lunes, 28 de mayo de 2012

Boceto de "No quiero verte ni muerta": El Cazador de Monstruos.


¡Hola, monstruos habitantes del Antro!
Regresamos con los diseños del corto “No quiero verte ni muerta”. Volvemos por todo lo alto con uno de esos personajes que son raros de narices. Ya me diréis qué pensáis sobre él cuando veáis el corto.

Los Cazadores de Monstruos son… Exactamente eso, una orden que se dedica a cazar monstruos. Sin embargo, los tiempos han cambiado, quedan muy pocos y la hermandad se destruiría a sí misma si los cazan. Por tanto, algunos han acabado siendo sombras de lo que fueron.
Pero eso es lo de menos, lo que más preocupa a nuestro Cazador de Monstruos es otro asuntillo: soportar a su parienta.
Este es nuestro Cazador de Monstruos de “No quiero verte ni muerta”.

domingo, 27 de mayo de 2012

¡Séptimo y último programa de "Vigilantes"!

¡Hola, monstruos!

Todo lo que tiene un principio, tiene un final... Entre esas cosas, nuestro programa... Mejor dicho, nuestra primera temporada. 

Hay que advertir que es un final, que los exámenes están al lado, que había que concluir de manera grandiosa... Y eso se traduce como: mucha ida de olla que esperemos que os guste.

En el séptimo programa tendréis buena música como siempre además de la agenda cultural, la sección de cine (comentamos "Desmontando a Harry" - film recomendable- y "Jason X" - la película cutre), series (con dos cancelaciones y una serie que regresa a nuestras pantallas) y, además, comentamos los resultados de nuestra encuesta del mejor final de una película.

Por si fuera poco, en los últimos minutos damos nuestra opinión sobre la temporada y hablamos un poco de lo que prometemos para la próxima.

Ah, y cada vez que descargas este programa, alguien se salva de ver "Jason X"...

Podéis descargar el programa pinchando aquí.


P.D.: Además, como siempre, mucho, pero que mucho desbarre en el programa, lo sentimos.

Jason X está conmocionado con nuestra crítica.

Cita célebre (o frase molona): Sobre demonios que huyen, por Steven Moffat.



“Demons run when a good man goes to war
Night will fall and drown the sun
When a good man goes to war
Friendship dies and true love lies
Night will fall and the dark will rise
When a good man goes to war
Demons run, but count the cost
The battle's won, but the child is lost”.
STEVEN MOFFAT
para DOCTOR WHO.


Diario de rodaje de "No quiero verte ni muerta": Día 2.


Día 2: “Planos artísticos, bosques, máquinas de refrescos, una cabeza zombi y otras cosas del querer”.
El bosque donde grabamos.
El primerdía fue bastante complicado y menos fructífero de lo esperado, pero “No quiero verte ni muerta” ya había comenzado. 
Desde que ruedas un día, sabes que tienes que terminarlo. Es algo personal. No hay vuelta atrás. Es una prueba de valía.
Como dirían los espartanos cuando están guerreros: “Aú, Aú, aú”… O algo así.

-Un, dos… Grabando… Hola, hola… ¿Se me escucha?
El miércoles 16 de abril continuó el rodaje. Comenzamos de once a una, por la mañana. Había que grabar la voz en off. Sí, tenemos voz en off, un recurso que mucha gente odia, pero que a mí me gusta. Además, esta voz en off tiene su lógica. Ya sabréis por qué.
En el estudio de radio (con cierto micrófono chusco que cuando conseguía funcionar me ponía una voz extrañamente sexy… Hurm…), el protagonista, Daniel, leyó toda la voz en off, que era bastante más de la que me imaginaba. Algunas eran frases breves, pero tenían que tener sentimiento.
Al final, Lydia y yo, quienes estábamos en la pecera grabando, encontrábamos un ejemplo. Si la chica te ha dicho “cariño”, Daniel tenía que tomárselo como si le hubieran dicho “capullo”. Por suerte, sacamos las suficientes “tomas” de la voz en off.
Aprovechamos la llegada de Elena, Abigail y Els. Els y Abi para comentar qué le parecían, lo que habíamos hecho Lydia y yo, mientras que Elena tenía que grabar dos o tres frases que se escucharían a través de un teléfono móvil. Entre ellos, un momento “gritos incomprensibles” que terminaron en un “jodido vampiro”. Elena es genial como actriz.
Por tanto, la mañana terminó bien. Mis dos protagonistas habían conseguido una química estupenda y actuaban bastante bien.

Máquinas de refrescos que te hacen desear tener guardaespaldas
Después de almorzar, fuimos a la sala donde está la máquina de refrescos en mi facultad. Íbamos a grabar otra escena. El plano inicial lo tendría que repetir días después, pues había un gazapo (cosas de raccord), pero mis protagonistas siempre han tenido más paciencia que yo, su director.
Había un desgraciado por allí hablando mientras rodábamos. Sí, tuve ganas de asesinar. Menos mal que no se grabó su voz, si no, hubiera empezado a usar mi mágica katana que no existe. En serio, hablaba cuando rodábamos, cuando no, se callaba. 
En las superproducciones, no hay ningún curioso fastidiando. No porque hayan buenos controles, sino porque tus guardaespaldas se lo llevan a un callejón y le zurran de lo lindo. 
En conclusión, quiero guardaespaldas.
En fin, tras el maquillaje a Daniel y la transformación de Elena en gótica, teníamos a los dos personajes principales y su charla sobre los bancos. Sí, somos un film social, hablamos de bancos e incluso hay escenas sentados en ellos. 
Bueno, creo que he confundido el tipo de banco. Cosas mías.
Y sí ya hacemos publicidad y lo de delante es la cámara no un brazo biónico.
Foto realizada por Els.
-Pasillos, gafas de sol y otras cosas guais
Una escena de lo más simple se convirtió para mí en una de las más complicadas. No teníamos extras. Era miércoles por la tarde. ¡Ni un alma! La facultad había quedado libre de peña excepto nosotros, que éramos pobres espíritus condenados.
En fin, menos melodrama, gente.
Conseguimos dos extras.
Cuatro actores y un director torpe. Daniel y Elena sólo tenían que caminar, mientras las dos chicas que hacían de extra hablaban (al final las encontramos, como ya dije). Creo que esas dos extras se hicieron  grandes amigos tras tanto parloteo, mientras yo repetía la escena desde diferentes encuadres. 
Me he empezado a dar cuenta que Peter Jackson es un crack de verdad de la buena, ¿cómo podía dirigir a tanta gente en las batallas de “El Señor de los Anillos” sin perder la paciencia?
En fin, tras varios planos, creo que conseguí un buen resultado, aunque realzó la idea de “hazte siempre el maldito storyboard, pirado” y “me creo ahora eso de que a George Lucas le diese un infarto cuando rodaba la primera de Star Wars y que luego dijese que no quería dirigir más” (también comprendí que Tito George había vuelto, el por qué… Porque rodar mola, en serio).
Tras esa escena en la que no hay ni un diálogo, varias repeticiones y aclaraciones, decidimos darla por zanjado.
Ahora venía lo complicado: el bosque.

P.D.: Al respecto de esta escena en los pasillos con cuatro actores y diferentes enfoques os contaré una cosilla. El viernes pasado, cuando iba al Salón de actos de mi facultad, caminé por una de las pasarelas (sí, mi facultad tiene pasarelas) y me maldije. ¿Por qué? Por no haber sacado alguna toma desde las alturas.
¿Tiene alguna explicación? No… O bueno, sí… Mis “planos artísticos”. Ya os explicaré qué son.
Lidia, Catherine y Abigail con cierto libro cuyo nombre es mejor no recordar.
Foto realizada por Els.
Colegas en el bosque rodando con cabezas zombis
El día anterior habíamos suspendido una parte del rodaje al no tener suficientes árboles. Fue algo bastante desalentador, pero encontramos una propuesta mejor que venía de parte de Daniel: subir a Las Raíces.
Esa frase sonará muy irónica para quien no conozca Tenerife. Las Raíces es un lugar, un monte, vaya. Por eso, “subir a Las Raíces”. Me gusta esta frase.
Con ayuda del coche de Daniel y Els, transportamos a todo el mundo: Lydia, Abi, Elena, Catherine y, evidentemente, el propio Daniel y Els, además de uno mismo (Carlos, por si no te has enterado). Atrás llevábamos la ropa, la cámara, la cabeza falsa… Todas esas cosas guais. Como ya comenté, esto en una superproducción serían ocho helicópteros y nueve camiones.
O mucha pantalla verde
A medida que pasaban los kilómetros, desde el coche de Els, empecé a darme cuenta del ambiente: más frío, más verde, más gris por la neblina… Estábamos encontrando el lugar. No sé cómo no me puse a grabar con la cámara desde el coche en pos de los “planos artísticos”.


Catherine, la cabeza zombi y el bosque.
Foto realizada por Els.
Llamo “plano artísticos” a grabar cosas que para la gente le parece una tontada, pero que a mí me gusta: un montón de árboles, una grieta en un cristal… Creo que pueden quedar bien, aunque sea cortados esos planos del material final. No sé, creo que estoy en la fina línea que divide a Peter Jackson y el chaval de American Beauty que grababa aquella bolsa llevada por el viento. Por ahora, paso de las bolsas de plástico. Prefiero las sillas con forma de mano de la cafetería de mi facultad. Me parecen… Fascinantes.
En fin, que llegamos a la zona. Aparcamos y nos pusimos mano a la obra. Teníamos que bajar una terrible pendiente de… ¿Unos tres metros? No sé. Cosas del vértigo... Bajé corriendo hasta la pinocha como alma que lleva al diablo. Siento que la anterior frase es una de las mejores que he escrito...
Segundos antes, Catherine había demostrado sus habilidades cogiendo la cabeza y la mano zombi con unos reflejos asombrosos. Creo que se han perdido a una gran portera en el mundillo del fútbol.
En fin, con ayuda de todos encontramos el páramo donde grabar el amor y el desamor. Sé que suena cursi. ¡También nos hicimos muchas fotos molonas con la cabeza zombi! Incluso hay una que no recuerdo haberme hecho.
Nuestra primera foto oficial.
Y… ¡Aparecieron perros del monte! Son ultraguais, de esos perros que dices: “vaya, qué nobles”. No, no tiene sentido esta digresión, pero jo… Cómo molan esos perracos.
En fin, rodamos las diferentes escenas, los actores dieron todo de sí... Yo que me puse a repetir planos. El frío empezaba a llegar. No sabéis lo que es el frío hasta que estáis en el monte o un bosque al atardecer. ¡Es la Antártida!
Cuando terminamos, todos empezaron a marcharse, pero yo me quedé un par de minutos más. ¡Mis “planos artísticos”! ¡Movimiento de cámara para un lado y para otro! ¡Luego, encender la cámara porque había estado grabando esos planos recurso con la cámara apagada! ¿Qué queréis? Soy nuevo…
Al fin, con ayuda en la carga de cámara y trípode (no iba a subir la minicolina con esas cosas tan caras que me endeudarían durante toda mi existencia), llegué hasta el coche, me subí y me encontré con la cara seria de Lydia atrás.
Pregunté, con la sonrisa tonta de quien le gusta el monte:
—¿Qué te pasa?
Mirándome de reojo, con cara impávida, replicó:
—Hace frío. Tengo frío.
Yo creo que me reí un poco. 
El bosque mola, me lo he pasado bien, pero sí, tenía la nariz hecha estalactitas. A mi lado está Els, la piloto. Regresamos. Se termina el día. 
Viene otro complicado, pero yo siento que ha ido bien y el corto sigue adelante.
Además, he subido al monte. Hacía años que no subía al monte.
Y es que la cabra tira a donde ya todo el mundo sabe. A casa, o algo así ¿no? ¿Cómo era el refrán?
Parte del equipo de rodaje y la cabeza zombi. ¿Cómo no?
Foto realizada por... Hurm... ¿Abigail? O un árbol, no sé quién pudo ser.
No recuerdo haberme hecho esta foto.

Una bebida de una galaxia muy, muy lejana...


sábado, 26 de mayo de 2012

Making of del corto: "No quiero verte ni muerta"


Lo prometido es deuda y las deudas hay que pagarlas.

Ya que ando desaparecido, os paso la muestra gráfica del por qué: el corto "No quiero verte ni muerta" y su montaje, su tráiler, su making of, sus pósteres... Porque ahora viene lo complicado, que la gente vea el cortometraje, lo difunda y demás.

Dar, una vez más, las gracias a todos los que han participado en el corto o han ayudado, tanto del grupo como de fuera de él. ¡Sois geniales!

Espero que os guste mucho, disculpad algún problema de audio y de formato, y que dejéis vuestras opiniones. ¿Tenéis ganas ya de ver el corto?


P.D.: No dudéis en darle un pulgar arriba en Youtube y compartirlo en vuestras redes sociales. Os necesitamos para que esté trabajo llegue lejos. ¡Muchas gracias!

P.D.: La frase "Las momias pueden amar" está sacada de contexto... Por supuesto, ¡que pueden amar!

jueves, 24 de mayo de 2012

Boceto de "No quiero verte ni muerta": La Muerte.

¡Hola, monstruos!

Hoy llegamos a la tanda final de los bocetos de los personajes del corto "No quiero verte ni muerta". Pero no sufras, pronto habrán cuatro más, además de los pósteres, el tráiler y el propio corto. ¡Lo mejor está por llegar!

Pasamos así a lo mejor para marcar un final (aunque sea un punto y a parte). Nuestro personaje de hoy es...



La Muerte, el Fin, el Ocaso, el Punto y Final, el Se Acabó y Punto... Muchos artistas le han rendido tributo (eso sí, no le digáis que se parece al prota de "El Gabinete del Doctor Caligari") y ella sólo se fija en ellos una vez: la última, cuando la palman.
Desde tiempos inmemoriales, Muerte ha estado en el mundo y seguirá estando cuando haya que cerrar el chiringuito. Pero eso, no hace que se haya convertido en un ser triste y lastimero. Tampoco que tenga que usar guaraña y esté esquelética (¡no a la anorexia!).
Lo que han conseguido las décadas es que se haya hecho amiga de un par de monstruos.
Ah, y he de decir que estará encantada de conocerte algún día.


miércoles, 23 de mayo de 2012

Boceto para "No quiero verte ni muerta": La Diablesa.

¡Hola, monstruos!

Como cada día (bueno, exactamente, como cada día desde hace dos) os traigo uno de los diseños de uno de los personajes de nuestro corto "No quiero verte ni muerta".

Hoy, nos toca la mujer por la que pecarías...


Es duro haber doblegado a muchos imperios con un susurro y ahora pasarte la vida siendo una diablesa que no puede ocultar siempre sus alas quemadas, que te toman por una fan de la cantante extravagante de turno y que no consigues la pasta para limarte los cuernos (lo último en cirugía para seres fantásticos).
No obstante, mientras alguien sufra (amigo o enemigo), este personaje es completamente feliz.
Esta es la diablesa de nuestro corto, ¿estás dispuesto a caer?

martes, 22 de mayo de 2012

El nuevo y horrible póster de la tercera de Batman.


La tercera de Batman (algunos la llaman "The Dark Knight rises", otros "El Caballero Oscuro. La leyenda renace") estrena póster... Aunque sea a partir de uno ya utilizado al que le han cambiado un poco el color.

Tres cosas me vienen a la mente:

A) La perspectiva no coincide bien.

B) La imagen está mal insertada o algo así.

C) Es mi nueva definición de "putapenico". Es decir, que da "puta pena".

Resumiría estas tres cuestiones en: "¿dónde está el dios Drew Struzan?".

Y no, no penséis que lo que pasa es que soy un marvelita, porque el de Los Vengadores tampoco me gustó tanto como me hubiera gustado.

En fin, Nolan, haz tú tus pósteres. Seguro que te salen mejor que este que ha tenido que hacer el sobrino del jefe.

Boceto para "No quiero verte ni muerta": El Hombre Invisible.

¡Hola, monstruos!
Continuamos con nuestro descubrimiento de cada personaje del corto "No quiero verte ni muerta" a través del diseño que utilizamos a la hora de crearlo.
Hoy nos toca a alguien que tienes que ver... Aunque, ¡quizás no puedas!


El Hombre Invisible ha vivido mejores tiempos. Antaño, fue un joven científico que perdió el juicio. Deseando crear una fórmula para que todos se fijasen en él, descubrió otra: la de hacerse invisible. Desde entonces, vaga por el mundo, agradeciendo su viaje por Egipto (las vendas), por Venecia (su máscara) y por algún suburbio (su sudadera). Debido a esas travesías, la gente se fija más en él. No siempre se puede ver a una especie de maniquí con vida, ¿no?
Este es nuestro Hombre Invisible, desearás verlo.

Sexto programa de "Vigilantes. Podcast cultural"; en resumen: ¡bestial!


Desde la semana pasada tenéis disponible el penúltimo programa de “Vigilantes”.
En ese espacio hablamos de la agenda cultural, el cine (comentamos “Increíble, pero falso” de Ricky Gervais y “Barco Fantasma” de… Vete a saber), series (la estúpida “The walking dead”) y la encuesta de la semana (el actor más odioso del cine); además de música. Es decir, ¡reunimos ocio, entretenimiento y cultura!
Si quieres reírte un rato y aprender un poco, puedes disfrutar de este sexto episodio, porque si el seis es el número de la bestia es porque nuestro programa número seis fue bestial.
Podéis descargarlo pinchando aquí.
¡Espero que os guste! Porque, ¿quién vigila a los vigilantes? ¡Nosotros!
Descarga el programa o Ricky Gervais
se meterá contigo.
P.D.: Y próximamente podréis escuchar el último programa de nuestra primera temporada de “Vigilantes”, allons-y!

Porque Superman también sabe hacer el idiota...

¿Quién no quiere ser Batman?

lunes, 21 de mayo de 2012

Boceto para "No quiero verte ni muerta": La bruja y la Nimbus 2012.

¡Hola a todos!

Imagino que estaréis resistiendo estos días (y noches) preparando o haciendo los exámenes (¡deseo que os salgan genial!). Por eso quiero entreteneros un rato (tomad un descanso) y, para ellos, os traigo una curiosidad del corto "No quiero verte ni muerta" (sí, ese donde estoy involucrado y con el que os como la oreja- o la vista- cada dos por tres).

Me explico. Antes y después del rodaje, tuve que dibujar un montón. Nunca he sido bueno dibujando, lo dejé en fomento de poder escribir mejor, pero cuando estás en un cortometraje necesitas saber los tipos de plano mejores y también cómo verás a tus personajes. Lo que se llamaría storyboard y diseño de personajes, respectivamente.

De tal manera, hice un par de ilustraciones. Ahora os prometo que, a lo largo de esta semana, veréis cuatro (la próxima, quizás, otras cuatro que tengo que arreglar). Esto se debe a que no quiero que estos dibujos quedasen en el baúl de los recuerdos.

Tuve una idea de cómo emplearlos dentro del cortometraje y ahora aprovecho para compartirlos (uno cada día). Deciros de nuevo que no soy bueno dibujando y que es la primera vez que uso una paleta  tableta gráfica (gracias Els).

Espero que os gusten estos dibujos de los personajes del corto.



Nuestra bruja con su escoba (que parece no ser una Nimbus 2000). Sólo decir que no sabréis lo que es la malicia y la mala baba hasta que conozcáis a nuestra hechicera. 
Desde un tiempo pretérito, se ha burlado del mundo y lo ha cambiado a merced de un gesto... En los últimos años, por ejemplo, tuvo mucho que ver con la Burbuja Inmobiliaria debido a sus casas de golosinas en medio de bosques no urbanizables. Después de la crisis, al ser una bruja de verdad ha decidido retirarse un poco, aunque tiene algún puesto importante dentro de algún gobierno. ¿Por qué, si no, crees que se siguen vendiendo golosinas?
Esta es nuestra hechicera, la que no querrás que arda ni en el infierno ni en ninguna hoguera.

Próximamente, seguiremos con esta experiencia. Deseo que os esté gustando.

Podéis dejar vuestra opinión en los comentarios.

Tráiler de "Skyfall", la última de James Bond


Regresa el agente al servicio de su majestad, creado por Ian Fleming. En esta ocasión, en su película número 23, dirige Sam Mendes y aparece de nuevo Daniel Craig como Bond, además de un reparto con caras bastante conocidas Javier Bardem, Ralph Fiennes y Judy Dench. Sobre el argumento, poco se sabe por ahora.

En mi opinión, le sigo viendo pinta de pandillero ruso a Daniel Craig (creo que hay actores británicos mejores para dar la talla como el agente 007), pero es una película de Bond, habremos de verla...

Una entrevista para "Ánima Barda"


Podéis leer ya la “Partitura” que he hecho para “Ánima Barda”.
No, no me he metido en el mundo de la música (ni creo que ella se haya metido conmigo)... Me refiero a la pequeña entrevista y unas palabras mías sobre el steampunk y mi personaje de Maverick.
Es un espacio de la revista para conocer a sus autores (he escrito dos cosillas para ellos, la continuación de su cadáver pseudoexquisito y “Arena, vapor y miseria. Una aventura de Maverick la Mil Veces Maldita").
Espero que os guste; podéis leerlo aquí.

Moffat y Sherlock con Los Vengadores.

Moffat no está impresionado,
Cumberbatch ya ha decidido con quien quedarse.

domingo, 20 de mayo de 2012

Diario de rodaje de "No quiero verte ni muerta": Día 1.


Después de tres semanas de preproducción, el corto “No quiero verte ni muerta” entró en fase de rodaje. Es decir, pasó al momento clave.
lkd
Vuestro servidor, en un alarde de su gusto por las fotos.
Y sí, me tapo con el guion y el storyboard
(y sí, mis dibujos son bochornosos).
FUENTE: Els.
-Preproducción, ¿eso qué es?
Sí, la preproducción también es complicada. Tienes que pensar en una historia, escribir una sinopsis, hacer un storyline (un minicómic para explicar tu historia), crear un guion, dibujar algún storyboard (hace más fácil el rodaje), cazar a los actores y actrices (millonada padre o bocadillo de pollo pueden ser tus aliados), buscar el material (tiendas de "Todo a 100", sois nuestras amigas) y localizaciones...
Por mi parte, fui el encargado de escribir el guion a partir de un relato. Es decir, adaptar un mundo a otro. Espero que haya quedado bien.
La preproducción fue dura, pero a mí me pareció casi un juego gracias a que el resto del grupo con el que hago este trabajo, que se ha comportado bastante bien hasta la fecha.
Elena, la protagonista de nuestro corto.
Desconfiad de su aspecto angelical.
FUENTE: Els.
-¿El resto del grupo? 
Sí, os explico: es un trabajo para clase. El corto me lo han enviado en una asignatura. Estudio “Periodismo”, no sé muy bien qué tiene que ver con un corto, pero bueno, es un corto. Usas tecnología y cosas guais. Los cortos molan, como diría el Doctor.
Mi grupo lo conforman: 
-Daniel, que tiene bastante experiencia con los cortometrajes y las cámaras (y convertido por sorpresa en nuestro protagonista... ¡Ya os contaré!). 
-Lydia, que es nuestra actriz y maquilladora.
-Abigail, que ha servido de script, actriz y ha realizado nuestro making off.
-Catherine que se ha encargado de algo del atrezo como todos y actúa en una de las escenas con más personajes. 
-Por último, pero no menos importante, Elena, la coprotagonista que me ha confirmado que todos tuvimos una época de ser “alternativos” en nuestra adolescencia. 
No puedo olvidar a Elsbeth, que ha hecho de vestuario, fotógrafa y extra entre otras cosas (¡muchísimas gracias!).
También en el grupo estoy yo. Espero haber cumplido con mi cometido.
Gracias a todos por vuestra función y por servir de apoyo moral.
Después de esta aclaración y de todo ese tiempo de preproducción donde te partes la cabeza intentando que la historia que tienes en la cabeza se haga realidad, viene lo más complicado: hacer que tome forma.


-El primer día de rodaje (o bienvenido a la guerra):
Si algo me ha enseñado este corto es que dirigir una película no debe ser fácil. Bueno, al menos si tienes los medios y demás, creo que es más sencillo. No sé, supongo que veré con más cariño la serie B a partir de ahora.
Nunca había dirigido nada (aparte de un anuncio, también para la carrera...), así que esto era un reto. 
Puedes ir con la mente clara, pero cuando te dan la cámara tienes que decidir los tipos de plano, no olvidarte de sacar recursos e intentar que todo funcione sin que se te vaya de las manos (algo que se antoja casi imposible). Puedes ser muy detallista, pero nunca sabrás cómo está el suelo por el que quieres que anden tus protagonistas, por ejemplo.
Así, el día D llegó. Realmente, el día 1, pero Día D siempre queda más molón. En fin, comenzamos el rodaje el martes 17 a las 5 de la tarde. 
Esperaba rodar unas cuantas escenas, al final... 
Sólo conseguí una. 
Eso me enseñó algo importante: ¡si vas a rodar una escena de 5 minutos, ve seis horas antes! ¡En serio! ¡El tiempo se acelera en un rodaje!
Ese día, además de conseguir el atrezo que me faltaba saqueando mi casa y la de Els (muchísimas gracias), supe que me había quedado sin actor principal. 
El cámara, Daniel, tuvo que sustituir. 
Pero que no cunda el pánico. Creo que Daniel ha conseguido al protagonista harto de la existencia que necesitábamos.
Salas de maquillaje improvisadas. 
Lydia junto a Daniel.
FUENTE: Els.
-Maquíllate, maquíllate...
Con dos coches (que en una superproducción serían cinco helicópteros) llegamos al primer emplazamiento. No funcionaba como bosque. Acordamos ir a otro al día siguiente. La escena se había suspendido.
Fuimos hasta un parque cercano, una plazoleta cercana al Castillo Negro. Nombre evocador, sin duda.
Paremos...
No os he dicho que rodaba con mis dos actores protagonistas, Daniel y Elena, y que ambos van maquillados. Doy gracias desde aquí por tener a nuestra actriz y maquilladora que es Lydia (ya la veréis como Muerte, es... Para moríos) – y gracias también a Els por el toque marrón en las ojeras.
Esto de que van maquillados es crucial cuando Daniel conduce otro coche con un maquillaje tipo El Cuervo. En serio, ¿os imagináis toparos con alguien así en la calle? No me extraña que cuando lo vio su primo, se partiese y le dijera que si se había hecho emo.
Sea como sea, tras un “maquíllate, maquíllate, un espejo de cristal...”, Els y Abigail se dedicaron a sacar las fotos mientras Elena se había convertido en la gótica perfecta y Daniel llegaba al nivel de rockero desfasado básico. Por si fuera poco, terminamos de maquillar en un sitio tan lleno de presupuesto como es un... aparcamiento.
Yo iba de un lado para otro, desesperándome y apurando. No podríais soportarme, creedme. Yo, desfilando, bamboleante, con mi guion de un lado a otro, preguntando: “¿Habéis terminado ya? ¿Vamos ya? No queda tiempo y hay que devolver las cámaras”.
Llegó el otro altibajo: una dentadura falsa no funcionaba. No se le pegaba ni con la crema para las dentaduras de los ancianos. No sé a qué sabe esa pasta, pero sé que Daniel, por su cara, maquillada, tuvo que sentir unas arcadas insoportables. Lo siento.
Tras todo eso, más un enfrentamiento con micros y demás, conseguí sacar varios planos de la secuencia. Conseguí dejar atrás una, quedaban veintisiete. No había estado mal.


-Un accidentado regreso...
Nos fuimos corriendo a devolver las cámaras antes de que cerrasen la Facultad. En un coche, Els, Abigail y yo. En otro ("el de carga"), Daniel, Elena y Lydia. 
En medio de la autopista, recibo una llamada de Elena diciéndonos: 
-El coche no arranca. 
Ellos tienen la cámara.
Damos marcha atrás en el primer desvío. Abi y Els son admirables, mantienen un grado de serenidad que este aprendiz de Stanley Kubrick jamás tendrá. 
Jamás, jamás, jamás. 
Me acordé de todos los muertos del cine.
Y de otras artes, incluso.
Cuando volvíamos ya, recibimos otra llamada. El coche al final ha arrancado. Siento ganas de tirarme del asiento de copiloto. 
Que el espíritu de Alfred Hitchcock me lleve.
Al final, conseguimos encontrarnos en la Facultad, con menos gasolina y algo de cansancio. 
Abi, la persona que nunca perdió los nervios 
cuando al director le salió su vena a lo Stanley Kubrick.
Además de actriz, ayudó con el sonido y el making off.
FUENTE: Els.
-¿Podremos terminar esto?
Tras pedir una prórroga a los mandamases de la facultad de unos minutos, para “volcar” los videos en un ordenador, vemos las primeras imágenes. No están mal. La magia del cine, supongo.
Luego, entregamos las cámaras, nos despedimos... Son cerca de las nueve de la noche cuando llego a mi casa con la misma cara que mi protagonista, pero sin maquillaje. Supongo que el resto del equipo, incluida la ausente Catherine (no grababa ese día), estaremos igual.
Me voy a la cama intentando dormir. No lo consigo hasta tarde. Me despierto cada dos por tres. Estoy pensando en si habré respetado la norma de dejar algo de aire sobre las cabezas (para que no quede raro), si a Daniel se le ha visto demasiado los ojos tras las gafas moradas estilo Lennon o si Elena estaba despeinada.
El día 2 estaba al lado. Menos mal que fue a mejor, si no, dudo de que tuviese ánimo para escribir esta especie de diario de rodaje.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...