domingo, 16 de septiembre de 2012

Sobre lo que estoy escribiendo: La historia de La Historia [Parte 2]

Una puerta por donde entrar a esta historia.


La historia de La Historia (Parte II)
La semana pasado nos quedamos por mis divagaciones de 2007 (si te las perdiste, aquí las tienes). Os hablaba de una obra que escribía entonces. Quedó abortada… Pero renació, en 2008, para convertirse en un tochal de tres mil páginas. ¿Lo malo? Fue escrito en formato guion y creo que es irrealizable como serie, película o cómic. ¿Lo bueno? Eso me obliga a que, ahora, en 2012, lo esté reescribiendo.
Pero antes, para entenderlo, necesitamos ir a 2008. Viajemos en el tiempo... 
El bosque que rodea el escenario de mi historia
tiene aspecto francamente alegre y encantador.
La Historia en 2008
Permitidme ponerme a divagar como un loco (lo que llevo haciendo hasta ahora). Si no me dais permiso, pues os fastidiáis y dejáis de leer. Si me lo dais, quizás conozcáis más a la historia y a mí. A lo mejor, incluso os acordáis de cómo eráis vosotros entonces. Advertidos estáis. Allá vamos…
¿Por dónde empezar?
Era 2008, tendría dieciséis años (hasta verano). Cuando tienes esa edad,  te comportas como un imbécil que se alegra de serlo. Supongo que luego maduras y te arrepientes de cosas, te enorgulleces de otras y debes huir de la nostalgia o del completo olvido. Lo resumo en que, como suelo decir, si no haces gilipolleces con dieciséis años, ¿cuándo las harás?
En definitiva, el Carlos de por aquel entonces quería ser escritor. Y estrella de rock. E imitaba la actitud de un rockero desfasado. Y creía que todo era un asco. Y que podía ser horrible con la gente. Y que nadie le querría. Y que la vida no servía para nada. Y que llevar chorradas de sus grupos favoritos le hacían sentirse mejor (sacrosanta carpeta de Marilyn Manson)… Así era… Y supongo que alguno habréis sido o sois así.
Aquel chaval conoció a personas, entre 2007 y 2008, que representaban todo aquello que le gustaba: aspecto diferente, forma de ser distinta, música “rara”, gustos “extraños”...
Puedo afirmar que, hasta entonces, siempre me sentí un poco solo. Tenía amigos y compañeros de clase, pero en el verano de 2007 había descubierto películas y grupos de los que no podía hablar con esos colegas.
Entonces, pasó.
Cementerios, lluvia, blanco y negro, chica gótica...
Definiendo parte de mi historia con imágenes.
Redescubrí a personas que pensé que no le gustaban esas cosas y resultaba que sí. 
Además, a mi instituto llegaron otros que sí les molaba esa música, ese cine, esa forma de ser… Así que podía sentirme bien (I´m Okay. I´m promise). Sea como sea, fui feliz e infeliz, fui todo y nada, suele pasar a esa edad, ya sabréis.
La palabra “friki” parecía genial y Harry Potter molaba, ¿por qué no ser, esos amigos y yo, La Orden del Friki
El punto de nuevo comienzo de la historia.
Luego, el tiempo pasa, las cosas cambian. La vida es así...
Y llegó febrero y ocurrieron muchas cosas. Por ejemplo, Carnaval (me estafaron dos euros por una botella de agua y un paquete de chicles, ¡me vengaré!) o comprarme de segunda mano el videojuego (estupendo) de Las Dos Torres.
Algunas cosas prefiero guardármelas (¿cómo me compraréis mi biografía autorizada si os la cuento gratuitamente? XD).
Una cosilla que sí quiero contaros es la siguiente: vi Sweeney Todd, aquel musical gótico de Tim Burton adaptando la obra de Stephen Sondheim. Ese fue el chispazo de arranque.
Digamos que, por aquel entonces, era un colgado de Burton (ahora menos y creo que por culpa del propio Burton), y, tras ver la película, una amiga de por aquel entonces (que había leído aquel fan fic de Saw que escribí en 2007) me dijo una cosa. Frase que se me quedó grabada:
— Parecía que tú hubieras escrito esa película.
O algo así. 
Suena melodramático decir “se me quedó grabada”, pero, en realidad, la he olvidado. Cosas mías.
No importa... Solamente sé que me propuse hacer una cosa...
¿Y si escribía un musical “gótico”, con mis canciones favoritas, y relatando en clave fantástica lo que había pasado aquellos días?
La respuesta fue: retomé los retazos de 2007 y reescribí La Historia sin saber que me cogería tres partes y más de tres mil páginas.
El aspecto que he querido para mi historia, un relato optimista
y lleno de esperanza... En serio.
Muchas cosas ocurrirían durante ese viaje, golpeando teclas (como jubilar mi primer ordenador, donde concebí aquel mundo). Recuerdo perfectamente algunos momentos de escritura en soledad (una tarde de domingo, nublada, escribiendo sobre el pasado de una vampiresa y sonando Ghost of you). Recuerdo que a algunos mis amigos de entonces (y algunos siguen siéndolo ahora, por suerte para mí) les gustaba la historia y me preguntaban por ella. Recuerdo que mi vida formó parte de aquellas historias…
Y así fue cómo comprendí una cosa. Los vampiros se alimentan de tu sangre y tus sueños, escribir sobre ellos también. Aquella larga aventura se alimentaría de mí, me cambiaría y me marcaría profundamente.
Pero de eso, ya hablaremos en mis próximas locuras.
¿Qué ves de ti mismo?
Uno de los temas de la historia.
P.D.: Esta semana he reescrito hasta la página 205 de la primera parte (un 6%). Ha sido unos siete días raros, malos y agotadores salvo por el apoyo de la gente que me quiere verdaderamente. Ya se sabe, el maquillaje se puede quebrar, pero la sonrisa debe mantenerse. No obstante, si me dejan, espero entre trabajo y trabajo para clase, poder retomar La Historia y avanzar un poco más. Muchas gracias por leerme y hasta la próxima semana =)

6 comentarios:

  1. ¿quien no ha pasado la fase de gilipollez a esas edades? Yo tal vez no la exteriorizaba tanto, yo soy temendamente introspectivo, y era (y creo que guardo algo de eso, no mucho, pero algo) bastante borde y pesimista, y tambien creía que todo era una mierda sin sentido y que nada valía la pena y tal vez con esa personalidad hice daño a quien menos lo merecía, pero me siguen aguantando, quienes realmente han estado siempre soportándome...
    Son fases que tiene la vida y que se superan y se maduran.
    Me está encantando estos post. Espero ansioso el siguiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pedro

      Yo temo que hay gente que no ha pasado esa fase y lo sigue siendo (yo, a veces, lo reconozco). xD

      Considero que muchas cosas que se pierden, lo hacen porque lo merecen. Hay gente que se quedará atrás y te dará de lado. Pues vale, habremos de seguir caminando hasta que no vuelvan a vernos ni como un punto en el firmamento. No necesitamos a gente que no nos ayude a seguir caminando. No necesitamos cargas en nuestro camino.

      Me alegro de que te hayan gustado estos post. Me pensaré a ver si hago uno para 2009, el año en que terminé el tochal.

      Muchísimas gracias por tu comentario, un saludo y hasta pronto.

      Eliminar
  2. Todos hemos tenido dieciséis años. Tranquilo, saliste ganando. Si yo tuviese que contar las cosas que hacía/leía/escribía... sigh. Enterrado está, enterrado está (gracias a dios), pero nos sirve para ser lo que somos hoy en día y en efecto, para reescribir esas viejas ideas. No sé cómo coño escribes tan rápido pero te odio. Mucho.
    Yo quiero.
    Y bueno, con las señas que das...
    Una se imagina un guión muy descabellado pero entretenido. Despierta la curiosidad, eso seguro. Aunque puestos a musicales, preferí Repo! the genetic opera a Sweeney Todd, por si no la has visto y decides echarle un ojo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fígaro

      No sé si he salido ganando, pero puedo decir que al menos no creo que perdiese del todo xD. No te preocupes, puedes contar lo que hacías, leías o escribías, estamos entre amigos (y sí, esto parece una terapia de grupo xD).

      Reescribir tiene sus peligros, asustarte al ver algo que dices: ¿cómo diantres escribí esto? Y una parte buena: sabes que puedes hacerlo mejor y que hay partes buenas.

      En cuanto a escribir rápido. No creas. Llevo desde finales de agosto con la reescritura y no he terminado ni el primer volumen. Creo que es buscar algo de tiempo. Duermo poco, pero al menos escribo y tengo unas ojeras de regalo xD

      Muchas gracias por tus palabras, me alegro de que despierte tu curiosidad y sí, es un poco una locura. Espero poder hablar más de esta historia en próximos post y hacer que os hagáis una idea mejor. Sé que desde fuera todo esto debe ser un poco incomprensible xD

      Sobre "Sweeney Todd", me hubiera gustado decir que fue por "Rocky Horror Pictures Show", que la vi por esa época cuando me la prestó una profesora de Lengua muy maja, pero tengo que decir la verdad... Fui uno de esos chavales que les gustaba Tim Burton hasta la médula. Menos mal que espabilamos xD y vemos algo de cine expresionista alemán y se nos quita eso de que Burton era muy original.

      Sobre Repo!, sé qué película es y quién la dirigió. He visto fragmentos, pero no entera. A ver si la consigo pronto, ya comentaré por aquí.

      Si tienes blog donde cuelgas tus historias, puedes dejar por aquí el link y me pasaré. Te invito a seguir formalmente el blog si no lo haces aún =).

      Muchísimas gracias por tu comentario, un placer leerte, disculpas por tardar en responder, hasta la próxima visita.

      Eliminar
  3. Historia de una creación... Imposible no sentirse identificado con muchas cosas. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Luis

      Sí, me ha pasado con textos parecidos, realizados por compañeros. Espero que algún día, reveles por tu blog alguno de tus secretos, que soy fan de como escribes, maldito. xD

      Gracias por tu comentario, un saludo =)

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...