viernes, 17 de agosto de 2012

Sobre lo que estoy escribiendo: los finales



Me gustan los buenos finales. Me da igual que sean tristes, felices, sorpresa o lo que sea… Pero que sean buenos, que como lector (o espectador) no me hagan pensar: “este tío me ha estafado”.
Por ejemplo, El nombre del viento es un libro bueno, no una obra maestra como han alegado algunos por ahí, pero sí una obra que se lee bien… Pero el punto y final es taaaaaaaaaaaan anticlimático, taaaaaaaaaaan malo, que me ha hecho aborrecerlo. Hasta que no haya una edición de bolsillo de la segunda parte no pienso seguir una historia que me decepcionó tanto.

Luego, hay películas que, por ejemplo, tienen un recorrido bastante monocorde, pero lo que mola es el final. A mí me ha pasado con varias películas clásicas y alguna más moderna como American History X, que me gusta por ese desenlace.
Existen finales melancólicos como el de Peter Pan, con ese Peter que ha olvidado a Campanilla, yendo a buscar a la hija de Wendy y dejándola ella atrás por haber crecido. Simplemente genial.
Hay términos que te dejan reflexionando como El club de la lucha, tanto el libro como la película (con ese Where is my mind? de The Pixies).
Existen “the end” abiertos que son majestuosos como el de Watchmen, sobre todo (siempre) en el estupendo tebeo del que proviene esta magna obra.
El final triste de El imperio contraataca me parece uno de los mejores de la historia, con ese giro sorpresa.

Creo que hay muchos buenos finales, pero es complicado encontrar siempre el más adecuado, el que guste a todo el mundo (algo casi imposible), el más lógico, coherente con la historia.
Por tanto, a la hora de intentar hallar un buen final para mi historia estoy teniendo problemas. ¿Mantengo el escrito hace cinco años? ¿Escribo un nuevo más acorde (lo más seguro)? ¿Cuál será ese fin y por qué siento que me quedan aún muchas cosas que contar antes de ponerme a reescribir?
Diré el adjetivo inventado, esa onomatopeya, con la que se puede describir todo esto: ¡PUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUF!

2 comentarios:

  1. Yo personalmente disfruto muchos los finales que son la última vuelta de tuerca a una historia, que hayan una sorpresa final o algo que te deje reflexionando.
    Todos los finales que has citado son maravillas, pero si me hicieses quedarme con uno sería el final del club de la lucha, es simplemente maravilloso con esa gran canción, esa frase final...

    ResponderEliminar
  2. Hola, superñoño

    Me gustan los finales sorpresa que sean lógicos. Creo que la clave es huir de lo sorprendente que no tenga sentido o forzar algo hasta que se convierta en un deus ex machina.

    Yo me quedo con el de Watchmen, esperanzador, cruel y hermoso al mismo tiempo, aunque me encanta el de El club de la lucha, que conste en acta, señoría jeje

    Muchísimas gracias por tu comentario, un saludo y hasta la próxima visita.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...