29 de agosto de 2012

Microrrelato 114: Madurez y decrepitud

28/08/2012
Aquella noche, en el parque, se dio cuenta de que se había vuelto un adulto.
¿El momento exacto? Cuando vio a aquella parejita juntos, haciendo percusión con la lengua del otro. Se escandalizó y se quejó en voz alta.
Antaño, hubiera sonreído.
Ahora, era adulto, demasiado adulto. La madurez estaba empezando a pudrirlo.

2 comentarios:

  1. Maldita madurez que nos llega y nos hace estar de mal humor y sentirnos viejos. Gran microrrelato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, superñoño

      Sí, supongo que cuando tenga veinte años más, si llego a tenerlos, pensaré en lo tonto que fui sintiéndome viejo con veintiún años. Cosas nuestras.

      Gracias por tu comentario, un saludo.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.