8 de julio de 2012

Críticas de cómics: El hombre que ríe, cuando Batman encontró al Jóker


“Uno a uno oirán mi llamada y esta horrorosa ciudad seguirá mi caída”, ese es el mensaje encontrado en el psiquiátrico Arkham.
Gotham se enfrenta a un nuevo villano. Con él, ha comenzado una ola de asesinatos donde la gente muere de risa, literalmente.
Batman, al comienzo de su carrera como superhéroe, y el inspector Gordon deberán enfrentarse a este villano que responde al nombre de la carta que usa de símbolo: el Jóker”.
Crítica de cómics:
“BATMAN. El hombre que ríe”
Contenido: Historia completa.
Guionista: Ed Brubaker.
Dibujante: Doug Manhke.
Editorial: En España, Planeta DeAgostini. En Estados Unidos, DC.
Género: Superhéroes, suspense, misterio, drama.
Año de la edición: 2005.

“¿Cómo averiguar los planes de un demente?”
BATMAN.
Ed Brubaker realizó con “El hombre que ríe” una de las mejores historias sobre la génesis de la enemistad entre Batman y el Jóker.
“El hombre que ríe” es un relato trepidante de misterio, digno de cine negro. La aventura de un criminal que empieza a matar a los millonarios de Gotham y promete destruir toda la ciudad; es bastante buena. Se nota que Ed Brubaker, autor de obras como “Criminal” y “Gotham Central”, se siente muy bien mezclando a superhéroes y detectives.
Batman contra El Jóker, la eterna lucha.
La historia arranca, casi, donde termina el “Batman. Año uno” de Frank Miller y David Mazzucchelli, la cual cuenta el origen de Batman y su amistad con el inspector Gordon. A partir de ahí, añade la creación que, más o menos, conocemos sobre el Jóker (arrancando después del flashback del origen del villano narrado en “La Broma Asesina” de Alan Moore y Brian Bolland). A su vez, se añade algún guiño al “Arkham Asylum” de Grant Morrison… Y Ed Brubaker demuestra que entiende bastante bien a los personajes de este cuento sobre el bien y el mal.
¿Atacará el Jóker esa medianoche?
En las primeras páginas que sirven de prólogo, James Gordon se pregunta: “¿qué diablos está sucediendo en mi ciudad?”. Esa es la pregunta a la que se busca una respuesta en esta historia: el mundo está cambiando. La aparición de Batman ha supuesto también la de villanos que buscan la espectacularidad como él, es decir, el Jóker. A su vez, Batman sospecha sobre Capucha Roja, que podría ser el payaso. Por si fuera poco, se menciona que en Metrópolis, ha aparecido un tipo llamado… Superman. Estamos así ante una historia de los inicios que vale mucho la pena.
El Jóker, más loco que nunca.
Brubaker sabe mezclar el “realismo” (el gas de la risa da auténtico miedo) y la fantasía que es Batman, ese superhéroe que tanto bebe del pulp. Mucho más que autores como Christopher Nolan, director de las últimas y aclamadas películas sobre “Batman”.
Esto se debe a que el guionista comprende las relaciones de estos individuos; al inspector Gordon, al Jóker, un Alfred siempre cortante, a Batman (que siempre es Batman, su auténtica máscara es Bruce Wayne y aún así no deja de pensar en vengarse de la muerte de sus padres). 
Así, Brubaker sabe coger muy bien la mitología del héroe de Gotham: la primera vez que se usa la batseñal, la batcueva, el batmóvil tal y, como lo conocemos, Batman como maestro del disfraz, el gas de la risa del Jóker… Y, ante todo, algo que parecen haber olvidado autores como Jeph Loeb… Estamos ante Batman, el Mejor Detective del Mundo (y que en historias policíacas como esta bebe muchísimo de Sherlock Holmes).
El Jóker amenaza a un millonario de Gotham.
El gas de la risa en pleno funcionamiento.
Lo mejor es la interactuación entre esos dos locos que son Batman y el Jóker. ¿Por qué? 
Porque cada uno depende del otro sin saberlo (estamos en sus comienzos, aquí el Jóker aún no lo reconoce), si hay héroes debe haber un villano y viceversa, aparentemente. 
El Jóker siempre intenta incordiar a Batman, sacarlo de sus casillas, pero no lo consigue (ni siquiera que lo mate). 
Batman se supera a sí mismo sabiendo que los superhéroes no matan, sólo envían a la prisión a sus enemigos. 
El Jóker intenta hacerlo reír, decir la última palabra, pero esa pertenece a Batman (se burla del Jóker diciéndole que, un poco más, y directamente le deletreaba su plan secreto) y él, el cruzado de Gotham, siempre gana. 
Por el camino, "El hombre que ríe" nos regala buenos momentos y grandes diálogos:
“Pensé que sacaría algo de tiempo de mi apretada agenda para decir hola, y hacer una no tan veladas amenazas… Así que… Hola y adiós… Todos vais a morir… Jajajajajajajaja… Especialmente cuando pienso en mataros”.
EL JÓKER.
En el apartado gráfico, el trabajo de Doug Manhke es perfecto. Me recuerda un poco al trabajo de Bolland mezclado con David Mazzucchelli. Un trabajo perfecto.
El guionista Ed Brubaker.
El mayor defecto que le encuentro a “El hombre que ríe” es que no cuenta nada sorprendente, aunque sirve para engrandecer aún más el duelo entre estos héroes. 
Otro error puede ser que nunca entendemos del bien por qué el Jóker decide matar primero a los tipos más ricos en vez de destruir directamente toda la ciudad (seguramente, porque quería asustarlos antes de matarlos y disfrutar con ello, pero tendría que haberse aclarado algo más).
La inspiración del Jóker.
Por cierto, como curiosidad, el título “El hombre que ríe” es una referencia a una película que adapta la novela de Victor Hugo del mismo título. ¿Y por qué es importante? Porque el protagonista del filme, Conrad Veidt (actor que apareció en películas como “El gabinete del doctor Caligari" -y al que cierto personaje de Watchmen rinde homenaje con su apellido-), sirvió de inspiración, según algunos estudiosos, para inspirar al Jóker.

En definitiva, “Batman. El hombre que ríe” es una pequeña gran joya, a la altura del “Batman. Año uno” de Frank Miller.

“En su mente enferma, 
todos debemos sentirnos culpables de seguir vivos”
BATMAN sobre EL JÓKER.

Gotham y su esperanza.
Cosas buenas:
-El guion.
-Los homenajes.
-Una buena historia de Batman.
-El dibujo.
Cosas malas:
-No hay grandes sorpresas.
-Hay alguna cosa que puede parecer sierva del guion.




4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola, dr. indy

      Pues estás tardando, que creo que se convertiría, sin duda, en uno de tus favoritos. Creo que estaba entre los coleccionables de Planeta que sacó hace un tiempo. Espero que lo consigas y si lo lees pronto, comentes por aquí.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Gran cómic de marcó Bru. Uno de los mejores guionistas que tenemos en la actualidad, en mi opinión. Yo he disfrutado mucho con su etapa en Batman y en el capi.
    Y el comic, fue una sorpresa. Me sorprendió gratamente. Yo me lo leí con el coleccionable Arkham que a cada villano le dedicaban un tomito, y el primero fue el del criminal payaso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, superñoño

      Me encanta este tebeo, no sé cómo no es más reconocido, me parece algo injusto. Creo que es un gran guionista para historias como esta.

      A ver de que se encarga ahora el bueno de Bru.

      Gracias por tu comentario, un saludo.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.