18 de marzo de 2012

Microrrelato 95: Costras oníricas

17/03/2012

Imagen de dominio público.

Había sido un trabajo costoso, pero debía hacerse.

Sacudió el sudor de su frente, gesto de descanso tras obra laboriosa.

Tenía las manos llenas de sangre. El líquido espeso cayó sobre sus ojos, intentó apartárselo. Luego, tosió, pero no escupió sangre. No era suya.

Hizo un esfuerzo y cogió de nuevo el mazo.

Acto seguido, tragando saliva, hundió una y otra vez el arma contra la cabeza… O lo que quedaba de ella.

Sus manos vibraban con cada golpe, sinónimo de los últimos estertores de vida que le quedaba al otro. Estaba descubriendo un mundo nuevo: un lugar desconocido para él en las tinieblas. Se sentía bien, aunque cansado.

Después, todo cesó.

Entonces, empezaron a brotar los pensamientos.

No podía ser real.

¿Cómo había llegado a aquella locura? ¿No se daba cuenta de que aquel asesinato era un error? ¿No se paró a pensar en que, más allá de los remordimientos, tendría muchos problemas legales? Nada sería igual desde entonces en su vida, todo habría cambiado para siempre…Eso le preocupaba, le hacía recuperar intensamente y…

Abrió, poco a poco, y con dificultad, sus ojos. Había estado soñando…

Le costó aún así poder ver algo.

Demasiado.

Le dolían no sólo los brazos, sino también los párpados.

¿Por qué tenía una costra de sangre en los ojos?

Entonces, supo, con horror, que los sueños, en ocasiones, matan en la realidad.

2 comentarios:

  1. Muy buen microrrelato con un gran final. A ver si enseñas a acabar una buena historia a Rodrigo Cortés, porque el final de luces rojas es pésimo y eso que el camino ha estado muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, superñoño

      Me alegro de que te gustase el final. Fue la parte que sabía que me iba a costar más conseguir.

      De Rodrigo Cortés (a quien me debería enseñar él cómo lograr triunfar en Hollywood) sólo he visto "Buried" y me gustó. Mucha gente dice que su nueva cinta deja un poco frío, que la idea está bien, pero no la explotan del todo. A ver si la pillo cuando salga en el videoclub.

      Gracias por tu comentario, un saludo y hasta pronto.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.