domingo, 18 de marzo de 2012

Críticas de series: Torchwood. El día del milagro (2011)

Un día, se produce un milagro en el mundo: nadie muere.
Pese a sufrir graves heridas, la gente sigue con vida.
La superpoblación es una realidad y el autoritarismo se extiende.
La única esperanza para resolver el por qué del milagro son los restos de Torchwood,
una organización fundada por la reina Victoria para enfrentarse a amenazas contras las que nadie, excepto ellos, podría enfrentarse.
Críticas de series:


Directores: Barat Nalluri, Billy Gierhart, Guy Ferland, Gwyneth Horder Playton,
Guionistas: Jane Espenson, Jim Gray, Scott Ryan, Shiban John, Doris Egan, John Fay, Russel T. Davies.
Creada por Russel T. Davies; a partir de “Doctor Who”.
Actores: John Barrowman, Eve Myles, Bill Pullman, Kai Owen, Tom Price, Meki Phifer, Esther Drummond, Lauren Ambrose, C. Thomas Howell, Arlene Tur… [Consultar resto del reparto]
Nacionalidad: Reino Unido, Estados Unidos.
Número de episodios: 10.
Música: Stu Kennedy y Murray Gold.
Año: 2011
Género: Misterio, ciencia-ficción, aventuras.

“Un día nadie muere…”


El capítulo “Colmillo y garra” de la segunda temporada de “Doctor Who” sirvió para el nacimiento de Torchwood, el grupo creado por la reina Victoria para enfrentarse a las amenazas venidas de más allá de las estrellas. El guionista que resucitó “Doctor Who”, Russel T. Davies, aprovechó para crear una serie spin-off protagonizada por “Torchwood”.
Dos temporadas darían lugar a una tercera: “Children of Earth”, que sería adorada por fans y crítica. Repitiendo la idea de una miniserie, los canales BBC y Starz se unieron para producir “Miracle day”, cuya premisa era de lo más interesante: ¿qué pasaría si nadie pudiera morir, pese a que sufriese una herida grave?
Lejos de comenzar de nuevo, hacer un reinicio de la serie al estar producida en gran parte por un canal estadounidense (Starz), se decidió hacer una continuación, a la vez que presentaba a los personajes clásicos a unos nuevos espectadores. Es decir, no eliminar la continuidad, pero abrir las puertas para nuevos espectadores que desearán ver “Torchwood. El nuevo mundo” o, como se llamaría después, “El día del milagro”. Esta táctica ya la usaría el guionista Russel T. Davies, en un terreno mayor, al resucitar "Doctor Who" en 2005.
Póster promocional de la temporada.
Poniendo rostro al Milagro
El reparto (no estadounidense) es uno de sus aciertos, gracias a sus cabecillas: una buena Eve Myles como Gwen Cooper (que entendemos también en su faceta de madre) y John Barrowman en el papel del siempre genial Capitán Jack Harkness (del que sabemos un poco más gracias a su historia de su pasado que es, francamente, de lo mejor de la temporada). Ellos, los restos de “Torchwood”, pueden ser la clave para resolver el misterio de por qué nadie muere.
La genial Gwen Cooper.
Por otra parte, están los actores y personajes estadounidenses. El personaje de Rex Matheson, encarnado por Mekhi Phifer, se vuelve algo odioso pese a su posible redención (SPOILER esperemos que sea un inmortal que sí pueda morir, ya que la fuente de la Tardis no da vida para siempre… Si no el Rostro de Boe no hubiese muerto SPOILER).
Por su parte, se saca poco partido a Arlene Tur como Vera Juárez (SPOILER aunque no esperamos su muerte, que se podría haber evitado si Matheson no se hubiera quedado grabando y hubiera buscado una forma de abrir el horno en el que se quemaba a los “muertos” de nivel 1 SPOILER). 
Algo parecido pasa con Alexa Havins en su papel de Esther, la “rata de biblioteca” de la CIA, es, pese a su aparente inutilidad a veces, un personaje del que se podría haber esperado más.
Por el destino de muchos de estos personajes estadounidenses, uno no sabe si no se ha sabido aprovechar a estos caracteres o son sólo idiotas. No nos extrañaría que la mala baba inglesa se riese de “las Colonias”. Por ejemplo, los miembros de la CIA que detienen a uno de los suyos y ni siquiera comprueban si lleva armas (y lo que lleva es un explosivo).
Sólo uno consigue hacer una actuación brillante como el insano y lunático Oswald Danes, el preso que escapa de la muerte tras sobrevivir a la inyección letal. El actor que lo interpreta, el conocido Bill Pullman, demuestra que puede hacer algo realmente bueno si cuenta con un director y guionista que sepa sacar de él todo lo mejor. Lo malo es que su papel al final de la trama no queda demasiado claro.
Parte del reparto junto a Russel T. Davies.
Pequeños errores, grandes aciertos
A partir de ahí, el guionista Russel T. Davies y su equipo harían un estudio de la vida y la muerte, que no olvidaría el misterio (descubrir por qué nadie moría) y nos dejarían ver lo fácil que podemos caer en campos de concentración y autoritarismos dignos de la novela “1984”.
Si bien, el principal error de la serie es que parece hacerse algo larga. Quizás, hubieran sido mejor cinco episodios como en “Children of Earth”. En algunos capítulos pasa poco (como el segundo, con el dichoso avión y la cura improvisada para el veneno) y en otros ocurren bastantes cosas importantes (como los tres últimos) muy rápido si tenemos en cuenta el ritmo de episodios anteriores. Hay ciertas partes repetitivas, quizás se exploran demasiado las consecuencias sin mover la trama principal. 
También hay varios pequeños fallos o cosas sin explicar lo suficiente (como por qué Rex sufre por sus heridas, pero el personaje de Oswald no sufre- o al menos no se ve- tras la inyección “letal”).
No obstante, “Torchwood. El día del milagro” es una serie bastante entretenida, ágil y que plantea ideas muy buenas en esta especie de ucronía, como el nacimiendo de la paranoia contra los “muertos que no pueden morir” o los “Sin Alma”. Hay capítulos estupendos, como el final “Línea de sangre”, o “Pecados inmortales”, que plantea una historia del pasado de Jack Harkness bastante interesante (como ya comenté anteriormente)
¿Estamos ante el equipo más efímero de "Torchwood"?
Si nos libramos de Rex, no me importaría.
¡Gwen y Jack, sois los amos!
Un universo que no se cierra
Además, hay alguna que otra alusión a “Doctor Who” que le roban el corazón a cualquier fan de la serie del Último Señor del Tiempo. El problema es que parece que ya no es tan seguro que compartan ambos el mismo mundo (en la sexta temporada del “Doctor Who” no hacen alusión al Día del Milagro, aunque la explicación para la “no muerte” de cierto personaje gracias al Día del Milagro hubiera estado bien). Habrá que esperar a ver qué pasa en la séptima temporada del “Doctor Who” y en alguna más, si se hace, de “Torchwood”.
En el desenlace, queda abierta la posibilidad de hacer una nueva temporada porque parece que esto sólo ha sido un ensayo de la Familia. Un gran ensayo, sin duda. Nos quedamos con ganas de que Russel T. Davies nos cuente esa historia.
En definitiva, “Torchwood. El día del milagro” puede que no sea un milagro, pero sí es una serie estupenda, entretenida, divertida y que nos hace pensar. Ah, y ¡viva el Capitán Jack!

6 comentarios:

  1. Sinceramente,no la vi.Vi hasta la segunda.Mire el primero de la tercera....pero no me hizo gracia...Sin Toshiko y sin Owen...la serie,para mi,no es nada...le dare la oportunidad,como no,no pierdo nada,pero ya no estoy tan enganchada como la primera ni la segunda.

    Mientras no me maten a Jack...todo va bien...

    Espero,que salga en la Septima,o como minimo,en el especial del 50º aniversario,el,David Tennant,y los anteriores compañeros...espero que Moffant no me decepcione,seria la primera vez que lo haria...pero si me decepciona,se lo perdonare,por que es un amo *_* me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, AmeNoUzume

      Me gustó la temporada, pese a algunos de sus fallos. No es perfecta, pero sí bastante disfrutable.

      En cuanto a Moffat, a mí sí me decepcionó un poco el final de la sexta temporada. Soy un poco más de Russel T. Davies me imagino. No obstante, espero con ganas ese 50º aniversario y más si es el regreso de David Tennant tal y como todos esperamos.

      Gracias por tu comentario, un saludo =D

      Eliminar
  2. No la he seguido. No doy a basto con tantas series. Solo sé que Harkness es gay. XD.
    P.D: Yo tengo muchas ganas al medio siglo del doctor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, superñoño

      Yo le echaría un vistazo. No está nada mal.

      En cuanto a Jack, catalogarlo de gay es muy simple. Es "pansexual", es decir, se acostaría con todo bicho viviente del universo. Un aplauso.

      En cuanto al especial, ¿quién no le tendría ganas! Buff... Que vuelva T. Davies a aconsejar a Moffat, por favor.

      Gracias por tu comentario, un saludo y hasta la próxima visita.

      Eliminar
  3. Pues no sabía ni la orientación de Harkness. Le tengo que echar un vistazo, pero le tengo que echar un vistazo a tantas cosas que necesito que el dia tenga 48 horas y no dormir para hacer todo lo que quiero hacer. Te vuelvo a repetir ¿como te lo montas para hacer tantas cosas? ¿tienes un Tardis? Si es así quiero una.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, superñoño

      Se mencionaba en "El Doctor baila", en "El sonido de los tambores / El último de los señores del tiempo" y "La Tierra robada / El fin del viaje", además de la segunda parte de "El fin del tiempo". Y ahora, tengo que revisarme mis ideas, porque saberme los títulos de todos los episodios da algo de grima.

      En cuanto al tiempo... ¡Me falta últimamente! Tengo que escribir varios relatos y lo estoy haciendo todo a contrarreloj. Eso sí, estas ojeras a lo Tim Burton me quedan tan bien jaja

      Muchas gracias por tu comentario, un saludo y hasta la próxima vez que la Tardis aterrice por aquí.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...