20 de febrero de 2012

Críticas de series: Héroes. Volumen uno: Génesis

Los personajes de la primera temporada de Héroes. Fuente.
“Salva a la animadora, salva el mundo”- HIRO.

A lo largo del mundo, una serie de personas descubre que tienen poderes increíbles, desde la capacidad para viajar en el espacio y el tiempo como un oficinista fan de los tebeos (Hiro) hasta un enfermero que descubre que puede adoptar habilidades insospechadas (Peter Petrelli). Sin embargo, un asesino se está dedicando a matar a los héroes para conseguir sus habilidades, uno a uno. Mientras, el fin del mundo está cerca…

En 2006, Jeph Loeb y Tim Kring demostraron que los superhéroes no estaban solamente en los tebeos y las películas. Por un lado, Loeb era un creador de cómics conocido por Batman. El Largo Halloween, por el otro, Kring era famoso por haber concebido series como Crossing Jordan. Juntos, llevaron a la televisión “Héroes”, una obra que retrataba la vida de un grupo de personas normales con superpoderes y que debían evitar el fin del mundo.

Personalmente, esta serie me trae buenos recuerdos. Empecé a verla cuando comencé a leer cómics en serio y, gracias a una acertada primera temporada, sentía que cada capítulo era como un buen tebeo de superhéroes, que te dejaba con ganas de más. Esta sensación siempre se me quedará grabada con el final de un episodio donde Sylar parecía asesinar a uno de los héroes principales (no diré cuál, para no hacer spoiler). Pocas veces, esperar siete días se me hizo tan terrible (quizás cuando tuve que reunir casi 20€ para poder comprarme V de Vendetta, por aquel ya lejano 2007).

A lo largo de veintitrés capítulos, el equipo de guionistas tuvo que contarnos la vida de varios personajes (aparentemente inconexos), el misterio que había tras ellos, el tipo que los intentaba asesinar para robarles los poderes y un posible fin del mundo augurado por Isaac Méndez en sus pinturas. 

Salvar a la animadora fue solo el principio. Fuente.

Si bien se nota cierta debilidad en algunos libretos que parecen simple trámites y tardamos en hallar bien el horizonte hacia el que se dirige la serie, había capítulos con un buen ritmo, grandes momentos (yo nunca olvidé a la pobre camarera pelirroja) e incluso atrapante en algunos instantes (el viaje al futuro, tan homenaje a los cómics de X-Men). Y sí, podían haber diálogos estúpidos, huecos en la trama y demás, pero a mí me chiflaba ver a estos héroes tan diferentes (aunque nunca supe bien si eran héroes del todo y tampoco eran tan diferentes).

El reparto tenía demasiados personajes. Quizás ese era el problema básico.  Había algunos que molaban, como Peter (un correcto Milo Ventimiglia) y Nathan Petrelli (un gran Adrian Pasdar, cuyo rostro siempre me recordó al dibujo del Doctor Manhattan), los que acababan siendo geniales, de verdad, junto a Hiro (Masi Oka, nuestro espejo como fans), eran los villanos encarnados por Linderman (el genial Malcom McDowell), Noah Bennet (Jack Coleman, y sí, ya sé que no era tan malo) y, por encima de todos, Sylar (un excelente Zachary Quinto). 

Habría personajes que mejorarían como Mohinder, otros desaprovechados como el “hombre radiactivo” o Isaac Méndez (un misterioso Santiago Cabrera) y algunos que llegarían a ser geniales, pero sólo en la última temporada como la animadora, Claire (Hayden Pattinare, que pasó de insoportable a buen personaje). Eso sí, los que conseguían ser desarrollados de manera correcta daban un trasfondo que las películas de superhéroes no suelen conseguir debido a que está serie duraba mucho más minutos que cualquiera de ellas.

Si bien la idea de que la serie se hacía demasiado larga una vez se veía de nuevo (me pasó hace poco) sigue estando ahí, también está presente lo bueno de ser una serie diferente. Quizás, el mayor problema que le encontré fue el desenlace (siempre he pensado que se quedaba en nada, ¡el futuro no puede evitarse, chavales) y que estos héroes jamás se les fue la bola lo suficiente como para ponerse un disfraz y ser superhéroes (cosas mías). 

Los antihéroes de la serie. Fuente.

Además, el final tiene un problema grave ¿quién se cree que la explosión no tendría consecuencias sobre la población por muy que se vayan volando?, como bien señaló Alan Moore (que vio el final de la serie por recomendaciones de su entorno). Por otro lado, hay personajes que pronto se quedaron en nada, desde el amigo de Claire u otros con los que nos costaba empatizar, como Mohinder (por mucho que fuera una versión de Charles Xavier).

La serie funcionó gracias también a los guiños. Siempre pensé que era lo más parecido que podíamos tener al tebeo de Watchmen en otro medio que no fuera el cómic, hasta que en 2009 se hizo la película. Esto se debe no sólo a cierta parte del espíritu, sino también la repetición de elementos (la hélice en Héroes, la smiley en Watchmen) o que Sylar fuera una especie de siniestro Jon Osterman (ambos relojeros, ambos trastornados con su poder…). Hasta se hace un homenaje al Reloj del Juicio Final en torno al que gira la trama de Watchmen, con el nombre de un episodio.

Además de innumerables guiños a los tebeos (con el personaje de Micah, otro de los desaprovechados, y la colección de cómics que le regalaban, entre ellos 9th Wonders, el tebeo de Méndez) y homenajes en toda regla como la Plaza Kirby (en honor a Jack Kirby), la aparición del nombre de los capítulos al estilo The Spirit de Eisner o el cameo de Stan Lee como conductor de autobuses. Esto era un deleite para los fans.

Hiro fue la representación del fan en la serie. Fuente.

Héroes. Volumen uno
fue un ejemplo de cómo deberían ser algunos tebeos, ampliando sus horizontes en cuanto a público y dando un tratamiento ciertamente atractivo para todos.

La serie constaría de tres temporadas más (la tercera dividida en dos). Si bien la segunda mejoraba al final, la tercera más o menos, la cuarta se hundía (aunque tenía un final muy Watchmen, con los héroes teniendo que decir si mentir para salvar el mundo) y la quinta (realmente la cuarta si no consideramos los “volúmenes”) mejoraba bastante, pero ya no contaba con el apoyo del público. Héroes, mediante cómics y experiencias en Internet, buscaba ensanchar su mitología, pero pronto se derrumbó al no contar con fans que fueran sus pilares después de flojear en algunos de sus volúmenes. La moda se terminó, quizás antes de darle otra oportunidad.

Siempre nos quedará Héroes. Volumen uno, una historia donde un grupo de personas normales se convirtieron en héroes para salvar a la animadora y así, salvar el mundo.

8 comentarios:

  1. A mí me encantaba esta serie... de hecho de ella viene que sea fan de Zachary Quinto, el genial Sylar (menudos mareos que le pegaron al personaje, de verdad ¬¬). Pero no llegué a ver la última temporada, me quedé en una especie de circo (no diré más). Me empezó a decepcionar y ya dejé de verla... Quizás alguna vez la retome.

    Buena reseña =)

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elisa

      ¿Quién no se hizo fan de Sylar cuando vio la primera temporada? Era un maldito lunático casi invencible.

      En cuanto a la última temporada, comenzaba en el circo sí, y gracias a que replantearon la serie como en la primera temporada, me gustó más que las anteriores. Para mí, al nivel de la primera. Aunque soy un bicho raro.

      Gracias por tu comentario y me alegro de que te haya gustado la reseña, hasta la próxima visita =D

      Eliminar
  2. Está es una de mis series favoritas, de hecho tengo las dos primeras temporadas en dvd. Yo creo que la huelga de guionistas tuvo algo que ver con los altibajos de la serie; es una pena, porque la primera temporada estaba muy bien, de la segunda lo que más me gusta es la parte de Hiro; la tercera y la cuarta tienen unas cuantas cosas que me tocan las narices, aunque de la cuarta me encanta el argumento de la feria y eso. ¿Por qué la camarera pelirroja no acabó de otra forma? Malditos guionistas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Hitos

      Sobre la huelga de guionistas tienes muchísima razón. Se planeaba hacer un "Heroes Origins", una miniserie donde se presentarían nuevos personajes y la gente elegiría cuál se quedaba en la próxima temporada. Se dice incluso que Kevin Smith estuvo involucrado. Sin embargo, la huelga de guionistas acabó con eso.

      En cuanto a la cuarta (el quinto volumen) para mí recuperó lo bueno de la primera. Me gustó la reaparición de la camarera pelirroja y lo que suponía cambiar el tiempo con ese Hiro que se estaba muriendo.

      Yo no maldigo a los guionistas, que me dieron en parte lo bueno de la serie, sino a los magnates que no aflojaron un poco de pasta xD

      Muchas gracias por tu comentario, hasta la próxima visita =D

      Eliminar
  3. Yo estaba pensando seriamente en verla... además, aquí todas estas cosas están abismalmente más baratas que en España... así que es el momento.
    ¡Un excelente no lo puedes poner a la ligera!
    Como no me guste luego, tendré que matarte xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Misery

      Vi una oferta en USA de unos 9 dólares si mal no me fijé. Aquí te siguen pidiendo 20 € y cuando salió creo que valía cerca de 60€.

      Creo que te gustará, aunque algún episodio flojee. Ya me contarás.

      En cuanto a "Doctor Who", ¿a qué esperas, mi buena señora?

      Muchas gracias por tu comentario, hasta la próxima visita =D

      Eliminar
  4. Heroes la gran oportunidad perdida. Eso es lo que es para mí. Una primera temporada absolutamente genial y luego llega la caída libre. En mi opinión se centraron demasiado en el personaje mas odioso, Claire, la animadora.
    Tengo todas las temporadas en DVD. Sin llegar a aburrirme no llega al nivel de las series de la edad de oro que estamos viviendo, por eso ha fracasado.
    La primera temporada es increiblemente buena, con unos personajes muy buenos, poderes, conspiraciones, psicopátas... Con lo facil que hubiera haberlo hecho mejor.
    Y Sylar, que decir de él que no lo hayas dicho en la gran reseña que has hecho. Uno de los grandes fallos, desaprovechar ese gran personaje con ese actor que lo bordó como era Quinto. Parece que no sabían que hacer con él. Menudos volantazos le han pegado... Cuando todo el mundo sabe que el Sylar que todo el mundo quiere y del cual todo el fuimos fan es el frío psicopata revientacerebros y absorbepoderes de la primera temporada. ¿tan dificil era hacer una serie buena de gente con poderes?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, superñoño

      Sí, creo que lo de "oportunidad perdida" le viene perfecto. Una auténtica pena que flojease tanto en tantos momentos. Podría haber sido una de las mejores series que haya visto. En cambio, es una de las que más nostalgia siento.

      Sobre Claire, creo que ya comenté que sólo consiguió caerme bien en la última temporada. Creo que el problema de demasiados personajes se notó sobre todo en los vólumenes 2, 3 y 4. En el 5 no tanto, quizás porque se olían el final y decidieron cerrar tramas. Aún así, nunca me gustó que desapareciesen personajes porque sí, como Micah y su prima.

      En cuanto a Sylar, me gustó cómo volvió en la quinta, pero antes se dedicaron a marear la perdiz: olvida recuerdos, se vuelve bueno, se vuelve idiota, blablabla...

      Y sí, parece que era difícil porque desde entonces no se ha hecho ninguna serie con poderes decente. Tal vez, las últimas de "Smallville" estuvieron bien en comparación con las primeras.

      Gracias por tu comentario, un saludo y hasta la próxima visita =D

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.