Seguidores

Hollow Hallows, ya disponible.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Un chiste para fans del "Doctor Who"


Un chiste que solo os hará gracia si conocéis la serie “Doctor Who”…
Me explico: es una referencia al personaje de The Master (el Amo, en España), el antagonista del Doctor, un Señor del Tiempo que busca el dominio sobre cualquier otro ser que exista.
Ah, y John Simm es un grandísimo actor.
Los diferentes actores que han interpretado a este personaje.
PD: Mucho mejor que la tarjeta de Batman, claro que sí. 

El resultado de la encuesta sobre la crítica literaria.

Hace algo más de una semana, abrimos una nueva encuesta sobre el próximo libro a leer, un desempate de la encuesta anterior, entre “El nombre del viento” de Patrick Rothfuss y “Mort” de Terry Pratchett.
Finalmente, el ganador indiscutible ha sido “Mort” del padre de Mundodisco, que cuenta las aventuras y desventuras del joven Mort, que se convierte en aprendiz de la Muerte.
Os invito a todos a sumergiros conmigo en este viaje hasta el interior de una de las obras más conocidas del padre de Gran A´Tuin.


Cita célebre (o frase molona): La locura y la necedad, por Carlos Ruiz Zafón

 “Loco es el que se tiene por cuerdo y cree que los necios no son de su condición”.
FERMÍN, escrito por
CARLOS RUIZ ZAFÓN


martes, 29 de noviembre de 2011

¿Qué pasaría si Youtube, Google y Wikipedia dejarán de funcionar?


La respuesta, seguramente, sería: “el Apocalipsis”.
No obstante, Borja y Joseba (de “Qué vida más triste”) son bastante más optimistas (según el punto de vista) y nos muestran, con ciertas dosis de la película “Rebobine, por favor”, qué pasaría si Youtube y compañía dejasen de funcionar.
Irónicamente, los vídeos que intente insertar no me dejaban y he acabado colocando este con otro “sketche” de regalo.
Cosas de los virus de Borja…


domingo, 27 de noviembre de 2011

El tema del día: “The Never Ending Why” de Placebo

Los chicos de "Placebo".

No soy un colgado del grupo de rock alternativo inglés Placebo, pero me encanta su canción: “The Never-Ending Why” (algo así como “el interminable por qué”), que es el segundo sencillo de su disco “Battle for the Sun”.
Conocí este tema por la sexta temporada del “Doctor Who”. No porque saliese en las serie, propiamente dicha, sino en un vídeo hecho por un fan poco antes de la conclusión de la tanda de episodios. A continuación ese vídeo:


Portada del sencillo.
[Cuidado con este párrafo, como diría River Song: "Spoilers"]. El tema de que el Doctor pudiera morir definitivamente fue algo que me llamo la atención… Pero también algo que decía sobre una profecía (cuando La Pregunta se formule, el Silencio caerá): “Siempre supe que moriría preguntando”. El hecho de esa curiosidad infinita, esas ganas de descubrir el mundo, me parecieron fascinantes (como la figura del Doctor, en general).
Todo esto, junto a la voz del cantante y el ritmo, han hecho que “The Never Ending Why”, de la banda de Brian Molko y Stefan Olsdal, sea uno de esos temas que no paro de escuchar y hoy no es la excepción, gracias a su letra que le viene que ni pintada para las grandes historias (en serio, ¿Moffat no haría la sexta temporada tras pensar en esta canción?).

Dedico este tema a todos los fans de “Placebo”, “Doctor Who” y, sobre todo, a aquellos que moriremos formulando una pregunta.

sábado, 26 de noviembre de 2011

El rey le dice a Magneto que le deje de copiar el vestuario y Magneto le zurra.



Olvidad la crisis (en Tierras Infinitas) y demás tonterías. Hoy, voy a dejaros para la reflexión un tema realmente importante, no sólo para el mundo, sino posiblemente para el universo o multiverso, tal y como lo conocemos.
Amigos y amigas, perros y gatos, murciélagos y lagartijas varias, hoy tenemos que hablar del tema que cambiará todo…
[RIIIIIIIIIING... RIIIIIIIING...
PAUSA. RECIBO UNA LLAMADA (¿NO SABES LO QUE ES "RIIIIIING... RIIIIIING"?) QUE ME HACE REFLEXIONAR. DIGAMOS QUE ME HA LLAMADO LA CONCIENCIA. LE CUELGO, PORQUE ME QUERÍA ESTAFAR CON UNA LLAMADA A COBRO REVERTIDO…]

Eh… ¿Por dónde íbamos? Eh… Bueno, no puedo dar sus verdaderos nombres porque si no, seguramente, nunca conseguiré nada si me pongo a desbarrar sobre Ellos (sí, los poderosos y tremebundos Ellos).
Bien…
Pues…
La noticia es la Casa Real (de… ¿Gondor?) ha exigido a Magneto, el Amo del Magnetismo, conocido defensor de la raza mutante y el exterminio de los humanos, que deje de usar el uniforme del rey. Podéis leer más aquí.
En serio, ¿una Casa Real contra el tipo que ha destrozado a miles de enemigos para pasar el rato? ¿El señor de cierta edad capaz de vestir de violeta y rojo y que le quede guay? ¿El que tiene los dos (a veces, tres) hijos más colgados de todo el Universo Marvel? No creo que la Casa Real cuente con Charles Xavier y la Patrulla-X. Ni siquiera un grupo en plan X-Force a lo “Casa Real-X”… Porque sonaría a peli para mayores, básicamente.
¿Ya habéis terminado de reíros?
Pues yo no.
Porque esta semana, diversos periódicos recogieron la noticia de que el monarca se había llevado un señor “hostión” con la puerta y tenía el ojo morado.
Pero, chavales y chavalas, yo soy un valiente. No pondré falsas excusas ni un chiste fácil como que la puerta es republicana... Yo diré la verdad.

Por tanto, es posible que Magneto haya cruzado las viñetas y haya usado un golpe de remo (o magnetismo) contra la puerta y, ergo, versus cara del soberano.
Seguramente, las palabras de Magneto fueran:
—¡Tú me has copiado a mí, mísero homo sapiens! ¿Cuándo fuiste tan iluso de pensar que la Hermandad de Mutantes Diabólicos te rindiera pleitesía?
También, puede ser que yo me haya inventado estas palabras. ¿Quién sabe?
En fin, para que digan que “la realidad supera a la ficción”… No, gente, si la realidad supera la ficción, vendrá la ficción y le dará un copón.
Y ahora, que Genosha... Digo, el Antro hable:

viernes, 25 de noviembre de 2011

La razón por la que Link, de “Zelda”, nunca habló…


Aquí está la respuesta y no, no me hago cargo de las indemnizaciones que deba daros por traumatizar vuestras inocentes e ingenuas mentes.

PD: Os recomiendo el blog Keyblade Games. Gracias a su creadora he descubierto esta gran respuesta. Puedo morir tranquilo.

Críticas de cine: "Kill Bill. Vol. 1"

El día del ensayo de su boda, la Novia, una antigua asesina a sueldo, es traicionada por sus viejos camaradas, Escuadrón Asesino Víbora Letal, quien le da una paliza y la deja al borde de la muerte, perdiendo a su hijo.
Cuatro años después, la Novia despierta del coma y prepara una venganza contra todos aquellos que la hirieron, entre ellos su antiguo maestro y líder del Escuadrón: Bill…
Críticas de cine:
“Kill Bill. Vol. 1”
Director : Quentin Tarantino.
Guionista: Quentin Tarantino.
Intérpretes principales: Uma Thurman, David Carradine, Lucy Liu, Daryl Hannah, Vivica A. Fox, Michael Madsen, Sonny Chiba, Michael Bowen…  Consultar el resto del reparto en IMDB
Música: Varios.
Nacionalidad: Estados Unidos / Japón.
Duración: 111 minutos.
Año: 2003.
Género: Drama, acción, épica.

“Esa chica se merece una venganza
y nosotros nos merecemos morir”
BUDD
“Kill Bill” significa “matar a Bill”, pero también es un juego de palabras traducible como “saldar deudas”.  En dos palabras, ese brillante y charlatán "l´enfant terrible" que es Quentin Tarantino nos entrega su homenaje a todo lo que le gusta: el cine de artes marciales, la violencia exagerada, la buena música, una fotografía estupenda, un estilo diferente (y, a la vez, deudor de tantos)… Esto es “Kill Bill” (y sí, ya sé que os habrá venido a la mente cierto silbido).
La peligrosa O-Ren Ishii (Lucy Liu).
Siguiendo la tradición, Tarantino divide su historia en diez capítulos, como si fuera una novela, y dejará cinco para el primer volumen y los otros cinco para el segundo. De esta manera, el director de “Pulp Fiction” corta su obra de cuatro horas y nos regala dos. Las primera es una obra completamente entretenida, con muchos momentos magistrales.
Como ya he mencionado, Tarantino hace su carta de amor al cine que le encanta. Inunda de guiños la cinta, desde el uniforme amarillo de La Novia (que luciese, en su día, Bruce Lee) hasta el título de uno de los episodios “La novia ensangrentada”, pasando por el homenaje al anime que se curra con los orígenes en animación de O-Ren Ishii, en una de las escenas más perfectas y también más exageradas de la carrera de este realizador.
La siniestra Gogo (Chiaki Kuriyama).
Tarantino, ese maldito bastardo, se mueve por un terreno difícil (que sí, amas u odias, no hay término medio). Si eres estrecho de miras o, simplemente, no soportas el cine de artes marciales, el épico, la acción o los argumentos y diálogos que rozan la serie B, “Kill Bill. Volumen I”, no es tu película. Si es lo contrario, seguramente te encante. Personalmente, no soy ni lo uno ni lo otro, pero las dosis de cine de Tarantino que le chuta en vena a esta extraña aventura hace que sea una de mis películas favoritas.
Y eso que tenemos el argumento resumido en el título... El guion podría ser un mero esquema tipo videojuego… Pero Tarantino es él: juega con lo esperpéntico, con hacer de la cinta una experiencia de sonido (estupenda banda sonora) e imagen, algunos diálogos muy a lo Tarantino, momentos brillantes como la lucha contra O-Ren o en los que no sabemos cómo juzgarlos (el encuentro con Vernita Green y su pequeña lo puedes odiar o te puede encantar). Es decir, tenemos a Tarantino, quizás diferente a sus pelis previas, pero lo tenemos y eso cuenta.
El duelo entre La Novia (Uma Thurman)
y O-Ren Ishii.
Surgiendo de esa mezcla entre lo patético y lo épico (véase la huida del hospital), tenemos unos personajes que parecen más planos de lo que realmente son, pero ¿qué más da? Tarantino se mueve mediante estereotipos para crear personajes excelentes como O-Ren (a la que no sabemos si odiar o querer), Gogo (la guardaespaldas lunática de diecisiete años y muy mala leche), Elle Driver (una oscura Daryl Hannah cargada de odio, una enfermera tuerta que recorre un pasillo de un hospital al son de un pegadizo silbido) o el propio Bill (cuyo rostro no vemos en este primer volumen) o la protagonista absoluta: la Novia. No temo equivocarme si digo que sin Uma Thurman no habría película, más que nada también porque a Thurman y Tarantino se les ocurrió crear a la Novia.
Ishii y sus escoltas, entre ellos uno de "Los 88 Maníacos".
La importancia de la estética, la música y la coreografía quedan patentes en escenas tan buenas como la lucha contra los 88 Maniacos (estupendo el duelo con  el último, un crío, con esas nalgadas con espada y la frase que suelta la Novia como si fuese una madre). 

Pero lo anterior es sólo el prefacio de la batalla: la Novia contra O-Ren, encarnada por Lucy Liu. Una batalla en la nieve, con un cielo azul, ropas blancas y amarillas y sangre, mucha sangre. Poesía vibrante con el sonido de la música con algún toque flamenco.
Por tanto, los únicos defectos que le encuentro es que quizás el pasaje de la forja de la katana es algo más lento que el resto, que aún así el conjunto se hace corto, y echo de menos algún diálogo más (o momento) a lo Tarantino, que termine de arrancarme el alma y me obligue a decir: “es una maldita obra maestra”. Si no lo es, si es una cinta excelente que nunca me canso de ver.
Pero esos defectos se perdonan con la brillante escena final, cuando Bill desvela cierto secreto que nos deja queriendo ver a continuación el segundo volumen. Magistral.
En definitiva, si alguien alguna vez te pregunta cómo es el cine de Tarantino o qué le gusta al director de “Malditos Bastardos”, dile sólo dos palabras, dile: “Kill Bill”. Habrás saldado deudas y eso que este primer volumen sólo es el comienzo de la venganza…
La Novia, preparada para la batalla.
Cosas buenas:
-Uma Thurman como la Novia y David Carradine como Bill, además de todo un reparto genial en el que brillan Lucy Liu o Daryl Hannah.
-El argumento, que si bien simple, sirve para los continuos homenajes bañados con dosis de los fetiches de Tarantino.
-La banda sonora.
-Las coreografías y estéticas.
Cosas malas:
-Se me hace corta.

“Si cuando seas mayor aún quieres vengarte,
te estaré esperando…”-
LA NOVIA

miércoles, 23 de noviembre de 2011

"Doctor Who" cumple 48 años, ¡felicidades, Señor del Tiempo!



Tal día como hoy, el sábado 23 de noviembre de 1963, se estrenaba una serie nueva en la BBC, en Reino Unido. Contaba la historia de dos profesores que visitaban el hogar de una de sus alumnas, la cual sabía mucho de cosas por crearse y poco de cosas habituales.
Pronto, conocerían al abuelo de la joven, un cascarrabias que… Vive dentro de una cabina azul de policía… Que resulta ser una nave espacio-temporal llamada T.A.R.D.I.S. Por cierto, el abuelo responde solo al nombre de El Doctor… ¿El Doctor qué? Doctor who?

Hoy es el cumpleaños número 48 del Doctor (aunque tenga más de novecientos años), once Doctores después, la serie sigue activa y preparándose para su especial del 50 aniversario que podría tener a varios Doctor como los interpretados Paul McGann (octavo Doctor), Christopher Ecclestone (noveno Doctor), David Tennant (décimo doctor) y Matt Smith (décimo primer Doctor)… Y podría ser algo más que el fin del tiempo mismo.

Por todo esto, “El Antro de los Vampiros y Otros Monstruos” le desea un feliz cumpleaños al Doctor, de Gallifrey, y espero que, por mucho tiempo, el Señor del Tiempo siga acompañándonos.
Allons-y!

What if...? Hulk. Epílogo.

EPÍLOGO

Tras el cristal ahumado de la sala, una base secreta donde el General Ross contemplaba horrorizado el diálogo de Banner y Leonard, pero todo se había perdido… Aunque Ross siempre lo había supuesto. Lo sabía.
Cuando Banner empezó a mirarle con unos ojos verdes, supuso lo peor. Aquel demente y su padre habían cambiado tantos hilos, algunos nimios y otros grandes, que habían cambiado el mundo, más de lo que se merecían.
Antes de que Banner se convirtiese, Ross accionó una serie de comandos y sacó una llave. Estaban sobre los misiles nucleares que el presidente americano y ruso habían guardado para alejar los fantasmas de una guerra nuclear. La navaja para un mundo que se suicidaría antes de sufrir por elección de Ross.

Banner se convirtió en el monstruoso Hulk y rompió el cristal arrojando a Samson a un lado y cogiendo a Ross con sus garras:
—Ni siquiera tú aguantarás las bombas atómicas, Banner– dictó Ross, firme.
—¡¡¡NUNCA… DAÑAR NADIE A HULK!!! ¡¡¡HULK, APLASTA!!!
—A ti no, pero sí al mundo… ¿Y dónde vivirán los tuyos y tú entonces?
Y Banner cerró sus garras verdosas y aplastó, por la mitad, a Trueno Ross que cayó, feliz de no vivir el horror, de volver con su mujer y su hija en un cielo donde no había cabida para el verde o el púrpura… Era el plan secreto de Ross, el suicidio del mundo. Había activado las coordenadas del proyecto: "El fin del Dr. Strangelove".
—DE PARTE… DE PADRE… APRENDE A SER… ¡FUERTE!


00:05
Una estela azulada recorrió un mundo que desintegró, trayendo la muerte a muchos, reduciendo el planeta a un espacio de meteoritos sumergido entre astros.
00:04
El monstruo verde con detalles de un pijama rojizo y azul había descuartizado a su tío Ben antes de que la radiación gamma afectase al anciano.
Tía May lloraba, convulsionándose, transformándose… Pero entonces, Parker comprendió lo que hizo y lloró. “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, decía su tío. ¿Qué podía hacer para redimirse?
Nada. 
La estela de una bomba atómica lo arrasó todo.
00:03
El jet privado de Tony Stark cayó a las aguas del océano, teñidas de verde. El peso de la transformación monstruosa de sus tripulantes lo hundió entre las olas. Cuando la forma de James Rhodes emergió convertida en un terrorífico ser, la de Stark fue a por él también monstruoso. Sin saber por qué, intentaron romperse el cuello. No lo consiguieron, una estela nuclear arrasó el mar sembrándolo de ceniza.
00:02
El hielo se rompió ante el desfigurado y verde Rey de Atlantis. Entonces, alzó la mirada y vio una grotesca forma surgiendo del hielo, levantó sus manos, cogió el cuello del Rey y luchó por partírselo. Antes de que lo consiguiera, todo el pueblo de Atlantis fue arrasado por otra bomba nuclear.
00:01
Donald Blake abrió sus brazos, viendo la hecatombe antes de llegar. Absorbió la luz y sintió que esa nueva forma del Ragnarok, tan desconocida, le era majestuosa e implacable. No se transformó en un monstruo verde como la mujer del Doctor Pym, él era superior.
Ella empezó a destrozar todo, su esposo sufrió una crisis y usando su sistema experimental, se volvió del tamaño de una hormiga… aunque verde.
La estela nuclear destruyó todo, incluso aquellas débiles muestras de Hulk… Excepto al pequeño Hank Pym. Él murió mientras peleaba con una cucaracha superviviente del Holocausto.
00:00
No es difícil de imaginar lo que ocurrió. Estamos acostumbrados a la destrucción y la desolación, pese a nunca haberla vivido a niveles como aquel. De todas maneras, no podía vivirse, ibas a morir sí o sí. La muerte tuvo un día ajetreado para después descansar durante tiempo… La Tierra había desaparecido, convirtiéndose en migas que ni siquiera Galactus el Devorador de Mundos querría.
La Tierra fue destruida y, en el abismo, la figura de Bruce Banner voló hasta perder la vida. Lo tuvo todo y lo perdió todo. Pero era fuerte, era como lo quiso su padre.

***
Y nada más digno de ver queda de este mundo destruido… Simplemente la moraleja de cómo lo más pequeño puede cambiarlo todo y, también, acabar con ello.
Soy el vigilante y estas han sido mis palabras.



"No sé con qué armas se luchará en la tercera Guerra Mundial, pero sí sé con cuáles lo harán en la cuarta Guerra Mundial: arcos y flechas".
ALBERT EINSTEIN

What if...? Hulk. Capítulo tres.

CAPÍTULO TRES

Leornard Samson miró el expediente de Banner, aunque no le hacía falta, se lo sabía de memoria, pero no iba a darle aquel triunfo a ese lunático.

—Hulk escapó hasta el desierto de California. Se cansó y regresaste a tu forma humana. En tus manos, las cenizas de la fotografía de Betty. Te atrapó Ross y te trataron en una base militar. Señalaron que eras como el Doctor Jekill y Mr. Hyde. Pero yo me pregunto ¿quién de los dos es Hulk? Pues más piedad ha mostrado ese monstruo que tú mismo. El que aparenta ser un humano normal es un monstruo, el monstruo es humano.
— ¿Qué es un monstruo, Leonard? Supongo que diferimos en eso.
—Diferimos en muchas cosas.
—Pierde la razón, chútese algo de mi sangre verdosa y verá cómo la diferencia no es tanta: amamos nuestro trabajo apasionadamente, nos hemos tirado a la hijita de Ross…
Samson cerró los puños. Banner sonrió.
—Me trataron mal, Leonard, sin comprender que criarme con mi padre me volvió, seriamente, loco (si es que estar loco puede ser serio). Después de todo eso, cuando intenté matar a uno de los militares con un cuchillo de plástico que guarde de un almuerzo en mi antro, me convertí en esa bestia… En Hulk. No por la luna llena, no por la ira… Sino para evitar hacer daño. Él me obligó a huir al penoso Canadá.
Samson removió varias páginas de su archivador.
—Allí, Leonard, tuve una serie de encontronazos con dos agentes de Canadá que colaboraban con Ross: un enano peludo y con garras y un mercenario payaso. Detuve los golpes de katana y los de las garras realmente afiladas… Llegaron a dispararme misiles y seguí con vida… Más débil, más grande… y yo, de pronto, más fuerte, empecé… Empecé a controlar a Hulk.
— Entonces empezaste los asesinatos, con el psiquiatra llamado…
— ¿El tipo que se hacía llamar el Doctor Extraño? Se creía un mago, pero yo tenía mejores trucos.

Empezó a reír…
—Fue divertido ver cómo me contaba no sé qué patraña de formar un grupo llamado “Los Defensores”… Cuando me hablaba de ello, no aguante más. Mi brazo atravesó su cuerpo y ¡paff! Reventado… Sangre, vísceras, huesos… Fue gracioso. Le partí por la mitad y me lo comí. Sabe bien la carne de mago.
—Él fue uno de los primeros, después vinieron vagabundos, prostitutas…
—Sí, era el nuevo Jack el Destripador, hasta que Hulk tomó las riendas y me dejó como un mero humano.
—Habla de la niña Flora Mendes– dice Leonard en sus ensoñaciones.
—Vagué por Sudamérica, como un inmigrante, y allí conocí al borde de un riachuelo a una niña muda que me ofreció una flor. Mi aspecto patético hace que siempre haya sido fácil ganarme a la gente. Me acordé de la película de “Frankenstein”. Cogí la flor, le rompí la mano, la medio estrangule y la mate, ahogándola, en el solitario río. Hulk hizo un amago de volver, pero no pudo. Temía que si lo hacía, lo controlase y la matase de una forma cruel. Matar a un niño es hermoso, es como matar a aquel que fuiste.

—Habla del periodista del National Register, el freelance del Buggle.
—Un reportero que había estado en varias guerras, ganaba mejor como un paparazzi de Hulk. Le tendí una trampa en la selva de Costa Rica. Cogí su cámara e hice que se la tragase, como mi padre cierto papel de mi niñez. Me hubiera gustado hacerle fotos.
—Habla del tipo que identificaron como Emil Blonsky.
—Trabajaba para Ross. Un tipo duro, un espía, que en sus buenos tiempos estuvo bajo el mando de la URSS. Malditos comunistas… Me atacó en un avión, como el débil Banner. Me lancé de ese avión. Hulk reapareció, sobreviví por él. Blonsky me buscó pensando que yo huía, yo le buscaba a él. Le aplasté en la selva, no sé ni siquiera cómo pudieron identificarlo, era… Abominable.
—Jennifer Walters, tu prima.

—Regresé a América y decidí hacerle una visita a una primita que no veía desde muchísimo tiempo. Si la hubieras visto, sabrías la frustrante que es no iniciarte en el sexo con tu prima. Ella parecía no conocerme. Escuchó rumores de mí. Estaba asustada… Y era guapa, además de abogada y tenía… Los ojos de mi madre. Quise chutarle un poco de mi sangre, transformarla en… ¿Hulka? Pero antes de conseguirlo, le partí el cuello. Pasé una buena noche con su cadáver. Deberías ver lo bueno que es Hulk en la cama. Las ruinas de esa casa eran muestra de la pasión de un monstruo.
—El líder de los científicos de Ross para la recreación del Proyecto Gamma, Stern.
— Un científico cabezón. Primero, entré en la base como un barrendero, David Fixit. Luego, me mostré ante Stern como Banner. No se asustó. Quería saber de mí, porque amábamos a la misma mujer: hablaba de la ciencia, su gran amor. Cuando le destrocé la cabeza con una vara de metal sí mostró miedo. Su cabeza se hizo tres veces más grande.
—Habla de Rick Jones y de cómo lo mataste.
—Siento defraudarte, pero no fui yo. Supongo que este hecho es el que más te importa. Hurgando en los proyectos de Stern, vi la verdad: intentaban recrear el suero supersoldado… Nunca contaron con mis conocimientos para eso, para buscar una pista del verdadero supersoldado… El sujeto era el patético soldado Rick Jones. Se alzó como un superhombre y, después, explotó como una bomba A. Murieron muchos. Entre ellos, la directora del proyecto, Betty, nuestro gran amor, Leonard, murió en aquella prueba… Pero eso ya lo sabes.
—Calla.
—Te hablaré de la muerte de Betty Ross, porque parece que no puedes pedírmelo.
—Deja esto de…
—En las sombras, vi la imagen de su cuerpo carbonizado. Sus ojos seguían vivos, fue impresionante entre aquel mar de sangre… Me excitó. Lo reconozco. Ella me convirtió en débil, ella me hizo Hulk. La sombra de mi madre vivía en ella. Me alegraba de su muerte, pero ¿con qué pasaría ahora mis frías y solitarias noches?
—Banner, termina con esto…
—Trueno Ross se echó la culpa de todo, Stark y sus armas le ayudaron (deseando vengarse de por el fracaso de nuestro proyecto no ser billonario en vez de multimillonario) y me buscó con más ímpetu, colaborando tú con él, Leonard. Pensabais que escapaba, porque buscaba cualquier cosa para fabricar un antídoto contra mi ser débil, eso leí en las investigaciones confidenciales de Stern. Creíais incluso que había buscado a Stern y a Betty para conseguir ayuda contra Hulk. Lograsteis capturarme… Perdón, me dejé apresar aunque no lo sepas. ¿Por qué? En breve, lo sabrás.
—¡Deja las amenazas, Banner!
—¿Sabéis que si no me he transformado es porque en breve todos vamos a convertirnos en los seres fuertes que vosotros, los hipócritas, os negáis a aceptar? Eso fue lo que siempre quiso mi padre. Dar respuesta a esa pregunta es lo que intenté hacer en aquella vieja base terrorista de Hydra, abandonada, porque los… Maté hace poco. No fue investigada su desaparición. La administración estadounidense obvia a sus amigos, cuando no sirven para derrocar dictaduras bananeras en Sudamérica.
—¿A dónde quieres llegar?
—La energía gamma es difícil de recrear si no se tiene… Fácil si tienes una muestra en tu propia sangre. Por eso, ante este falso mundo, he decidido recrearlo y expandir mi bendición, mi mal, que ahora es un bien, una maldición que será un don. El regalo de mi padre para con el mundo. Un planeta Hulk a partir de una irradiación de energía Gamma a nivel mundial.
— ¡Eso es una locura!
—Suelen decírmelo, deberías haber sido original con tus últimas palabras. Sólo quedan cinco segundos, según mi reloj.
00:05
Una estela verdosa se disipó desde Costa Rica con un estallido, rodeando el mundo. La muerte feroz se retorcía en un extraño mundo. El plan secreto de Banner.
00:04
Peter Parker, un estudiante de un instituto público donde era marginado, estaba delante de su espejo pensando en lo mucho que le hubiese gustado que Industrias Stark hubiera seguido financiando las muestras con arañas alteradas radiactiva y genéticamente. Le hubiera gustado ir de excursión. No pudo. Se conformaba con encerrarse en su cuarto, ponerse un disfraz hecho por sí mismo y fingir que era un superhéroe o un luchador de la WWE, antes de que la Tía May preparase la cena, o...
Y de pronto, un destello verde le cegó.
00:03
El jet privado de Tony Stark se dirigía a Irak. Lo que no hizo por el fracaso del Proyecto Gamma en Vietnam, lo haría ahora en Iraq. A primera hora, negociaría un pack de armas para el ejército americano. Más tarde, Obadiah Stane e Industrias Roxxon negociaba con un grupo de insurgentes para que acabasen con Stark.
—Es un buen contrato– le dijo Tony a su amigo, mientras tomaba un poco de whisky–. Tengo demasiados puntos de mira en mi frente y tú tendrás la armadura para impedir que lleguen a atravesarme los disparos. Es un trabajo fácil y muy bien pagado, quizás demasiado… Pero ¡soy generoso, colega? ¿Qué dices, Rhodes? ¿Aceptas dejar de ser coronel para ser un guardaespaldas? Te daré medallas si quieres.
—¿Por qué no te pones tu mismo esa armadura, Stark?
—¿Y llamarme... Iron Man o algo así?– dijo Stark terminando su botella de whisky. El desayuno ideal–. No bromees, máquina de…
El avión tembló. Una extraña luz verdosa arrasó con el vehículo. Stark pensó que estaba borracho y tenía ilusiones con la transformación de Banner.
00:02

El Príncipe de Atlantis, Namor observó su reflejo frente al bloque de hielo que él concibió para proteger la esperanza de la humanidad. Sabía que si ellos deseaban su redención, tarde o temprano, lo hallarían… Pero con un fracaso del Proyecto Gamma otros se habían dejado de lado, como buscar al supersoldado.
En aquel bloque de hielo yacía el viejo héroe de guerra que esperaba la salvación, el Capitán América, congelado en...
De pronto, las aguas temblaron, los animales marinos huyeron. Algo extraño pasaba. Namor alzó su mirada, arqueando las cejas. Hubo un destello verdoso que lo arrasó todo. Entonces, pensó que la humanidad se habría destruido antes de poder salvar a su última esperanza.
00:01
— ¡Perdónales, padre, porque no saben lo que están haciendo!– clamó el lunático encerrado en una celda de una cárcel noruega.
— ¡Melenitas, si quieres que te suelten, necesitas amigos como Tony Stark o cosas así!– dijo Hank Pym, el científico, acompañado de su esposa. Ambos estudiaban a aquel tipo al que habían bloqueado, quizás Banner como héroe hubiera representado que los monstruos poderosos pueden serlo, pero sin él, aquel loco sólo era eso… Un loco.
—Parece sacado de un cómic– comentó su esposa Janet cuando la luz verde rugió.
—El castigo de mi padre– susurró el prisionero.
00:00
Emergió entonces un mundo dedicado al Gigante Esmeralda, al Goliat Verde, un Planeta de Hulk, un mundo de muerte. Bruce Banner lo tenía todo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...