Seguidores

viernes, 30 de septiembre de 2011

La Tontada: El pequeño Boba Fett.

Críticas de cómics: "Príncipe Valiente: 1937"

Exiliado, el joven príncipe de Thule, Valiant, perderá todo para convertirse en más de lo que ha sido nunca: guerrero, escudero, caballero. Esta es la historia del famoso Príncipe Valiente, miembro de la Corte del Rey Arturo, fiel amigo, poderoso enemigo, pero, ante todo, un héroe.
Críticas de cómics:
“Príncipe Valiente: 1937”



Contenido: Historietas del año 1937.
Autor: Hal Foster.
Editorial: Planeta DeAgostini.
Precio: 2,99 €.
Páginas: 63.
Género: Aventuras, histórico, fantasía, capa y espada…
Año: Original, 1937. Edición, 2011.

“Seguido muy de cerca por sus implacables enemigos, el Rey de Thule llega a la costa tras una ardua cabalgada”.
INICIO DE “PRÍNCIPE VALIENTE”
“Príncipe Valiente” es una de las obras del noveno arte más apreciada por los críticos y los fans del cómic clásico. Hay ensayos y cientos de reseñas que hablan de este relato de las aventuras de un príncipe destronado. La mayoría lo consideran un hito fundamental en el tebeo.
La pregunta que alguien profano en “Príncipe Valiente”, como yo, se hace cuando se acerca a este tebeo: “¿es realmente tan bueno o está sobrevalorado? Es decir, ¿es, de verdad, una obra maestra?”… La respuesta es “sí, lo es”.
El Príncipe Valiente, por Hal Foster.
Estamos ante un tebeo que es un precursor de muchos maestros del cómic. Curiosamente, es una obra muy narrativa, pero también visual. Entre sus características está, por ejemplo, que no hay bocadillos de diálogo o pensamiento. Parece un cuento ilustrado viñeta a viñeta.
Hal Foster, una leyenda de los cómics.
El primer tomo, correspondiente a 1937, comienza de una manera que nos recuerda a las antiguas historias de caballería, incluso con un pequeño toque de cuento de hadas. Pronto se convierte en una historia de aventuras, con muchas intrigas y una continuidad que, lejos de entorpecer, enriquece. 
Porque sí, Valiant crece con los años y pasa de ser un quinceañero para ser muchos años después un caballero, casado y con hijos. Cosa que han olvidado los tebeos de superhéroes habituales con la llamada "ilusión del cambio".
No obstante, sólo es un inicio, un augurio de que esto irá a mejor y nos topáremos con historias aún mejores más adelante que redondearán "Príncipe Valiente".
El encargado de llevar a cabo esta obra con tanto mito artúrico reconvertido, tanto en dibujo como literariamente, es Harold Foster, afamado por aquel entonces gracias en su trabajo llevando a las viñetas al personaje de “Tarzán” de Burroughs.


Una muestra del excelente trabajo de Foster.
El estilo literario de Foster, aunque pueda resultar algo redundante (aunque no se debe juzgar a ciertas obras con la vara que usamos ahora, después de tantos años), está lleno de un aire solemne (a veces roto con las exclamaciones), pero que siempre nos transporta al ambiente que quiere explorar en su aventura del considero como primer tebeo adulto (aunque Foster lo enmascaró como un cómic juvenil para poder meter historia más serias poco después).
En cuanto al dibujo de Hal Foster me habían hablado muy bien de él y, ahora que he podido verlo con mis propios ojos, lo considero  estupendo (mejor que el de muchos dibujantes de tebeos actuales, por ejemplo). Algunos se quejan de que sea poco narrativo o muy alejado de los canones actuales, pero yo lo he disfrutado por su realismo, detallismo y expresividad, además de dejar varias viñetas muy buenas. ¡Y eran tiras que hacía Harold Foster semana tras semana, no mes tras mes! Asombroso su trabajo.
Además, "Príncipe Valiente" es una historia que te permite descubrir referencias del cómic. Por ejemplo, la máscara demoníaca que crea Val para atormentar a un peligroso enemigo fue tomada después, como homenaje, por Kirby a la hora de crear a Etrigan (y que recuperarían autores como Alan Moore en "La Cosa del Pantano"). El parecido es asombroso.
Este tomo, que no está nada mal, es el primero de la colección de Planeta DeAgostini. Recopila todas las tiras aparecidas en los periódicos en 1937, con una traducción que me ha parecido correcta y un color bueno (sin ningún “sacrilegio”).
En definitiva, “Príncipe Valiente: 1937” es el inicio de una hazaña dentro del mundo del cómic, que nos hace disfrutar de un tebeo clásico demostrando que el noveno arte nunca tiene límites. Muy recomendable principio de una joya.
Cosas buenas:
-Estilo narrativo.
-Calidad gráfica.
-La trama y su versión del mito artúrico.
-Buenos momentos condensados en una página (una tira).
-Es precursor de muchos cómics actuales de gran calidad.
Cosas malas:
-Es sólo el inicio de algo mayor, el resto de la saga de “Príncipe Valiente”.



“Con un ahogado gemido, el ogro se derrumba lentamente sobre el suelo, y aquel corazón que no conocía la misericordia deja de latir de puro pánico”
Fin del primer tomo.

Cita célebre (o frase molona): El periodismo y las vacaciones, según Clark Kent, escrito por W. Ellis


“Las vacaciones no escriben artículos.
Soy periodista; ya iré de vacaciones cuando me muera”
 CLARK KENT, escrito por
WARREN ELLIS.



jueves, 29 de septiembre de 2011

Una prueba de que existen los viajeros del tiempo... Toma ya.

¿Existen los viajeros del tiempo?

¿A qué pensáis que los viajes en el tiempo son imposibles, meros hechos dignos de ciencia-ficción?
Pues no. Según este vídeo de una escena eliminada de un filme del gran Charles Chaplin parece que sí existen los viajeros temporales. Si os fijáis, aparece una persona con teléfono móvil… Ah, la película data de los años ´20. ¿Cómo diantres…?

PD: Sólo falta una Tardis.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Precuela de “La boda de River Song”, último episodio de la sexta temporada de “Doctor Who”.

¿Cómo acabará este año "Doctor Who"?

La sexta temporada de Doctor Who termina. Personalmente, esta temporada ha sido especial para mí: la primera que sigo al ritmo de Reino Unido, ha tenido buenos capítulos (no sé cuántas referencias he soltado sobre los "sombreros guays") y ha hecho que me rompa la cabeza intentando sacar mis propias teorías sobre lo que ocurre (mi última hipótesis contiene una chaqueta relacionada con el presente y un abrigo con el futuro como pruebas irrefutables).
Este sábado el viaje parece que termina en muchos aspectos y creo que tendremos un par de sorpresas, pero ¿será el mandamás Steven Moffat será capaz de cerrar esta temporada con acierto? ¿Dará respuesta a todas las preguntas? ¿Estará a la altura Matt Smith y el resto del elenco en este final que cierra el círculo que se abriese con los dos primeros episodios? Preguntas que a todo whovian nos agobia esta semana (sí, me gustan estas cosas).
La sombra de Russel T. Davies (el antiguo mandamás que resucitó la serie en 2005) es alargada y Steven Moffat va a tener que demostrar que es un digno sucesor de  llevar el timón que dejase el gran Davis al final de la cuarta temporada.
Habremos de esperar.
Pero, por ahora, tenemos la precuela del último episodio, que podremos disfrutar este sábado.


PD: Moffat nos la jugó. Dijo que no habría daleks al final de esta temporada y yo he visto uno bastante majete.

La conspiración del satélite caído, Superman y Facebook... ¡Al descubierto!


Superman ya sabe que la conspiración...
¡Ha sido desvelada!

Una de esas tonterías molonas con las que me encuentro y me hacen preguntar: ¿por qué ponerlo en el blog? Quizás, porque Facebook sirve para revelas conspiraciones, indignarte y hacer el chorra, ¿cómo no?:

“YA ES OFICIAL: ¡El satélite caído en Canadá, NO es en absoluto un verdadero satélite como nos quieren hacer creer! Se trata en realidad de una nave kryptoniana, que llevaba a bordo al joven Kal-El, que llegó a la Tierra para patear el culo del imbécil que empezó el bulo del cobro de Facebook... COPIA Y PEGA esto en tu muro, para que parezcamos todos tontos que no sabemos pensar por nosotros mismos!”

¿Un simple satélite caído? Lo dudo mucho, señoría.

¿Qué seríamos sin los amigos que nos pasan chorradas por Internet?


¿Tonto? Sí.
¿Irreverente? Sí.
¿Para nada importante? Sí
Pero me ha hecho gracia.
¿Qué seríamos sin los amigos que nos pasan chorradas por Internet?

Cita célebre (o frase molona): Sobre el sufrimiento, según Víctor Conde

“Ningún corazón podía permanecer helado para siempre, por muy duro que fuera el sufrimiento”.
VÍCTOR CONDE, en

Críticas de libros: "La flaqueza del bolchevique"

El protagonista de esta obra, mientras odia al mundo, tiene un pequeño accidente de tráfico. Mientras soporta a un policía de tráfico y a la conductora del otro coche (Sonsoles), que no para de gritarle, él decide cómo emplear su tiempo libre. Para huir de sí mismo y su rabia hacia todo, quiere “divertirse” a costa de Sonsoles haciéndole la vida imposible… Pero, un día, conocerá a Rosana, la hermana de quince años de Sonsoles, y, cuando se enamore, la tragedia sólo estará a un paso de distancia.
Críticas de libros:
“La flaqueza del bolchevique”
-Año: 1997.
-Editorial: Ediciones Destino.
-Páginas: 185, aproximadamente.
-Género: Realista.
-Precio: 7,95€ (una edición reciente).

“Los bolcheviques no somos del siglo XX, sino del XIX. Lo que queremos es fusilar a la gente como tu padre [los ricos] y después fusilar a los pobres, para que se enteren de que todos son unos sinvergüenzas y nadie merece que lo salven”.
LORENZO SILVA
“La flaqueza del bolchevique” es un libro sobre la vida, los errores y las tragedias que se producen a partir de una tropiezo más que simple e inesperado... Como casi todo.
Esta novela, finalista del Premio Nadal en su día, es una mezcla, para mí, de “El guardián entre el centeno” de J. D. Salinger y “Lolita” de Vladimir Nabokov, como si un adulto Holden se enamorase de una niña.
Póster de la película basada en la novela.
Cada una de sus páginas, en primera persona, cuentan la vida de un ser autodestructivo que odia todo hasta que conoce a una niña de quince años (él tiene treintaitrés). Su mente empieza a justificar sus actos, sus mentiras, sin darse cuenta de que va a hacer que la gente que le rodea y él mismo pague las consecuencias.
Una muestra de la manera del ser del personaje principal queda patente con: “También odio la pedagogía, el capitalismo liberal y el deporte. No sé por qué casi todo lo que aspira o dice aspirar a mejorar la vida de la gente acaba por estropearla más tarde o más temprano”.
Con pensamientos oscuros, un lenguaje muy directo, una narración que cae en la divagación, en las grandes frases (muchas) y reflexiones, estamos ante una pequeña y excelente obra muy recomendable.
El autor, Lorenzo Silva
Especialmente escalofriante resulta la justificación que hace el protagonista de que esté enamorado de una chica de quince años. Al igual que terrorífico y desagradable resulta leer las últimas páginas y pensar: “no, no puede pasar esto… No, esto debería poder cambiarse”. La misma sensación que deberían estar pensando unos personajes que caen, que son embestidos por un accidente inesperado (como son todos los accidentes).
Por un lado, la metáfora que da título a la obra termina siendo también terrorífica por lo que significa en  la realidad.
Si bien, el único reproche que, tal vez, le daría a la novela es que, quizás, hubiera sido mejor desarrollando alguna trama más, pero lo bueno de las pesadillas, a veces, es que duren poco.
“La flaqueza del bolchevique” de Lorenzo Silva es una obra siniestra, oscura, puede que incluso polémica… Como llega a ser la vida misma.



“Y ahora, la pregunta: ¿Qué he hecho para desperdiciar así mi vida? ¿Cómo, de todas las vidas posibles, he acabado ganándome ésta en la que no hay más que mierda y túneles que no salen a ninguna parte? […]”
LORENZO SILVA

Cosas buenas
-Personajes.
-Estilo.
-Ritmo.
Cosas malas:
-Quizás se podría haber sacado más jugo de alguna situación o trama.



PD: Gracias a Azufre por la recomendación.

martes, 27 de septiembre de 2011

Sobre los cambios de la Ortografía española

NOTA: Escribí este artículo hace casi un año para la clase de “Lengua castellana”. Trata sobre los cambios de la Ortografía española. Considero que es útil leerlo de nuevo y compartirlo para que nos aclaremos un poco con nuestro “nuevo” español. Espero que os guste y os sirva.

***

Cuestión de acostumbrarse

En el Siglo de Oro, si se discutía por cómo se decía o se escribía una palabra, suponía un duelo a muerte. En esa época, realmente, casi todo suponía un duelo a muerte. Sin embargo, algo que ha llegado hasta hoy es la posibilidad de enfrentarse con alguien en cuanto a la lengua se refiere. En un conflicto de tal intensidad, sólo hay un objeto que consiga el regreso de la paz y hace que las dos fuerzas opuestas cedan. Se le llama diccionario.
A puertas de la Navidad, la Real Academia Española va a sacar una nueva edición de la Ortografía, creada por el consenso de las veintidós academias de nuestra lengua. Pese a que la RAE son los forjadores de ese artilugio capaz de retomar la paz en un duelo lingüístico (el diccionario), hay un par de hablantes que odian este tipo de cambios, los que consideran que transformar algo supone el advenimiento del Apocalipsis (sin exagerar demasiado). 
La Real Academia Española debería estar preparada, esgrimir sus grandes diccionarios y estar atenta a las hordas enfurecidas que parecen dispuestas a presentarse por fuera de su sede. 
El coordinador de esta nueva edición, Salvador Gutiérrez Ordóñez, ya ha calmado los ánimos con motivos como la descripción de esta edición: “razonada y exhaustiva, pero simple y legible” además de “coherente”. Deseando evitar una contrarreforma por parte de la gente que no desea estas transformaciones, Ordóñez ha evitado admitir que sea una reforma, según sus propias palabras. Para él, es un cambio de algunos conceptos al igual que el último realizado, hace once años (en 1999).

Todo ello se debe a que la academias han decidido unirse para crear una serie de reglas en común que intenten unificar el español y hacer que sea una lengua más fuerte. Así, en la pasada Feria del Libro de Guadalajara (Méjico) se han ratificado estas supuestas mejoras y las imprentas ya se ponen en marcha para los nuevos ejemplares de la Ortografía, preparados para que los Reyes Magos o Papá Noel los dejen estas Navidades. 
Para lograr llegar a un acuerdo, los académicos de todos los países hablantes del español han necesitado una serie de trueques lingüísticos (como de los que hablaba el lingüista Magí Camps en un reciente artículo).
Pero ¿qué es lo nuevo de esta Ortografía?
Para empezar, el alfabeto cambia, pero no hay que preocuparse excesivamente. En primer lugar, el abecedario tendrá sólo veintisiete letras: la  -ch y la -ll ahora constarán en la -c y la -l, respectivamente. Hasta ahora, no ha supuesto ninguna tragedia. En segundo lugar, cada letra tendrá un nombre, sin compartirlo con ninguna otra. Por ejemplo: la -v no es be chica (algo que se daba en los países hispanoamericanos). Por eso, la i griega pasa a llamarse ye, y la i latina a ser -i (a secas). Sin embargo, sólo es una propuesta de futuro y no una imposición. Consecuencia de este cambio es que la mayoría de los artículos relacionados con la RAE estas semanas, incluyen esa chispa de humor que es poner en el titular la palabra “yeyé”.
Otra de las transformaciones es la tilde, según quiera el hablante, en la palabra “sólo” y en los pronombres demostrativos (aunque se prefiere que no la lleven). Esta tilde, por ejemplo, se debía a la diferenciación entre el adjetivo “solo” y el que s podía sustituir por “solamente”. 
Ahora, la Real Academia Española ha decidido que se puede omitir ya que se distinguen por contexto (algo que ya hacían los académicos desde hacía tiempo). Hasta donde sabemos, no ha habido víctimas en este conflicto, salvo las tildes a las que se han sumado las bajas del siguiente cambio.
Otras que se han marchado es la que se encontraba entre dos cifras escritas con número. Por ejemplo: “Entre 2 ó 5 candidatos” pasa a ser “Entre 2 o 5 candidatos”. Esta -o con tilde se debía a la posible confusión con el 0 de las máquinas de escribir. Como ya no existe peligro de “2 o 5 candidatos” y “205 candidatos”, todos respiramos más tranquilos (incluidos los candidatos del ejemplo, por cierto).
Además, las palabras guion y truhan ya no llevarán tilde, ya que se considera que no forman hiato, por tanto, son monosilábicas a efectos ortográficos. Por tanto, aquí no hay elección que valga del hablante, si se pone “guion” con tilde estaremos incurriendo en una falta ortográfica. Por ahora, el acto de mayor reivindicación es un grupo de la red social Facebook que se llama: “Me declaro en rebeldía lingüística, porque soy un truhán”.
Finalmente, la -k y la -c están de enhorabuena y la -q pierde su papel de suplente. Por ello, Qatar, Iraq, quórum pasan a ser Irak, Catar y Cuórum, cumpliendo así con la regla. Si hay algún truhan que decida seguir usando la manera antigua, por ejemplo en cuórum, deberá tratarlo como un extranjerismo: sin tilde y con cursiva (quorum).

Otra innovación es que los títulos nobiliarios y cargos deben escribirse con minúscula inicial por ser nombres comunes, tanto en usos genéricos como a persona concreta. Por tanto, la DRAE ha conseguido una gran revolución que ha hecho que reyes, generales, papas y demás pierdan la mayúscula de su comienzo y todos seamos más iguales (aunque sea escribiendo). 
No obstante, no descorchemos aún el champán. Si el que escribe quiere colocar mayúscula por su carácter protocolario, es admisible aunque no obligado. Sin embargo, no hay donde elegir si acompaña al nombre del que ocupa el cargo: el presidente Zapatero o el papa Benedicto XVI pierden la mayúscula de su cargo obligatoriamente (pese a quien le pese).

Otra cosa más que vemos en esta nueva edición es que algunas palabras extranjeras que se adaptan son los siguientes: judo es yudo, sexy es sexi, mánager es mánayer, catering es cáterin y pircing es pirsin. Si se emplea el término primero se deberá tomar como extranjerismo e irá en cursiva.
Tampoco podemos olvidar una ratificación de la RAE, que no es otra que las entradas en el diccionario, las cuales siempre irán en minúscula inicial (por si había algún despistado).
Estas son algunas de las sorpresas (ya no tanto) que nos esperan en la nueva Ortografía de nuestra lengua. Este tipo de transformaciones siempre causan revuelo. Hay quienes simpatizan con ellas al comprender sus razones y otros que les cuesta un poco más, quizás por nostalgia y apoyo a las costumbres de la escritura. 
Muchas personas opinan que es un cambio que ayudará a crear una lengua más consistente y unificadora, tantos otros pensarán que sólo es para sacar beneficios de la venta de la nueva Ortografía.
También están los que creen que la nacionalización de extranjerismos en una época de comunicación global es una pérdida de tiempo a la vez que algo que ayude a incurrir en fallos a la hora de escribir o hablar en otra lengua.
Sea como sea, estos duelos lingüísticos siempre existirán, debido a que la lengua que está viva, cambiando. 
Por ahora, al menos, ninguna de estas transformaciones, que sepamos, ha supuesto un derramamiento de sangre (afortunadamente).
Lo que no cabe duda es que la presidencia de José Manuel Blecua en la Real Academia Española empieza con cierta polémica. Cuestión de acostumbrarse.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Slytherin mola o mi paso por Pottermore

Una de las primeras imágenes promocionales de "Pottermore".
Todos esperamos la carta a Hogwarts, pero a ninguno nos llegó (bueno, si alguno que lee esto no es un muggle, que sepa que le odio). Sea como sea, la autora de la saga “Harry Potter”, J. K. Rowling, decidió hacer un regalo este año (en el que concluía la adaptación de sus libros a la gran pantalla). Ese presente era para todos los fans: "Pottermore", una mezcla de red social, juego en línea y lectura compartida (de la cual os hablé en este “post” en su día).
Durante este verano, hubo una serie de enigmas que si eran resueltos, te permitían un pase a la versión beta de “Pottermore”. Es decir, visitar este proyecto antes de su apertura oficial en octubre.
La llegada de Hagrid en Pottermore
Hace unas tres semanas, recibí mi e-mail de Hogwarts (ya sale más económico enviar correos electrónicos que lechuzas) y empecé mi experiencia por “Pottermore”.
Rowling y Pottermore
El balance es positivo, aunque no me ha enganchado como a otros que han conseguido mil puntos para su casa (en serio, chicos y chicas, ¿tenéis vida social?), pero tampoco me dedico a insultar a los creadores de esta obra; ni a Rowling que podría haber pasado de esto ni a los desarrolladores, informáticos… Que han creado esta especie de juego COMPLETAMENTE GRATUITO. Además, meterme con ellos sería estúpido, porque es una versión Beta y no la definitiva.
A todo esto, decir que “releer” el primer libro (los demás se podrá cuando decida “Pottermore”) está muy bien, la localización de objetos da puntos (así me gusta, un buen fomento de la cleptomanía), los dibujos no están mal (aunque no se ven los rasgos de los rostros para no chocar con la imaginación de los fans)… Eso sí, echo en falta música, los hechizos y las pociones deberían ser más fáciles y no veo la hora de que abra de nuevo el Club del Duelo.
De resto, yendo a lo importante, he de decir que tras resolver dos test (con preguntas algo rebuscadas): ya sé cuál es mi varita y cuál es mi casa.
Primero, soy FantasmaNox79, que debe molar para haber pasado el título desde el uno hasta el setenta y nueve... Porque todos conocéis a un Carlos IV, un Enrique III o un R2-D2, pero un ¿79? Lo dudo.
Pertenezco a la Casa de Salazar Slytherin. De ahí, deduzco que es a donde vamos la gente con éxito, pese a la mala fama que nos ha dado Gryffindor (y el propio “Pottermore”, que en la versión en castellano tuvo durante unos días nuestro nombre mal puesto). 
Menos mal que no he caído en Ravenclaw como mi admirada Elsbeth Silsby, que no sé cómo aguanta a tanto trepa. 
Si alguien pregunta por Hufflenpuff, diré, como Dumbledore en “A very Potter musical”, “¿qué es Hufflenpuff?”.
Mensaje de bienvenida al Callejón Diagon, donde nos mandan
a comprar de un lado a otro... Se ve que los magos no están en crisis.
A continuación, dos extractos que te dejan claro que ser de Slytherin es lo mejor que te puede pasar en la vida (eso y tener un granizado de limón infinito):
Primero… Sobre Slytherin y sus grandes eminencias, extraído de la Carta de Bienvenida de Slytherin:
“Aquí tienes un poco de información de la que las otras tres casas no suelen hablar mucho: Merlín fue un Slytherin. Sí, el mismo Merlín, el mago más famoso de la historia. Aprendió todo lo que sabía en esta misma casa. ¿Te gustaría seguir los pasos de Merlín? ¿O preferirías sentarte en el antiguo escritorio de Eglantine Puffett, que estudió en Hufflepuff e inventó el Paño de Cocina con Auto-Enjabonamiento?”.
Segundo… Sobre los Ravenclaw (aighs):
“Por ejemplo, nosotros los Slytherin cuidamos de los nuestros, que es más de lo que se puede decir de los Ravenclaw. Además de ser el mayor grupo de empollones que hayas conocido jamás, los Ravenclaws son famosos por actuar como trepas para obtener buenas notas, mientras que los Slytherins somos como hermanos. Los corredores de Hogwarts pueden esconder muchas sorpresas para los que no estén preparados, y te alegrará tener a las Serpientes a tu lado mientras recorres los pasillos del colegio. En lo que nos concierne, una vez que te hayas convertido en serpiente, eres uno de nosotros, uno de la élite”.
¿Alguna pregunta al respecto? ¿Alguna duda? No, sé que no. Continuemos.
En cuanto a mi varita, ligeramente flexible, de espino y con núcleo de pelo de unicornio. No es muy molona (bueno, lo es, pero no quiero parecer pedante, camaradas), pero puedo hacer hechizos y sacarte un ojo si te pones de listo, nene.
Mola, lo sé.
¡Ah, y tengo de mascota un gato negro! Lo puedo mandar a pasar por delante de ti y hacer que te vuelvas loco con el tema de la mala suerte, así que ni te atrevas a tocarme un pelo, chavalín (soy pérfido, lo sé).
Uno de los test, este es para elegir la varita.
Por último, y no menos importante (las muletillas contraatacan), la Copa de las Casas… ¡Está reñida! Ravenclaw suele ir ganando hasta que la digna Casa de Slytherin les pateamos sus pomposos traseros (salvo Elsbeth y algún allegado más que tengo en esa Casa, que tuvieron que hacer malas cosas en otra vida para acabar ahí, pero me caen bien). 
Y Slytherin tiene mérito, ¿por qué? SOMOS LA CASA CON MENOS ALUMNOS Y VAMOS SEGUNDOS O PRIMEROS, según nos apetezca (que no os mientan el resto de los estudiantes de Hogwarts).
De todas formas, y sólo os lo puedo decir a vosotros (así que no lo difundáis demasiado), todo esto forma parte de una conspiración de Slytherin para mantener un duelo reñido y no darle una paliza al resto de las Casas aunque de manera sorprendente y molona. Nos gusta el espectáculo.
En definitiva, este octubre abre “Pottermore” para todos vosotros. Espero encontraros por allí para que os dobleguéis ante la noble sangre de Salazar Slytherin o echarnos unas risas. Lo que apetezca más.
El triunfo de Slytherin es inminente... ¡¡¡MUAHAHAHA!!!

Cita célebre (o frase molona): El peor miedo de un soldado, según Rayco Cruz


“No hay nada peor para un soldado
que el miedo a morir”
RAYCO CRUZ,
en “La maldición de Hilena”.


La Tontada: Los problemas de Superman con Facebook

domingo, 25 de septiembre de 2011

Las nuevas imágenes de... ¿Catwoman?


Las páginas webs sobre cómics andan algo revolucionadas con la aparición de las nuevas imágenes filtradas de la Catwoman interpretada por Anne Hathaway para “The Dark Knight Rises” (en español: “El Caballero Oscuro. La leyenda renace” - ¡creatividad al poder!-, para mí: “la tercera de Batman”).
Hay gente que dice que es la peor cosa que se han tirado a la cara, por encima de aquella vez que se pusieron a jugar con ácido. Otros que es de lo mejor que se ha visto porque recupera la imagen de la Catwoman más clásica o la de Ed Brubaker.
Personalmente, todo esto es una pérdida de tiempo, porque yo he obtenido los diálogos que acompañan a las fotografías. 
(Pausa para que toméis alientos, chavales). 
Sí, damas y caballeros, he tenido que matar a seres cuya existencia ni comprenderíais y bailar sobre la tumba de gente que no me hizo nada malo para conseguirlo, pero todo sea por manteneros informados.
A continuación, la transcripción exactamente inventada de la conversación.

CATWOMAN (con la cara del meme de "Me gusta):
"Voy a darles una sorpresaca"
[Nota: Es fan de "Muchachada Nui", lo sabemos].

GORDON: Pero ¿qué...?
CATWOMAN: ¿A qué mola un copón, muchacho?
BATMAN: ¿Dónde? ¿Dónde está Catwoman?  (Que seguro que está muy buena)
Quitadme a la fetichista esta de delante... Espera, ¿esto...? ¿Qué te ha pasado, Selina?
CATWOMAN: ¿Decías algo?
BATMAN disimulando: He... Eh... He... He... Que estás molona... Eh... ¿Viuda Negra?
CATWOMAN: ¿Qué?
BATMAN: Nada.
CATWOMAN: Me largo porque estoy guayesca con mis gafas de Chimo Bayo,
cambadas pa´rriba pa´que parezcan orejas gatunas...
GORDON piensa: "¿Eso que se ve tan lejos es mi carrera despidiéndose de mí?".
SEÑOR DE ATRÁS: ¿Cómo hemos llegado a esto?
GORDON: ¿Crees que esto molará?
BATMAN revelando su faceta "rara" tras ver mucho MTV: ¡Dirige Christopher Nolan!
La película molará a los críticos SÍ o SÍ. Awwwww yeaaaaah.
CATWOMAN: He vuelto guayescamente aunque no me vea.
BATMAN, GORDON, CATWOMAN al unísono: Awwwwwwwwww yeah!

Con todo esto no pretendo criticar una película que ni he visto porque no está ni siquiera acabada, pero sí quería dar mi opinión, clara y contundente:
Michelle Pfeiffer siempre fue y será Catwoman.

... Y Batman opina lo mismo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...