Seguidores

martes, 31 de mayo de 2011

Relato: "Caso: terrícola contra el universo"

Os dije en esta entrada que colgaría este cuento por aquí tarde o temprano. Ha llegado el momento. Recalcar que este relato fue originalmente escrito y publicado en la revista Más Literatura (podéis verla pinchando sobre el título). Gracias y espero que os guste.
“Caso: terrícola contra el universo”

Comenzaba el juicio. La inmensa sala del Tribunal Multiversal se puso en marcha. Rápidamente, las gradas fueron ocupadas por diferentes criaturas o, mejor dicho, sus representaciones gráficas (hologramas, las llamaban). Nadie había asistido físicamente, excepto el demandante, al que todos miraron mal, entre ellos el aguacil. Este era un kioniano de piel escamosa y diez ojos. Saludó a la sala con su linterna láser, haciendo unas señales en Código Litpuniano que podían traducirse como: <<El honorable juez Toks preside la sala. Que dé comienzo el caso: “Terrícola contra el universo”>>.

El humano estaba nervioso. Parecía una causa perdida, pero iba a luchar. Miró con temor al enorme gangasiano, con su exoesqueleto de temporada, ocupando su asiento de juez. Toks, un gangasiano duro de la vieja escuela.
—Buenas interhoras, señores en holograma– olvidó al terrícola e incluso el propio proceso–. Este caso es el de los insoportables poetas de Bisnber IV y…
— ¡No!– clamó el terrícola indignado. Estaba llorando. Era patéticamente cómico.
— ¿No? Eh… Ah, vale… Había traspapelado el caso– gruñó Toks y soltó algo similar a una risotada, mientras sacaba una pantalla digital–. ¡Aquí está! En fin… Vaya, esto enfrenta al universo, es decir, todos nosotros– sonaron vítores del público– y a un… terrícola– sonaron abucheos–. Debo ser imparcial, pero ¡qué pérdida de tiempo! Hasta para encender el generador holográfico…– muchos asintieron.
—No lo-o cre-creo– tartamudeó el sudoroso humano–. Me llamo Jeremías, no terrícola, por cierto. Prefiero que-que me llamen Je-Jeremías.
—Nosotros preferimos llamarlo terrícola– contestó Toks–. ¿Pasa algo, Je-Jeremías?
—Pero es que…– farfulló el humano, pero fue interrumpido:
—Ni es que ni es que nada– se quejó el juez con el tono de una madre enfadada con su crío–. Hable de nuevo fuera de su turno y será acusado de desacato y será lobotomizado– y se regañó–: ¡Terrícolas! ¿No se da cuenta de que los abducimos para que aprendan modales? Y sí, ya veo que una vez denunció por eso de abducirle y meterle sondas… ¿No ha consultado la definición de “modales” en la Multienciclopedia Mromrinricra? En fin, el abogado universal, Ciri´uk Dal´eq, comience.
La respuesta del pequeño ser peludo mitad cibernético fue un grandilocuente:
—¡¡¡BUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUAAAARRR!!!
Todo el público del juicio, porque era eso, público en calidad de jurado, empezó a aplaudir. Hubo hasta lágrimas ante las emotivas ¿palabras?
—No he entendido nada– masculló el humano, reconociendo su ignorancia.
—Qué poca sensibilidad– gruñó Toks, secándose con un aspirador de disco alguna lágrimilla de plata–. Señor Dal´eq, conecte, si quiere, el traductor para que ese cabeza de lunaiaaou entienda algo– eso era un insulto muy feo, pero la mayoría de los asistentes asintieron, viéndolo justo. Tras unos nanosegundos acompañados de unos sonidos extraños, Dal´eq puso su traductor y mirando al mamífero dijo:
—Perdone, no recordábamos los impedimentos de su mínima capacidad interpretativa, así que seré breve: el Universo no salvará a la Tierra. Ya está– dijo Dal´eq y los aplausos no se hicieron esperar. El humano no podía creerse aquello, aunque desde la abducción, creía en cosas increíbles y gritó:
—Pero ¡hay precedentes! ¡Ustedes han salvado a varios planetas que no consiguieron salvarse a sí mismos de su destrucción! ¡Aceptaron refugiados!– y hubo toses, como si todos quisiesen disimular aquel hecho.
—Está sacando un tema especialmente incómodo, terrícola– dijo Dal´eq–. Seamos sinceros: sólo salvamos dos planetas. Uno fue porque tenía monofantasmas– y sonó un “ooooh” que se traduce como “qué adorables”–. El otro, fue porque nos gustaba su comida, ¡hasta nos comimos a ellos! Cosas que pasan– a todos, menos el homo sapiens, se les hizo la boca agua. Algunos literalmente–. Ahora bien, ¿salvar la Tierra? ¿Es una broma? ¿Qué tiene para que la salvemos de su inminente destrucción? Ni siquiera están amenazados por cabezones belicosos de otra dimensión, ¡se van a destruir por ustedes mismos! ¿Les salvaremos de ustedes? ¡Es ridículo! Hagan el favor y… ¡Maduren!
— ¡No pueden entenderlo!– musitó el demandante, su propio abogado–. ¡No han visto la Tierra!– y empezaron los abucheos–. ¡No somos chatarra espacial!– hubo risas que no sentaron nada bien al humano. Había hecho un chiste involuntario.
—Sí que la hemos visto, terrícola. No nos subestime con su “superioridad” terrícola, que es supuesta (si no, se habrían salvado). Hemos visto la Tierra y sabemos que sí es chatarra, como la que ustedes han vertido al espacio. Hubo una especie de espectáculo de holorealidad, el Miserable Humano, pero no tuvo éxito, ¡como los dinosaurios! Por eso, cancelamos su emisión. No merecen ni entretenernos. Los bufones galácticos son los pringulos, ¡de toda la vida!– y la exclamación dio paso a los aplausos y las ondas sónicas de los pringulos hicieron que la habitación y los propios hologramas temblasen. El juicio iba mal para el homo sapiens. El humano tenía que jugar sus últimas cartas:
— ¡Los paisajes! ¡Los paisajes de la Tierra! ¡Son hermosísimos!
La primera respuesta fue una carcajada al unísono, atronadora, seguida de una mirada de indignación, ¿decía el mortal aquello en serio? Dal´eq habló:
— Ni siquiera en su esplendor, la Tierra era superior a un tour por los montes de Marte, y hablo de ese planeta no por su belleza, sino porque ustedes sabían algo de él.
>>Quitando ciertas construcciones de escaso interés, ¿cree que todos esas cosas de cemento que pusieron donde habían bosques son mejores que nuestras maravillas galácticas? Su decoración es, sin ofender, ¡horrible!
— Pero era nuestro…
—De ahí, las expresiones: “egoísmo humano” o “estupidez humana”. “Era nuestro”. Sí, tanto que decidisteis destruirlo– increpó Dal´eq–. ¡Ni los borbunos harían eso!
— ¡No me refiero a eso! Yo sé que ustedes no han mirado nunca a la Tierra como yo.
— Evidente, no somos seres inferiores– susurró el juez, para hacerse notar.
—Pero ¿y el arte? ¿Y los descubrimientos científicos? ¿Y nuestro afán de superación? Y… Y… ¡Sí… Y eso y lo otro y aquello de más allá! ¿Dónde está eso?
— Asfixiado por sus atrocidades: guerras, extinción de animales inocentes, cargarse una atmósfera…– respondió Dal´eq y diez minutos después, término la primera parte de su enumeración–. Resumamos: ustedes se han suicidado y…
— Pero ¿y el arte?– insistió el mamífero. No se le ocurría nada más.
— ¿Sabe que la mayoría de sus artistas fueron alienígenas que decidieron que la Tierra merecía una oportunidad?– preguntó el abogado–. Sus descubrimientos científicos son chistes y su afán de superación es sinónimo de afán por cuando las cosas no pueden ser peores, hacer que pasen a ser malas porque han hecho algo peor.
— Entonces…– susurró el ser humano, que empezó a comprender la verdad.
— Acéptelo, señor terrícola– intervino el juez Toks–. Cuanto antes lo acepte, será mejor (porque nos iremos a comer antes): la Tierra no merece ser salvada. Y ¿Tierra? ¡Qué ironía de nombre! La mayoría es agua, no tierra. ¿Nunca lo pensaron?
— Oh…– lloró el humano–. Es que estábamos ocupados…
— Ocupados siendo irrelevantes para el resto del universo– habló Dal´eq, solemne.
— Bien, es lo primero sensato que escucho en todo este espaciotiempo– juzgó Toks, intentando levantarse–. Terminamos la sesión para irnos a comer, porque la victoria sabe bien, pero no alimenta– hubo un  cuchicheo–. ¿Qué? Ah, ¡¡el veredicto! Fácil: la Tierra no merece ser salvada y el egocentrismo de los terrícolas es horripilante. Piensan que la destrucción de su simple planeta y todas sus vidas significa algo. No se dan cuenta de que si la Tierra desapareciese, nadie la echaría de menos. En fin, quédense con eso. ¿Algo más que decir? No, pues…
— Yo tengo algo que decir…– dijo el hombre y se llevó las manos al rostro.
—¿Otra vez, terrícola? Vaya… Dígalo, pero ¡a la velocidad de la luz!
— Todo el mundo sabe la respuesta a: “¿merece la Tierra ser salvada?”. Es sólo una pregunta irónica, graciosa, más si pensamos en los costes y en que estamos en una crisis macroeconómicaeléctrica y…– el humano se arrancó su cara. Era una máscara. Mostró su verdadero rostro: verde y con cien ojos. ¡Era la superestrella universal Kox´akl!–. Este ha sido el primer y último sketche serio de este astroprogama… ¡Esto es LA HORA ALIENÍGENA! ¡BIENVENIDOS!– y empezó la sintonía, las carcajadas y el bailoteo de los actores: desde el que interpretaba a Toks hasta el robot peludo Dal´eq.
El programa de entretenimiento intergaláctico había empezado con su típico teatrillo, riéndose de la última noticia: la confirmación de ese planeta lejano y vulgar, la Tierra, iba a destruirse por sus propios habitantes. Algo insólito en el universo civilizado, pero que causó muchísimas risas en todas las galaxias. Tantas que a la Tierra llegaron como extrañas señales de radio que no supieron interpretarse.
El universo se reía de la Tierra y los humanos ni siquiera descifraron el lema del astroprograma: “Que les sea leve la existencia”. Suele ocurrir.

lunes, 30 de mayo de 2011

Noticias sobre “El Hobbit”: Orlando Bloom confirmado oficialmente por Peter Jackson y tendremos el ataque del Concilio Blanco a Dol Guldur

FUENTES:
poderfriki
peterjacksonspain
The One Ring
Facebook Peter Jackson

Dol Goldur, uno de los lugares más oscuros de la Tierra Media,
aparecerá en la película de "El Hobbit".

Estos días nos han dejado con dos noticias más sobre el rodaje de “El Hobbit” de Peter Jackson. ¿Qué no sabéis que es “El Hobbit”? Pues es el libro donde se narra cómo Bilbo Bolsón (encarnado por Martin Freeman) encuentra el Anillo de Poder de Sauron, siriviendo de precuela de “El Señor de los Anillos”.
La primera noticia es que Orlando Bloom ha sido confirmado de forma oficial por Peter Jackson. El actor, que se hizo conocido por encarnar al elfo Legolas, volverá a la Tierra Media como dice Peter Jackson en un mensaje de su Facebook:
Orlando Bloom ha sido confirmado oficialmente por Peter Jackson.
 “Hace días años, Orlando Bloom creó un personaje icónico con su interpretación de Legolas. Estoy emocionado de anunciar hoy que estaremos visitando de nuevo la Tierra Media con él una vez más. Estoy encantado de trabajar con Orlando de nuevo. Lo más gracioso es que yo parezca más viejo y él no! Supongo que por eso él interpreta a un maravilloso elfo”.
La segunda noticia es que Peter Jackson ha empezado a contestar miles de preguntas hechas por los fans. En su día, Jackson anunció que respondería veinte preguntas hechas por los aficionados (como hizo cuando se embarcó en la trilogía hace más de diez años). Los seguidores de Tolkien y de Jackson no se hicieron esperar y enviaron sus preguntas, sumando unas cuatro mil.
El director neozelandés ha empezado a responder. La pregunta cero ha sido si tendría tiempo suficiente para responderlas todas. Peter Jackson ha dicho que ha estado ocupado con la búsqueda de localizaciones y el trabajo previo, pero que se leería varias de ellas y respondería a las más populares o peculiares a lo largo de estos días.
La pregunta número uno y repetida en varias ocasiones es si veríamos al Concilio Blanco atacando Dol Guldur. Jackson ha dicho que sólo puede decir que el Concilio Blanco y Dol Guldur estarán en la película y no sólo una escena cualquiera. Apunta que es difícil visualizar ese momento, pero que cuenta por fortuna con los artistas Alan Lee y John Howe. “Os aseguro que será alucinante”, afirma.
Fortaleza de Dol Guldur.
El Concilio Blanco era un grupo de sabios de la Tierra Media, que aparecen mencionados en algunas obras de Tolkien. Está formado por Gandalf el Gris (encarnado por Sir Ian McKellen), Saruman el Blanco (interpretado por Sir Christopher Lee), Galadriel (a quien da rostro Cate Blanchett), Elrond (llevado a la gran pantalla por Hugo Weaving) y Círdan (que aún no se sabe si aparecerá en la película y quién lo interpretará). Este consejo decidió enfrentarse a la amenaza sin nombre venida desde Dol Goldur y el llamado Nigromante.
El terrible Sauron, Señor de los Anillos, se enfrentará a
Gandalf el Gris abiertamente en "El Hobbit".
Durante el viaje de Gandalf el Gris guiando a la Compañía del enano Thorin (Richard Armitage) y el hobbit Bilbo Bolsón hasta la Montaña Soliaria, el Gris deja al grupo durante un tiempo para liderar a una hueste que forma parte del ejército de elfos de Rivendel y Lothlórien que atacan al Nigromante.
Por si fuese poco, Peter Jackson, para celebrar el comienzo de las veinte preguntas, ha dejado esta imagen del Concilio Blanco, en exclusiva, planeando atacar Dol Guldur con su arsenal de armas élficas.
De derecha a izquierda: Peter Jackson, Hugo Weaving e Ian McKellen.
Arriba, encapuchada, Galadriel.
La leyenda dice "Perdonad esto,
pero no he podido resistirlo"- Peter Jackson.
Jackson ha bromeado de nuevo con los fans, que esperamos con ansias cualquier nueva noticia que aparezca relacionada con el rodaje. Seguro que nos deja sin palabras cuando por fin veamos las primeras imágenes de una de las películas que más promete de los próximos años.
La primera parte que adapta “El Hobbit” se estrena el 14 de diciembre de 2012.  La segunda, se espera que en la misma época en 2013. ¿Estáis preparados para ver el enfrentamiento entre Gandalf y el Nigromante de Dol Guldur?

domingo, 29 de mayo de 2011

Presentación con Víctor Conde del libro “La Maldición de Hilena” de Rayco Cruz… ¡Y más cosas sobre una tarde en la Feria del Libro de Tenerife!

[Título largo y saltándome varias normas a las horas de titular, pero ¿a qué queda claro un par de cosas? Así me gusta... Bueno, continuemos (o mejor dicho, empecemos)].

El cartel de la Feria del Libro de Santa Cruz de Tenerife de este año.
Sabéis que este blog, “El Antro de los Vampiros y Otros Monstruos”, es un sitio donde tienen cabida muchas cosas: citas célebres, reflexiones, microrrelatos y relatos, música, reseñas de tebeos, cine… Y también es un lugar para libros. Aún así, creo que se puede seguir expandiendo esta bitácora. Así que hoy os traigo una pequeña crónica (o cosa rara, que tampoco cumple las reglas de lo que es una crónica)…

-PRELUDIO: Sobre películas malas y casualidades en la Feria del Libro.


Ya sabéis lo que es...
Ayer por la tarde, tras ver un par de películas malas (ya os contaré), mi compañera en el blog, Elsbeth, y yo fuimos al Parque García Sanabria de Santa Cruz de Tenerife, donde se celebra la XXIII Feria del Libro.
Estábamos hablando de la idea de que pudiera estar por allí el escritor Víctor Conde. Dudaba que el autor de “Heraldos de Luz” o “Crónicas del Multiverso” (ganadora del Premio Minotauro 2010)  estuviese por allí. Sin saber bien por qué, acabamos leyendo el programa de la carpa central y vimos que justo en unos veinte minutos empezaba la presentación de un libro y que iba a ser llevada a cabo por Víctor Conde. Una vez más, casualidades. Nos movemos por casualidades y eventos inesperados.
Pero antes, hagamos un lapsus dramático (que de vez en cuando, queda bien):


-LAPSUS MELODRAMÁTICO: Llevarse tres libros por un precio menor que el de sólo uno de ellos.

La zona central del Parque García Sanabria
y parte de la Feria del Libro.
Elsbeth se estaba arrepintiendo de no haber llevado consigo su copia de “Heraldos de Luz” (para que el autor se lo firmase), mientras dábamos una vuelta y nos topamos con un puesto donde había una oferta de tres libros a diez euros. Esto parece no venir a cuento, pero debisteis ver mi alegría al poder llevarme tres libros que me habrían costado 58,85 en otras circunstancias y gracias a "las rebajas" me los compré por sólo diez euros. Sí, soy una persona que se puede hacer feliz con libros.
Sobre esos tres libros:
1º) “¡Chúpate esa!” de Christopher Moore, una parodia de los vampiros que desde hacía mucho tiempo quería conseguir. Christopher Moore es uno de esos autores que siempre me llaman la atención por sus estrafalarios argumentos y su uso de la ironía. Además, Misery, del blog “Al final ella muere y él se casa con el caballo”, siempre me los está recomendado (y siempre hay que hacerle caso a una chica que escribe tan bien).
2º) “Un trabajo muy sucio” de Christopher Moore (de nuevo). Este no lo había visto, pero su macabra y simpática portada, además de su sinopsis donde relaciona lo cómico con la muerte me ha encantado. La trama me ha recordado levemente a una de mis obras, así que quiero saber de qué va.

3º) Por último, estuve entre dos libros de fantasía épica. Elegí, al final, “Garras y colmillos” de Jo Walton, que es calificado en la contraportado como “El Sentido y Sensibilidad del mundo de los dragones”. Cuanto menos curioso, una historia que gira en torno a la muerte del progenitor de una estirpe que se encuentra dividida… Y ese padre y sus hijos son dragones. ¿Qué pasa si centra la fantasía épica en ellos y desde un punto de vista distinto? No lo sabré hasta que me lo lea, pero esta novela fue galardonada con el Premio Mundial de Fantasía en 2005. Por si fuese poco, la portada donde un dragón imita a la Mona Lisa de Da Vinci me ha gustado muchísimo.
Bien, terminamos este lapsus melodramático y continuamos con la trama principal. 

-PRESENTACIÓN DE “LA MALDICIÓN DE HILENA”.

Diabólica simetría...
Estaba yo contento, dando una vuelta, cuando Elsbeth y yo regresamos a la carpa central con la presentación del libro “La Maldición de Hilena”.  Estaba a punto de comenzar y decidimos verla, tenía buena pinta y hay oportunidades que son únicas.

Portada del libro de fantasía "La Maldición de Hilena" de Rayco Cruz.
Desde el comienzo de la charla, se deja claro de que estamos ante una novela de fantasía, la segunda de un ciclo de libros en los que se cuentan las aventuras y desventuras del hechicero Árgoht. La sinopsis dice:
“En el lugar menos esperado, el poderoso hechicero Árgoht Grandël es atacado y herido de gravedad. Sólo la ayuda de tres guerreras legendarias evita su muerte. A partir de ese momento, se verá envuelto en una carrera contrarreloj para salvar su vida mientras trata de saldar su deuda ayudando a las guerras en su misión: encontrar el objeto sagrado que llaman “La Maldición de Hilena” y destruir a su poseedor". 
El volumen ha sido editado en la “Colección Altahay” de la editorial Bilenio (si os interesa, ya tenéis algunos datos para ir en su búsqueda). Además, podéis visitar el blog del escritor Rayco Cruz pinchando sobre el título: "La Llamada de la Espada".
La presentación transcurrió sin problemas. Fue una media hora bastante amena, donde el autor Víctor Conde realizó varias preguntas a Rayco Cruz. Se habló de: cómo surgió la novela, una generación de escritores canarios interesados en la fantasía, sobre el protagonismo de un antihéroe... 
Además, varios de los asistentes (que fueron aumentando a medida que pasaban los minutos, pese al partido de Champions) realizaron interesantes y muy buenas preguntas: ¿de dónde surgen las ideas? ¿Cómo se crea un mundo de fantasía? ¿El personaje de Árgoht encontrará su destino? 
Un servidor, que para algo está en "Periodismo" (además de que Elsbeth me dio valor para intervenir) también formuló dos cuestiones: ¿cuáles eran las influencias de Rayco Cruz a la hora de crear su propio mundo fantástico? (En este caso, Andrzej Sapkowski, autor de "Geralt de Rivia", y R. R. Martin, creador de "Canción de Fuego y Hielo") Y ¿qué consejos daría a un escritor de fantasía a la hora de escribir y de publicar? (algunos fueron  leer mucho y ser perseverante a la hora de escribir y enfrentarse al mundo editorial). [Sí, reconozco que con la segunda pregunta, "barrí para casa"].
Realmente, creo que es una novela que tiene muy buena pinta y, en cuanto me libre de los exámenes, os comentaré que me ha parecido en alguna de mis reseñas de libros durante este verano.
Portada de "La Sombra de Pranthas",
la primera parte (autoconclusiva, como la segunda) del ciclo. 
Me gustó tanto aquel tiempo que pasamos escuchando a Rayco Cruz, Víctor Conde y al público que, cuando terminó, Elsbeth y yo compramos el libro “La Maldición de Hilena” en la carpa de nuestra librería habitual y fuimos corriendo para que Rayco Cruz nos firmase el ejemplar. Por si fuera poco, pudimos hablar con Víctor Conde, acompañado de Manuel Díaz Noda (quien dudé si sería él o no, fue el conductor de un programa de cine de un canal de televisión tinerfeño y cuyo blog es Adivina quien viene al cine). Conde nos comentó de una posible firma de libros cuando salga el segundo libro de Heraldos (Heraldos de Oscuridad) y sus licántropos de "Garou" (¡estaremos atentos!). 

-FINAL (o hagamos balance).
Desde aquí darle a la organización las gracias por permitir que se produjese este encuentro y también a sus protagonistas por ser tan amables, cercanos y por su capacidad para enseñarnos que en Canarias también hay muchos escritores, también de fantasía.
En definitiva, tanto para Elsbeth como para mí ayer fue un día muy bueno. Empezó con una película mediocre, otra regular, y después conseguimos cuatro libros y pasar una buena experiencia que seguramente repitamos el próximo año si es posible.
Ahora me largo que tengo un par de libros que leerme (y apuntes que estudiarme para las dos próximas semanas de exámenes -.-)
Pasadlo bien
Un señor feliz con muchos
libros debajo del brazo
=)

El tema del día: “Vampire Money” de My Chemical Romance



“Danger Days: The True Lives of Fabulous Killjoys” es un disco potente, energético, poderoso. Uno de los mejores temas es la canción que hace de cierre del CD: “Vampire Money”. En ella, el grupo My Chemical Romance mezclan un gran sonido, una melodía pegadiza, el sonido de unas palmadas, cómo rompen la cuarta pared y, por supuesto, una letra con algo de malababa.

La canción tiene algo de historia. En medio de la vorágine del "fenómeno Crepúsculo", a “My Chemical Romance” se le propuso hacer un tema para la segunda parte, "Luna Nueva". El grupo respondió "no, no, no" y, por último, "no". Así que compusieron una canción en la que se critica a los vampiros no tan vampiros de “Crepúsculo” (“brillando como Bowie bajo el sol de la mañana” llegan a decir, refiriéndose al gran David Bowie y a la capacidad de brillar bajo la luz del sol del vampiro Edward), al estereotipo de vampiro perfecto, ricachón y estirado (de nuevo Edward) y también a las grupos musicales que se sumaron a la banda sonora no porque les gustase el proyecto, sino por sacar algo de pasta (el dinero vampiro, de ahí el título). 
¿Qué queréis que os diga? Salieron ellos ganando. Como decía recientemente un comentarista en el blog, de lo poco salvable de la saga es la banda sonora. Me gustaría saber cómo se tomó esto la escritora Stephenie Meyer, admiradora declarada de la banda de Nueva Jersey antes de este “problemilla”.
¿Lo bueno? My Chemical Romance pasa de "Crepúsculo" e hizo su versión de "Desolation Row" de Bob Dylan para "Watchmen", la película. ¿Qué demuestra esto? Que tienen buen gusto y les encantan los buenos cómics.


Sea como sea, y si nos centramos en el título, el dinero parece que nos va a dar todo, pero ¿no nos quita mucho? ¿No juega con nuestras vidas? ¿No perdemos el tiempo trabajando para obtenerlo? El dinero es un vampiro en la peor de sus acepciones.
En cuanto a si la escucho mientras escribo la historia con la que estoy ahora liado, pues sí, la he sumado recientemente como cierre. ¿No creéis que es una forma marchosa de decir adiós a una historia? Me gusta. Espero haber captado de ella ese espíritu de pasarlo bien y poner a la gente (y a los personajes) en su sitio.
Como curiosidad, si os fijáis, al comienzo, cuando el cantante Gerard Way saluda al resto de la banda (Ray Toro, Frank Iero y su hermano Mikey Way) es un guiño a la canción “Sweet” de Ballroom Blitz (un homenaje claro que Way comentaba en su selección de los mejores temas de género glam para la revista “Rolling Stones”).
En definitiva, dedico este tema a todos los que no veis con buenos ojos el dinero, los desinteresados, los que os gustan los vampiros (a poder ser de verdad, mejor) y los que deseáis plantar cara a esa gentuza estirada que nunca hará nada bueno más allá de menospreciar a un mundo que vale más que ellos.



¡Pasadlo bien!

Cosas en las que pienso: "¿Por qué escribí "El amor apesta (O cómo decidí que el amor merece... una paliza)"?"


¿A quién no le han roto el corazón alguna vez? ¿A ti no? ¿Seguro? ¡Serás capullo! En fin, creo que el protagonista de esta historia, Tú, se hace esa pregunta en alguna ocasión. Considero que yo también me la hice cuando empecé a escribir esta historia.
He aquí los nueve motivos principales por los que escribí esta historia (sí, nueve, sé que os molaría más que fueran diez por eso de los “números redondos”, pero considero que nueve formalmente es más redondo que un diez- sí, soy malo en estas cosas-… Vayamos al grano, anda):
Esta película mola.
-Escribí este relato por todo eso que hemos sentido alguna vez por culpa o por gracia del amor. Nos hemos sentido flotar, protagonizar cada canción empalagosa o película romántica, creemos que nuestra vida vale la pena por otro… Pero también nos hemos caído de esa nube, nos hemos convertido en amargados y hemos llorado por las esquinas y odiado esa estúpida cosa llamada amor. También porque creo que había escrito poco sobre esto, centré una historia solo sobre estos pilares. Además, en un finde me vi “Scott Pilgrim contra el mundo” y “(500) días juntos”… Así que esto me debía salir por inercia.
Todo es Matrix. 
-Nunca (o muy pocas veces) había escrito una historia cien por cien realista. Así que era hora de escribirla y ver lo que pasaba. Como veis, a lo largo del relato pasan cosas raras, pero ninguna lo suficiente como para cuestionar que pudiese pasar.
Imagen bohemia de escritor.
-Nunca yo mismo había salido en mis historias, rollo Stephen King en "La Torre Oscura". No, no soy Tú ni Tíííííííío… Tampoco las tres Exnovias o Roxy (por bien que me caigan). Si os fijáis, en los primeros capítulos Tú asegura que cuenta su historia a alguien a quien se encuentra en la parada del tranvía y ese alguien le presta su blog… Bueno, ¿es como algo así tipo: “cuando las realidades chocan”? No sé, tenía ganas de hacerlo desde que hablaron de esa técnica en “Literatura y Periodismo” este año en clase.
Mis imágenes, siempre gores.
-No había usado tanto humor, ni negro ni de otro color para expresar unos sentimientos tan duros. Por suerte, creo que gustó y que es como se deben afrontar las cosas. Un día piensas que todo es un asco, pero con tiempo te reirás de ello (o llorarás un poquitín menos).
Suicidio de Lacasitos en grado de tentativa.
-Nunca escribí un relato que fuese seguido por tanta gente, incluso personas de mi clase. Eso me ha gustado, no por fama, sino para conocer más opiniones. He contado con opiniones como las de Elsbeth, Kramer, superñoño, la Señora Anónima Mortal… y la chavala que se ha convertido por méritos propios en seguidora número 1 de esta historia en particular: Marifer-Savy. No obstante, hay cosas que no se pueden pagar con dinero (como dice cierto anuncio) y en este caso es cuando dos compañeras de clase me mencionaron lo del suicidio con Lacasitos. No he sido más feliz en mi vida (vale, sí lo he sido, pero es que esto en especial me ha molado cantidubi- palabra que nunca he usado y quería usar). A todos vosotros, gracias.
Más perdido que un pulpo bicéfalo en un garage de la quinta dimensión.
Alguien lo pillará seguro.
-Jamás he escrito algo sin saber muy bien por donde iría. En este caso, me he saltado un poco esto. Quería escribir sobre lo que me apetecía, cuando me gustase escribirlo y colgarlo y demás. No ha estado mal. Me he sentido tan perdido a veces como alguien que juntase pedazos de un diario desordenado.
"Time is running out" (8)
-Quería saber si podía llevar tres líneas temporales a la vez y me ha costado casi cuarenta páginas (¿a qué parecen menos?). Unos capítulos correspondían a cuando conoce a Roxy, otros a cuando Roxy le da calabazas y un tercero a lo que pasaría en 2012 (y sin que sea el final del mundo, eso sí). Finalmente, en los últimos capítulos, todo esto salta por los aires. ¿Por qué? Porque son los últimos capítulos los primeros en caer al charco y desordenarse. Esta historia son ese montón de papeles mojados dispuestos a ser olvidados o recordados muy de poco en poco, como creo que suelta Tú al final.
Como molan los condenados estos -.- ...
-Nunca he puesto nombres tan poco currados y a la vez tan significativos. “Tú” te metía en la historia. Tíííííííío es ese tipo de amigos que casi todos tenemos. Exnovia 1, 2 y 3 son chicas fantásticas pese a ser exnovias (sólo hay algo más temido que las exnovias: las exmujeres – o las suegras- Ejem…). Sobre Roxy, Roxy Music no es un mal grupo. Tienen alguna canción conocida.
No viene a cuento, pero no está mal la imagen.
-Quería hacer algo diferente: jugar no sólo con las estructuras, sino también insertando imágenes (y pies de foto), poniendo alguna canción (esto no es tan nuevo en mí, pero bueno...), simbiosis entre imagen y texto, creando algunas fórmulas para conseguir un efecto u otro… Por suerte, me libré desde el principio de hacer un musical (no queráis saber por qué pensé en hacer un musical). También pensé en una obra de teatro, pero no me dejaba “jugar” tanto… Y blablablá… Quería jugar con mi historia y considero que conseguí algunas de esas cosas, aunque ya juzgaréis vosotros. Al menos me he alegrado de hacer una historia donde no muere nadie ni se suicida nadie ni esas cosas sobre las escribí tanto en su día (quizás alguien haya pillado la guasa del epílogo al respecto). Sea como sea, así me gusta, ¡ampliando miras!


Estos son los nueve motivos (espero no haberlos contado mal, siempre he sido de letras). Es hora, como diría (o escribiría) Tú de pasar página, de seguir adelante con nuestras vidas y hacer otras cosas. Tengo varias ideas para el blog tras los dichosos exámenes de junio (que están a la vuelta de la esquina). También hay un par de sorpresillas y un par de relatos que quiero compartir y… Blablabla, mejor me dejo ya de escribir.
Que seáis muy felices y hasta pronto.
Gracias por permitirme contaros esta historia =)

Cita célebre (o frase molona): La ironía de la transitoriedad, por Neil Gaiman


“Una idea le rondaba la cabeza relacionada con la transitoriedad.
Tal como vino se fue”
NEIL GAIMAN,
en “American Gods”

sábado, 28 de mayo de 2011

El amor apesta (o cómo decidí que el amor merece... una paliza). Epílogo.


Los cinco nos encaminamos hacia el olvido con rapidez. Yo ya había tomado mi decisión. Sabía lo que debía hacer o, al menos, lo que pensaba que debía hacer. Hay algo que diferencia ambas cosas. Os lo aseguro, pero ahora me callo que va a hablar Tíííííííío y seguro que tiene algo importantísimo que decir:
—Tengo sueño…
Ése era mi mejor amigo: Tíííííííío.
Mi amigo.
—Son las doce de la mañana, ¿cómo puedes tener sueño?
Ex-Novia 1.
Ésa era mi primera exnovia, como su nombre indica: Exnovia 1.
—Tú eres gótica. Es decir, medio vampiro. Estarás acostumbrada a dormir por la mañana. Es más o menos lo que yo hago. ¡Compadécete de mí!
Exnovia 1 se compadeció… De una manera especial. Compadecerte con una colleja, ¿dónde se ha visto eso?
—¿Se puede saber a dónde vamos? O sea, llevo tacones. Los tacones no son para andar. Son para lucir fantastiquísima.
Exnovia 2.
Esa fue Exnovia 2, siempre fue un poco pija, por si hasta ahora no os habíais dado cuenta:
—“Fantastiquísima”, eso sí que es inventarse palabras y no el élfico…
Es Exnovia 3. Debe demostrar que es un poco friki en cada uno de sus gestos, cada una de sus palabras, cada una de sus frases…
Exnovia 3.
No importaba, ya habíamos llegado. 
Todos me miraron mientras me subía a un pequeño muro con una sonrisa y un puñado de folios en mis manos. Debajo del muro había un gran charco de agua producido por la lluvia de la mañana. No era un mal sitio para matar algo, para suicidar a algo o a alguien.
Caída...
—¿Se va a suicidar?– preguntó Exnovia 1.
—Tú eres la gótica, deberías controlar si se va a suicidar o no– contestó Tíííííííío, siendo compadecido con otra colleja.
—¡No quiero mirar!– chilló con voz… chillona, Exnovia 2.
—Esto quiero grabarlo– susurró Exnovia 3 sacando su móvil.
¿A qué hubiera estado bien que de repente, accidentalmente me hubiese resbalado y hubiese caído al vacío? ¿No hubiera sido justo según el karma, por estar metiéndome con el amor y esas cosas tontas?
Pues eso fue lo que pasó. 
Bonito paisaje.
No, espera, ahí faltó un no.
Eso fue lo que no pasó.
Ya está, arreglado.
Rebobinemos:
—¡No me voy a suicidar!– exclamé riéndome–. Es que me he dado cuenta de algo: de que no superaba las cosas, pensaba que sí, pero ¡era mentira!
—¿Quién lo diría?– dijo Tíííííííío, irónico–. Yo pensaba que lo superaba y lo que pasaba es que lo disimulaba llorando y eso por los rincones.
Las tres exnovias se compadecieron en ese momento.
Pose épica para discurso.
—Cada una de vosotras… Veníais a vivir al piso y dejábamos de ser pareja, pero éramos amigos y yo me iba por ahí para enamorarme de otra, pero siempre os tenía a vosotras ahí. ¡No seguía adelante!
>>Escribí un diario con cada una de vosotras. Un día (nunca mejor dicho), esos diarios caían, se desordenaban, los días y las noches perdían su sentido en el mar de páginas. Así, pensaba que desaparecían esos días, a caso ¿olvidar no conlleva algo de desorden, algo de inventarse cosas para seguir adelante? Pues bueno. Aquí esta el diario que hice sobre Roxy… Son pocas páginas, ¿quién tiene cuerpo para escribir sobre la última chica que le rompió el corazón? Pero ¡hay que superarlo!
—¿Cuándo se ha vuelto tan happy?– preguntó Exnovia 1.
—Quizás esos hippies de la contraprotesta le echaron droga o algo– contestó Exnovia 3.
—O sea, que está colgado, ¡qué mal!– dijo Exnovia 2.
—¿Y qué, Tú? ¿Te vas a suicidar para olvidar o qué?– quiso saber Tíííííííío.
—Quizás…
Y entonces me lancé y morí al golpear contra el mar desde tantos metros. La sangre se mezcló con el agua del charco y el papel…
Qué melodramático.
No, eso no fue lo que pasó.
—Quizás algo mejor– dije–. Un día podemos amar al amor y otro día odiarlo. En serio, somos jodidamente contradictorios, pero así es el ser humano. Vivimos. Nos hacen putadas, pero seguimos adelante. Eso es lo que debemos hacer siempre: seguir adelante. Nada vale suficientemente la pena como para quedarte atrás... Suena a chorrada de libro de autoayuda, pero… Ya sé que hay que hacer…
Me giré.
Miré abajo.
—Quizás... Algo mejor– susurré.
No me resbalé ni caí, que sepáis.
Abrí las manos y dejé que la brisa se llevase el diario de Roxxy, mezclando cada uno de los días que tuve para conocerla, quererla y olvidarla. También tiré los de Exnovia 1, Exnovia 2 y Exnovia 3.
Hojas caídas.
—¡¡¡HE PASADO PÁGINA!!!– grité–. En esas páginas almacenaba cada instante: bueno, malo, indiferente… Ahora ya puedo dejar de recordarlo. Me quedaré solo con lo bueno, puede que con algo de lo malo, pero no con todo. Olvidaré.
Y salté al suelo de nuevo delante de las tres chicas que un día quise como algo más y de Tíííííííío, que empezó a aplaudir.
—Me parece bien, aunque cabe decir que deberíamos darnos un poco de prisa, cacho guarro. Como algún barrendero vea todos esos papeluchos que ha tirado, te hará recogerlos y es lo que menos queremos ahora, ¡más autocompasión!
—En fin, ya se acabó la tontería– dijo Exnovia 1.
—¡Por fin! Todo esto me ha parecido superfuerte– se pronunció Exnovia 2.
—Voy a decirlo en el Facebook y a cerrar el grupo, todos deberíamos pasar página.
—¿Y si hacemos algo mejor?
—¿Una org…?– preguntó Tíííííííío. No llegó a terminarlo, un triple codazo de tres chicas puede dejarte sin palabras.
—Mejor– susurré–. ¿Y si olvidamos todo esto?
—¿El qué?– preguntó Exnovia 1.
—Ni idea de a que se refiere– comentó Exnovia 3.
—No lo pillo– susurró Exnovia 2.
—En serio, Tú, ¿qué viste en Exnovia 2?
—¡Jo!
Reí y luego reímos todos, después fue cuando lo dije:
—Olvidado todo entonces, hay que seguir.
Pasemos página.
Nos largamos de allí los cinco. Nos pasamos los brazos por los hombros y en un extraño grupo nos marchamos mientras anochecía. 
Fue entonces cuando les dije que me iba a otro lugar, que no se preocupasen, que no iba a seguir a Roxy. Me iba para cumplir con mis propios sueños, eso fue lo que aprendí de Roxy: cada uno debe cumplir con sus sueños, no con los de otros. 
Ellas se lo tomaron raro, pero se mantuvieron serenas cuando Tíííííííío propuso irse a vivir con ellas para sustituirme. 
Acabamos discutiéndolo en un barucho, mientras las horas pasaban y un tiempo que era, se convirtió en un tiempo que fue.
Sea como sea, estoy vivo. Vivir no es sólo un montón de momentos alegres, entretenidos, también los hay tristes, amargos, pero son sólo instantes. Pequeños, efímeros, algunos capaces de dejar huella… Pero nada termina. Llorar en las esquinas nunca sirve de nada.
“Si estás vivo, vive”, leí una vez.
Porque hoy en día, ya nadie muere de amor. Quizás nadie ha muerto de amor o, tal vez sí.
Yo sigo vivo. Así que yo no he muerto por amor.
A lo mejor soy una excepción.
A lo mejor.

Ahora es el momento de que pasemos página todos juntos, ¿no?
No sé bien cómo terminar... Eh...
Tengo una idea:
Que os vaya bien. Ha sido un placer que hayáis sido mi hombro de llorar, mi pañuelo de lágrimas (no de mocos, qué asco). Pues eso, ¡que os vaya bien!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...