Seguidores

Hollow Hallows, ya disponible.

martes, 27 de septiembre de 2011

Sobre los cambios de la Ortografía española

NOTA: Escribí este artículo hace casi un año para la clase de “Lengua castellana”. Trata sobre los cambios de la Ortografía española. Considero que es útil leerlo de nuevo y compartirlo para que nos aclaremos un poco con nuestro “nuevo” español. Espero que os guste y os sirva.

***

Cuestión de acostumbrarse

En el Siglo de Oro, si se discutía por cómo se decía o se escribía una palabra, suponía un duelo a muerte. En esa época, realmente, casi todo suponía un duelo a muerte. Sin embargo, algo que ha llegado hasta hoy es la posibilidad de enfrentarse con alguien en cuanto a la lengua se refiere. En un conflicto de tal intensidad, sólo hay un objeto que consiga el regreso de la paz y hace que las dos fuerzas opuestas cedan. Se le llama diccionario.
A puertas de la Navidad, la Real Academia Española va a sacar una nueva edición de la Ortografía, creada por el consenso de las veintidós academias de nuestra lengua. Pese a que la RAE son los forjadores de ese artilugio capaz de retomar la paz en un duelo lingüístico (el diccionario), hay un par de hablantes que odian este tipo de cambios, los que consideran que transformar algo supone el advenimiento del Apocalipsis (sin exagerar demasiado). 
La Real Academia Española debería estar preparada, esgrimir sus grandes diccionarios y estar atenta a las hordas enfurecidas que parecen dispuestas a presentarse por fuera de su sede. 
El coordinador de esta nueva edición, Salvador Gutiérrez Ordóñez, ya ha calmado los ánimos con motivos como la descripción de esta edición: “razonada y exhaustiva, pero simple y legible” además de “coherente”. Deseando evitar una contrarreforma por parte de la gente que no desea estas transformaciones, Ordóñez ha evitado admitir que sea una reforma, según sus propias palabras. Para él, es un cambio de algunos conceptos al igual que el último realizado, hace once años (en 1999).

Todo ello se debe a que la academias han decidido unirse para crear una serie de reglas en común que intenten unificar el español y hacer que sea una lengua más fuerte. Así, en la pasada Feria del Libro de Guadalajara (Méjico) se han ratificado estas supuestas mejoras y las imprentas ya se ponen en marcha para los nuevos ejemplares de la Ortografía, preparados para que los Reyes Magos o Papá Noel los dejen estas Navidades. 
Para lograr llegar a un acuerdo, los académicos de todos los países hablantes del español han necesitado una serie de trueques lingüísticos (como de los que hablaba el lingüista Magí Camps en un reciente artículo).
Pero ¿qué es lo nuevo de esta Ortografía?
Para empezar, el alfabeto cambia, pero no hay que preocuparse excesivamente. En primer lugar, el abecedario tendrá sólo veintisiete letras: la  -ch y la -ll ahora constarán en la -c y la -l, respectivamente. Hasta ahora, no ha supuesto ninguna tragedia. En segundo lugar, cada letra tendrá un nombre, sin compartirlo con ninguna otra. Por ejemplo: la -v no es be chica (algo que se daba en los países hispanoamericanos). Por eso, la i griega pasa a llamarse ye, y la i latina a ser -i (a secas). Sin embargo, sólo es una propuesta de futuro y no una imposición. Consecuencia de este cambio es que la mayoría de los artículos relacionados con la RAE estas semanas, incluyen esa chispa de humor que es poner en el titular la palabra “yeyé”.
Otra de las transformaciones es la tilde, según quiera el hablante, en la palabra “sólo” y en los pronombres demostrativos (aunque se prefiere que no la lleven). Esta tilde, por ejemplo, se debía a la diferenciación entre el adjetivo “solo” y el que s podía sustituir por “solamente”. 
Ahora, la Real Academia Española ha decidido que se puede omitir ya que se distinguen por contexto (algo que ya hacían los académicos desde hacía tiempo). Hasta donde sabemos, no ha habido víctimas en este conflicto, salvo las tildes a las que se han sumado las bajas del siguiente cambio.
Otras que se han marchado es la que se encontraba entre dos cifras escritas con número. Por ejemplo: “Entre 2 ó 5 candidatos” pasa a ser “Entre 2 o 5 candidatos”. Esta -o con tilde se debía a la posible confusión con el 0 de las máquinas de escribir. Como ya no existe peligro de “2 o 5 candidatos” y “205 candidatos”, todos respiramos más tranquilos (incluidos los candidatos del ejemplo, por cierto).
Además, las palabras guion y truhan ya no llevarán tilde, ya que se considera que no forman hiato, por tanto, son monosilábicas a efectos ortográficos. Por tanto, aquí no hay elección que valga del hablante, si se pone “guion” con tilde estaremos incurriendo en una falta ortográfica. Por ahora, el acto de mayor reivindicación es un grupo de la red social Facebook que se llama: “Me declaro en rebeldía lingüística, porque soy un truhán”.
Finalmente, la -k y la -c están de enhorabuena y la -q pierde su papel de suplente. Por ello, Qatar, Iraq, quórum pasan a ser Irak, Catar y Cuórum, cumpliendo así con la regla. Si hay algún truhan que decida seguir usando la manera antigua, por ejemplo en cuórum, deberá tratarlo como un extranjerismo: sin tilde y con cursiva (quorum).

Otra innovación es que los títulos nobiliarios y cargos deben escribirse con minúscula inicial por ser nombres comunes, tanto en usos genéricos como a persona concreta. Por tanto, la DRAE ha conseguido una gran revolución que ha hecho que reyes, generales, papas y demás pierdan la mayúscula de su comienzo y todos seamos más iguales (aunque sea escribiendo). 
No obstante, no descorchemos aún el champán. Si el que escribe quiere colocar mayúscula por su carácter protocolario, es admisible aunque no obligado. Sin embargo, no hay donde elegir si acompaña al nombre del que ocupa el cargo: el presidente Zapatero o el papa Benedicto XVI pierden la mayúscula de su cargo obligatoriamente (pese a quien le pese).

Otra cosa más que vemos en esta nueva edición es que algunas palabras extranjeras que se adaptan son los siguientes: judo es yudo, sexy es sexi, mánager es mánayer, catering es cáterin y pircing es pirsin. Si se emplea el término primero se deberá tomar como extranjerismo e irá en cursiva.
Tampoco podemos olvidar una ratificación de la RAE, que no es otra que las entradas en el diccionario, las cuales siempre irán en minúscula inicial (por si había algún despistado).
Estas son algunas de las sorpresas (ya no tanto) que nos esperan en la nueva Ortografía de nuestra lengua. Este tipo de transformaciones siempre causan revuelo. Hay quienes simpatizan con ellas al comprender sus razones y otros que les cuesta un poco más, quizás por nostalgia y apoyo a las costumbres de la escritura. 
Muchas personas opinan que es un cambio que ayudará a crear una lengua más consistente y unificadora, tantos otros pensarán que sólo es para sacar beneficios de la venta de la nueva Ortografía.
También están los que creen que la nacionalización de extranjerismos en una época de comunicación global es una pérdida de tiempo a la vez que algo que ayude a incurrir en fallos a la hora de escribir o hablar en otra lengua.
Sea como sea, estos duelos lingüísticos siempre existirán, debido a que la lengua que está viva, cambiando. 
Por ahora, al menos, ninguna de estas transformaciones, que sepamos, ha supuesto un derramamiento de sangre (afortunadamente).
Lo que no cabe duda es que la presidencia de José Manuel Blecua en la Real Academia Española empieza con cierta polémica. Cuestión de acostumbrarse.

2 comentarios:

  1. XD. Supereñe, ¡cuanto tiempo sin verte! no puede decirse que te he echado de menos pero al verte me has dado nostalgia...
    Muchas gracias por tu aclaración con este artículo. A mi me repatea la manera que me marean con la ortografía, y eso que no suelo escribr mal, pero cada dos por tres me la cambian.
    Genaial lo del cerdo. XD.

    ResponderEliminar
  2. Hola, superñoño

    Pensaba que muy poco recordaríamos a este defensor de la "ñ", aunque si me hubiera reaparecido a mí, hubiese soltado un: "volvemos a encontrarnos, mi viejo enemigo". Sólo porque queda guay y nunca se lo he dicho a nadie xD

    Los cambios marean sí, pero habrá que adaptarse. Si tu profesión tiene como herramienta la lengua, como es mi caso, la tienes que seguir sí o sí xD

    Muchas gracias por tu comentario y esa imagen del cerdo es... Se la pondría en la frente a mucha gente que veo como escribe por ahí.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario, la sangre del Antro!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...