18 de septiembre de 2011

Cómo veía cierta cosa hace años


Lo que hace ponerte a recoger tu cuarto (Galería de las Sombras, para quedar molón)…
Este texto fue una redacción para clase de “Lengua y literatura” de 1º de bachiller. Es de, aproximadamente, finales de diciembre de 2007. Por suerte, muchísimas cosas han cambiado desde entonces sobre mi visión de lo que son las cosas.
Considero que es una pieza a recuperar porque me ha resultado gracioso mi cinismo y melodramatismo de entonces (también mis divagaciones y las correcciones de una profesora que no daba crédito a estas palabras). 
Sobre todo, lo traigo de nuevo por lo irónico que es saber lo mucho que se ha transformado todo en estos años.
*

“Aquí dice de cómo según Natura, los hombres y los otros animales quieren tener compañía con las hembras”- LIBRO DEL BUEN AMOR, Juan Ruiz.
“Conjunto de fenómenos afectivos, emocionales de conocimiento que ligan una persona a otra, o bien a una obra, objeto o idea”. Eso es el amor para un diccionario.
Para mí es: “1. Estado de estupidez pasajera. 2. Enfermedad grave consistente en una disminución del riego sanguíneo en el cerebro, empequeñeciéndose la inteligencia para favorecer y fortalecer los sentidos. Uno de sus síntomas es la bobada de sentirse identificado con todas las tontas canciones del amor. Ejemplo: “All you need is love” (Los Beatles)”.
Yendo al grano, es un sentimiento desastroso que nos lleva a hacer chorradas de un calibre ridículo insospechado. Lo peor de esa enfermedad llamada amor es que no tiene cura.
Los seres humanos, aunque nos pese, estamos condenados a la necesidad de amar y ser amados. Necesitamos amar aunque, una y otra vez, recibimos un mazazo. El amor mueve el mundo (el amor al dinero).
El amor es un sentimiento devastador, horrible, monstruoso. Nos cambia violentamente. Los antiguos griegos reflejaban su belleza en el nacimiento de Afrodita (Venus), pero también su violencia al ser la diosa del amor fruto de al amputación del miembro viril de Cronos.
Se manifiesta de muchas formas. Tenemos el amor hacia las personas (al ser amado o nuestra familia y amigos), hacia una obra (un libro, como “La Sombra del Viento”, por ejemplo), hacia un objeto (una vieja pluma estilográfica cuya tinta da sentido a lo que nunca ha existido) y hacia las ideas (los ideales son poderes; por ejemplo, el amor a la libertad).
Aunque, sin duda, el amor más terrible es aquel que nos consume por dentro, aquel que cuando nos rompen el corazón, nos atraviesa una estaca gélida, quebrando nuestra alma y ser, haciendo que caigamos de la nube donde nos encontrábamos.
Esto es el amor, un estado de estupidez pasajera, una epidemia que ha sufrido, sufre o sufrirá el 100% de la población durante toda su existencia y es que, como dijo Sileno: “Lo mejor que le puede ocurrir a un ser humano es no nacer o, si lo hace, morir lo antes posible”.
Ahora, para concluir, este era el momento de la ironía final, la gran broma, el genial chiste, pero no es mío. Lo hace la propia vida: el amor nos hace miserables sufridores… Pero más daño nos produce, más miserables sufridores somos, al no amar ni sentirnos amados.

2 comentarios:

  1. XD. Muy bueno. Ya prometías. Un 10.
    P.D: He estado muy liado y no me he podido dejar caer por aquí...

    ResponderEliminar
  2. Hola, superñoño

    Sí, ya prometía que iba a convertirme en una criatura bastante extraña xD

    Muchas gracias por tu comentario y me alegro de que hayas podido volver, =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.