miércoles, 17 de agosto de 2011

Relatos: Yo, dictador universal


“Dondequiera que encuentro una
criatura viviente, hallo ansia de poder”.
NIETZSCHE

Universales todos, vosotros.
Saludad a mi severa, poderosa, gallarda y espléndida majestad, mis súbditos. Mi nombre es Truadiff Edgardo Mussofranler Patrio de Todos los Santos Marchitos y Revividos, más conocido como Mussofranler III. Más famoso por ser el salvador del universo. Eso ya lo sabéis. Lo sé.
Este discurso será un breve recordatorio de todo lo que me debéis y se podría resumir en: me debéis la paz. Yo os quite todas esas incomodidades, como la democracia, que os quitaban la armonía. Soy así de bondadoso y ahora seré así de sincero, más que nunca, como si este discurso fueran mis memorias.
En el tiempo en que empecé, como heraldo de nuestros dioses y ejércitos, la cruzada de morados y liberales, nosotros los astromilitares nos alzamos y salvamos nuestra sociedad con un golpe de estado. Es la mejor manera de salvar a un universo corrupto: destruyendo su falsa democracia e imponiendo el orden. Es la arma que se nos ha dado para conseguir un hábitat mejor.
Salvamos así al mundo de la peligrosa libertad. No porque conlleve que la gente piense mucho y si piensa amucho son peligrosos. No, eso es un argumento débil de mentes endebles y flojas. Yo deseo que vosotros no penséis demasiado porque así seréis lo que queréis ser: felices. Sea como sea, no he pensado demasiado en esto. Ustedes me entienden. Para no contradecirme y todo eso…
El enemigo os hablará de cultura, yo os hablo de una amenaza como nunca el hombre ha hecho frente. Por tanto os pido ¡unidad, fe y poder! Pisemos con nuestra bota militar el yugo de los asaltantes, los traidores, ¡los desertores! Delatar a los infieles es un deber de todo ciudadano si queremos que se mantenga la paz, el crecimiento y la prosperidad.
La gente es peligrosa, necesita orden y  alguien que se ocupe de ellos.
La gente es peligrosa, pero yo les protejo de ellos mismos, porque yo soy un hombre bueno capaz de sacrificarse para dejar a secas su peligrosa libertad.
La gente necesita orden y no hay más orden que ser todos iguales, ¿para qué disimularlo? Por eso he puesto la ropa reglamentaria de súbdito, con su corte de pelo reglamentario de súbdito… Soy un dictador y así nos salvamos, porque amo mi universo.
He conseguido grandes cosas:
-Exterminar a los morados y sus peligrosas y estúpidas ideas. Los morados y sus utopías sólo envenenan el alma del buen ciudadano. Se creen mejores que nosotros, pero yo los he visto en la guerra y son alimañas. Lloran incluso antes de ser ejecutados. ¿Queremos que ese veneno se extienda a nuestra sociedad, como la necropsia por un cuerpo sano? No, no y no.
-¡He hecho crecer la economía del universo! Deberíais ver los beneficios que dan la construcción de cruceros estelares de guerra… Para dentro de diez años seguro que terminamos con las cartillas de razonamiento.
-Yo impuse un modelo de mujer nuevo. Ya no trabajan fuera del hogar a borde del pecado y la destrucción, sino en casa, donde no pueden salir a ninguna hora. Tal y como debe ser.
-He creado una más mejor educación. La gente piensa que el futuro está en la educación y lo está, porque si no lo estuviese, no sabríamos cómo enseñarles a nuestros bebés a coger un rifle y ¿cómo tolearíamos eso? ¡Imposible!
He conseguido eso y más, pero sé que si estáis ahí, seguros y escuchándome, es porque lo sabéis. Si estáis bien, es porque yo lo he conseguido.
 El universo es nuestro. No ¿nuestro? Perdón, ¡mío! Seamos sinceros…
Nación única, universal y eterna, eso somos.
¿Me escucháis súbditos míos? ¿Me oís?


Pero el mundo le había dado la espalda y se había quedado solo. Estaban cansados de vivir con miedo (si se considera vivir cuando se sufre miedo). ¿De qué servía entonces vivir si era para soportar lágrimas y terrores? El villano de opereta quedaba solo.
El emperador sin lacayos no es más que un loco con delirios de grandeza. Lo que siempre ha sido.

8 comentarios:

  1. Yo me sé más de uno hoy en día que igual, si esto se lo plateas más disimuladamente, lo aceptaría sin rechistar...
    Así va el mundo, si renunciamos a la libertad.
    Pero bueno, a este villano alguien debería volver y pegarle con una sartén.

    ResponderEliminar
  2. Claramente el gobierno va así, tristemente. Unos lo disimulan mas y otros menos pero es así al fin y al cabo.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Misery

    Por desgracia, el ser humano parece que tiene libertad sólo para poder venderla cuando le apetezca al primer cabronazo con puño de hierro.

    La indiferencia suele ser un buen golpe, luego el destino ya da el sartenazo final xD

    Muchísimas gracias por tu comentario, hasta la próxima visita =D

    ResponderEliminar
  4. Hola, superñoño

    Temo que la ilusión de democracia de ahora y siempre es cada día más débil. Alrededor del mundo podemos ver cómo tiranos juegan con nuestros destinos con la simpleza de una partida de dados.

    Sólo nosotros podemos tirarles el tablero a la cara.

    Muchas gracias por tu comentario, hasta pronto =)

    ResponderEliminar
  5. Cierto. La democracia como ideal está muy bien, pero la considero una farsa. (ya sé lo que estás pensando, pero no, no soy un indignado XD)El mundo lo mueven los ricos y los poderosos. Ahí está el grupo bilderberg que deciden lo que va a suceder cada año (por poner un ejemplo)... Esos som iguales o incluso peores que los ''enemigos de la humanidad''... Esa gente son la gente que juega con el mundo arbitrariamente.
    Estoy de acuerdo que solo nostros podemos darles en toda la cara, pero no con la sociedad infantilizada posmoderna que les interesa infinitamente mas la nueva chorrada de la Gaga que lo que pasa en el mundo.

    ResponderEliminar
  6. Hola, superñoño

    En la práctica lo es, al menos eso parece cuando, por ejemplo, está semana se ha tocado nuestra "intocable" constitución para pasarse el tema del reférendum por el arco del triunfo.

    En breve, espero dejar una referencia a la anarquía que Moore dejó en una entrevista. Es cuanto menos, genial para pensar.

    Sobre esos grupos... Al menos esos son los que conocemos. ¿Y los que no? ¿Y los que permanecen en la sombra? Esos son los que hay que temer.

    Pero sí, vivimos en una sociedad donde "lo cool" es lo importante y nos olvidamos de las cosas que realmente nos afectan y así nos va.

    Me pregunto si cuesta mucho eso de "autoexiliarse" a Marte como el Doctor Manhattan.

    Muchas gracias por tu comentario, muy acertado superñoño.

    ResponderEliminar
  7. ¡Me apunto al autoexilio a Marte!

    ResponderEliminar
  8. O eso, o vamos preparando el final con el "calamar" gigante de "Watchmen" xD

    Gracias por el comentario =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...