domingo, 7 de agosto de 2011

Relato: Las supernaves inteligentes no son optimistas


Como siempre… El aparcamiento del hipermercado del meridiano de Saturno estaba lleno de naves, aunque la zona de “100 plazas” estaba casi vacía, como casi siempre. ¿Por qué? Eso no es un asunto que concierna a nuestra historia, lo siento.Los hechos que voy a narrar son verídicos, aunque hayan ocurrido 2000 A.D.
Todo comienza con una nave especial morada con motas blancas para recordar a una vaca insectoide de Rasakapoulus V. Estaba siendo aparcada en su plaza de las cien y el hombre de bronce, el conductor, descendía de ella con las gafas de sol puestas (porque opinaba que le quedaban francamente bien), mientras, su acompañante, la chica de cristal bajaba también, hablando sobre las desapariciones de abejas y dejando que un poco de arena cayese de su melena cristálica.
—Creo que las abejas están emigrando a su planeta– dijo la chica aunque se dio cuenta de algo que no tenía que ver con aquello, sin con ellos mismos–. ¿No vas a cerrar la nave?
—Querida, ¡no te preocupes! ¡No seas, matadiversiones de Uru! ¡Esto es una nave moderna! Después de cien ciclos, si nota que está abierta, se cierra ella sola si ve que nadie usa el hidromotor ni la cápsula del relativo tiempo.
—¿Seguro?
—¡Segurísimo, signorina! Esto es más fácil que atar a un kraken a la olla.
Dos horas después, tras ver en el astrocine la película de “Comandante Multicolor” y comprar una deliciosa pizza con pedazos de Ñu bicéfala, fueron hasta la plaza de las cien donde se hallaba su nave.
—Hurm… ¿No estaba aquí la nave?– preguntó la jovencita de cristal.
—Seguro que no. Busquemos mejor… Ay, qué bien huele el ñu.
Dieron otra vuelta y volvieron a la misma plaza vacía.
—¿Seguro que era aquí?– preguntó el hombre de bronce.
—Sí, creo que sí… He dejado un poco de arena al bajarme– dijo la chica.
—Vaya, menos mal que no me has ensuciado la tapicería– dijo el hombre de bronce, semifundiéndose por el calor.
—Pero, ¿te das cuenta de lo que ha pasado?
La mujer de cristal lo veía todo bastante cristalino y el hombre de bronce bastante… ¿Bronceado? Quizás, porque soltó:
—¡Claro que sé lo que ha pasado! ¡Es alucinante! ¡Hay que ver cómo está la multigalaxia últimamente! ¡Mi nave es tan moderna que incluso se ha hecho invisible!
Le costó encontrar explicación cuando abrió una especie de puerta de la nave y se sentó… Cayéndose sobre el suelo. La dama de cristal encogió sus hombros donde se reflejaba el hombre de bronce y él dijo:
—Nada, seguro que ha ido a poner gasolina atómica para el deposito devorador.
La dama de cristal se encogió de nuevo de hombros: el bronce no podía romperse ante la tristeza de la verdad y el cristal podía ser tan duro como para dejar que la luz de las lágrimas sólo le atravesase. ¿Optimismo por naturaleza? Da igual, optimismo, que es lo importante.
Lejos, una débil luz brilla sobre la colonia de Marte, uno de sus cráteres, con forma de sonrisa, no deja de sonreírles. Eso debe ser el optimismo, nunca dejar de sonreír.
Como siempre…

*
BREVE EXPLICACIÓN y DEDICATORIA: Este microrrelato va de una conversación que tuve el viernes. Decidí ambientarla en otro lugar, cambiar cosas y jugar con la realidad para modelarla de otra manera. No tiene ninguna moraleja (o tal vez sí: “no seas idiota con tu nave” o “no pierdas el optimismo”), pero me ha permitido hacer referencias a la revista 2000 A.D., “Doctor Who”, películas de superhéroes, el nombre de un héroe pulp e incluso a cierta expresión que usa un antihéroe (como siempre, espero que vosotros seáis los que captéis esos guiños)... En fin, para concluir, darle las gracias a Elsbeth por la idea para este relato, pues seguramente sea la mejor mujer cristalina que conozco.

6 comentarios:

  1. jajajajajaja tio eres como el quentin tarantino de españa,solo que lees mas que ves peliculas jajajaja yo te admiro tio y creo que seras grande,te preveo futuro como guionista jajajaja un saludo de adri sanchez jajaja por cierto a ver cuando haces alguna historia sobre zombies o la mafia jajaja.
    PD:¿cual es la frase del antiheroe famoso?

    ResponderEliminar
  2. HEY!

    Cómo ya sabes me han encantando este relato. Está realmente increíble y es genial.

    Tienes una imaginación increíble, porque recuerdo esa conversación, pero nunca imaginé que pudieras sacar algo tan fantástico de ello.

    Podría haber pasado perfectamente =)

    Me gustó mucho de la manera en que lo escribiste, tan genial y sorprendente.

    Me gustó ser la chica de cristal =) y me alegro de que te haya servido de inspiración, me cae bien ese chico de bronce =)

    Yo quiere tener una nave cómo esa!!

    Cuidate mucho y gracias por escribir tan fantásticamente y por la dedicatoria =)

    Kisses.

    Elsbeth Silsby.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Adrián

    Sí, creo que incluyo más referencias a libros y cómics que a películas. Será cuestión de ir metiendo más cine jeje Aunque este año he de decir que me he visto más películas que leído libros. A ver si se me empieza a notar =D

    En cuanto a la sugerencia de una historia sobre zombies o mafia, me apunto la sugerencia, no sé si juntándolos o separándolos. Ya veré qué se me ocurre. Muchas gracias por la idea.

    Muchísimas gracias por tu comentario, me ha dado mucho ánimo para seguir escribiendo. Gracias por pasarte por el blog.

    PD: Más que una frase es una expresión (aunque también el personaje más que un antihéroe es un vigilante). Me refiero a la expresión: “Hurm…”, que suela la chica de cristal cerca del final.
    Es una expresión que usaba mucho Rorschach, personaje de “Watchmen” de Alan Moore y Dave Gibbons. =D

    ResponderEliminar
  4. Hola, Elsbeth

    Me alegro de que te haya gustado este relato surgido de nuestras conversaciones trascendentales (¿trascendentales? ¡No! ¡Lo siguiente!). Creo que pude alejarlo lo suficiente y me dio por llenarlo de pequeños guiños jeje

    Sobre el relato en sí, lo que más me ha gustado (sin contar el origen) y quitando de por medio los adornos, ha sido tratar el tema del optimismo. Hoy, todo el mundo lo olvida demasiado.

    Muchísimas gracias por tu comentario. Me alegra mucho verte por el blog y que te haya gustado la dedicatoria. Tenía que agradecérselo a la musa ¿no?

    Hasta pronto =D

    ResponderEliminar
  5. He pillado todos o casi todos los guiños! hasta me siento orgulloso. Gran relato.

    ResponderEliminar
  6. Hola, superñoño

    Sé que es como ir detrás de los guiños constantes que hay en Top Ten de Moore y Ha xD

    Muchas gracias por tu comentario, me alegro de que te haya gustado, un saludo =D

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...