domingo, 10 de julio de 2011

Manías a la hora de escribir


Nos movemos a través de manías. Podemos pensar que cada día es completamente diferente, que hacemos cosas realmente distintas al resto, pero si esto fuese así, ¿no sería un sinvivir? Tenemos manías y costumbres para reducir la incertidumbre, ese “no saber qué pasará”, que podría destrozarnos si nos fijamos demasiado en él. Las personas que escribimos tendemos a tener varias manías a cada cual más rara. 


El otro día (en este "¿Sabías que...?") os hablaba de que J. K. Rowling prefiere escribir con bolígrafo (mejor negro que azul) y usar papel, aunque, últimamente, reconocía que usaba más el ordenador. Añadir que la música le distrae a la hora de escribir. ¿Y su lugar favorito para escribir? Le encantaba ir a cafés para sentirse más tranquila, aunque el trabajo de escritor es algo muy solitario. Por cierto, toma café y té en cantidades excesivas.
Por mi parte, mis manías a la hora de escribir quizás no sean tantas. 
Prefiero escribir solo, usando el destrozado portátil y con los auriculares puestos tras hacerme una “banda sonora” para la novela o relato, ya que considero que a mí sí me ayuda a escribir la música (y también me aísla del ruido de mi alrededor). 
Por cierto, suelo escribir en mi casa y durante horario nocturno, incluso cuando estoy en clases. El escritorio, durante esas madrugadas, queda plagado de esquemas y suelo darle muchas vueltas a las ideas. Soy de esas personas que puede ir a clase o a algún lugar y ponerme a pensar en la historia que escribo, incluso mientras intento conciliar el sueño.
Quizás, lo más raros, es que algunas veces, leo fragmentos de diálogos en voz alta para que suene natural, buscar una manera de que parezca real... Tal vez, incluso interpretándolo. Esto es algo que aprendí del Genio de Northampton, Alan Moore.

 Esas son pequeñas manías de mi método a la hora hora de escribir.
¿Y los vuestros? ¿Qué cosas raras o qué costumbres tenéis a la hora de escribir? Aunque no escribáis, ¿tenéis alguna manía rara? Si queréis, tenéis los comentarios para responder.
En definitiva, manías, costumbres, tendencias… ¿Cómo podemos seguir pensando que hacemos las cosas distintas cuando realmente las hacemos de una manera ya determinada? A veces, luchamos contra la incertidumbre sin ni siquiera darnos cuenta.

10 comentarios:

  1. Buen post... Me gusta lo de los diálogos, tengo que probarlo xD

    Yo, bueno, te lo puse también es el otro post, pero ya que este es para esto... lo pongo algo más extenso =P

    Cuando empecé bachiller, tenía la idea de usar cuadernos de cuartilla y portaminas para coger apuntes de clases, pero al final acabaron siendo un amasijo de historias con post-its para diferenciarlas. Como mi portaminas por aquellos entonces era de color amarillo pastel (de estos de pilot), seguí comprándolos así según se me rompieron, y ahora se me hace super raro escribir una historia o lo que sea sin que sea con un portaminas amarillo (0.0).
    Por lo demás, suelo escribir a mano porque se me hace más fluído que el tecleo y luego lo paso a voz al ordenador (mi dictador está algo loco y no reconoce algunas palabras XD).
    También oigo música (salvo cuando escribo en clase, claro xD) pero suele ser de cualquier estilo que tenga en el ordenador. Aunque tengo varios post it en los que voy poniendo las canciones que pegan a ciertos personajes... Generalmente me siento bastante identificada con Rob Dougan a la hora de escribir... (es genial este hombre) y también Apocalyptica y de vez en cuando U2 (sí, se ve que soy un poco... dispar XD)

    Y en general eso es. Siempre con un cuaderno en mano (que ahora tengo uno para cada historia) por si se me ocurre cualquier cosa para apuntarla con mi portaminas amarillo =D

    Creo que no tengo más manías... creo xD

    ¡Un saludín!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Elisa :)

    Muy interesante tu método. Considero que es curioso conocer el de las otras personas que escriben, esas pequeñas manías.

    Me parece muy curioso lo del portaminas amarillo la verdad. La manía más cercana que tuve yo en ese aspecto fue el de usar un cuaderno negro cuando escribía mis historias a mano.

    Lo del "dictador" me gusta mucho, lo utilizaría a la hora de escribir, alguna vez.

    Sobre la música, lo que tú haces es más o menos lo que yo hago aunque con otro tipo de música. Considero que nos sirve mucho a la hora de concentrarnos y llenar de sentimiento nuestras historias jeje

    Muchas gracias por compartir esto con nosotros =) Un saludo y hasta pronto, muchísimas gracias por tu comentario y por la visita =)

    ResponderEliminar
  3. Pues más o menos las mismas que las tuyas.. pero yo suelo escribir en un libreta y también me suelo poner música. Sobretodo Muse y Nirvana.
    Otra costumbre rara es la de Dan Slott, el exguionista de Hulka y los poderosos vengadores y actual guionista de Spiderman, que improvisaba los dialogos en voz alta y luego los escribía, y a veces iba subiendo el tono de voz que despertaba a sus compañeros de habitación.

    ResponderEliminar
  4. He pasado desde cuadernos en los que sólo usaba pilot negro (azul no, azul nunca, abominación...) a ordenador, que al final desprecié por estar en el salón y horrorizarme que la gente lea al mismo tiempo que escribo (en realidad, me horroriza que lo lean a secas, mientras yo estoy presente de alguna forma: se me acelera el pulso, me tapo los oidos y canturreo que no le escucho).
    Luego el portatil. tiene que ser, primero en office, y después en word 2007, porque me acostumbré y me parece bonito con esos bordes...
    Y bueno, poco más. Que no haya nadie más, preferiblemente de noche, música también, capacidad de buscar rápido cualquier información, pero que a la vez, esté cortado el wifi de internet, porque si no, no hay quien se concentre...y desinstalar el mah jong del ordenador. Así va bien.

    ResponderEliminar
  5. También escucho música mientras escribo, de todo, pero me va mejor el metal. Suelo escribir donde se me venga una idea ya sea en una micro (aunque no es muy cómodo si vas de pie), esperando el almuerzo, donde sea.
    Pero mi momento favorito es durante las clases, lo que tampoco es bueno sobre todo cuando el profe se da cuenta que estas en otra. El año pasado a final de semestre escribí muchas historias cortas, en mi cuaderno de apuntes de clases.
    No suelo ocupar mucho el pc para escribir, porque no puedo andar con el, el cuaderno es mucho mas adecuado, viene una idea las escribo aunque sea una frase, debo escribirla. Pero por la solicitud de mis amigas tuve que traspasar las historias en formato "legible", ya que mi letra es bastante especial (solo la entiendo yo, a veces).
    Las ideas salen de varias partes, pero en general vienen de canciones, ya teniendo una idea la tengo mucho tiempo en la cabeza antes de comenzar a escribir.
    Otra de mis manías es que uno de mis personajes principales no tienen nombre, desde el año pasado son n.n, así que es una manía relativamente nueva.
    En general solo eso :)

    ResponderEliminar
  6. Hey, señor!

    Opino que como dices todo el mundo tiene manías a la hora de escribir o de hacer cualquier cosa. Siempre terminas prefiriendo unas cosas que otras y se terminar por convertir en manías =)

    Las que tu has contado que tienes no me parecen tan extrañas.

    Y me he dado cuenta de que a los escritores no les gusta el boli de color azul xD, ¿por qué será?

    Me gusto mucho la entrada.

    Cuidate mucho y hasta pronto.

    Elsbeth Silsby.

    ResponderEliminar
  7. Hola, superñoño

    “Muse” y “Nirvana” dos grandes grupos, inspiradores. A “Muse” suelo usarlos con más frecuencia, aunque los que uso sí o sí es “My Chemical Romance”, cuestión de gustos y lo que te ayudé más a escribir. En mi caso, el grupo de Way.

    Sobre Dan Slott, sé quién es, pero no sabía que él también usaba el método de los diálogos. Sí sabía que lo usaba Moore, de ahí que yo se lo imitase. Espero no quedar como un tipo demasiado excéntrico cuando lo hago al escribir por ahí jeje

    Muchísimas gracias por tu comentario, un saludo y hasta la próxima visita.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Pame

    El metal solía usarlo para momentos de acción, más frenéticas o según el tipo de historias.

    Tiendo a usar más bandas sonoras y rock. Sobre el lugar, una guagua para mí, me es imposible anotar algo jeje Mientras espero algo… Hurm, durante los exámenes, tiendo a escribir en libreta para no caer en la tentación de encender el ordenador, eso sí.

    ¡Más cuidado en clase! Jeje Yo lo hacía de vez en cuando en el instituto. En la universidad sólo apunto ideas. De resto me dedico a atender, porque si no sufro remordimientos de conciencia.

    Sobre el problema de la letra, ¡te entiendo muchísimo! Si no escribiera a ordenador, nadie me entendería. Mi letra es una especie… rúnica extraña que casi nadie puede entender, salvo yo y unos pocos elegidos jeje

    En cuanto a la música considero que es inspiradora, pero también suelo aprovechar los largos trayectos hasta la universidad, dándole vueltas una y otra vez a las ideas para encontrar algún relato o microrrelato que colgar ese día en el blog (me habitué a esta técnica durante los últimos meses).

    Con respecto al personaje sin nombre, es algo interesante. Hace poco yo tuve a uno que se llamaba “Tú”, así que imagínate jeje

    Muchísimas gracias por compartir esto con todos nosotros, un saludo y hasta la próxima visita por el blog =)

    ResponderEliminar
  9. Hola, Elsbeth

    Lo de las manías, mientras no acaben siendo enfermizas, es bueno para reducir la incertidumbre. Las costumbres nos ayudan. Lo aprendí en una clase durante este año.
    En cuanto a mis manías, la verdad es que no. Salvo la de los diálogos, pero ya veo que no es tan poco usual.

    Sobre el boli azul, seguramente es porque nos recuerde demasiado al que usamos para las cosas de clase y el negro es el color de la letra de los libros… Aunque ni idea.

    Muchísimas gracias por tu comentario y me alegro de que te haya gustado la entrada y hayas conseguido tiempo para pasarte por aquí. Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  10. Hola, Misery

    En primer lugar, perdón por saltarme tu comentario. Estoy demasiado distraído últimamente. Disculpas.

    En cuanto a lo que comentas, yo huí con rapidez de la liberta y el bolígrafo (negro, yo también). Salvo excepciones, no suelo escribir a mano.

    Yo también prefiero solo, no soy una persona que le gusta que le vean escribiendo. Gajes del oficio.

    Hay que huir de Internet mientras se escribe. Yo apunto las cosas sobre las que quiero buscar más datos y luego, cuando tenga línea, lo busco. Hay que estar a lo que se está y pienso que haces bien.

    Muchísimas gracias por tu comentario y disculpas por habérmelo saltado, hasta pronto =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...