viernes, 8 de abril de 2011

Críticas de libros: El asombroso Mauricio y sus roedores sabios de Terry Pratchett (2001)

Mauricio es un gato capaz de hablar… Pero no sólo de parlotear, también es capaz de pensar y de estafar a cualquiera que le rodee. Acompañado de un chaval con una flauta y cara de tonto y un grupo de ratas capaces también de hablar y pensar, dejan sin pasta cada pueblo por el que pasan con una falsa plaga y un flautista que les salva en el último momento… Pero la llegada a un nuevo lugar, enfrentará a estos “héroes” a sus propios miedos. Ah, y todo esto, por supuesto, en el Mundodisco.
Críticas de libros:
“El asombroso Mauricio 
y sus roedores sabios”
de Terry Pratchett
EDITORIAL Plaza Janés
PRECIO 15,90€


[Todo el mundo en el pueblo observa a Mauricio, no por ser un gato parlante, sino por ser simplemente un gato. Eso llama la atención de Keith, el chico que acompaña a Mauricio (al que parece no importarle demasiado todo lo que está sucediendo)].
“—[…] ¿Y por qué te mira todo el mundo? [KEITH].
—Soy un gato muy guapo– dijo Mauricio”.

[Acompañaré esta crítica de una de las composiciones de Alenxadre Desplat para Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte I. No por fastidiar a Pratchett poniendo algo relacionado con Rowling, sino porque la sintonía me recuerda al estilo de esta obra del padre de Mundodisco… Eh, ¿qué? ¿Qué esto es una crítica rápida? Vale, ya me centro…].


En 2001, Terry Pratchett recibió el Carnegie Medal a la mejor novela juvenil por El asombroso Mauricio y sus roedores sabios. El escritor Neil Gaiman (quien escribió con Pratchett Buenos presagios) la catalogó de la mejor obra escrita por inglés. ¿Cómo, entonces, no iba a tener ganas de leerme este libro? Sin duda, nos encontramos ante una de las mejores obras del Mundodisco, donde se desarrollan las mayorías de las novelas del caballero de la excelentísima Orden del Imperio Británico.
El asombroso Mauricio y sus roedores sabios es una obra que mira al mundo de otra manera, desde la inocencia, sin olvidar tampoco lo más siniestro. Si Pratchett siempre se ha marcado por un estilo ingenioso, en esta novela se nota y con mucha fuerza. Encontrar sólo dos frases para abrir y cerrar esta reseña es casi imposible, no porque no las haya, sino porque hay muchísimas que merecen ser recordadas.
Terry Pratchett, uno de los mejores escritores
del género fantástico.
Los personajes del creador de Mundodisco son inolvidables. Desde el genial gato Mauricio (que es algo más que una especie de Gato con Botas) hasta Keith, el chaval con cara de tonto, pasando por Malicia Grima, que cree que la vida real es un cuento, o los roedores sabios como Castañoscuro. Personajes que te hacen reír hasta decir basta o que te hacen llorar. 
Todos ellos enfrascados en una aventura donde no sólo nos reímos o nos apenamos, sino también pensamos mucho: la búsqueda del origen de su “sabiduría”, los clichés de los cuentos, ¿es buena la mentira?, ¿de dónde provienen nuestras creencias?, ¿por qué el ser humano es tan cruel?, etc. Eso es uno de los grandes puntos de Pratchett, además de hacerte soltar una carcajada es capaz de conmoverte. 
Otra de las portadas de esta
novela sobre Mundo Disco.
Estos personajes, estas historias, estos momentos, no hacen solo que Pratchett sea uno de los mejores escritores actuales a la hora de crearlos, sino que también hace que no puedas decidir cuál es tu favorito: todos ellos son estupendos y te encuentras con momentos como el siguiente:

“—Es lo yo le digo siempre a mi hija– dijo el hombre-. Los cuentos no son más que cuentos. La vida ya es bastante complicada de por sí. El mundo real nos exige mucha preparación. No hay sitio para lo fantástico.
—Exacto– dijo la rata.
Y el hombre y la rata siguieron hablando, mientras la luz alargada se atenuaba con el atardecer”.

O…

“¿Estáis hablando todos?– dijo por fin.
—Sí, señor– respondió Nutritiva.
—Y entonces… ¿quién escucha?– dijo.
—Estamos llegando a eso– dijo Mauricio”.

Si después de esto no habéis sonreído aunque haya sido un poquitito, me lo haría mirar o algo, seres carentes de sentimiento.
Una foto comparativa de las dos ediciones del libro.
Y, pese a que parezca una novela simplemente  hecha para que escapemos de lo cotidiano, Pratchett también nos habla de la crueldad de la realidad con la presentación de un oscuro personaje que está manipulando a las ratas, un terrible y oscuro monstruo, que, como a menudo ocurren, es creado por los humanos.

La trama nos recuerda a El Flautista de Hamelin y, conociendo a Pratchett, es de esperar los chistes y bromas que hace al respecto el escritor (algunas desternillantes). No obstante, no es una simple parodia, pese a que Pratchett toma algunos elementos, es capaz de, como hace siempre, crear algo nuevo. 
Cada capítulo comienza con un fragmento del cuento infantil
que las ratas sabias tienen como su particular Biblia:
"El señor Conejín tiene una aventura".
El libro se convierte así en una obra especialmente entretenida que puede hacerse corta (los capítulos no superan las veinte páginas y algunos suelen llegar sólo a las diez), con un buen ritmo (aunque decaiga en algún momento), pero el balance que queda es que gran parte del libro es la llegada y la huida de los túneles y el final es más breve (y no se explota del todo al verdadero Encantador de Ratas), pero dada la explicación que nos da Pratchett, no podemos hacer otra cosa que creer que lo que dice el Profeta de la Gran Tortuga es cierto.

Esta novela, personalmente, como aborto de escritor que soy, me hizo pararme en unos días para intentar crear algo nuevo, diferente, enamorarme de nuevo del mundo como lo está Pratchett en su obra. Gracias, maestro.

Si no tenéis ahora nada que leer y queréis algo fresco, pero que a la vez os permita reír y pensar, estáis tardando en ir y haceros con una de las grandes obras de ese genio que es Terry Pratchett.

“—Habla como un tonto y sé listo. Así es como se hace– dijo Cazarratas 1.
—Lo siento, me había olvidado.
—Tú sueles hacerlo justo al revés”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...