7 de marzo de 2011

Microrrelato 68: ¡Qué cara tienes!

Imagen de dominio público.
No se sentía cómoda.

La vida transcurría a su alrededor sin nada que le dijera: “sigue adelante”. Veía las mismas caras, observaba los mismos actos carentes de cualquier personalidad, miraba a gente llorando por poseer más y más… Nada tenía sentido. 

Pensaba demasiado. Tal vez ¿ese era el problema? ¿Por qué no tenía sentido para ella? No podía entenderlo. No podía comprender por qué era tan diferente.

Hasta que un día vio un programa donde hablaban de misterios, susurros, historias de terror colmadas de lamentos y naves espaciales difuminadas. En el momento en que se terminó la emisión de la caja tonta, se levantó y supo lo que hacer.

Cuando se miró fijamente al espejo, sus manos se posaron en su cara, cogió la cuchilla de la maquinilla y, lentamente, se arrancó el rostro y debajo vio a un extraterrestre…

Hasta que se desangró lo suficiente para darse cuenta de que todo debía ser fruto de la locura…

O que aquellos humanos le estaban induciendo un delirio.

Puede parecer raro, pero pasa con mucha frecuencia.

6 comentarios:

  1. Hey!

    Está increíble el microrrelato. A veces pasa que no se termina de encajar del todo con lo que te rodea y te puede hacer sentir como a esa chica, un extraterreste y programa (que no sé de que me suena, ejemm...xD)puede llegar a afectarte a tal punto que si estás lo sufiente loca poder terminando hacer lo que hizo esa chica.

    Ninguna persona es igual y nunca se podrá encajar del todo en algo así que hay que adaptarse a lo que tenemos y ser feliz.

    Espero que pase una buena noche, aunque esto lo vaya a leer mañana =).

    Besitos.

    Elsbeth Silsby.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Els.

    Me alegro de que este microrrelato te haya parecido increíble, a mí me parece bueno. Uno debe ser siempre su peor crítico.

    Yendo al asunto, considero que sí, que puedes sentirte raro, que puedes pensar que no te adaptas a un lugar... Pero yo considero que es triste tener que ser un poco menos tú mismo para ser como la mayoría. Si eres diferente, sé tú mismo. Da igual el resto. Eres tú, tienes sólo una vida, aprovecha el tiempo no fingiendo ser quien no eres.

    Y sí, me gustan ese tipo de programas... Me río mucho con ellos, incluso haciéndolos con cierta gente de clase.

    En fin, sí, es por la mañana, pero tan a oscuras que es como si fuera de noche.

    Hasta que nos veamos.

    Gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. Hola !

    Mis respetos! este microrelato si que em ha gustado demaaciado, es interesante la idea pues ¿que extrarterreste puede comprender a un humano si ellos mismos ni se entienden?.. Lógico, por eso no tennian sus actos nada de sentido y su muerte, un elemento muy sorpresivo :O ! exelente....Una muy buena joya ! Saludos !

    ResponderEliminar
  4. Hola, Eliana.

    Muchísimas gracias por tu comentario y por lo que dices en él. Básicamente, me gustaba jugar con la idea de las máscaras y con dos "sorpresas": ¿es un alien? ¿Se matará a sí misma? Además de ser una historia extraña sobre una mujer que no comprende su mundo, que es algo que a muchas personas les pasa.

    Me alegro de que te haya gustado. Muchísimas gracias por el comentario y hasta pronto =)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Ya te dejé un comentario en otro microrrelato, y ahora, no sé por qué, me he acordado del blog y me he decidido a entrar y a leer otro microrrelatos.
    Me han gustado algunos más que otros, pero este ha llamado especialmente mi atención. Es curioso y mucha gente se sentirá identificada. Además, dejas ese final entre la duda de la locura de la chica o la verdad... jeje Bueno, no sé cómo expresarlo :P
    En fin, que me ha gustado mucho :D
    Te dejo la dirección de mi blog por si te apetece pasarte y leer algo :D
    http://www.elmimoazul87.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Hola, Erika.

    Me acuerdo. Me alegro de que te diesen ganas de descubrir alguno más de mis microrrelatos =)

    En cuanto a los microrrelatos, algunos son mejores otros simplemente buenos. Era una tarea diaria que tuve durante mucho tiempo: cada día, un relato y un microrrelato.

    Sobre este, bueno, juega con varias cosas y cada uno debe decidir al final creer lo que quiere creer (a caso ¿no siempre nos pasa eso?).

    Me alegro de que te haya gustado y, por supuesto, me pasaré por tu blog.

    Muchísimas gracias por tu comentario y por la visita, hasta pronto =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.