lunes, 21 de febrero de 2011

Microrrelato 59: El cazador de finales

20-02-2011


Imagen de dominio público
El cazador estaba muerto. No cabía duda alguna. Reducirte a un montón de sangre, huesos molidos y piel húmeda suele no dejar hueco para dudar sobre si estás muerto o no (para eso y muchas otras cosas, pero, sobre todo, para eso).

— ¿Cómo habrá muerto?– preguntó uno de los transeúntes.

—Era un cazador de finales– respondió un extraño–. Vino buscando un desenlace. Aunque parece que el fin lo encontró a él. ¿Entiendes? No, claro… Son difíciles de entender. ¡Estas cosas me dan dolor de cabeza!

—No respondes a mi pregunta. Repito: ¿cómo habrá muerto?

— ¿No? ¿Seguro que no he respondido a tu pregunta?

—Eh, sí, claro, señor raro… En fin… Ese tipo… Pensaría que el final era para su historia escrita y no para su historia como propia existencia. Ya van unos cuantos… ¿Crees que el cazador cazó o fue cazado?

No supo qué responderle, porque…

De pronto…

Todo terminó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...