24 de enero de 2011

Microrrelato 58: Más vale algo que nada

24-01-2011
Imagen de dominio público.
Se sentía tan presionado... Era de sus padres, era de su pareja, era de sus amigos, era de sus profesores, era de los desconocidos…
Todos tiraban para arrancarle algo, sin detenerse, y, finalmente, lo que decidió fue partirse.
 Sus padres se llevaron su sombra, su pareja su corazón, sus amigos su pellejo, sus profesores su cerebro, los desconocidos sus recuerdos…
Y su alma quedó, al menos, sólo para ese ser que luego desapareció, sintiéndose sólo suyo, completamente libre.
Más vale algo que nada, ¿no?

10 comentarios:

  1. Hey!

    Acabo de leer su microrrelato y la verdad es que me sorprendió nunca se me había ocurrido pensar en eso de esa manera, me parece increíble la forma que tienes de crear cosas es tan misteriosa y llamativa que me fascina!

    Gracias por siempre escribir cosas tan maravillosas!

    Els!

    ResponderEliminar
  2. Carlos, seré breve: maravilloso.

    Mi más sincera enhorabuena. En apenas, 13 pequeñas líneas has transmitido muchísimo. Eso se llama ARTE.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Oye tio, este es uno de los microrelatos que más me ha gustado!

    ResponderEliminar
  4. Hola otra vez! Tanto tiempo sin leer el blog y mira como cambio!
    Soy una colgada -.-
    Ok... me gusto tu microrelato porqe me sinti identificada..
    A mi me paso eso... y todavia me pasa... aunqe, intento cambiar ese pensamiento..
    Felicidades! Hasta la proxima.

    Natuu

    ResponderEliminar
  5. Hola, Elsbeth.

    Me alegro mucho de que te haya gustado este microrrelato. Creo que una de las cosas que tienen que hacer la gente que se dedica a escribir o la que se dedica a crear es mostrar cosas que o no conocemos o conocemos, pero de otra manera.

    Muchas gracias de nuevo por el comentario, aunque creo que no es una manera demasiado misteriosa hasta cuando voy por ahí contándola jeje

    Hasta pronto =)

    ResponderEliminar
  6. Hola, María.

    Muchísimas gracias por tu comentario y por tu opinión, la verdad es que me siento muy bien porque este microrrelato con sus pocas líneas haya llegado a tanta gente.

    Gracias sinceramente =)

    ResponderEliminar
  7. Hola, Azufre.

    Como le he dicho a María, me alegro tanto de que este microrrelato le haya llegado a mucha gente... Creo que todos nos hemos sentido así más de una vez.

    Muchas gracias por el comentario y espero que el jueves podamos reunirnos todo el grupo, hasta pronto =)

    ResponderEliminar
  8. Hola, Natuu.

    La verdad es que se te echaba de menos por el blog, espero que todo te haya ido bien.

    Muchas gracias por tu comentario y creo que si este microrrelato tiene "feeling" con los lectores es porque todos hemos vivido eso, todos nos hemos sentido algo apresados, aunque sentirse uno mismo hasta desaparecer tampoco significa morir, significa ser uno mismo pase lo que pase, al menos para mí, aunque creo que lo bueno es que cada uno podrá sacar un significado de este microrrelato.

    Muchísimas gracias por tu comentario y tu opinión como siempre y hasta pronto =)

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por tu comentario, Pedro. Me alegro de que te haya parecido bueno. Un saludo =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.