Seguidores

Hollow Hallows, ya disponible.

viernes, 31 de diciembre de 2010

Cosas en las que pienso: "Las cosas que me han pasado en 2010 o feliz 2011".


No me gusta hacer balances, pero los prefiero a estar preparando los apuntes de Literatura. Es decir, que voy a escaquearme un rato para hacer esta especie de lo que me ha pasado en 2010, es decir, al blog y demás. Quizás saquéis algo interesante, aunque sea que escribo esto de simple forma terapéutica.
En breves horas, acabará este año 2010, la primera década del nuevo milenio (suena hasta bien). Bueno, en breves horas por este hemisferio, en Australia ya es año nuevo (¡siempre sois los primeros, malditos!). Por tanto, es hora de la morriña. Dividiré esto en apartados y pondré fotos molonas para que sea más pasable.

Cosas que he aprendido o si aprender no ocupa lugar, ¿por qué diantres pesa tanto El Predicador en la mochila?

He aprendido muchas cosas este año, tanto dentro como fuera de esa facultad piramidal en la que paso las mañanas. Ya sé quién es Annabel Lee, que el espectáculo gusta más que la información (pero no hay que dejarse caer), que lo importante es intentar tener amigos de verdad de la buena, que nunca hay que dejar de creer en tus sueños… Suena tópico, pero 2010 le ha dado un valor de verdad. 
Me alegro de tantas veces haber podido compartir estas cosas que sé por aquí con vosotros y también aprender de la gente que se pasa por aquí. Un profesor de Inglés del instituto me dijo una vez que lo mejor que le puede pasar a alguien es irse a la tumba con el espíritu de siempre querer aprender algo nuevo. Cada día que pasa, sé que tenía más razón. 
También sé que si fallas, no hay por qué venirse abajo. Esto es un juego donde hasta cayendo aprendes. Así que ¡a seguir jugando!
Gente que he conocido:

Siempre he pensado que las personas a las que admiro tienen que estar en otro plano, a distancia, porque quizás si los conoces te defraudarán. No obstante, he ido contra este principio y he conocido a dos de esas personas que admiro y la verdad es que parecen ser la excepción que confirma esta regla.
Cronológicamente, en primer lugar, está Javier Ruescas, que es un joven escritor que ha entrado con mucha fuerza en el mundo editorial con Cuentos de Bereth y Tempus Fugit. Responder a algunas de mis dudas sobre el mundillo de los libros y concederme una entrevista ya dejan ver que es bastante majo ¿no? Básicamente, alguien que me soporta quiere decir que es una persona maja (y con paciencia).

Después, este mismo mes, he conocido a Víctor Conde, escritor tinerfeño ganador del Premio Minotauro y que demuestra que en Canarias se pueden tocar más géneros que los que siempre vemos. A parte de ser un autor bastante rebelde con lo convencional (le gusta definirse como “kamikaze”), es una gran persona que no duda en darte consejo o ánimo. Lo conocí gracias a la entrevista que le hicieron unos compañeros y si tenéis curiosidad, podéis verlo en el blog ¿Y ahora cómo llamó yo a esto?
También he conocido a gente gracias a esta bitácora y a la otra que tengo.
Desde principios de año, conozco a Megajiem, que es un chaval de Costa Rica que desde su blog geek (friki de toda la vida), da su visión de las cosas y escribe sus historias. Creo que si sigue así, podremos llegar todos a escuchar alguna vez de él.
Desde finales de este año, conocí a Misery casi por casualidad. Además de admiradora de Stephen King, es una chica cargada de ironía que, en cuando se quité algunos miedos, seguro que consigue publicar algo. Me gusta la gente que no teme tocar otros géneros y que tiene un nombre de blog tan molón .
Tampoco puedo dejar de mencionar a toda la comunidad bloguera que he conocido este año. Antes estaba más en mi mundo, pero ahora, poco a poco, he ido conociendo muchos blogs literarios o de gente que escribe. Te sientes menos solo con ellos en el mismo barco que tú. Por si fuera poco, descubrí que dos blogs que seguía son de Tenerife y no sabéis lo feliz que me he sentido de que haya personas por aquí que deciden demostrar que somos más que paisajes y sol. Lo más curioso es cuando fui a ver al estreno Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. Parte I. y no muy lejos se sentaron unas chicas vestidas como estudiantes de Hogwarts y, más tarde, descubrí que era una de las administradora de uno de los blogs que sigo. "El mundo es un pañuelo lleno de mocos" que diría Spidergirl.
Por si fuese poco, sigo conociendo más aún a mis cuatro amigos de (casi) siempre, dos chicas y dos chicos que deben soportar mis ideas sobre tirarme en un banco para decir chorradas cada cierto tiempo. Supongo que la felicidad se parece a eso.
Cosas que nunca pensé que haría:

Nunca pensé que me pondría a trabajar un verano y lo he hecho y, además de ganar algo de pasta, también gané experiencia y aprendí muchas cosas al respecto. Sonará extraño, pero es una de las cosas que más me han gustado: ser un becario. Sí, vale, consideradme raro.
Otra cosa que pensé que nunca haría sería leer un montón de libros que nunca pensé que llegarían a esta isla. Conocí la librería de la que ahora soy habitual gracias a una amiga y ya no hay quien me saque de ahí. Menos mal que le hablé a Elsbeth, mi compañera en el blog, de su existencia y ella la localizó. mientras volvíamos de un temporal que se desató en febrero (me encantan los truenos, por cierto. ¡Viva Thor!). Bueno, lo que iba diciendo. De todos los libros raros que he buscado, sólo uno ha sido ilocalizable. En cambio, he conseguido joyitas. De ello os hablaré en un pequeño apartado de libros, ¿vale?
Tampoco pensé que podría escribir un microrrelato y un relato cada noche, además de una novela, pero lo he hecho. De ello os hablaré en una sección más adelante.
Siempre quise rodar algo, aunque fuera una piedra a patadas. Este año pude ser el director de un spot para la clase de Publicidad. Lo pasamos genial. Nunca pensé que haría esto ¿sabéis? Me he sentido como Peter Jackson... Mola.
Jamás pensé que sería un chaval universitario de quedarse a comer en la facultad, tirarse en un sofá y empezar a escuchar a sus compañeros leer sus historias. En realidad, nunca pensé que sería un chaval universitario.
He hecho varias cosas más, pero seguro que no encontráis nada lo suficientemente interesante. Sólo os digo: chupas de cuero, molan digan lo que digan.
Cosas que he visto o siento que he invertido bien el pastizal que vale ir al cine:

Mi balance hacia el cine de este año ha sido estupendo. No soy muy objetivo (¿quién lo es dando su opinión?). Siempre he dicho que no sé de nada (cine, literatura, cómics…), pero sé lo que me gusta y ya está. Con ese enfoque tan “es mi opinión y ya”, he empezado a hacer críticas de cine y creo que han ido cambiando (y mejorando), desde la primera de Watchmen (la película) pasando por la de Kick-Ass o hasta la de Pesadilla antes de Navidad.
Como en los libros, he visto filmes que pensé que nunca vería (no sé muy bien por qué). Desde la clásica Con la muerte en los talones hasta la fascinante y terrorífica Criaturas Celestiales pasando por la divertida (y friki) Mallrats, entre otras. Eso ha sido estupendo. Creo que este año he tenido la oportunidad de ver el cine de otra manera y eso siempre es agradable.
En cuanto a los estrenos de este año, he podido ver algunas cintas que pueden haberme decepcionado un poco Alicia en el País de las Maravillas (no es una mala película, sólo que no es una gran película de Burton) o Furia de Titanes (que perdió muchísimo con un nuevo visionado).
No obstante, no hay porque ponerse a pensar que todo es triste, porque también he visto otras películas que pasan a mi lista de cintas favoritas, sobre todo The Lovely Bones del genial Peter Jackson y la entretenida Iron Man 2.
Sobre Iron Man 2, para no viciar demasiado este blog con noticias de cine, surgió el blog http://losvengadoresenelcine.blogspot.com/, donde comparto todo lo que se sabiendo con los fans del cine de superhéroes de Marvel Studios. El próximo año que empezará mañana, verá los estrenos de Thor y El primer Vengador: el Capitán América, que pintan bastante bien.

Si bien intente que este blog no derivase en una bitácora de las películas de Marvel, no podido de vez en cuando hablar un poco de otras cintas que he querido ver y supongo que vosotros también. Desde el primer tráiler de la séptima película de Harry Potter hasta el avance de la cuarta de Piratas del Caribe (En mareas extrañas). El próximo año, seguramente, gran parte supongo que serán las noticias de El Hobbit de Peter Jackson, que es uno de los proyectos que más me ilusionan. Qué ganas.
Una de las cosas que más me costó, pero más me ha gustado fue el Especial de Tim Burton: biografía, películas, críticas…, y que aunque nos acompañó varias semanas, concluyó la semana pasada cuando apareció la crítica de Pesadilla antes de Navidad, coincidiendo con eso de que era el día antes de Navidad.
Cosas de música o me gusta la banda sonora de 2010:
Como sabéis, me gusta la música. De ahí, la sección de El tema del día, donde creo que la mayoría de vosotros me podéis conocer más. Habéis visto desde cómo he profundizado en grupos clásicos como The Doors y he conocido bandas “nuevas”, por ejemplo Mute Math. Por si fuera poco, este ha sido el año del “NA NA NA (NA NA NA NA NA NA NA NA NA)” de My Chemical Romance con su nuevo disco Danger Days: The True Lives of the Fabulous Killjoys.
Pasé de ser un chaval con casi nulo gusto musical a tener uno propio (bueno o malo, es cosa mía) y he de decir que este último grupo de Nueva Jersey, My Chemical Romance, me acompañó en mi época de “la vida es una mierda” y ahora también, cuando pienso “la vida es una mierda, pero habrá que vivirla ¿no?”. Supongo que si hubieran seguido con un estilo triste, hubieran dejado de gustarme tanto. Sin embargo, son tan grandes que lejos de quedarse siendo los chicos tristes, han preferido ser “los aguafiestas” y animarme este final de año. Sin duda, es un grupo que conecta conmigo: es raro, “guayesco”, hacen rock y les gustan los cómics. Me iría a tomarme unas birras con ellos.
De ahí, ese fan-fic que cierra este año, con el grupo y su nuevo CD como protagonistas. Sin duda, de lo mejor de este año que comenzó con un: “¿Cuándo demonios sacarán disco?” Pasó a “¿Eso es una nueva canción?” Y ha terminado con “Este disco, por favor. ¿Cuánto vale? Ok, por supuesto. Démelo”. Además me ha permitido conocer a nueva gente y como ya he dicho, eso me gusta.
Por cierto, ya tengo nueva banda sonora para la próxima historia, pero ésa es… otra historia (de la que os hablaré en un próximo post).
Cosas de cómics o me gustan los tebeos, pero no me mires como si fuera un delincuente ¿vale?

En cuanto a cómics… ¡Ha sido brutal! Sí, por fin, he podido disfrutar de algunos de los mejores números de X-Factor de Peter David, pero también he comenzado con una magna obra del noveno arte como es The Sandman de Neil Gaiman y casi terminado (a falta de los especiales) El Predicador de Garth Ennis y Steve Dillon.
Nunca pensé que pudiese gastarme tanto y que tanto valiese la pena. He aprendido un montón de ellos y me lo he pasado tan genial que sigo sintiendo que el cómic tiene cosas que ofrecerme, de ahí que siempre este defendiéndolo por extraño que parezca incluso delante de profesores. ¿No has leído ningún cómic? ¿A qué esperas?
Esta afición me ha hecho también formar a ese gran directorio de Dreamers donde figura este y el otro blog. También, no muy lejos de Dreamers, he empezado a escribir para otra web de fan fics. Sigo estando en Amazing Fiction, pero ahora también estoy en Action Tales.
Cosas de libros o soy capaz de leer cosas sin dibujos, ¿vale?:

Reconozco que en los últimos meses he perdido la capacidad que adquirí en primero de bachiller de ir leyendo en autobuses (o guaguas). Ahora, me gusta observar más lo que hay ahí fuera. Quizás encuentre la verdad. En serio, si no pilláis la referencia anterior, no os traumatizó Expediente X como a mí.
Centrándonos en libros, me ha gustado este año. Empecé leyéndome Desde mi cielo (The Lovely Bones) de Alice Sebold y luego he pasado por novelas como Buenos Presagios de Neil Gaiman y Terry Pratchett y Carpe Jugulum de Terry Pratchett (ese grande) de nuevo hasta But I digress de Peter David o El guardián entre el centeno de J. D. Salinger, entre otras. Además de todo esto, termino el año leyéndome Piscis de Zinthra de Víctor Conde y Casi la luna de Alice Sebold.
Mi lista de libros que me apetecen es cada vez más grande y espero que si a finales de 2011 hago un balance, pueda incluir obras como American Gods de Neil Gaiman o La Torre Oscura de Stephen King, entre muchos otros.
También he aprendido muchas truquillos de diferentes autores para escribir y algo que más o menos e intentado seguir: “Cuatro horas leyendo, cuatro horas escribiendo”. Consejo de Stephen King. Nuff said.
Cosas de escribir o ¡escribe! ¡Escribe! ¡Escribe!:

No hice ninguna promesa de voy a escribir un microrrelato y un relato cada noche. No lo hice, pero he intentado ir cumpliéndolo durante bastantes meses. Siempre que me ha dejado el tiempo esto de estudiar, ir al cine o leer, lo he hecho. Más o menos, he conseguido cumplir con este objetivo no escrito. Hasta he terminado una novela después de tanto tiempo. Soy feliz.
He recibido buenas y malas críticas. No obstante, siento que he avanzado en esto de contar historias y que puedo hacer cosas muy diferentes. Particularmente, le tengo mucho cariño a Carta de suicidio. Ese relato creo que mucha gente lo vio como el culmen de mis pensamientos negativos por el título, pero, después, si lo leían hasta el final sé que vieron en él la suficiente fuerza y energía como para intentar sonreír un poco más a la vida (que es lo que pretendía). Me encanto leer comentarios de gente que leía y nunca comento, se sintió identificada y me dio las gracias. Yo se las doy a ellos, siempre.
Otra cosa que me ha pasado este año es que he conseguido formar parte de un grupo de escritores y escritoras (sobre todo chicas, eso mola… Ejem). Siempre pensé que formaría algo estilo Los Vengadores, pero a nosotros nos falta el presupuesto (¿qué le vamos a hacer?).
Una vez escribí sobre un equipo de héroes, tipo Comunidad del Anillo, pero en nuestro mundo tan patético y realista y con escritores como protagonistas. Recientemente, intenté resucitar esa historia, pero fue un aborto más. No obstante, en la realidad, si conseguí que un par de personas que escribimos de nuestra clase nos reuniésemos para escuchar y comentar nuestras historias. Eso fue genial
Por ahora somos seis, el número perfecto de los superequipos. En primer lugar, hay dos personas que como no tienen blog supongo que les gusta mantener su anonimato. Una de ellas ha ganado un premio este año por sus relatos y hay que felicitarla por ello. El otro es un chaval con alma de rockero, pero que es un tipo majo que escribe relatos y poemas (ya le he robado uno para la apertura de mi nueva historia). Las otras tres personas sí tienen blog y supongo que no les importará que las mencione: Azufre, que ha empezado este año un blog de relatos entre otras cosas y ya está con su primera novela steampunk, Estefanía que sigue con su blog, pero sobre todo con sus novelas, y María que está tan alejada del resto en sus historias y a la vez tan cerca (tanto que ya ni encuentro su blog). Conseguir que seamos una panda de locos que creamos en esto significa que estamos algo menos solos, aunque algún día acabemos odiándonos demasiado. Por ahora, carpe diem.
Por cierto, que no ha estado nada mal encontrar una revista nueva con un espíritu diferente que no es otra que Sinnombre y ha permitido compartir mis locuras por escrito.
Cosas del blog o vamos cerrando ya esto:

El blog ha crecido. Llevamos ya tres años. Las visitas se incrementan y hemos superado las mil diarias en noviembre. Eso ha sido estupendo. Además, hay mucha gente que se ha decidido a hacerse seguidora y hemos pasado de tener treinta y algo a tener 125. Eso está muy bien, ya que “mi límite” eran 120 en mucho tiempo, más que sólo un par de meses. En cuanto a entradas, de pronto desaparecieron montones, porque borre ciertas historias que he intentado que tengan salida editorial. Por tanto, estamos con 485 entradas. Nada mal.
En parte, el blog ha logrado llegar a más gente gracias a las nuevas tecnologías: Twitter, Facebook, Tuenti y Youtube. Pienso que la tecnología tiene un papel fundamental que jugar en la nueva sociedad que se está creando y que mi pesadez no ha estado mal para que mucha gente nueva conozca esta bitácora.
Por si fuese poco, este año hemos visto surgir nuevas secciones. Las de reseñas: críticas de (cine, cómics y libros) rápidas y sin pensar demasiado (y no dejó de pensar en música, pintura, esculturas… y demás para algún momento. Me encanta Historia del Arte), creación (microrrelatos y relatos), algunas más periodísticas (Noticiones, Reflexiones- o Cosas en las que pienso- o Periodismo o algo así), cita célebre (o frase molona), el tema del día, la tontada… Supongo que ser un poco más un antro para más monstruos no ha estado del todo mal ¿no? También hemos tenido especiales, como el de Tim Burton, el de Halloween o Harry Potter. El próximo año nos espera alguno seguro.
No obstante, si hablo del blog, debo hablar siempre de esas personas que han estado al pie del cañón, animándome a seguir. En primer lugar, está Elsbeth (quien tiene de nuevo en marcha su blog sobre cosas que le gustan, echadle un vistazo) que me ha aguantado suficiente tiempo y ha actualizado con mis cosas cuando el señor Internet y yo nos llevábamos mal. 

En segundo lugar (pero no menos importante, como suele decirse), está la Señora Anónima Mortal con sus locuras adorables que me ha acabado pegando, creo que sin esas cosas no seguiría escribiría en parte como escribo ahora. 
Por último, tampoco olvido a Ibaita, que lo conocí en el foro de Universo Marvel, y aunque está aquí, no se manifiesta directamente, sino diciéndome por otro medio lo que le parece esto y contándome sus historias (no sabéis cuánto envidio los proyectos que está preparando). Gracias a vosotros y a los 125 seguidores y personas que se pasan por el antro.
La conclusión de tantas cosas o “la mala noticia”:

Es difícil dejar las malas noticias para el final, porque dejan mal sabor de boca, pero lo bueno es que al hacer un texto tan largo, seguramente, la mayoría no lleguéis hasta aquí. Si habéis llegado, sois la hostia. ¿No os lo había dicho? Así que matizaré lo de mala noticia con unas bonitas comillas: “mala noticia”. Ya está.
Esa nueva no es otra que me planteo dejar un poco abandonadillo el blog para centrarme en acabar una novela cuyo primer borrador espero tener para marzo (y de la cual os hablaré, no lo dudéis). De todas maneras, esto no quiere decir que dejaré el blog sin actualizar durante días, simplemente que quizás actualice un poco menos, algo por día espero que caiga siempre que pueda. Es durillo, pero también siento que hay otras cosas que se agotan, algunas que me desilusionan y no quiero ser el chico pesimista. Cuando me saqué todo esto y tenga algo de tiempo, no dudéis de que el blog seguirá su ritmo de estos meses.
¿Qué más?
Ah, sí.
Empecé este blog sin esperar grandes cosas. A menudo, surgen así las mejores. Por eso no puedo hacer otra cosa que daros las gracias.
Esperad lo mejor y temed lo peor, es lo que siempre hacemos.
Un saludo.

Feliz año y que 2011 se porte bien con todos nosotros.

El tema del día: "Un año más" de Mecano




Hay un par de canciones que puedo escuchar de Mecano gustosamente. La verdad es que muchos podríais pensar que es algo extraño cuando conocéis más o menos mis gustos musicales.
En gran parte, se debe a una hermana mayor que se dedicaba a escuchar estas cosas cuando yo era un renacuajo, la misma que hace dos años me llevó a ver el musical de Hoy no me puedo levantar. Me lo pasé, sinceramente, bastante bien en ese momento así que creo que hoy, que termina el año, está genial usar este tema aunque parezca el típico, el que siempre está ahí cuando termina un año. Eso no está mal.
¡Pasad un buen final de año y feliz  2011!

DANGER DAYS. Epílogo: We don´t need another song about California.


-CALIFORNIA, 2020-
El mundo es caóticamente libre. Fue por… ¿Los Fabulous Killjoys? ¿Grace? ¿Las almas? ¿Las cucarachas supervivientes a la destrucción de Battery City? Pero… ¿Y qué más da? Sólo importa que el mundo es caóticamente libre.
¿Esto a qué viene? A que, básicamente, te he contando la historia de los Fabulous Killjoys, una pandilla que quiso cambiar el ruinoso mundo y… Acabó consiguiéndolo. ¡Ya lo sabes! Ahora  sal ahí fuera y hazlo tú también. Haz algo de ruido. Éste es tu epílogo: cambia el mundo.

-DANGER DAYSThe True Lives of Fabulous Killjoys-

“FIN”

PD (antes de que os vayáis):

Dedicado a todos aquellos que harán del mundo un sitio diferente y mejor, sin olvidar a un grupo de música formado por unos locos que hacen que otros locos sigamos contanto historias que escuchan o leen otros locos. Gracias.

DANGER DAYS. Capítulo XIV: Vampire money.



Entre los escombros brillantes como Bowie de Battery City, junto a v*lv*s destrozados, fragmentos de cristal y cientos de monedas con el rostro de los draculoids, una mano de metal emergió llena de vida. Estaba cerrada en torno a una pistola blanca. Era… Korse.
¿Acabará esta historia con el retorno de Korse, de una forma tan terrible y desesperanzadora?
No… exactamente
Eran un par de cucarachas que arrastraban la mano de un robot o un humano, o algo así, destruido, y al que ya nadie recordaba.  Entonces, la mano con el revólver fue sumergido en un mar de escoria: dinero vampiro.
No se ha vuelto a saber nada más de Korse.

DANGER DAYS. Capítulo XIII: Goodnite, Dr. Death.



Grace dijo “hasta pronto” a todos los Killjoys: Subatomic Energy, Twisted Gun, Paranoia Neon-Angel, Ritalin Diamond… Y también a S/C/A/R/E/C/R/O/W.
—Buenas noches, Dr. Death.
La pequeña se marchó sin saber qué le esperaba. Sabía que el mundo era un montón de escombros, pero soñaba con hacer de ellos un lugar mejor. Se fue a por su propia historia y nunca más volvería a estar sola. Nunca jamás. Deséale buena suerte.

DANGER DAYS. Capítulo XII: The kids from yesterday.


Al día siguiente, una pistola roja, otra verde, una azul y otra amarilla fueron enterradas en el desierto. Fue el alegre entierro de Kobra Kid, Fun Ghoul, Kobra Kid y Party Poison. Los Killjoys estaban allí ante un nuevo amanecer, marcado por el entierro de unos héroes. Cientos de refugiados de Battery City habían acudido. Era el fin y el principio de muchas cosas. Grace lo supo cuando escuchó…
—Alégrate. Podrás ser lo que quieras ser en este nuevo mundo– le dijo el viento a cuatro voces, los chicos de ayer. Fue antes de que ella enterrase su juguete (el robot azul) como tumba para sus padres y despedirse de sus amigos.

DANGER DAYS. Capítulo XI: Destroya.

Ayer hubo un pequeño error. El capítulo que apareció fue "Summertime", aunque llevase la foto y el vídeo de "Destroya". Mi más sinceras disculpas por este error al colgar. El contenido de "Summertime" es más o menos el mismo que leísteis, aunque si queréis podéis leerlo de nuevo para evitar algún posible fallo de coherencia. Disculpas. Ahora sí que sí, os dejo con la verdadera destrucción de todo lo que no vale la pena, Killjoys...



Los tambores de guerra habían empezado a hacer ruido. Los ciudadanos de Battery City abandonaban la metrópolis por los túneles. Los draculoids absorbieron las almas de los que no querían marcharse: los consideraban diferentes. Por eso, muchos refugiados de la ciudad desearon que los Killjoys triunfasen.
La furgoneta frenó ante la muralla de Battery City antes de que ésta se iluminase con los fuegos de la guerra. Cuando lo hizo, Grace supo que el final podía estar cerca dijo la que sería su tercera palabra y quizás la última.
—Gracias– dijo Grace. Doc sonrió… ¿O era S/C/A/R/E/C/R/O/W?
—No hay de qué– replicó bajo el casco–. Diamond, comienza la operación Destroya.
La furgoneta dio marcha atrás cuando la puerta de Battery City se cerró. Los draculoids rieron: ¡los Killjoys huían! Los chupasangres metálicos vencieron sin batalla.
Mientras, la oscuridad de Korse observaba la brillantez de la rebelión de las almas…
—Hasta las almas se rebelan– decía Korse, observando los cristales de luz de la batería. Iba a estallar. El androide sintió una fascinación más que humana. Fue lo último que hizo, porque un disparo le atravesó el cráneo. Korse cayó contra la fuente de luz. Ésta estalló en mil pedazos, cada cual más brillante. Otra alma demasiado rebelde...
—Maldito autómata– dijo la voz de Korse… No, era la auténtica. El Jefazo había escuchado el discurso de Korse, el androide que se creó con su aspecto como una mera broma. Fue más humano que los humanos… El Jefazo no pudo pensar demasiado. La luz y todo empezó a tambalearse–. ¿Qué diantres está pasando?
A su vez, la furgoneta escapaba, alejándose de Battery City. ¿Huir? ¿En eso consistía la operación Destroya? ¿Y por qué la metrópolis se estaba viniendo abajo? ¿Qué era aquel sonido terrible? Un terremoto de color rompió la torre de cristal. La ciudad de Battery City explotó en mil pedazos de brillante luz y las almas lo devoraron todo.
—Eso era la operación Destroya de Jet Star, Kobra Kid, Fun Ghoul y Party Poison. Morir, que sus almas se uniesen a la batería y rebelar al resto. Robaron información que lo confirmase cuando se toparon contigo, niña– le dijo a Vengeance–. Han hecho ruido– dijo el S/C/A/R/E/C/R/O/W–. Porque las almas… Las almas son libres.

jueves, 30 de diciembre de 2010

DANGER DAYS. Capítulo X: Summertime.



—Han caído en la trampa– anunció Lady Mistery, desde su torre de cristal, cerca del corazón de la ciudad–. Hagamos que los ciudadanos teman a los Killjoys: estallad algunas bombas. Luego, comenzad la evacuación– ordenó a Korse, Lord de los Draculoids. La respuesta del androide fue apretar un botón: empezó la evacuación antes de generar miedo en la población a los Killjoys. ¿Por qué? ¿Quería que los ciudadanos, en el desierto, se convirtiesen en futuros Killjoys a los que matar? La sed de sangre de Korse era inquietante. Mistery tuvo miedo al estar sola con él.
—Sólo eres… una máquina… Cumple con las ór…órdenes...
La respuesta de Korse fue el cuerpo de Mistery cayendo hacia la batería, temblorosa de luz. Explotó en un haz de colores cegador. Korse la había empujado. El villano se dio la vuelta, sin esperar que esa fuera la gota que colmase el vaso. Cuatro almas habían rebelado a las otras. La batería se sobrecargaba. Rayos cegadores se habían alzado. El corazón de Battery City se había sobrecargado, como mil soles de verano en explosión. 
Entonces, alguien apareció ante Korse… con su misma imagen.

DANGER DAYS. Capítulo IX: S/C/A/R/E/C/R/O/W


S/C/A/R/E/C/R/O/W. El nombre del casco del fundador de los Killjoys, el paladín mítico dado por muerto por Better Living cuando intentó salvar a Fun Ghoul (cuando era un niño) de los draculoids. Korse lo dejó moribundo, era divertido. Nunca pensó que sobreviviese, por eso lo abandonó medio muerto. Fue salvado por una furgoneta plagada de niños perdidos, los futuros Killjoys. ¿Un secreto del Doctor Death Defying? Él era S/C/A/R/E/C/R/O/W.
Y ahora, la vieja furgoneta estaba a punto de chocar contra las puertas de Battery City, por donde ya habían desaparecido los coches de los vampiros cibernéticos.

DANGER DAYS. Capítulo VIII: Save yourself, I´ll hold them back


—Somos pocos– dijo Noise, patinando con tristeza por la parte de atrás de la furgoneta de los Killjoys que perseguía a los draculoids, que huían a la ciudad. Doc y los otros iban a caer en la trampa–. Sólo siete hemos venido. El resto ha abandonado. Tienen miedo.
—Malditos cobardes– escupió Ritalin Diamond apretando sus puños. Subatomic Energy la apoyó asintiendo con la cabeza.
—No acabo de entender eso…– musitó Twisted Raingun.
— ¿Qué haremos?– preguntó Paranoia Neon-Angel, perdiendo su luz–. ¿No podemos hacer nada para obligar a los cobardes que vengan y planten cara?
—Debemos continuar– respondió el Doctor Death Defying– Cada uno elige como muere– y dijo, colocándose un viejo casco–. Ésta será nuestra última batalla. La última lucha de S/C/A/R/E/C/R/O/W. Marchamos confiando en una esperanza. Deberemos cumplirla– y la pequeña Vengeance Rage, quien fuese Grace, no tuvo miedo. Ella había visto el nombre del yelmo, el auténtico del guerrero que lo portaba.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

DANGER DAYS. Capítulo VII: Party Poison.


Las almas de Fun Ghoul, Kobra Kid y Jet Star ya eran parte de la intensa luz del corazón de la batería de la ciudad. El último espíritu, de tono rojizo, iba en un frasco en las manos de ella: la que una vez se llamase Solar Dinamite, el único amor de Poison. Ella le rompió el corazón para siempre cuando Solar decidió abandonar a los Killjoys y unirse a Better Living.
La traidora guardó sus lágrimas, mientras entregaba el alma de Poison al interior del corazón de Battery City. Lady Mistery, como se llamaba ahora Solar Dinamite, no quería llorar y menos cuando apareció Korse.
— ¿Qué ordena?– preguntó el robot, aguantando la rabia. Todavía recordaba las palabras del Jefazo: “Mistery me ha advertido. Tú no eres humano. Me da pena destruirte porque me recuerdas a mí. Vuelve a hacer una de tus estupideces para ser humano y te mandaré a la chatarrería. No será asesinato, porque eres una máquina”.
—Los Killjoys han picado el anzuelo, Korse– dijo Lady Mistery–. Persiguen a nuestros draculoids hacia el interior de la ciudad. Defenderemos esta base en una pequeña batalla que recordará a los ciudadanos por qué odiamos a los Killjoys. En cuanto vean algo de explosiones serán evacuados hasta el desierto, donde ya no quedarán Killjoys. Hoy, Korse, acabaremos con nuestro enemigo… para siempre.
Korse asintió como una máquina y se marchó, enfurecida. Ella se vio reflejada en el haz de luz del interior de la gran batería que se encontraba bajo una enorme torre de cristal. ¿En qué se había convertido?

DANGER DAYS. Capítulo VI: Jet-Star and The Kobra Kid / Traffic Report.

Fueron días tan extraños para la que un día se llamó Grace... Vengeance Rague no se separó de su robot de juguete de sus padres. Ahora también llevaba, con más orgullo que nunca, su casco hecho por Jet Star, el cinturón de chapas que le regaló Fun Ghoul, los golpes al estilo de los de Kobra Kid y la sonrisa de Party Poison. Era su heredera, ellos seguían con vida con ella. Ella pensaba en eso cuando Twisted Gun (el Killjoy que no entendía los sarcasmos e iba con un llamativo uniforme verde) advirtió de que había localizado varios vehículos de draculoids avanzando por el desierto hacia ellos. La traición de Cherry Cola había propiciado aquello.
—Si la estrategia de Jet Star era correcta, podremos golpearles en la cara– dijo Ritalin Diamond a todos los Killjoys–. Sólo hay que encerrarlos en su propia base.
—Siempre confié en Jet Star– dijo Noise, patinando–. Él nació como uno más en Better Living, pero decidió ser diferente, decidió ser uno de los nuestros hasta el fin. Renunció a su familia por ser parte de la nuestra. Lo haremos en su memoria.
— No te olvides de aquel del que aprendimos a patear idiotas– dijo el Killjoy que respondía al nombre de Subatomic Energy–. Kobra Kid nos enseñó a pelear. Se vio tantas películas de artes marciales cuando era niño, que si le hubiéramos dado esta oportunidad, él sólo se hubiese vengado de esos draculoids.
—Y vio esas películas– recordó Ritalin Diamond–, porque Poison le obligó a ello la noche en que Korse, como amenaza, dejó tirados por fuera de su casa los cadáveres sin alma de sus padres. Poison no quería que los vise muertos. Siempre se cuidaron.
—Por Fun Ghoul, por Jet Star, por Kobra Kid, por Party Poison y todos los caídos– dijo el Doctor Death Defying–. Es hora de que hagamos ruido de verdad– y sacó un viejo casco de guerra con un nombre grabado. Debía ser una reliquia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...