9 de noviembre de 2010

Relato: "¿Quién me roba las ideas?"

Imagen libre de derechos.
Me lleva pasando desde hace un par de días. Me está volviendo loca. ¿Por qué me ocurre esto? No puede ser…
Tengo muy buenas ideas, ¿saben? Todo el día. Desde que me levanto hasta que voy al servicio, desayuno, voy en autobús, trabajo, regreso a casa y… Tengo cientos de ideas buenas que les deslumbrarían. Lo juro. Lo prometo. En serio, créanme.

Quiero escribirlas.  No soy buena escribiendo, como verán, pero es que… No sé cómo explicarlo. Tengo una corazonada, ¿saben? Sé que si las escribo y las adorno un poco seré la mejor escritora de todos los tiempos. Aún así, voy por ahí con modestia… tampoco quiero ir por ahí dejando clara que soy una genio. Sobre todo porque nunca puedo escribir esas ideas.
Es que… A ver, me siento delante de una hoja en blanco y antes de que empiece a escribir mis excelentes, mis extraordinarias ideas, desaparecen. No sé. Supongo que quizás le haya pasado a muchas grandes personas, pero tal vez no lo recuerden y, por eso, esto no sea algo… muy común… al menos, que lo conozca mucha gente. No sé si me entienden. Es una putada, en verdad. Puedo pasarme todo el día pensando en las maravillosas cosas que creo en mi mente y después… ¡Puf! Desaparecen… como duendes.
Sí, duendes.
Malditos duendes.
Vivo en Irlanda. Es tierra de duendes. Sí, duendes. Son seres bastante traviesos. Se supone que estamos en una época donde ya no debemos creer en esas estupideces, pero aún así… No sé, ¿qué pierdes en pensar en esas cosas? Nada, como quien dice, el “no” ya lo tienes.
Sí, desde luego que sí. Seguro que son los duendes. Seguro que a cambio de oro roban nuestras ideas. Por eso me quedo delante de la página en blanco, paralizada, sin recordar todo lo fantástico que quería escribir, que era muchísimo, infinito… Lo mejor que puedas pensar.

Por supuesto, malditos duendes. Seguro que son los mismos que hacen las erratas en las editoriales donde se imprimen esos libros… Seguro que ellos son los duendes de las imprentas. Seguro que se comen las palabras y las vomitan mal para reírse tras saborear nuestras ideas. Serán cabrones esos duendes…
Deben estar robándome las ideas para seguir haciendo sus mierdas. No, no lo van a hacer nada. Iré a por una gitana bruja que me ayude o algo contra esos asquerosos duendes que me están quitando mis mágicas ideas. Sí, voy a ir a una bruja o algo así.
Pero antes…
Oh, he tenido una idea… Voy a escribir esto en el pequeño bloc de notas que llevo conmigo. Lo llevo porque sé que así, escribiéndolas justo después de tenerlas, no se irán… y…
Podré justificar que no tenga buenas ideas por culpa de esos duendes malvados, ladrones asquerosos…
Bien, aquí está el bloc de notas. Saco el bolígrafo y…
Eh…
¿En qué estaba pensando? ¿Qué iba a escribir?

6 comentarios:

  1. Hey, caballero!

    Me acabo de leer su relato y me ha encantado! La verdad es que es una buena idea bien descrita, me gusto como lo escribiste! Lucia muy natural y realista aunque fuera fantasioso!! xD

    Me gusta esa idea de los duendes ladrones! Está realmente bien!! Yo tambien odio cuando se te ocurre algo y de repente desaparece y dices, mmm me olvide! Y te da rabia! Asi que ahora tengo a quien echarle la culpa cuando me pase esto!! xD
    Jkjakajkajkajakjakja

    En realidad lo duendes siempre han sido un poco malefico, aunque se piensen que no! A lo mejor estan por mi casa, si viven en setas en mi casa debe haber una colonia de duendes!! Jiji

    Pues me ha gustado, como habra notado! Felicidades y gracias por escribir cosas tan bueno!!!

    Hasta pronto!

    Elsbeth Silsby!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hey, señorita!

    Me alegra que te haya gustado el relato. Quería buscar otra forma de narrar lejana a las que suelo usar. Creo que había combinar lentamente un "ambiente" realista que, desemboca, supuestamente en uno "fantástico".

    Bueno, quizás fuesen duendes o las ideas extrañas de una lunática que no sabía exactamente cómo contar sus historias. Vete a saber... Supongo que los duendes ladrones es una posibilidad como cualquier otra.

    Quién sabe, supongo que cada lector, como siempre, decide.

    Los duendes son espíritus maléficos y traviesos, que pueden hacer cosas horribles así que tenga mucho cuidado con su colonia de duendes, nunca se sabe qué te pueden hacer.

    Sí, he notado que le ha gustado así que gracias por eso y por las felicidades, desde luego =)

    ¡Hasta pronto!

    =)

    ResponderEliminar
  3. :)

    Pero cómo es usted capaz de escribir cosas tan bonitas? Felicidades por lo que ha escrito, ánimo y espero que siga así, con esa mágia que transmite.

    La verdad es que no sé quién le robará las ideas, porque que yo recuerde yo solo lo he hecho en un par de ocasiones...

    Es un asco cuando te pasas todo el día con la cabeza en las nubes y piensas jo, si supiera escribir esto sería una gran historia, pero luego coges un papel y un boli y no eres capaz de poner en orden todo lo que se te ha ocurrido. Si a eso le sumas, como en mi caso el tema de duendes....si, tengo una vocecilla curiosa-cómica en plan duende (o al menos eso me dicen)...pues....tendrás un montón de ideas sin sentido que solo podrás quedarte tú.

    En definitiva, que me he ido por las ramas, que usted escribe cosas maravillosas como esta, debería estar muy orgulloso de lo que hace, ya que no solo escribe por placer, sino que además haces que otros disfrutemos contigo :)

    Por cierto, se me olvidaba, quizás porque tengo la cabeza en las nubes, qué ha pasado nuestro segundo aniversario!! Gracias por hacerme reir durante estos dos años con sus historias, enseñarme muchas cosas sobre diversos temas, hacerme volar con su pluma.Por todo eso y por miles de cosas más, gracias. Se le quiere.

    Besos y buenas noches, Señora Anónima Mortal

    ResponderEliminar
  4. =)

    Muchísimas gracias por lo que ha dicho. Creo que fui capaz porque últimamente se me han escapado un par de ideas, asocié ideas con lo del duende de las imprentas y encontré otra forma de narrar que podía ser un chasco bastante grande (tan dispersa, tan "fluida", con palabras coloquiales, palabrotas...).

    En cuanto a su robo de ideas, que recuerde una, pero se le perdona porque me cae bien, que si no... jeje

    Bueno, opino que empezar a escribir o escribir a secas es cuestión de ponerse. Respirar profundamente e intentar seguir hasta el final mientras rayas un papel o golpeteas un teclado. Puede que quede una bazofia, pero lo siguiente será un poco peor, y el próximo un poco peor... hasta acercarte a mejor, mucho mejor, estupendo... Se mejora con el tiempo en esto y creo que todo es intentarlo, así que ya sabe.

    Sobre su voz, no la he escuchado nunca, pero las voces de los duendes suele ser curiosa, sobre todo cuando vienen a robarte las ideas.

    Muchas gracias. No sé si debo estar orgulloso, sólo sé que de vez en cuando estoy delante de un ordenador, escribo algo y digo... Esto... Esto hay que compartirlo con la gente. Por eso, más o menos, existe este Antro. Me alegro de que personas como Elsbeth Silsby o usted, entre otros, pasen por aquí y den su opinión sobre todo esto.

    La verdad es que sí. Ya ha tenido que aguantarme dos años. La verdad es que es una de las pocas personas que ha aguantado tanto tiempo. Muchísimas gracias a usted por ello. Siempre. Nunca se le agradecerá demasiado que se pase por aquí y comente, dando su opinión.

    Lo siento por haber respondido tan tarde como para no haber visto su mensaje hasta que era de día. Así que debo decirle que gracias y espero que pase un buen día y una buena noche, como recompensa.

    Muchísimas gracias por su comentario =)

    Hasta pronto, Señora Anónima Mortal.

    ResponderEliminar
  5. Aaaahhhh!! (con aires de nostalgia)... Me siento como en casa aquí en este blog.. no estoy, presumiendo.. sabes, esta es mi pasión. ¿Lo sabes, no? A ver si me paso más por acá más seguido, sobre todo por tus relatos, que reavivan mi mente para escribir. Gracias por inspirarme amigo Carlos!! cuando elija algún relato que publicar en mi blog, lo hago. Ya tengo algunos, pero no el definitivo, creo.

    Sin duda está excelente la manera en que narraste los pensamientos de la mujer, quedó muy logrado.

    Recuerda que me siento muy identificado contigo, Carlos, y desde Costa Rica espero que la pases muy Pura Vida.

    ResponderEliminar
  6. Muchísimas gracias por tu comentario y por tu opinión. Mi deseo siempre ha sido que todo el que se pase por aquí se sienta como en casa.

    Mucho ánimo con tus relatos. No creo que me equivoque al decirte que tienes talento, que hay que pulir cosas y seguir desarrollando otras, pero eso es algo que tenemos que hacer todos siempre.

    No dudes que estaré por ahí para leer tus relatos y comentarte qué me parecen.

    Sobre lo de los pensamientos, me basé casi en una especie de conversación con el lector que tendía a dispersarse, es algo que lo hace muy bien J.D. Salinger en "El guardián entre el centeno" (libro que, por cierto, te recomiendo).

    Muchas gracias, Megajiem. Me recuerdas a cuando empezaba por este mundillo y era fan de tantas cosas (en mi caso ESDLA, y lo sigo siendo jeje; en el tuyo Dragon Ball por ejemplo). Mucho ánimo y a luchar por tus sueños =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.