24 de noviembre de 2010

Microrrelato 31: Las últimas horas.

16-11-2010
Imagen de dominio público.
En sus últimas horas, el señor A. decidió hacer lo que nunca había hecho: vivir y, al menos, así supo qué perdía con la muerte.

4 comentarios:

  1. bueno, por lo menos no murió sin saber lo que es vivir Bravo !

    ResponderEliminar
  2. Si mueres sabiendo lo que ha sido vivir, puede que sea una muerte maravillosa. Gracias por el comentario. =)

    ResponderEliminar
  3. :)
    Al menos conoció lo más maravilloso que se puede hacer antes de encontrarnos con la Muerte. Creo que habiendo conocido eso lo que venga después no tiene que preocuparnos, ya hemos hecho algo realmente bonito :)
    Señora Anónima Mortal

    ResponderEliminar
  4. Saludos, Señora Anónima Mortal.
    Considero que si conseguimos eso, ya hemos cumplido todo lo que deberíamos intentar hacer antes de morir: vivir, por tonto que suene o se lea.
    Muchísimas gracias por su comentario y su opinión, la comparto al 100%

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.