7 de junio de 2010

Críticas de cine: Kick-Ass de Matthew Vaughn

Supongo que todos los fans en algún momento se nos ha ido la pinza y nos hemos puesto a pensar cómo sería ser un colorido justiciero enmascarado  en este mundo tan gris e injusto o qué pasaría si existiesen, si nos los encontrásemos cada día, cuando vamos a clase o estamos dando una vuelta… Y ya puestos, ser un cruzado enmascarado.
Todo esto viene a cuento, aunque no lo parezca. Aprovechando el primer fin de semana después de los exámenes y aún teniendo por delante unos cuantos, ayer pude ver “Kick-Ass”, una película sobre ¿superhéroes? en nuestro mundo, tan asquerosamente egoísta y “realista”.


Kick-Ass

Póster de Kick-Ass. Fuente.

¿DE QUÉ VA?: La vida es una tragedia cómica o una comedia trágica. El Quijote del Siglo XXI con superhéroes, ¿una mezcla de “Watchmen” y “Supersalidos”, (como apuntan algunos)? En nuestro mundo, no existen los superhéroes…, sin embargo, Dave Lizewski es un chaval marginado, con capacidades nulas para ser popular o ligar con las chicas, un friki al le encantan los cómics decide que en un mundo tan desastroso, donde todo el mundo desea ser un famosillo antes que un superhéroe, esto debe cambiar.
Con un traje de buzo y todo el repertorio comiquero que ha cultivado durante años, Dave se convierte en Kick-Ass, quien empezará a vivir de las mieles de la gloria, antes de que en su camino se tope con dos vigilantes enmascarados reales: Big Daddy (Nicholas Cage, que recuerda a Batman) y su siderick -el compañero del héroe- una niña Hit Girl (una especie de Robin en versión femenina, bastante mal hablada y muy “guayesca”) e incluso a un fan de Kick-Ass convertido en superhéroe, Red Mist. No obstante, Kick-Ass no tardará en descubrir que existen villanos reales peores incluso que los de los tebeos: un grupo de mafiosos, liderado por Frank D´Amico (interpretado por Mark Strong, villano por antonomasia del cine actual).

Los protagonistas de Kick-Ass. Fuente.

LO MEJOR:

*GUIÓN: El guión corre a cargo del director y de su guionista Jane Goldman y es una adaptación del cómic del sello Icon de Marvel: “Kick-Ass” de Mark Millar en el guión y John Romita Jr. (una leyenda viva del cómic) en el dibujo. Es una adaptación del cómic a la gran pantalla, algunas cosas están modificadas otras obviadas, pero consigue mantener el espíritu de la original y tener partes bastante fieles. Sus realizadores comprendieron lo más evidente: el cómic y el cine no son lo mismo, y si adaptas algo, debes hacer cambios para que se adapte mejor a la gran pantalla. Así, tiene grandes aciertos y diferencias (el último número de la serie fue publicado justo cuando la película estaba ya en postproducción). Finalmente, una mezcla de malababa, de un presente "distópico" y un humor que no infravalora al espectador.

El realismo contra la ficción, un tema bastante viejo que toca nuevos niveles a la hora de hacerlo en este preciso momento. La acción, la historia… es dura y sangrienta, porque ¿no lo es así nuestra vida cotidiana?
A su vez, la película se llena de momentos puramente memorables que no mencionaré para que vayáis a verla, sé que muchos ellos permanecerán en mi retina por poco tiempo.

Quizás lo menos bueno de este apartado es que si te has leído el cómic, se pierde un poco del factor sorpresa… y no sólo eso, sino el sentimiento de patetismo agridulce que rodea la historia del protagonista. Sobre todo al final, de cómo Millar hundía al protagonista hasta dejarlo por los suelos en el último número, además de algún detalle más como el “maletín secreto” de Big Daddy y su verdadero origen.

Desde luego, el mayor error es saber desde un principio quien es Red Mist, cuando en el cómic no se sabe hasta cerca de la parte final. En el cómic no hay moralejas, pero si decidimos sacarla vemos claramente lo agridulce que es el final de un “superhéroe” en el mundo real y en la película que le queda algo de esperanza pese a todo.

En cuanto a la voz en off, lejos de ser molesta, consigue dar algún aspecto más a lo que ocurre, algún guiño o incluso reflexiones bastante acertadas como el momento donde hace referencia a "Sin City".



*La BSO, compuesta por varios autores, destacando la nueva versión del tema que hizo en su día John Murphy para “28 días después”. Como curiosidad, en los primeros pases del filme, antes de encontrar distribuidora, la BSO de la película eran de otras como “Superman Returns” o “28 días después”. A los temas instrumentales, se suman canciones de Elvis Preasley, Prodigy o una versión de “Bad Reputation” de Joan Jett (y de las que os hable hace poco en el blog). La canción más representativa es "Kick Ass" de Mika, de la que también os hablamos en este blog hace algún tiempo.

*Los guiños: las referencias directas a Spiderman (“No tener poderes, conlleva no tener responsabilidades” es el reverso del protagonista a la filosofía del arácnido), Los 4F, La Patrulla-X…, o los cómics que aparecen en la pantalla: “Watchmen”, “Los Vengadores” o el propio “Kick-Ass”. También hay guiños de otra índole, como al género del western (¿el equivalente en nuestros días sería el de superhéroes?) o la valla publicitaria de Claudia Schiffer que aparece en una escena… la esposa del director. Podemos destacar en este apartado, la escena narrada a modo de cómic que narra el nuevo origen de Big Daddy, respecto al cómic, o los dibujos que hace el personaje sobre su origen realizados por John Romita Jr.

El nombre del héroe. Fuente.
*DIRECTOR: Matthew Vaughn demuestra otra vez que es un director que sabe de cine y moverse bastante bien por diferentes géneros desde el cine de delincuentes al estilo Guy Ritchie (amigo suyo, Vaughn produjo: “Snatch. Cerdos y Diamantes” de Ritchie) hasta ahora el “superheroico”, pasando por la fantasía más desbordante con “Stardust” (película más que recomendable, basada en un libro del genial escritor Neil Gaiman, creador de “Coraline” y de la más que estupenda “The Sandman”).

*REPARTO: Es estupendo. Cumple con la función gratamente y, en el caso de los actores más jóvenes, se demuestra que son buenos actores (no como otros actores jóvenes, actores por llamarlos de alguna manera).
Para empezar, el actor que hace de Dave, Aaron Johnson, cumple perfectamente con la función como joven fracasado con el que podemos llegar a identificarnos. Mientras, Christopher Mintz-Plasse, el actor que interpreta a Red Mist, otro vigilante, al que se ha visto en filmes como “Supersalidos” consigue un personaje bastante patético del que no podemos impedir sentir algo de “lástima” (sobre todo al escuchar su doblaje al castellano, que da bastante penilla).

A bordo del proyecto también está el siempre estupendo Mark Strong, el cual sigue ganándose ser uno de los actores con más villanos a sus espaldas (Septimus en “Stardust”- también de Vaugh-, Lord Blackwood en “Sherlock Holmes”- también de Guy Ritchie y cuya crítica está disponible en la web, Godfrey en “Robin Hood” de Riddley Scott… y, próximamente, el villano del film comiquero “Green Lantern”).

Sin embargo, destaca el consagrado Nicolas Cage, actor al que veremos durante este año en más de una película (debido a los problemas económicos que sufre), y cumple con un papel que le viene al pelo: un fan de los cómics (Cage es en la vida real un gran fan de los cómics y cambió su apellido, por el de Luke Cage, un personaje de Marvel, según la leyenda). Si algo agradecemos es que los personajes sean lo que quieren ser y no sientan remordimientos por ello. Una película normal habría contado el camino a la redención del personaje interpretado por Cage, en ésta no.  

No obstante, a parte de los ya mencionados y el resto del reparto, hay una actriz que consigue comerse la pantalla y no es otra que Chloë Grace Moretz (a la que hemos visto en “500 días juntos” y pronto veremos en el remake del filme sueco de vampiros “Déjame entrar”), ella interpreta a la salvaje Hit Girl en un papel antológico que cumple con solvencia y que la hará imborrable para muchos (aunque todas las palabrotas que dice en la película, según ella, sus padres no la dejan en la vida real). ¿Qué pasaría si tu padre fuese un superhéroe y te convirtiese siendo aún un crío a ser su siderick, cercano a una brutalidad heredera de los tiempos más oscuros del cómic? Sólo por ella, vale la pena echarle un vistazo al filme. Tendremos que tener muy en cuenta cómo sigue la carrera de esta genial y jovencísima actriz.

Los protagonistas de la película, con su imagen heroica preparada. Fuente.

*RIESGO: no sólo por cómo toca temas como los superhéroes, nuestro mundo o la adolescencia, sino porque es un proyecto basado en un cómic que cuando empezó a rodarse la película no había concluido y que nadie quería financiar (finalmente fue su director junto al guionista del comic Mark Millar, la ayuda de la productora de Brad Pitt, amigo del director desde “Snatch. Cerdos y Diamantes”, y el boom que supuso el festival de Sundance para el film, con la compra del filme para su distribución por parte de Lionsgate).

*FOTOGRAFÍA Y VESTUARIO:   Ambos sirven para representar al mundo de hoy y para el de los superhéroes salidos de las viñetas, sin olvidar en ningún momento como intentaría ser un vigilante en el mundo real si se basa en los cómics: colorido del superhéroe (el predominio del color de su traje en el contexto de su alterego, por ejemplo, las escenas de Big Daddy  tienen un entorno oscuro) ensuciado por el gris del mundo real. No podemos olvidar que la estética de los tebeos se mantiene también en detalles como los cárteles con el “Seis meses después…” o “Mientras…”.

El inconfundible look callejero de Kick-Ass. Fuente.

LO PEOR:

*La fecha de estreno tardía y la traducción: No son fallos en sí de la película, pero me gustaría mencionarlos. El primero, que está película se estreno hace dos meses, si mal no recuerdo, en USA y ha tardado bastante tiempo en llegar hasta aquí y antes siendo pirateada. ¿Sabéis lo difícil que es resistirse a verla de forma ilegal? Finalmente, ayer aboné los seis euros consecuentes de la entrada.

En cuanto a la traducción… ¿Big Papi? ¿Bruma Roja? ¿Soy el único que piensa que quedaba mejor la versión original, es decir, en inglés, cosa que se ha conservado incluso en la edición española? Y ya puestos a traducir sin venir a cuento Chica Golpe y Pateaculos. Vaya, qué bien queda… Tanto como el subtítulo que le han puesto en español “Listo para machacar”.

Hit Girl pegándole a los traductores. Fuente.

*Falta de ritmo en algunos momentos: El filme, en algunas partes, tiene cierta falta de ritmo, no obstante, la recupera en los momentos claves, en el climax.

*Tener que esperar una segunda parte: que no es algo malo, pero después de lo bien que está la primera, te dan ganas de hincar ya el diente a la segunda.

*Un final que no es tan “realista” y que los efectos especiales no terminan de funcionar: Sé que existen las mochilas propulsoras, pero hay algo que no termina de encajarme en ese momento, no sé si por los efectos especiales  u otra cuestión… Aún estoy pensando en ello. Quizás la parte que más me chirrió de toda la película.

Hit Girl, uno de los grandes aciertos del cómic y la película. Fuente.

*COMO CURIOSIDAD:
No es tanto una curiosidad sobre la película, sino sobre el tema que trata: los superhéroes en el mundo real. Si no la sabíais existen pese a la poca fama que tienen y si investigáis un poco los encontraréis con su myspace y sus presentaciones. Cuanto menos llamativo.

NOTA FINAL y CONCLUSIÓN: Buena. Película entretenida, que gustará tanto a las personas que nunca han leído un cómic como a los que sólo conocen los productos cinematográficos de éstos, incluyendo, por supuesto, a los fans del cómic y de los superhéroes (quizás más a éstos, aunque hay muchas personas a las que les desagrada el estilo del guionista del cómic original, Mark Millar)… ¡Ah! Y un personaje para la Historia: ¡Hit-Girl!

4 comentarios:

  1. Te comento lo que a mí me pareció muy mal del tema de la mochila propulsora, a ver si era eso lo que te molestaba.

    Primero:
    Dos metralletas Gatlin disparando a la vez, harían que la mochila propulsora saliese disparada hacia atrás a toda velocidad sin poder apuntar, a menos que tuviera unos retropopulsores y estabilizadores enormes. Cosa que no tiene, sólo tenía un par de tubos de menos tamaño que un tubo de escape cualquiera.

    Se podía haber solucionado si las metralladoras disparasen un bajo calibre, pero sólo hay que ver la escena para saber que eso no tiene nada de bajo calibre.

    Segundo:
    ¿Que clase de combustible utiliza la mochila propulsora para volar lo vuela y aguantar en el aire lo que aguanta?
    La única posibilidad que se me ocurre es que tuvieran acceso a combustible de cohetes. Pero ni así, por que en una mochila propulsora, por muy potente que sea el combustible, no hay mucho espacio para poner mucho que digamos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Kiko!

    En primer lugar, muchas gracias por leerte la crítica, pasarte por aquí y dejar un comentario.

    En segundo lugar, y yendo ya al tema, debo decir que el final me pareció una patada en el estómago. ¿A qué me refiero? El cómic es cruelmente realista (lo de los superhéroes en el mundo real puede no parecerlo, pero existen, hay unos cuantos en Estados Unidos. Lo que no ha habido es un boom como el que refleja Kick Ass). La película es realista (sin ser cruel como el cómic en muchos detalles), pero al final, ocurre ese final que me hace darme de bruces y pensar "dudo de que esto pasase".

    Vale, una mochila propulsora, pero ese final, esos efectos especiales poco conseguidos y demás me hicieron darme cuenta de que estaba viendo una película (cuando es "realista" (cuando sé por dónde va), tiendo a creérmela, cosas mías).

    En cuanto a los dos fallos que evidencias sobre el uso de la mochila propulsora, el de las retropropulsión por el disparo de las dos metralletas sí me fijé. Sobre el combustible ni idea, pero viendo las mochilas propulsoras reales, ni tienen tanto aguante (creo) como dices, ni creo que te dejen tanta maniobrabilidad.

    En fin, gracias por tu comentario =)

    ResponderEliminar
  3. Esta pelicula me sorprendio porque adapto(cambiando bastantes cosas)el espiritu del comic.Me parece una pelicula de super heroes unica,que te hacen plantearte salir por la calle con tu propio disfraz de super heroe.Tambien me gusto mucho la manera que la musica conecta con la pelicula,eso si me parecio que el ritmo decae un en ciertas partes.Hay varios cambios(como adaptacion)que dan igual pero hay dos que no.El primero es el verdadero origen de Big-Daddy(me niego a llamarlo Big-Papi)y el final que me encanto el del comic donde tenia de todo menos un final feliz,por eso me parece un pegote que la chica guapa de turno se enamore de un chalado totalmente por la cara.

    PD:Creo que hubiese sido mejor pelicula si hubiera sido realmente fiel al comic.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Pablo

    Ya hace más de un año de esta peli... ¡Qué rápido pasa el tiempo!

    Sobre lo que dices, me parece una buena película de superhéroes que hubiera sido mejor siendo más fiel a un tebeo que cuando la estaban haciendo no estaba ni terminado (he aquí un problema). En cuanto a los cambios, sumo también lo de la mochila propulsora, que un año después, sigue sin gustarme nada.

    Es una película entretenida, con buenos momentos, pero traiciona un poco el espíritu del tebeo.

    Muchísimas gracias por tu comentario y un saludo, hasta la próxima visita.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.